interovic 1000x120 junio19

Mostrando publicaciones por etiqueta: Saneamiento

PALACIN SALAMAQ 19

El coordinador regional de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, puso el broche a la tercera jornada de charlas profesionales de Salamaq con una ponencia sobre la situación de la sanidad animal en Castilla y León.

Centrado en la tuberculosis bovina, se refirió a algunos estudios donde se señala que más del 50 % de los jabalíes son portadores de la tuberculosis bovina, un dato alarmante teniendo en cuenta que, de unos años a esta parte, se ha producido un enorme aumento del ganado salvaje.

El otro gran núcleo de la enfermedad en el que la normativa pone la diana es el de las vacas, “que pueden ser portadoras pero no desarrollar nunca la enfermedad”, advirtió Palacín, indignado por el celo con el que se actúa a la hora de decretar el sacrificio de estos animales “tomando como referencia unas pruebas que no están bien hechas y sin dar segundas oportunidades pues no se permite aislar al animal y repetir después el análisis” como sí ocurre en otros países europeos. Hasta 52 especies de animales pueden transmitir genéticamente la tuberculosis bovina “pero nos empeñamos en matar vacas”, criticó.

La situación es aún más paradójica si se tiene en cuenta, explicó Palacín, que España es uno de los cuatro países de la Unión Europea que más celo pone en los saneamientos por lo que “resultaría muy fácil que la Comisión Europea se adapte a las necesidades de los 4 países que estamos trabajando en esto y no al revés”, señaló.

Frente a la minuciosidad de las pruebas, Palacín se refirió a naciones como Francia, “donde solo controlan al 20 % de la cabaña porque dicen que solo tienen un 1 % de prevalencia; un dato que no se creen ni ellos”. Según explicó Palacín, uno de cada cinco chotos que se ceban en España vienen de Francia lo que supone, a su juicio, “una competencia desleal a nuestra vaca nodriza”.

En 2017, reveló, el 64 % de los positivos fueron falsos. A pesar de ello, el líder sindical ganadero considera que hay motivos para ser optimista ya que desde el ámbito político  empiezan a alzarse voces contra un saneamiento ganadero indiscriminado «que pone en jaque la supervivencia de muchas explotaciones pues, como está mal hecho, se convierte en una lotería que le puede tocar a cualquiera». «Debemos ser cautos pero existe un compromiso para regular aspectos relativos a la sanidad animal”, reconoció esperanzado.

La Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León ha publicado la segunda fase del programa para la vigilancia y el control de las enfermedades de maedi visna y artritis encefalitis caprina (CAE) en la comunidad autónoma. En el anexo de la Orden publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) se detallan los aspectos más interesantes de este programa.

 Actuaciones sanitarias

Las explotaciones que se incorporen al programa deberán hacer un diagnóstico serológico anual de la enfermedad a partir de la recogida de muestras al 100% de los animales de más de seis meses de edad. También se hará un PCR en sangre de los animales menores de seis meses cuando se trasladen a otras explotaciones incluidas en el programa o a centros de testaje.

 Calificaciones sanitarias

- Rebaño Oficialmente Indemne de Maedi Visna/CAE (V4). Resultados negativos en dos pruebas diagnósticas separadas seis meses, la primera al menos dos meses y como máximo seis meses después de la eliminación del último animal positivo del rebaño y que todos los animales incorporados con posterioridad a la realización de la primera prueba proceden de rebaños oficialmente indemnes o calificados.

- Rebaño calificado a Maedi Visna/CAE (V3). No haya tenido resultados positivos en la última revisión y no mantengan animales positivos en la explotación. Dichos establos podrán incorporar animales procedentes de explotaciones con su misma calificación sanitaria o superior.

- Rebaño titulado a Maedi Visna/CAE (V2). El porcentaje de animales positivos no supere el 10%.

- Rebaño saneado a Maedi Visna/CAE (V2+). El porcentaje de animales positivos sea superior al 10%.

- Explotación no incluida en el programa (V1).

 Animales con diagnóstico positivo

En el caso en que la prevalencia intra-rebaño sea inferior al 2,5%, se sacrificarán todos los positivos y no se podrá destinar a reposición hijas de las hembras positivas.

En explotaciones con prevalencia entre el 2,5 y el 20%. Se deberá separar físicamente a las hembras positivas y su descendencia, no se podrá destinar a reposición a hijos/as de hembras positivas y los animales positivos y su descendencia no podrán ser destinados a otras explotaciones del programa. Como medida voluntaria, está el sacrificio de todos los positivos.

En explotaciones con prevalencia entre el 20 y el 60%, se deberá realizar un desvieje mínimo del 15% de las positivas del rebaño, la recría nacida de los animales positivos deberá ser separada al nacer y no realizar encalostramiento natural y ninguno de los animales positivos ni su descendencia podrán ser destinados a otras explotaciones que estén incluidas en el programa.

En explotaciones con prevalencia de más del 60%, la explotación deberá realizar un desvieje mínimo del 10% de las positivas del rebaño y se mantendrán las medidas de la categoría anterior.

 Sacrificio y percepción de indemnización

El sacrificio de los animales positivos deberá ser realizado en los mataderos autorizados para campañas de saneamiento ganadero.

En el caso de sacrificio de los animales positivos (tanto obligatorio como voluntario) en los extremos expresados anteriormente, habrá derecho a indemnización, que se determinará según los baremos establecidos.

Las explotaciones en las que se haya resuelto la indemnización por los animales sacrificados no podrán abandonar el programa en los dos años posteriores a la resolución de dicha indemnización.

Los machos ubicados en un centro de testaje cuyo lote resulte positivo podrán retornar a su explotación de origen siempre que ésta tenga una prevalencia superior al 60%. Los animales del mismo lote que no hayan resultado positivos podrán retornar a su explotación de origen sin ninguna condición.

La Consejería de Medio Rural Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria ha defendido la fiabilidad de su sistema de saneamiento ganadero, que “apoya todo el sector y tiene mejores resultados que el de Castilla y León”. Medio Rural afirma que la alerta vertida por Asaja de Castilla y León sobre el posible riesgo sanitario asociado al intercambio de ganado con Cantabria no se basa en causas técnicas o profesionales, sino que responde a cuestiones de tipo sindical o político, según publica Agroinformación.

La Consejería cántabra anima a ASAJA Castilla y León a revisar el diseño y ejecución de la campaña de saneamiento ganadero, no en Cantabria sino en Castilla y León. Y a que confronte con sus colegas de la Cornisa Cantábrica si el recurso a una empresa privada en la comunidad castellanoleonesa, en la que “se adjudica la campaña sobre una base de precios a la baja, por ejemplo”, es mejor sistema para lograr buenos resultados que la encomienda a una empresa pública, como en el caso de Cantabria, cuyo sistema de tarifas garantiza un nivel mínimo de calidad en el servicio antes que el precio.

La Consejería explica que un sistema dual (empresa pública- veterinario de explotación) como el de Cantabria, no solo ha logrado traer la “paz social” en materia de saneamiento ganadero, sino que “va a permitir aplicar la necesaria flexibilidad” a un programa de erradicación que ya lo permite al situarse la Comunidad Autónoma en niveles de prevalencia inferiores al 1 % en tuberculosis desde hace dos años. De acuerdo con la última información oficial que facilita la Dirección General de Sanidad de la Producción del Ministerio de Agricultura, la prevalencia de tuberculosis en Cantabria se sitúa en el 0,5%, en tanto que la de Castilla y León es del 1,63%, señala el Gobierno de Cantabria en una nota de prensa.

Con esta diferencia en el nivel de erradicación alcanzado en ambas comunidades autónomas, resulta, para el Gobierno de Cantabria, “difícil creer que la situación sanitaria de la cabaña ganadera de Cantabria pueda constituir un riesgo para la de Castilla y León”. El mismo esfuerzo en la erradicación de enfermedades de control obligatorio a través de campañas sanitarias que predica para Castilla y León el sindicato Asaja, se ha realizado también en Cantabria, aunque, tal y como apunta la Consejería de Medio Rural, “vistos los datos, con evidentes mejores resultados”. De hecho, apuntan, la progresión en la mejora de la erradicación es comparativamente mejor en Cantabria, dado que rebaja su prevalencia desde el 0,86% anterior al 0,5% actual, en tanto que Castilla y León tan solo llega al 1,63% desde el 1,87% anterior.

Y añaden que la nueva regulación de la campaña de saneamiento ganadero que la Consejería de Medio Rural de Cantabria ha puesto en marcha a partir de este año 2019, no es contraria de la normativa comunitaria o nacional ni tampoco a las directrices que marca el Ministerio de Agricultura. En el programa actual, como en los anteriores, se recoge expresamente la posibilidad de ejecutar la campaña a través de empresas contratadas (tanto públicas como privadas) o de los veterinarios clínicos, cooperativas, ADS ganaderas, etc.

 

La organización agraria ASAJA de Castilla y León considera que los sistemas de control en materia de sanidad animal en la vecina comunidad cántabra podrían no ser fiables, y alerta a los ganaderos del riesgo que se corre en los intercambios comerciales de animales con destino a explotaciones de Castilla y León.

Castilla y León ha hecho un gran esfuerzo para controlar enfermedades como la brucelosis y la tuberculosis aplicando programas rigurosos que han supuesto el sacrificio de miles de cabezas de ganado cada año y limitaciones en los movimientos de los animales, así como la observancia de las más estrictas medidas de bioseguridad, lo que no ha ocurrido en todos los territorios.

La preocupación de ASAJA de Castila y León respecto a la sanidad animal en Cantabria viene motivada por el hecho de que es una comunidad vecina, con la que son habituales los intercambios comerciales, como habituales los ganaderos de un territorio que aprovechan pastos en el otro. Los principales recelos de ASAJA, respecto a la sanidad animal en Cantabria, tienen que ver con una normativa autonómica que delega el diagnóstico de la enfermedad objeto de erradicación, en veterinarios contratados por el propio ganadero, lo que le resta la debida imparcialidad, mientras que en Castilla y León y en el resto de las autonomías la práctica habitual es que las pruebas diagnósticas las realicen veterinarios oficiales o empresas contratadas por la propia administración. En materia de sanidad animal no se puede ser juez y parte.

ASAJA viene reiterando la petición de que la sanidad animal se lleve a cabo en toda España bajo unas normas comunes, así como al mismo ritmo de ejecución, ya que eso es imprescindible para mantener un estatus sanitario que no restrinja los movimientos de ganado entre los distintos territorios, e imprescindible para abrir mercados en la exportación de animales y productos cárnicos.

ASAJA de Castilla y León, que no es la primera vez que se pronuncia a este respecto, le pide a la consejería de Agricultura y Ganadería que esté muy vigilante ante todas las solicitudes de movimiento de ganado que lleguen de Cantabria, y que no las autorice en los casos de explotaciones con historial sanitario de riesgo, con procedencia de municipios de alta positividad, y en todo caso previas pruebas recientes, realizadas por profesionales oficiales, que hayan dado resultados negativos a la tuberculosis u otras enfermedades objeto de erradicación.

 

 

Los ganaderos han podido solicitar en Cantabria que la campaña de saneamiento ganadero del año 2019 sea realizada por el veterinario de explotación. Una vez escogida, hay que estar todo el año realizándola de la misma manera, y sólo se puede cambiar la opción para el año siguiente, según informa Asaja Cantabria.

El veterinario de explotación tiene que ser el que haya prescrito al titular de la explotación al menos el 20% de las recetas dispensadas durante los dos últimos años, bien sea individualmente o del grupo al que pertenece.

Las explotaciones que desean realizar las campañas con el veterinario de explotación tienen que tener un historial de oficialmente indemne durante un periodo mínimo de tres años. Con esta opción, el titular de la explotación debe realizar las pruebas de campaña de saneamiento obligatorias pagando al veterinario de explotación, tras lo cual se podrán solicitar ayudas. El máximo subvencionable por prueba será de 1,03 euros por cabeza en el caso de la brucelosis ovina y caprina.

Después de unos trámites que se han demorado durante varios meses, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía publica este miércoles, día 27 de junio, la Orden por la que se desarrollan las normas de calificación de explotaciones en la especie caprina frente a tuberculosis en la comunidad autónoma, además de regular la vacunación contra la paratuberculosis.TCAPRINO 22-NEGRA SERRANA F2 web

Así, se establecen las normas para la ejecución del programa voluntario de calificación de explotaciones caprinas frente a tuberculosis, así como el procedimiento para la obtención de la calificación de la explotación como oficialmente indemne a la misma.

El control de la distribución de los antígenos utilizados para el diagnóstico de la tuberculosis caprina se realizará exclusivamente y con carácter gratuito por la Consejería competente en materia de ganadería. Queda prohibida la comercialización y venta de estos productos, así como su tenencia, con excepción de las entidades elaboradoras y los laboratorios oficiales.

Todos los animales reaccionantes positivos y aquellos que se consideren infectados o sospechosos serán sacrificados en el plazo máximo de quince días naturales desde la notificación de la resolución de sacrificio obligatorio. Los ganaderos tendrán derecho a percibir una indemnización por cada uno de los animales sacrificados acuerdo con el baremo establecido al efecto que se encuentre en vigor en la normativa nacional en el momento del sacrificio. En el caso de que no se haya establecido un baremo específico para la tuberculosis caprina, se utilizará supletoriamente el baremo establecido para el sacrificio de caprinos sacrificados por brucelosis por ‘Brucella melitensis’.

Por otra parte, se regula para todos los rebaños caprinos de Andalucía la vacunación frente a paratuberculosis. Se aplicarán por el personal veterinario de la explotación, o bajo su supervisión. En este sentido, queda prohibido todo tratamiento terapéutico, desensibilizante o aquellas prácticas que pudieran alterar o interferir en el diagnóstico de la tuberculosis caprina, sin perjuicio de la vacunación frente a paratuberculosis caprina.

 Orden de 22 de junio de 2018, por la que se desarrollan las normas de calificación de explotaciones de la especie caprina frente a tuberculosis en Andalucía, se regula la vacunación de paratuberculosis en caprino en Andalucía y por la que se modifica la Orden de 29 de noviembre de 2004 que desarrolla las normas de ejecución de los programas nacionales de vigilancia, prevención, control y erradicación de las enfermedades de los animales en Andalucía.

 Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). 27 de junio de 2018

 http://www.juntadeandalucia.es/boja/2018/123/BOJA18-123-00016-11123-01_00138446.pdf

 

EDITORIAL DE LA REVISTA TIERRAS CAPRINO/PR nº 22

Llega una nueva edición del FORO NACIONAL DEL CAPRINO con un programa de trabajo intenso que supone un claro recordatorio para técnicos, dirigentes y profesionales ‘de a pié’ sobre cuáles son los problemas de fondo que arrastra el caprino español desde hace ya unos cuantos, y vamos por la novena edición, sin acabar de ponerles solución, y que empiezan a convertirse en un lastre peligroso que impide el despegue del sector hacia nuevas metas de rentabilidad y profesionalización.Portada caprino 22 001

Se plantean varios frentes de trabajo. En el sanitario, después de la señal de alarma encendida en el FORO de 2017, indicando que era muy urgente afrontar desde las distintas administraciones una plani_ cación más rigurosa de la sanidad del caprino, para crear un marco de trabajo previsible y seguro a los ganaderos y veterinarios, el FORO de este año parece que empieza a recoger los resultados, en lo que es todavía el camino incipiente hacia el control de dos patologías que suponen seguramente la ‘pesadilla’ nº 1 en el trabajo diario de las granjas: la agalaxia contagiosa y la tuberculosis.

Es solo el principio de un largo camino, pero es bueno comprobar que las cosas empiezan a moverse en el Ministerio y en las diferentes comunidades autónomas, unas con más agilidad que otras. Seguramente el FORO de 2019 sea el momento de evaluar si estos primeros pasos llevan a alguna parte, o se pierden en la inacción y la burocracia…

Otra de las reflexiones de calado que se ponen sobre la mesa para los asistentes al FORO hace referencia al modelo de alimentación que se está construyendo en el caprino español, que vive un proceso acelerado de tránsito entre el pastoreo de supervivencia y la nutrición tecnológica y planificada. Este es sin duda el sector ganadero que con más ‘precipitación’ está haciendo el tránsito de la ganadería tradicional a la ganadería de precisión, y en esta evolución acelerada es preciso incorporar las nuevas herramientas sin deshacerse de la parte buena de las antiguas. Las cabras, como rumiantes, tienen unas capacidades y unas necesidades en lo que se re refiere a la nutrición que no deben perderse de vista. Hay que ser productivos, pero sin dejar de ser eficientes. Y la capacidad que históricamente ha tenido esta especie para aprovechar recursos naturales, residuos y subproductos es un valor esencial que una  ‘modernización atropellada’ no debe hacer olvidar. En definitiva, hay que optimizar los sistemas de alimentación, alejándose tanto del abuso de concentrados y de una dependencia exterior absoluta de las materias primas, como de los sistemas pastorales poco racionalizados.

Un tercer paquete de consideraciones que el FORO traerá a colación durante esos días es el de la forma en que las nuevas tecnologías y las herramientas de información digitalizadas se están imponiendo en el sector, a veces con criterios un poco descoordinados y sin la necesaria visión de conjunto y planificación de futuro. El grupo de trabajo que se crea entre Cabrandalucía y la Universidad de Sevilla puede completar las herramientas informáticas que ya existen, sumando más gestión técnico–económica y análisis de sostenibilidad que facilite a técnicos y ganaderos del sector una visión holística, que sin duda, será un paso importante en la dirección correcta.

Pero habrá que dar más. Y los ganaderos, las entidades que los agrupan, las empresas y las propias administraciones deben prestar a este asunto una atención especial, porque este sector, por sus características socioeconómicas, necesita en este tránsito hacia la ‘revolución’ tecnológica más apoyo y orientación que otros sectores de mucha más dimensión económica, y que por tanto se han podido ir dotando por el camino de un músculo técnico y financiero que al caprino le falta todavía.

MANUEL SÁNCHEZ RODRÍGUEZ

 

Doctor en Veterinaria. Profesor Titular de Producción Animal de la Universidad de Córdoba

Director de la revista

 

 

El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) publica hoy la Orden de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación que establece las nuevas normas para regular la Campaña de Saneamiento Ganadero en la comunidad autónoma.
Según informa el Gobierno regional en un comunicado, la nueva Orden recoge algunas novedades como la posibilidad de indemnizar el cierre o la prohibición de aprovechar pastos comunales y la incorporación a la campaña, bajo ciertas condiciones, del veterinario de explotación a partir de 2019.
La ejecución de la campaña de saneamiento se realizará a través de veterinarios autorizados por el Servicio de Sanidad y Bienestar Animal, pertenecientes a la empresa encargada o contratada para realizar la campaña de saneamiento o que tengan la condición de veterinario de explotación autorizado.
La campaña de saneamiento ganadero no tendrá coste alguno para los titulares de las explotaciones siempre y cuando se realice por veterinarios autorizados de la empresa encargada o contratada por la Dirección General de Ganadería y Desarrollo Rural para realizarla.
No obstante, el titular de la explotación deberá asumir el coste de la campaña cuando la misma deba realizarse en fechas distintas de las programadas, si bien se implantará un régimen de ayudas para hacer frente al mismo.
Solo podrán hacer uso del veterinario de explotación autorizado las explotaciones con calificación sanitaria histórica en tuberculosis (T3H) y las explotaciones que no hayan compartido pastos con otras que hayan perdido la calificación sanitaria a brucelosis durante los últimos tres años.
Se incorpora a la rutina de control, las declaraciones sanitarias de vinculación en pastos comunales donde haya habido serología positiva por brucelosis y se obliga a estas mismas explotaciones a realizar pruebas diagnósticas al regreso del pasto comunal para poder acudir a las concentraciones ganaderas.
En relación con la tuberculosis, se toman especiales medidas de control sobre el ganado trashumante y la aplicación de las medidas de bioseguridad de las explotaciones frente a la fauna salvaje.
Se incorpora al régimen de indemnizaciones el cierre o prohibición de acudir a un pasto comunal siempre exceda el período de tiempo susceptible de ser asegurado por este concepto por el Agroseguro y se acredite el derecho de uso en los tres años anteriores.
El texto normativo incorpora las medidas de los programas nacionales de erradicación tales como la referencia a las medidas complementarias para la erradicación de la brucelosis, con el cierre de pastos de aprovechamiento en común y las medidas de emergencia.
El BOC publica hoy, además, la convocatoria de ayudas a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas (ADSG) reconocidas en Cantabria para 2018, por un importe total máximo de 70.000 euros.
Las subvenciones se canalizarán a través de las propias agrupaciones, que serán las que ejecuten la actividad subvencionable.
La ADSG solicitante deberá cumplir los requisitos previstos sobre comunicación de la entrada de animales y controles y pruebas del programa sanitario.
Las ayudas se convocan en régimen de concurrencia competitiva, con la finalidad de compensar los costes de las actuaciones de prevención, control, lucha o erradicación de las enfermedades de los animales incluidas en los programas sanitarios comunes, aprobados por la Dirección General de Ganadería.
El plazo de presentación de las solicitudes será de quince días hábiles a partir mañana, miércoles 28 de febrero. 

 

 

El presidente del Consejo de Colegios Profesionales de Veterinarios de Castilla-La Mancha, Luis Alberto García, en declaraciones a Animal’s Health, ha valorado de “inapropiado” el cambio y sustitución de los veterinarios de la Agrupación de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) en los programas oficiales de saneamiento de la comunidad autónoma.

En la última reunión que se celebró el pasado sábado, el Consejo de Castilla La Mancha manifestó su oposición a la concesión de este servicio a la empresa Tragsatec durante los dos próximos años. García comentó que en las reuniones celebradas entre el Consejo veterinario y la administración “alegaron a la independencia” para realizar este cambio, cuando para ellos es la propia administración la que “vicia el sistema”, ya que “la administración paga al ganadero para que contrate al veterinario”. Además, incidió en que “nosotros somos partidarios de que reciba el dinero quien ejecuta la acción, no quien la recibe, pero llevamos 30 años pidiéndolo. Y ahora resulta que ésta es la causa de que se quite, algo que propician ellos mismos”.

 

El presidente de ASAJA de Extremadura, Ángel García Blanco, ha dicho hoy, sobre la incidencia de la tuberculosis bovina, que "los datos cada vez son más ocultos" Y que "se han paralizado" los saneamientos de las explotaciones en el sector del caprino.
En una rueda de prensa en Cáceres, ha explicado que esa falta de saneamiento no se sabe "si es por falta de fondos o porque no se encuentra ningún matadero donde sacrificar las cabras con tuberculosis".
El director general de Agricultura y Ganadería, Antonio Cabezas, ha dicho hoy sobre la tuberculosis bovina que ahora sólo 3,80% de las explotaciones están afectadas y que el porcentaje de animales dañados es del 0,50, menos que hace un año, por lo que hay "una posición de salida favorable" frente a 2018.

Página 1 de 4

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder