foro18 banner acta 1000x132 v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Vacunación

El inmunólogo Ramsés Reina estuvo presente en el pasado Congreso de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC), con una ponencia titulada ‘Desarrollo del sistema inmunitario en el cordero: implicaciones prácticas’. El experto describió los mecanismos mediante los cuales el sistema inmune es capaz de reconocer y reaccionar frente a antígenos extraños potencialmente infecciosos, diferenciándolos de los propios componentes del organismo, y orquestando respuestas protectoras y seguras. Analizó los diferentes tipos de estrategias del sistema inmune para controlar las infecciones: respuesta inmune innata que es rápida pero no específica y la respuesta inmune adaptativa que es más lenta pero específica. Esta última puede ser de tipo humoral (anticuerpos) o celular (mediada por células). La maduración del sistema inmune es por tanto clave en el desarrollo del individuo, y en especial en el caso de los rumiantes, en los que la transferencia de inmunidad pasiva de la madre al cordero a través del calostro y la leche, es un arma esencial en la lucha frente a patógenos.

Pero es precisamente esta transferencia de inmunidad pasiva la que ralentiza la maduración del sistema inmune en neonatos y condiciona los tiempos idóneos para la implantación de vacunaciones en animales jóvenes. En principio, las vacunas son poco efectivas en neonatos debido a la inmadurez del sistema inmune y a la presencia de anticuerpos maternales que inhiben la respuesta inmune humoral en el cordero. Sin embargo, estos anticuerpos maternales no inhiben la respuesta de tipo celular.

Teniendo esto en cuenta se abren nuevas oportunidades para el desarrollo de vacunas efectivas en corderos: la vacunas de ADN en las que el antígeno se sintetiza de forma continuada, la inmunización de mucosas en las que hay poca concentración de anticuerpos maternos, el empleo de agonistas artificiales que desencadenan la respuesta o la inmunización de las madres.

Además, se destacó la idea de que la efectividad de una vacuna no sólo debe medirse por la respuesta humoral que genera, sino que deben tenerse en cuenta otros parámetros como la respuesta celular, la reducción de la carga del patógeno o de los signos clínicos. Como conclusión, la vacunación del cordero es posible si se sigue una estrategia adecuada.

El director del Centro de Regulación Genómica (CRG), Luis Serrano, presentó hoy en el Parlamento Europeo (PE) el proyecto MycoSynVac, que desarrolla una vacuna sintética contra bacterias del género "Mycoplasma" en animales de granja para reducir la cantidad de antibióticos en la cadena alimentaria.
Durante la conferencia "Investigación e innovación europeas en nuestra vida diaria", que tuvo lugar en la sede de la Eurocámara en Bruselas, Serrano explicó cómo, a partir de la idea de que en el cuerpo humano "hay más bacterias que células", se desarrollan proyectos basados en emplear las bacterias "buenas" como vehículo de defensa.
"Las pequeñas bacterias son el mejor soporte, se puede hacer ingeniería con ellas para detectar problemas en el organismo, segregar moléculas (...) y curar al paciente", afirmó el investigador.
El objetivo de su proyecto parte de una bacteria hallada en el pulmón humano, de la que eliminan el material genético que no es necesario pero en la que mantienen su "armazón" para introducir después los componentes de la bacteria patógena que afecta a los animales y crear de forma efectiva una vacuna sintética.
Posteriormente, esta bacteria convertida en vacuna se inyecta a los animales de granja y con una única dosis se les inmuniza contra diferentes afecciones, aseguró Serrano.
El científico comparó su trabajo con la estructura de los coches, y señaló que, si bien todos comparten una misma plataforma con las ruedas o el motor, luego se añaden otros componentes que son los que marcan la diferencia entre un modelo de automóvil u otro.
Su proyecto se basa en el "armazón" de una bacteria del pulmón humano que es inocua para los animales y ejerce así como una vacuna, "entrenando" a los anticuerpos naturales del animal para hacer frente a la enfermedad cuando se contagia.
Se trata de una solución que busca también reducir el uso de antibióticos en animales de granja, empleados en muchos casos para aumentar la producción de leche y carne y que acaban entrando en los productos alimentarios que se venden al consumidor.
Además, recordó Serrano, "ya hay personas muriendo porque hay bacterias resistentes a todos los antibióticos disponibles".
"Es indispensable que se mejoren las vacunas, reduciendo la necesidad de antibióticos, y reducir el uso de antibióticos en humanos y animales desarrollando nuevas terapias", afirmó. 

Escuela 2

Los estudiantes de la Escuela de Ganadería y Pastoreo de Gran Canaria superaron el reto de vacunar a 200 baifas (crías de cabra) como parte de la formación práctica del primer curso, que arrancó en septiembre con seis hombres y cinco mujeres y la meta de profesionalizar y favorecer el relevo generacional.
Los estudiantes, en su mayoría jóvenes de familias ganaderas, inyectaron la vacuna contra la neumonía y antibióticos a cada una de las cabritas de entre una semana y un mes de vida en la explotación y quesería Era del Cardón, de Luis Martel y Lucía Torres.
Esta instalación alberga 800 cabras y produce al día entre 700 y 800 litros de leche, además de 100 kilos de quesos, tanto tiernos, como semicurado y curado de cabra.
Las prácticas están enmarcadas en el módulo de Producción del curso, con un total de 600 horas, que promueve el Cabildo de Gran Canaria y Aider para capacitar a los jóvenes y favorecer el relevo generacional, como indica la corporación insular en un comunicado.
Estas prácticas, que ofrecerán al alumnado un contacto directo con los animales, continuarán por las cinco instalaciones que se han ofrecido a acogerlas: Francisco Romero, Luis Martel, Flora Gil, Herodi SCP y Vacas el Salobre.
Dentro del programa, los estudiantes ayudan a los ganaderos en las tareas cotidianas, desde la vacunación hasta la limpieza de las instalaciones o el corte de pezuñas de las cabras, así como a limpiar la maquinaria que amamanta a los cabritos, atender partos o diagnosticar enfermedades junto a veterinarios, realizar ecografías, destetes y hasta inseminación artificial.
En las próximas semanas comenzarán el módulo de Pastoreo, con prácticas que abordan la técnica de esquilar a la "neozelandesa", un método con el que no es necesario atar las extremidades de los animales y mucho más rápido que el tradicional.
Además, recibirán charlas sobre pastoreo sostenible y sobre ecología y cambio climático.
En el mes de mayo, a la finalización del curso, los estudiantes recibirán el certificado de "Actividades auxiliares en ganadería", expedido por el Ministerio de Empleo, que constata que cuentan con las herramientas necesarias para profesionalizar el sector para que sea más competitivo y tecnificado.
Gracias a esta formación, "el sector tendrá de mano de obra especializada y posibilitará que estas profesiones no disminuyan", además de "fijar la población en el mundo rural", indica el consejero de Soberanía Alimentaria del Cabildo, Miguel Hidalgo, quien visitó las prácticas junto a la concejala de Desarrollo Rural de Agüimes, Jéssica Santana, y la coordinadora del curso, Tara Niño.
Hidalgo expresó su satisfacción por ver que la Escuela "es ya una realidad" y por comprobar "la implicación de mujeres y hombres en su formación, lo que garantizará sin duda que estas profesiones no desaparezcan y también la modernización del sector". 

Se ha realizado un estudio en Bélgica y Suiza con el objetivo de proponer un procedimiento para optimizar la rentabilidad de la vigilancia de enfermedades transmitidas por vectores utilizando un modelo de árbol de escenarios y un análisis de rentabilidad. Los sistemas de vigilancia para el virus de la lengua azul serotipo 8 (BTV-8) implementados en Suiza y Bélgica se utilizaron como ejemplos.

Se evaluó la influencia del diseño y los parámetros del sistema de vigilancia, como la conciencia de la enfermedad de los productores, la conciencia de la enfermedad veterinaria, la prevalencia de rebaño y el diseño dentro de la manada en la sensibilidad general del sistema de vigilancia. Además, se investigó la rentabilidad de los regímenes de vacunación obligatorios y voluntarios en relación con la vigilancia de enfermedades. Se llegó a la conclusión de que una inversión adicional en la vigilancia activa sólo estaría económicamente justificada si no se sospecha una manifestación clínica o si se deben proporcionar otros objetivos de vigilancia, como la detección temprana. La mejor relación coste-beneficio se obtiene muestreando más rebaños en lugar de más animales dentro de un rebaño. La vacunación obligatoria reduce el costo de la vigilancia en 0,26 euros por vacuna y la vacunación voluntaria sólo reduce marginalmente el costo de la vigilancia basada en el riesgo, al reducir la población en riesgo.

Finalmente, en las poblaciones con predominantemente ganado lechero, el método de elección para demostrar activamente la ausencia de enfermedades es el análisis de leche en tanques.

El artículo se ha publicado en la revista Preventive Veterinary Medicine y está firmado por los siguientes autores: Simon R. Rüegg, Sarah Welby, Hurria Yassin, Yves van der Stede, Rebekka Nafzger, Helmut Saatkamp, Gertraud Schüpbach-Regula y Katharina D.C. Stärk.

 

 

El Diario Oficial de Extremadura ha publicado una modificación de las normas sobre la vacunación de enfermedades objeto de saneamiento ganadero. Así, la aplicación de programas vacunales oficiales en bovinos, ovinos y caprinos para el control o erradicación de las enfermedades de los animales sujetas a programas específicos de control o erradicación se realizará en función de lo que se determine en cada uno de los programas sanitarios.

La responsabilidad de cumplir con la obligatoriedad de un programa vacunal de carácter obligatorio recaerá sobre el titular de la explotación de animales. La responsabilidad de la administración de las dosis vacunales conforme a los procedimientos normalizados y bajo los oportunos criterios deontológicos de la profesión en un programa de vacunación obligatorio, recaerá sobre el veterinario/a de la explotación de animales asignado por el titular de la misma, o de los veterinarios/as adscritos a un programa vacunal obligatorio en el que el Servicio de Sanidad Animal asigne su ejecución a profesionales distintos del veterinario de explotación.

La responsabilidad del incumplimiento de la prohibición de la aplicación de un programa vacunal o del uso de una vacuna para el control de una enfermedad de los animales, que estuviera prohibida por normativa europea, nacional o autonómica, recaerá tanto en el titular de la explotación de animales como en el veterinario/a que la hubiera aplicado.

La administración de una vacuna aplicada en el marco de un programa vacunal obligatorio deberá contar con la oportuna receta veterinaria normalizadas, excepto que en la normativa sanitaria de referencia se expresara lo contrario.

Corresponde al veterinario/a actuante la obligación de notificar al Servicio de Sanidad Animal los datos de la vacunación de los animales realizada en el marco de aplicación de programas vacunales asociados a los programas sanitarios, debiendo hacerlo en el plazo máximo de siete días tras la aplicación de cada dosis, y aportando los siguientes datos: código de registro de la explotación, titular de la explotación, especia animal vacunada, identificación individual de los animales vacunados, tipo de vacuna, laboratorio fabricante o distribuidor, fecha de aplicación, nombre comercial, número de lote, fecha de caducidad y serotipo si fuera necesario.

Desde que el serotipo 4 de la lengua azul hiciera su primera incursión en el territorio español en 2003 en Baleares, España ha sufrido brotes de este serotipo en diferentes periodos. Teniendo en cuenta la ampliación del hábitat de los vectores fruto del cambio climático, la evolución de la enfermedad, y la presión de vacunación, cabe pensar que el virus haya evolucionado a lo largo de estos años en España. Por otro lado, la presencia de la enfermedad en el norte de África supone un factor crítico para su aparición en territorio español.

De esta base parte una investigación realizada en el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete, presentado en formato de póster en el II Congreso de Sanidad Animal, y que se plantea las siguientes cuestiones: “¿El virus presente hoy en España es el mismo que apareció en 2004 en la península? ¿Su evolución genética se corresponde con su evolución espacial? ¿Se pueden identificar re-entradas desde el norte de África?

La representación espacial de todos los focos del serotipo 4 en España ha permitido identificar cuáles son los focos que presentan especial interés para estudiar la secuencia del virus. El estudio y comparación de las secuencias específicas del segmento 2 (VP2) disponibles en el Laboratorio Central de Veterinaria ha permitido obtener un árbol filogenético donde se representa la evolución del virus, resultando especialmente interesante que la secuencia detectada en España en 2010, así como secuencias de focos del año 2017, presentan mayor similitud con la de Marruecos de 2009 que con el virus circulante en el territorio peninsular en años previos.

Como conclusión, el estudio de una región ampliamente utilizada por diversos autores ha permitido comprobar la correspondencia entre la epidemiología espacial del virus y la evolución genética del mismo. El serotipo 4 identificado recientemente en España puede corresponder a una reintroducción del serotipo 4 desde el norte de África, como ya sucediera en el año 2010. El estudio de cepas de países vecinos, así como la inclusión de secuencias procedentes de más focos y de cepas vacunales atenuadas puede aportar información de especial interés a la hora de trazar la historia de este serotipo en España.

Han pasado tres semanas desde que el pasado 14 de septiembre se confirmara la reaparición del serotipo 4 de la lengua azul en una explotación de la provincia de Cádiz, en concreto del municipio de Los Barrios, ubicado en la comarca de Campo de Gibraltar. Desde entonces, no se ha vuelto a declarar ningún otro caso y este foco localizado en la provincia gaditana es el único de lengua azul en España en el presente año 2018, según la información oficial que consta en la página web de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

El foco se confirmó en una explotación centinela de bovino, por lo tanto con animales no vacunados frente a la enfermedad, en la que se obtuvieron resultados positivos por la técnica de PCR y confirmados por el Laboratorio Central de Veterinario de Algete.

La provincia de Cádiz se considera actualmente zona restringida y de vacunación obligatoria frente a los serotipos 1 y 4.

La tuberculosis caprina causa enfermedades crónicas con graves consecuencias económicas y de salud. Una investigación realizada por investigadores españoles ha analizado el efecto de una vacuna inactivada basada en ‘Mycobacterium bovis’ y administrada por vía intramuscular en veinte cabritos (diez vacunados y diez del lote de control) expuestos naturalmente a ‘M. caprae’ a través del contacto directo con cabras infectadas.

En la necropsia, se registraron lesiones compatibles con tuberculosis visibles en todos los animales con la excepción de un animal del lote de control y dos cabras vacunadas. Las lesiones pulmonares de las cabras vacunadas se restringieron a los lóbulos caudales, mientras que seis controles tuvieron lóbulos pulmonares adicionales afectados. En cuanto al abdomen, solo una cabra vacunada presentó lesiones visibles en comparación con tres cabras en el grupo control.

Los resultados proporcionan una prueba más del potencial de la vacuna de ‘M. bovis’ por calor para controlar la tuberculosis en diferentes especies hospedadoras, incluidos los rumiantes.

Esta investigación se ha publicado en la revista internacional Comparative Inmunology, Microbiology and Infectious Diseases y está firmada por los siguientes investigadores: Álvaro Roy, María A. Risalde, Javier Bezos, Carmen Casal, Beatriz Romero, Iker Sevilla, Alberto Díez Guerrier, Antonio Rodríguez Bertos, Mercedes Domínguez, Joseba Garrido, Christian Gortázar y Lucas Domínguez. Estos investigadores son de distintas empresas, entidades e instituciones: CZ Veterinaria, Centro Visavet de la Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Córdoba, Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, Laboratorios Syva, Neiker, Maeva Servet, Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Investigación Carlos III e Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos IREC.

 

 

Los Servicios Veterinarios Oficiales de la Junta de Andalucía han notificado el primer foco del serotipo 4 del virus de la lengua azul en la presente temporada de actividad vectorial 2018-2019, en un bovino centinela presente en una explotación ubicada en el municipio de Los Barrios, en la comarca de Campo de Gibraltar (Cádiz). La proximidad del norte de África, región en la que los serotipos 1 y 4 del virus de la lengua azul se encuentran de forma endémica, indican que el origen de la infección pueda deberse a la introducción de mosquitos infectados desde esta zona.

Se trata de una explotación centinela de bovino, por lo tanto con animales no vacunados frente a la enfermedad, en la que se obtuvieron resultados positivos por la técnica de PCR en el Laboratorio de Sanidad Animal de la Junta de Andalucía en uno de los animales que actúan como centinela en la explotación, dentro de los muestreos quincenales a los que son sometidos. Inmediatamente se remitió la muestra al Laboratorio Central de Veterinario de Algete, laboratorio nacional de referencia para la lengua azul en España, donde se confirmó la presencia del virus de la lengua azul, determinándose que se trataba de un aislado del serotipo 4 del virus.

La circulación del virus se ha detectado dentro del programa de vigilancia de lengua azul en España para el año 2018. La provincia de Cádiz se considera actualmente zona restringida y de vacunación obligatoria frente a los serotipos 1 y 4.

El último foco del serotipo 4 en España había sido notificado el pasado mes de diciembre 2017, también en la comarca de Campo de Gibraltar.

Ante la constatación de la recirculación del virus, las autoridades veterinarias han reforzado las medidas ya existentes de prevención, vigilancia y control en la zona, se ha procedido así mismo a la notificación oficial del foco a la Comisión Europea, resto de Comunidades Autónomas y sectores implicados.

Un grupo de investigadores en el Reino Unido, dirigidos por el Instituto Pirbright, recibirán 3,46 millones de euros para producir una vacuna económica y efectiva que proteja a los animales contra la fiebre aftosa, según informan desde el Instituto y recoge Animal’s Health.

De esta forma, la inversión impulsará la producción comercial de una vacuna nueva y de bajo coste que, según los estudios previos, ha demostrado ser eficaz para proteger al ganado contra los serotipos múltiples del virus de la fiebre aftosa. La nueva investigación pretende traducir los hallazgos previos en una vacuna que sea comercializable y transforme la vida de los ganaderos en las regiones más pobres del mundo al disminuir la incidencia de enfermedades en su ganado.

“Si bien, nuestra investigación previa ha proporcionado una prueba de concepto, esta financiación nos permitirá responder a los desafíos restantes de desarrollo de productos y mejorar aún más la estabilidad de la vacuna”, declara Bryan Charleston, líder de la investigación y director del Instituto Pirbright.

Página 1 de 27

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder