msd novedades v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Saneamiento

La Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ha preparado un plan de operaciones en la lucha contra la peste de los pequeños rumiantes, ideado como guía de trabajo que permita a los servicios veterinarios oficiales ofrecer una respuesta rápida y eficaz en caso de sospecha y confirmación de un foco de peste de los pequeños rumiantes.

La peste de los pequeños rumiantes es una enfermedad contagiosa aguda causada por un morbilivirus de la familia ‘Paramyxoviridae’, estrechamente relacionado con el virus de la peste bovina, que afecta a los pequeños rumiantes, especialmente a las cabras, que son muy susceptibles y, ocasionalmente, a otras especies de ungulados salvajes.

La enfermedad clínica es parecida a la peste bovina en el ganado vacuno, y no se ha descrito la existencia de animales porta dores del virus después de recuperarse de la enfermedad.

Para la transmisión de la enfermedad se requiere un estrecho contacto entre los animales infectados y los susceptibles. El virus se puede encontrar en las secreciones nasales y oculares, en expectoraciones y en todas las secreciones y excreciones de los animales enfermos o en periodo de incubación.

Debido al cuadro clínico se debe realizar el diagnóstico diferencial frente a otras enfermedades de declaración obligatoria como peste bovina, lengua azul, fiebre aftosa y otras enfermedades exantémicas.

La peste de los pequeños rumiantes se ha descrito de forma endémica en Oriente Medio (Península Arábiga, Turquía, Irán e Irak), el sur de Asia (India, Nepal y Bangladesh) y África, donde a excepción de Egipto, la enfermedad se encontraba acantonada en los países al sur del Sahara, hasta que en julio de 2008, Marruecos notificó oficialmente a la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE), la aparición de la enfermedad en su territorio, donde desde que se detectaran los dos primeros focos a mediados de julio, la enfermedad se dispersó rápidamente por todo el país, afectando mayoritariamente a explotaciones de engorde, con tasas de morbilidad y mortalidad del 13% y 6% respectivamente.

La aparición de esta enfermedad en Marruecos resulta especialmente peligrosa ya que clínicamente puede enmascararse con otras enfermedades existentes en el país, como la lengua azul, corriendo el riesgo de que se haga enzoótica en la región y diseminarse a los países vecinos.

En España nunca se han declarado focos de peste de los pequeños rumiantes, si bien dado el riesgo que supone para nuestro país la presencia de la enfermedad en Marruecos, este manual tiene como objetivo servir como guía de trabajo a los servicios veterinarios oficiales.

 

Documento completo: http://rasve.magrama.es/Recursos/Ficheros/Manuales/MARM/22_Manual%20pr%C3%A1ctico%20PPR%20junio%202015.pdf

 

 

 

El coordinador regional en Castilla y León de la Unión de Campesinos (UCCL), Jesús Manuel González Palacín, ha abogado hoy en Salamanca por otra forma de hacer el saneamiento ganadero y ha puesto "en duda" la fiabilidad de los métodos para diagnosticar las enfermedades del ganado.

González Palacín, que ha presentado en una rueda de prensa la jornada "Campañas de saneamiento ganadero. ¿A dónde nos dirigimos?" que tendrá lugar en Salamanca el próximo jueves, día 29, ha dudado de la fiabilidad de los métodos de diagnóstico y ha sostenido que "la obsesión" de las instituciones por erradicar las enfermedades "está llevando a unos límites inaguantables".

El máximo responsable de la UCCL se ha referido a las pérdidas que sufren los propietarios de los animales en las campaña de saneamiento, daños que ha cifrado entre 10.000 y 15.000 euros por ganadero cada vez que las reses quedan inmovilizadas por tuberculosis.

Ha opinado que el mayor problema del vacuno de carne en Castilla y León es el "saneamiento ganadero" por lo que ha abogado por "darle la vuelta entera", algo que, en su opinión, es cuestión "de voluntad política".

La jornada contará con las intervenciones del profesor de Producción Animal de la Universidad de Córdoba Vicente Rodríguez, del veterinario Óscar García Barrero y del ganadero Rafael de Frutos.

Finalmente, González Palacín ha confiado en que las exposiciones de los expertos puedan concretarse en una solución alternativa con la que acudir a la Consejería de Agricultura y Ganadería y poder negociar nuevas fórmulas de saneamiento ganadero.

Los ganaderos de la comarca abulense Barco-Piedrahíta-Gredos exigen a la Junta que actúe de forma inmediata en el control la fauna silvestre teniendo en cuenta su presencia masiva en esta zona de la provincia y ante las "altísimas probabilidades" de que sea portadora del bacilo de la tuberculosis.
Esta es la principal reivindicación de los ganaderos de esta comarca situada en la vertiente norte de Gredos, en uno de cuyos pueblos, La Aliseda de Tormes, ha sido necesario sacrificar todo el censo ganadero, según ha explicado hoy en una nota de prensa La Alianza UPA-COAG,
Es una de las principales conclusiones de la asamblea de ganaderos celebrada en la noche del martes en El Barco de Ávila, a raíz de la problemática causada por este tipo de fauna silvestre como jabalíes, corzos y ciervos.
Ante esta situación, La Alianza, UCCL, y la Agrupación de Defensa Sanitaria (ADS) de El Barco de Ávila, han exigido a la administración autonómica que de forma urgente, actúe para "reducir la población de animales en libertad, convertidos en difusores de enfermedades que suponen "una ruina para los ganaderos".
Los ganaderos, en su opinión, "están cumpliendo a rajatabla los compromisos severos que impone" la propia Junta en materia sanitaria.
En este sentido, consideran un "hecho comprobado" que las campañas de saneamiento ganadero "están evolucionando favorablemente" en la provincia de Ávila, con "muy bajos niveles de positividad en la ganadería intensiva".
Sin embargo, el ganado extensivo sigue teniendo una incidencia de tuberculosis superior a la media regional "en determinados municipios".
Han pedido además la "máxima coordinación" en las actuaciones que realicen ambos departamentos para erradicar el problema, ya que "los ganaderos no pueden ser los paganos de una situación que pone al borde de la desaparición a los que se ven afectados con un vacío sanitario motivado por circunstancias ajenas a su responsabilidad".

Objeto: Convocar, para el año 2016, las ayudas destinadas a los titulares de explotaciones de ganado bovino, ovino y caprino para la compra de animales de las citadas especies que tenga por objeto la reposición de efectivos en aquellas explotaciones sujetas a programas de control y erradicación de enfermedades de los rumiantes, con la finalidad de incrementar y apoyar la competitividad de la ganadería como actividad central de las zonas rurales, facilitar el mantenimiento de la población en dichas zonas, así como conservar y mejorar el medio ambiente.

¿Quién lo puede solicitar?: Personas físicas o jurídicas y comunidades de bienes, titulares de explotaciones de reproducción de ganado bovino, ovino y caprino, que cumplan los requisitos.

¿Qué requisitos debo cumplir?:

a) Requisitos de las explotaciones:

i. La explotación deberá tener la condición de PYMES de acuerdo con el Anexo I del Reglamento (UE) n.º 702/2014, de la Comisión, de 25 de junio de 2014.

ii. La explotación deberá encontrarse inscrita en el Registro de Explotaciones Agrarias de Castilla y León, regulado por el Decreto 19/2015, de 5 de marzo, en concreto en la sección c) «Sección Ganadera».

b) Requisitos de los titulares:

i. Ser productor activo, tal y como se define en el artículo 5.m de la Ley 1/2014, de 19 de marzo, Agraria de Castilla y León.

ii. Cumplir las condiciones establecidas en el artículo 1.1.a).i) del Reglamento (UE) n.º 702/2014, de la Comisión, de 25 de junio de 2014.

iii. No estar incurso en ningún expediente sancionador por incumplimientos en materia de sanidad, identificación o bienestar animal.

iv. No tener pendiente de cumplimiento ninguna sanción firme, impuesta como consecuencia de la resolución de un expediente administrativo sancionador tramitado por la Consejería de Agricultura y Ganadería.

v. Hallarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias, incluidas las de la Comunidad de Castilla y León, y frente a la Seguridad Social.

vi. No tener la consideración de empresa en crisis, de acuerdo con la definición establecida en el artículo 2.14 del Reglamento (UE) n.º 702/2014, de la Comisión, de 25 de junio de 2014, salvo que la condición de empresa en crisis sea debida a las pérdidas o daños causados por un acontecimiento que cumpla los requisitos del artículo 1.6.b) del Reglamento (UE) n.º 702/2014, de la Comisión, de 25 de junio de 2014, ni estar sujeta a una orden de recuperación pendiente tras una decisión previa de la Comisión que haya declarado una ayuda ilegal e incompatible con el mercado interior.

vii. Estar dado de alta en el Registro de Explotaciones Agrarias de Castilla y León, regulado por el Decreto 19/2015, de 5 de marzo, en concreto en la sección c) Sección Ganadera, y haber realizado las correspondientes actualizaciones en dicho Registro.

viii. Hallarse en posesión del Libro Registro de Explotación, debidamente actualizado.

ix. No haber incumplido la normativa sanitaria, de identificación y de movimiento pecuario en vigor.

x. Haber efectuado, previamente a la reposición de los animales, la limpieza y desinfección de la explotación de acuerdo con la legislación vigente, que será certificada por los Servicios Veterinarios Oficiales. Dicha limpieza y desinfección se practicará, al menos, en los establos, alojamientos y en los equipos de manejo como mangas, vallados, embarcaderos, etc.

xi. Mantener en su explotación las reses cuya adquisición se subvenciona por un periodo no inferior a dos años desde la fecha de la notificación de la concesión de la subvención, salvo en casos de fuerza mayor debidamente justificada.

xii. Incorporar a la explotación únicamente animales, ya sea subvencionados o no, que reúnan los requisitos sanitarios establecidos en las bases reguladoras de la subvención y en la convocatoria.

¿Para qué es la ayuda?: Será subvencionable la reposición efectuada con hembras que se ajusten a la legislación en materia de sanidad animal, identificación y registro y que tengan los siguientes rangos de edades:
a) En el ganado vacuno de leche, las hembras subvencionables deberán tener una edad comprendida desde 12 meses hasta 5 años.
b) En el ganado vacuno de carne, las hembras subvencionables deberán estar en una edad desde 12 meses hasta 8 años.
c) En el ganado ovino y caprino, las hembras subvencionables deberán tener una edad comprendida entre 6 meses y 5 años.
d) En el caso de sacrificio de animales debido a tembladera, los animales destinados a reposición deberán cumplir el Anexo VII del Reglamento (CE) n.º 999/2001 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2001. Solamente en este caso serán subvencionables las hembras no gestantes con edad inferior a 6 meses.
Si la explotación está ubicada en el área de vacunación de una Zona de Especial Incidencia, todos los animales de la explotación deberán tener cumplida la pauta de vacunación en su caso establecida.
El plazo para la realización del gasto subvencionable será el comprendido entre el día 1 de octubre de 2015 y el 31 de agosto de 2016.

Cuantía:

El importe máximo de las ayudas será el siguiente:

a) Hasta cuatrocientos cincuenta euros (450 €), por animal adquirido de la especie bovina de aptitud lechera, con una edad comprendida entre 24 meses y 5 años.

b) Hasta trescientos noventa euros (390 €), por animal adquirido de la especie bovina de aptitud cárnica, con una edad comprendida entre 24 meses y 8 años.

c) Hasta doscientos setenta euros (270 €), por animal adquirido de la especie bovina de aptitud lechera, con una edad comprendida entre 12 y 24 meses.

d) Hasta doscientos veinticinco euros (225 €), por animal adquirido de la especie bovina de aptitud cárnica, con una edad comprendida entre 12 y 24 meses.

e) Hasta ciento cincuenta euros (150 €), por animal adquirido de la especie bovina, con una edad comprendida entre 5 y 12 meses. Dichos animales sólo serán subvencionables para las explotaciones ubicadas en áreas de vacunación y deberán estar vacunados o vacunarse en el momento de la incorporación.

f) Hasta cien euros (100 €) por animal adquirido de la especie caprina de aptitud láctea.

g) Hasta setenta euros (70 €) por animal adquirido de la especie ovina de aptitud láctea.

h) Hasta veinticinco euros (25 €) por animal adquirido de la especie ovina y/o caprina de aptitud cárnica.

En el supuesto de que los animales adquiridos se hallen inscritos en un Libro Genealógico de la raza correspondiente, la ayuda se incrementará en un 25%.

El montante máximo de la ayuda no podrá exceder el 40% de la inversión subvencionable justificada mediante factura, y el 50% cuando la explotación se halle en zona desfavorecida.

 

Según informa el Diario de León es su edición digital, no habrá una segunda oportunidad para los animales que den positivo en las campañas de saneamiento ganadero, según decisión de la Sala de los Contencioso del Tribunal Supremo (TS), en sentencia del 6 de mayo, en la que anula los motivos de casación planteados por la Junta de Castilla y León. Se anula así el fallo en abril de 2014 del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León, al admitir parcialmente un recurso de la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) y reconocer el derecho de los ganaderos a practicar un contraánalisis cuando no estuvieran conformes con los resultados de las campañas de saneamiento ganadero.

El TS explica que la sentencia que revoca realiza un doble enfoque de las campañas encaminadas a la erradicación de las zoonosis. Por una parte considera «claramente articulado el modo en que ha de proceder la Administración y la técnica y protocolo de obtención de las muestras y práctica de los análisis» y, al no haberse impugnado la normativa que regula estos aspectos, razona que el derecho al contraanálisis «tiene nulas posibilidades de ser reconocido» —tal y como recogía en su sentencia—, para, a continuación, considerar la cuestión «desde la perspectiva individual de cada ganadero». Concluye que ante las «consecuencias gravosas» que la campaña de saneamiento puede tener «debe existir un derecho reaccional, en el sentido de poder contradecir los análisis».

 

Al tratarse de una actividad de salud pública, de carácter preventivo y que dispone el resarcimiento de los perjuicios que se causen, la normativa establece que son los laboratorios oficiales en sanidad animal de las comunidades autónomas y otros autorizados por éstas los únicos que realizan el diagnóstico y no otros, algo que «en ningún momento se impugna indirectamente por los actores» —los ganaderos de la UCCL—, ni en el ámbito estatal ni en el autonómico. El TS también rechaza que se vulnere la presunción de inocencia de los ganaderos, porque «no se trata de un procedimiento sancionador». Y considera que los programas de erradicación de enfermedades de los animales «no impide ni limita la impugnabilidad de Las concretas decisiones administrativas que se adopten».

La Región de Murcia ha aprobado la convocatoria para el año 2016 de las ayudas a la financiación de los créditos concedidos como anticipo de las indemnizaciones por sacrificio de animales enfermos. Estas ayudas están destinadas a titulares de explotaciones ganaderas que tengan que sacrificar animales por afecciones infectocontagiosas, como consecuencia de programas de lucha y erradicación de enfermedades.

Las ayudas se conceden a ganaderos que hayan suscrito con entidades financieras préstamos para el anticipo de la indemnización que concede el Gobierno central. La Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente se encarga de subvencionar los intereses y comisiones de los préstamos, siempre que el número de animales sacrificados sea superior a 10 y la cuantía de la indemnización mayor de 600 euros.

La directora general de Agricultura, Ganadería, Pesca y Acuicultura, Carmen Teodora Morales, explicó que el objetivo es “que el productor pueda acceder al montante de la indemnización que le corresponde de una forma inmediata”, ya que las enfermedades de los animales pueden ocasionar perdidas económicas inesperadas y, en algunos casos debido al elevado número de animales a sacrificar, pueden poner en peligro la continuidad de la producción.

La citada dirección general lleva a cabo controles para vigilar y erradicar las enfermedades de los animales, y, en algunos casos, dada su importancia, se debe proceder al sacrificio de animales diagnosticados enfermos.

 

Este tipo de ayuda es solicitada y tramitada de forma puntual en los casos que se presentan, y es una herramienta que se tiene preparada para aquellos casos especiales en que se detectase cualquier brote nuevo de enfermedades de rápida difusión, con el fin de ocasionar el menor perjuicio a los productores.

La Junta de Andalucía intensificará la lucha contra algunas enfermedades animales, como la lengua azul o la tuberculosis, con el objetivo de intentar erradicarlas, dado el problema que suponen para la ganadería andaluza de rumiantes en estos momentos. Así lo aseguró Rafael   Olvera, director general de Producción Agrícola y Ganadera de la Consejería de Agricultura, en la XXXI Jornada Ganadera y de la Dehesa organizada por Asaja Sevilla en Cazalla de la Sierra.

Para conseguirlo, Olvera anunció que se incrementará el número de inspecciones oficiales y se formará a más veterinarios.

La preocupación es especialmente importante con la incidencia de la tuberculosis, cuya erradicación requiere costosas campañas de saneamiento y el sacrificio de los animales enfermos.

 

El catedrático de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de Córdoba, Antonio Arenas, recordó que ambas enfermedades son infecciosas y endémicas en la cabaña de rumiantes de Andalucía, tanto en animales domésticos como silvestres.

El Gobierno ha reformado las normas sobre las subvenciones que se pagarán a las granjas obligadas a sacrificar animales de ovino o caprino por la existencia de zoonosis incluidas en las campañas de saneamiento obligatorias, como la tuberculosis o la brucelosis, la lengua azul o las encefalopatías espongiformes transmisibles. Esas ayudas serán gestionadas por cada una de las comunidades autónomas en sus respectivos territorios, convocando las ayudas, gestionando las solicitudes y pagando los fondos.

 

El Real Decreto aclara la compatibilidad de esas subvenciones con otras ayudas públicas y su principal novedad es el incremento hasta 75.000 euros del límite de subvención que puede recibir cada explotación afectada, atendiendo una petición largamente planteada desde el sector, aunque sea de forma parcial. Se mantienen otros requisitos, como la obligación de adquirir los animales de reposición en granjas con calificación sanitaria suficiente, la de mantener los animales adquiridos en la explotación por un mínimo de dos años, o la de respetar una cuarentena mínima de 3 meses antes de introducir los nuevos animales en la granja.

Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura se reunieron ayer para impulsar un protocolo común de actuación para evitar la erradicación de la tuberculosis en la ganadería y la caza del Valle de Alcudia.
El director general de Agricultura y Ganadería de Castilla-La Mancha, Tirso Yuste, ha destacado que se han reunido en esta localidad ciudadrealeña a ganaderos, propietarios de finas y representantes de las tres comunidades autónomas para poner en impulsar dicho protocolo, que se ha denominado "Pacto Zoosanitario del Valle de Alcudia".
Este documento, según Yuste, estará en línea con el Plan Estratégico Regional de Sanidad Animal, actualmente en fase de redacción. o con un artículo específico al respecto en la nueva ley de caza de Castilla-La Mancha.
La intención es que "aunque en Castilla-La Mancha es óptima la situación sanitaria, no hay que estar tranquilos ni pasivos, sino activos y vigilantes", ha destacado Yuste.
Por eso, ha abundado Yuste, "no hay que ir detrás de la enfermedad, sino por delante, a base de pedagogía, formación, sensibilidad y complicidad con los profesionales; eso es clave sobre todo por las particularidades que aquí reúne el Valle de Alcudia por la ganadería extensiva y por la caza".
Por su parte, el presidente del Parque Natural "Valle de Alcudia y Sierra Madrona", José Ramón Montoya, ha reconocido que "es necesario actuar al respecto en todos los parámetros posibles, para que el número de contagios cada vez sea menor" porque, como ha señalado, esta enfermedad es una cuestión siempre "latente".
La convocatoria ha estado articulada en torno a las conferencias sobre "Epidemiología y control de la tuberculosis bovina", a cargo del profesor de la Universidad de Castilla la Mancha Christian Cortázar Schmidt, catedrático de Sanidad Animal, y una segunda sobre "Aplicación de programas de bioseguridad en explotaciones ganaderas y cinegéticas" a cargo de Joaquín Vicente Baños, profesor titular de Producción Animal.

La Generalitat valenciana ha puesto en marcha el Plan Anual Zoosanitario para 2015 que recoge el programa sanitario mínimo o común a todas las explotaciones ganaderas y los programas sanitarios específicos por especies, incluidas el ovino y el caprino.

El director general de Producción Agraria y Ganadería, José Miguel Ferrer, ha explicado que al Servicio de Sanidad y Bienestar Animal le corresponden los programas de protección, prevención, defensa, control y erradicación de enfermedades de los animales de producción y de otras zoonosis; el control del movimiento comercial; los programas anuales zoosanitarios y la gestión de las ayudas derivadas.

El Plan Anual Zoosanitario de la Generalitat para 2015 incluye el programa sanitario común a todas las explotaciones y los programas sanitarios específicos por especies.

Asimismo, en otros anexos se especifican las condiciones de la toma de muestras para pruebas diagnósticas, cómo se ha de remitir la información epidemiológica y de laboratorio y los ficheros de vacunaciones.

El programa sanitario recoge las actuaciones que se llevarán a cabo en las explotaciones ganaderas en materia de higiene de la producción primaria, entre ellos el plan de desparasitación interna y externa, y el plan de limpieza, desinfección, desinsectación y desratización de las instalaciones.

Además, el programa incluye la guía para el cumplimiento de las obligaciones del titular relativo a la retirada y eliminación de cadáveres y otros subproductos de la explotación; la identificación animal; los tratamientos de medicamentos y zoosanitarios; el movimiento pecuario; el bienestar animal; y la aplicación de guías o códigos de buenas prácticas.

Por su parte, los programas específicos hacen referencia a las enfermedades y controles de las siguientes especies: bovina; ovina y caprina; porcina; avícola; cunícola; apícola; acuícola; equina y las especies cinegéticas.

Página 1 de 2

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder