Mostrando publicaciones por etiqueta: Tratamientos

El Parlamento Europeo (PE) pidió que se restrinja el uso de los antibióticos veterinarios y se fomente al mismo tiempo el desarrollo de nuevos productos, a fin de combatir la creciente resistencia de las bacterias a los medicamentos antimicrobianos.

Los eurodiputados se pronunciaron sobre los cambios propuestos a la normativa comunitaria sobre medicinas veterinarias.

La Eurocámara pidió que se prohíba el tratamiento colectivo y preventivo de los animales, y respaldó impulsar la investigación en nuevas medicinas.

"Ante las advertencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que estamos entrando en una era en la que la resistencia a los antibióticos provocará cada año más muertes que el cáncer, es hora de tomar medidas enérgicas, atacando el problema desde la raíz", señaló la responsable de la tramitación parlamentaria del proyecto legislativo, el conservador Françoise Grossetête.

"La lucha contra la resistencia a los antibióticos debe comenzar en las granjas", recalcó, y sostuvo que el PE quiere "prohibir el uso puramente preventivo de estos medicamentos, limitar los tratamientos en masa a casos específicos, impedir el uso veterinario de antibióticos clave en medicina humana y poner fin a la venta por internet de antibióticos, vacunas y productos psicofármacos".

"De esta manera confiamos en reducir la cantidad de antibióticos en circulación", agregó.
Los eurodiputados consideran que los medicamentos no deben en ningún caso servir para mejorar la producción o compensar una crianza deficiente y piden que se restrinja el uso profiláctico de los antimicrobianos, es decir, como medida preventiva, en ausencia de síntomas de infección, a animales individuales y sólo en casos plenamente justificados por un veterinario.

Para hacer frente a la resistencia antimicrobiana, la normativa modificada permitirá a la Comisión Europea (CE) designar medicamentos reservados para el tratamiento en humanos.
Para fomentar la investigación en nuevos antibióticos, el PE apuesta por introducir incentivos, incluidos periodos más largos de protección de la documentación técnica sobre nuevas medicinas, protección comercial de las sustancias activas innovadoras, y protección de grandes inversiones en obtención de datos para mejorar un producto existente o para mantenerlo en el mercado. 

Los eurodiputados también respaldaron un informe preparado por el socialdemócrata Claudiu Ciprian Tãnãsescu, que actualiza otra legislación para mejorar la autorización de comercialización de medicamentos veterinarios y separarla de la de medicinas para humanos. Ambos informes fueron aprobados por los eurodiputados a mano alzada.

El pleno también acordó que los dos ponentes parlamentarios inicien negociaciones con los ministros de la UE y la CE con vistas de lograr un acuerdo en primera lectura sobre las propuestas.

Recoge correctamente las muestras...,

Conoce qué patógenos se pueden detectar al hacer el diagnóstico de problemas respiratorios...

Y aprende a hacer un lavado traqueobronquial...

Siguiendo las recomendaciones de esta ilustrativa viñeta que han preparado desde el Laboratorio EXOPOL.


El diagnóstico y la prevención de la coccidiosis en corderos son rentables. Así lo ha explicado en el Foro Nacional de Ovino el ponente Miguel Tainta, veterinario especialista en manejo y alimentación de Asiga Veterinaria.

El ponente señaló la gran importancia económica que tiene una patología que tiene un 95% de prevalencia, afecta a animales jóvenes en explotaciones intensivas y que tiene a la diarrea como síntoma principal.

Tainta explicó que el decoquinato puede ser una buena estrategia para luchar contra la coccidiosis, ya que no es un antibiótico, por lo que no es tóxico ni tiene periodos de espera. Así, explicó que un programa preventivo puede basarse en la administración de decoquinato a las ovejas unos 20 o 25 días antes del parto, mientras que a los corderos se les aplica Nutricox desde el primer momento y decoquinato a partir de los 10 o 15 días de vida.

 


 

Jorge Gutiérrez, técnico de pequeños rumiantes de MSD Animal Health, ha participado en el Foro Nacional de Ovino que se está celebrando en Aranda de Duero (Burgos) con una comunicación sobre nuevas estrategias para el control de los abortos por clamidias.

Gutiérrez señaló que los abortos son la segunda patología que más preocupan a los ganaderos y la mitad de los abortos se producen por clamidias. Así, el diagnóstico es clave y para ello debe realizarse una adecuada recogida y envío de muestras al laboratorio. Teniendo en cuenta que la oveja infectada es portadora de vida, el ponente señaló que debe perseguirse un doble objetivo: reducir el número de abortos en una explotación y disminuir la excreción de clamidias. “Proteger de lo que se ve y de lo que no se ve”, explicó de forma gráfica el veterinario.

También señaló que la vacunación es efectiva si se hace de forma profiláctica, en lugar de aplicarse cuando ya se están desarrollando los abortos. Por último, presentó ‘Serocheck’, una nueva herramienta con la que pueden señalar ‘animales centinela’ y chequeos mensuales, para el posterior diseño de un control integral.


 

En la lucha contra la mastitis en ganado ovino, deben realizarse tratamientos multifactoriales, definirse los agentes causales ambientales, seleccionar granja a granja, medir el nivel óptimo en cada explotación y tener en cuenta que el Recuento de Células Somáticas (RCS) no es el único parámetro que puede utilizarse para medir la mastitis. Son las principales conclusiones de la intervención de José Antonio Anaya, técnico de ovino de Elanco, en la ronda de comunicaciones del Foro Nacional de Ovino.

Tras recordar que la mamitis en una inflamación de la glándula mamaria que puede deberse a causas mecánicas, químicas o biológicas, apuntó que esta patología tiene importantes repercusiones económicas, higiénicas y legales. También aludió a la importancia que tiene la genética y el metabolismo en las mastitis.

Por último, Anaya señaló que la vacunación puede ser interesante ante determinados patógenos y que los antibióticos utilizados deben cumplir una serie de requisitos: un pH básico, capacidad de introducirse dentro de las células inflamatorias y una escasa toxicidad. 

 

Los datos sobre evolución de las macromagnitudes del sector agropecuario en España que realiza el Ministerio de Agricultura recogen las cuentas globales de las explotaciones agrícolas y ganaderas de las diferentes comunidades autónomas, analizando las cantidades y el valor de la producción de los diferentes subsectores y también los gastos que realizan en cada uno de los grupos de inputs más importantes para conseguir esas producciones. 

Entre esos gastos, uno de los capítulos importantes en las granjas es el de la compra de productos y servicios veterinarios, que supone aproximadamente el 1,6% de todos los gastos del sector agropecuario español, con unas cifras que rondan los 550 millones de euros. Esta cantidad se reparte de manera muy diferente entre las diferentes comunidades, en función de su potencial ganadero y de la problemática sanitaria de las distintas especies. El primer lugar en gastos veterinarios en España desde hace ya varios años lo ocupa Castilla y Léon, que es una de las zonas con más explotaciones y mayor censo en casi todas las especies. En esta comunidad se realiza casi una quinta parte de todo el gasto nacional, con 90,43 millones de euros. Le siguen en ese ranking, como puede verse en la tabla adjunta, Andalucía (67,21 millones), Cataluña (66,39), Galicia (60,04), Extremadura (57,35), Aragón (51,62) y Castilla-La Mancha (45,22).  

La Asociación de Ganadero Solidarios de la Región de Aquitania (AES) critica las diferencias de precios entre los medicamentos veterinarios entre Francia y España, y también otros países de la UE como Italia o Bélgica. Según los datos de este grupo, un número importante de productos vendidos en estos cuatro países son los mismos en cuanto a moléculas, laboratorio, posología..., y sin embargo su precio varía entre un 20% y un 300%, siendo más caro en Francia. Eso hace que muchos ganaderos franceses opten por comprar sus medicamentos en el mercado español o de otros países, según la proximidad y facilidad de acceso.

Según este grupo, la complejidad de las diferencias de legislación (francesa, española y comunitaria) y la jurisprudencia francesa, hacen más opaca la armonización del derecho en esta materia. Esa asociación tienen como objetivo que la normativa francesa evolucione basándose en el marco legislativo comunitario.

Desde la AES se recuerda, además, a los ganaderos franceses que sus compras de zoosanitarios en España deben respetar las obligaciones habituales con la reglamentación ganadera, en particular las de asegurar una trazabilidad total de sus compras de medicamentos veterinarios.

La implantación de la receta electrónica en Navarra fue uno de los temas que llamaron la atención de los participantes en el Foro Nacional de Ovino de Aranda de Duero (Burgos). Ángel Garde, presidente del Colegio de Veterinarios de Navarra, explica su puesta en marcha en esta comunidad autónoma.

 

PREGUNTA.- ¿Cómo surgió la idea de poner en marcha una receta electrónica?

RESPUESTA.- Surgió a iniciativa de los propios veterinarios, que observan que cada vez tienen menos tiempo por los desplazamientos y necesitan un sistema de gestión documental para cumplir la normativa y no exponerse a una posible sanción. A partir de ahí, se crea un grupo de trabajo con veterinarios de ADS, de empresa, libres… ya que cada uno tiene una problemática muy particular. Poco a poco, se ha ido puliendo la idea y ha terminado un sistema que es accesible, ya que está alojado en una nube, que es seguro, porque va con firma digital.

 

P.- ¿Cuáles son las principales ventajas?

R.- Al veterinario le permite tener el control de la prescripción de los productos. Al ganadero le da la libertad de ir a la distribuidora que quiera. A las casas comerciales les da la posibilidad de recibir las recetas de tal manera que el cliente ya lo tenga preparado cuando llegue, por lo que hay más agilidad.

 

P.- ¿Qué grado de implantación tiene este sistema en la actualidad en Navarra?

R.- No la usan todos los veterinarios. Es una herramienta que ahora nos cuesta dinero al grupo de ganaderos que la estamos utilizando, a pesar de que le pedimos ayuda a la administración. El Colegio de Veterinarios de Navarra entra para garantizar que ningún colegiado quede fuera y para garantizar que sea propiedad de un grupo de veterinarios o de empresa. Garantiza que todos los veterinarios colegiados tienen acceso a este sistema y pueden utilizarlo si así lo consideran conveniente.

 

P.- Además de Navarra, ¿está la receta electrónica implantada en otras zonas de la geografía nacional?

R.- La idea se va expandiendo, porque hay veterinarios que ya no se limitan a trabajar en su lugar de domicilio. Cada vez son más consultores y menos veterinarios clínicos. Si un veterinario de Navarra atiende a una explotación, por ejemplo, de Castilla y León, tiene la posibilidad de acceder a comerciales de Castilla y León y a generar recetas, porque tiene el mismo contenido.

 

P.- ¿Supone el coste un inconveniente para este sistema?

R.- Por ahora, el coste lo estamos sufragando los veterinarios. Se utiliza de forma continua, pero no nos hemos planteado más, simplemente ir mejorando el sistema. Al Colegio de Veterinarios no le interesa el aspecto económico de ganar dinero con las recetas electrónicas, sino que el acceso sea universal. Nuestro grupo de trabajo ha ideado este sistema, pero está desarrollado por una empresa privada. Estamos sufragando el coste. Si se llega a cobrar su uso algún día, el grupo de trabajo tendrá lógicamente un coste menor.

 

P.- ¿Hay algún inconveniente más?

R.- No hay ningún inconveniente diferente al sistema que tenemos ahora. En el fondo, cada uno debe ser responsable de lo que firma y del buen uso de las herramientas que tiene a disposición.

 

P- ¿Cuáles son las perspectivas de futuro de esta receta electrónica? ¿Qué objetivos se marca en la actualidad?

R.- Ya hay veterinarios de La Rioja y Castilla y León, mientras que en Andalucía se está realizando alguna gestión para implantarlo. También se ha presentado en el Consejo General de Veterinarios de España. Creo que es un sistema que es bastante bueno para todos.

La última edición de la revista Consorcio Manchego recoge un artículo titulado ‘Fiebre Q: ¿una realidad o una amenaza emergente?’, escrito por Irene Alonso Garrido, veterinaria de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de Raza Manchega (AGRAMA). En este artículo se describen varios aspectos relacionados con la enfermedad enfocados al ganado ovino y que se resumen a continuación.

 

Causas de la enfermedad y características

La fiebre Q es una enfermedad infecciosa producida por una bacteria llamada ‘Coxiella burnetii’. Esta bacteria tiene dos formas en la naturaleza; una muy resistente al medio exterior y fácil de aerosolizar y otra intracelular, mucho más sensible y fácil de destruir.

Es una enfermedad de distribución mundial y es zoonósica, es decir se transmite de animales al hombre. Afecta a mamíferos, aves, reptiles y artrópodos (especialmente garrapatas).

La principal fuente de contagio para el ser humano viene por la  inhalación de aerosoles con la bacteria, procedentes de placentas tras el parto de animales infectados, canales y vísceras de animales sacrificados, materiales contaminados como estiércol, paja e incluso lana o ropa.

Aunque el ganado ovino, caprino o vacuno suele ser la principal fuente de contagio, también se puede dar por contacto con perros, gatos, conejos y palomas.

Además de las consecuencias para la salud pública (la enfermedad en humanos cursa de forma muy variable), la fiebre Q en rumiantes causa importantes pérdidas económicas, cursando con pocos síntomas clínicos pero causando alteraciones de la fertilidad.

 

Transmisión e incidencia

‘Coxiella burnetii’ es una bacteria de amplia distribución en la naturaleza; sus reservorios son gran variedad de animales domésticos y salvajes, así como las garrapatas, donde vive con facilidad y su virulencia aumenta a medida que pasa de una garrapata a otra. Una garrapata que contenga ‘Coxiella burnetii’ disemina la bacteria a través de sus heces, las cuales pueden infectar a otros animales  bien por vía aerógena, bien por contacto con heridas cutáneas.

Los animales infectados, durante la fase aguda de la enfermedad, eliminan los gérmenes por orina, heces, secreciones genitales, leche y exudados nasales, los cuales son inhalados por vía respiratoria por otros animales. El momento crítico de transmisión de la enfermedad es durante el parto o el aborto, ya que la concentración de patógenos es mayor en todas las secreciones, placenta y otros fluidos producidos durante esta etapa; convirtiéndose en la principal vía de contagio de la enfermedad tanto para animales como para el hombre.

En cuanto a la incidencia de la enfermedad, es difícil de estimar, ya que no es una enfermedad de declaración obligatoria, con lo que en muchos casos no se diagnostica o no se comunica.

 

Síntomas

En los animales suele ser asintomática. Sin embargo, cuando se manifiesta es en forma de infertilidad, abortos, mortalidad neonatal y partos prematuros. Suelen ser abortos tardíos, hacia el final de la gestación y suele existir retención placentaria. A veces se presenta con cuadros de perineumonía, metritis, conjuntivitis y artritis, pero suele ser raro.

 

Diagnóstico

Deben tomarse muestras procedentes de feto, placenta y exudados vaginales tras el parto o aborto. También pueden tomarse muestras de leche o calostro. Las técnicas utilizadas pueden ser desde PCR, fijación del complemento, inmunofluorescencia indirecta o técnicas de ELISA.

 

Control y prevención

En una explotación sospechosa de padecer la enfermedad, las medidas de control van desde el chequeo serológico de los animales a la adopción de medidas higiénicas; o bien la vacunación cuando la enfermedad ya está presente.

Ante la detección de la enfermedad en una explotación, con animales positivos y con sintomatología, lo ideal es sacrificar a los animales infectados, pero si el número es elevado y hace inviable económicamente esta opción, se debe actuar en los siguientes niveles:

- Tratamiento con tetraciclinas: se usan para limitar los abortos, aunque no impide que se excreten las bacterias en los exudados de los animales contagiados.

- Medidas higiénicas: aislamiento en zonas diferenciadas de paridera, durante la gestación y el parto. El personal de la ganadería debe usar vestimenta y calzado exclusivo para estas zonas, así como guantes y mascarillas.

- Eliminación correcta de placentas, fetos abortados, etc., evitando la ingesta por parte de otros animales (perros, gatos,..), así como la paja en contacto con los líquidos del parto.

- Desinfectar las instalaciones y todos los anejos existentes en las mismas.

- Tratamientos de desparasitación externa para prevenir las garrapatas; esto debe ir acompañado de un correcto desbrozado y eliminación de la maleza de los alrededores.

- Impedir la entrada de perros y gatos a las explotaciones.

- El estiércol producido no debe usarse para estercolar, sino que deberá ser enterrado

 

Vacunación

Aunque ya se ha comentado que la mejor forma de prevención son las medidas higiénicas, una vez que existe la patología en la explotación la vacunación se convierte en la mejor herramienta de control, ya que reduce los signos clínicos de la enfermedad, limita la excreción de la bacteria y por tanto el riesgo de reinfección.

Las recomendaciones de  uso son las siguientes: indicada desde los tres meses de edad; para mantener una buena inmunidad en el rebaño, es necesaria la revacunación cada 9-12 meses; una única vacuna no es un tratamiento curativo.

Se puede optar por vacunar a todo el rebaño o únicamente a la reposición.

 

Recomendaciones

Es importante establecer una buena vigilancia en las explotaciones y ante la mínima sospecha de su presencia, descartarlo con una simple muestra de leche a análisis.

Siempre y cuando se realice una correcta aplicación de las  medidas higiénicas dentro del programa de producción ganadera;  ésta y otras muchas enfermedades podrán prevenirse.

 

 

 

Investigadores del CReSA han probado por primera vez y con éxito la nueva vacuna, diseñada en el Jenner Institute (Reino Unido), que mejora la protección contra la tuberculosis. Los estudios se han realizado utilizando cabras domésticas. La nueva vacuna actúa reforzando la eficacia de la vacuna BCG, la única vacuna disponible hasta el momento.

En los últimos 90 años, solo se ha comercializado una vacuna contra la tuberculosis en todo el mundo, la conocida como BCG (Bacilo de Camette Guerin), pero su eficacia es bastante limitada y numerosos grupos de investigación de distintos países trabajan con el objetivo de encontrar una vacuna universal que la sustituya o le refuerce la eficacia.

Ahora, investigadores del CReSA (Centre de Recerca en Sanitat Animal) han llevado a término el primer estudio preclínico de una nueva vacuna contra la tuberculosis llamada AdTBF, una vacuna basada en un virus recombinante, no patógeno, que expresa cuatro proteínas de ‘Mycobacterium tuberculosis’ (el agente causante de la tuberculosis). El estudio lo han diseñado los doctores Bernat Pérez de Val y Mariano Domingo, éste último también profesor del Departamento de Anatomía y Sanidad Animal de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), y se ha realizado en colaboración con investigadores del Jenner Institute, que han diseñado la vacuna, y de la Animal Health and Veterinary Laboratories del Reino Unido; ambos, institutos de investigación punteros a nivel mundial en el desarrollo de vacunas.

Los experimentos, realizados en las instalaciones nivel 3 de bioseguridad del CReSA, han permitido demostrar que las cabras vacunadas con BCG e inoculadas después con la nueva vacuna AdTBF presentan una mayor protección frente a la tuberculosis que las vacunadas únicamente con BCG. En concreto, la nueva vacuna refuerza la respuesta del sistema inmune frente a la infección tuberculosa al disminuir las lesiones y la replicación de las bacterias.

La especie animal elegida para realizar este primer estudio ha sido la cabra doméstica, que es un modelo animal idóneo para el estudio de nuevos tratamientos y vacunas contra la tuberculosis, con el cual los investigadores del CReSA llevan trabajando los últimos años.

La cabra no solo reproduce con gran similitud las características patológicas y la respuesta inmunológica a la infección tuberculosa activa en humanos, sino que además es un anfitrión natural de la tuberculosis por lo que, desde el punto de vista de la sanidad animal y puesto que la tuberculosis es endémica en el caprino en muchos países, este modelo también permite estudiar el uso potencial de la vacuna en animales de granja.

El estudio se ha publicado recientemente en la revista científica ‘Plos One’.

Página 1 de 2

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder