“La granja del futuro cada vez empleará más dispositivos y sistemas conectados y todo se podrá controlar en tiempo real y en remoto”

Entrevista a Ana Belén Santos, directora comercial de Datamars Ibérica

02/07/2021

La ganadería de precisión es uno de los grandes retos, y al mismo tiempo una gran oportunidad, para el sector ovino. La tecnología ofrece en la actualidad múltiples opciones para controlar todos los procesos productivos de una granja, en un camino que cada vez tendrá más recorrido en el sector ovino español, debido a las múltiples opciones que tiene el ganadero a su alcance.

foto
Ana Belén Santos.

¿Qué pueden aportar las nuevas tecnologías al sector ganadero? ¿Cómo se traduce en rentabilidad de la explotación?

Satisfacer la demanda mundial de proteínas y los retos medioambientales a los que nos enfrentamos requiere una productividad animal, una trazabilidad de los productos y una sensibilidad medioambiental cada vez mayores. Para lograrlo, nos basamos en nuestra profunda experiencia en infraestructura de granjas, identificación de animales, sistemas de interpretación del rendimiento basados en el peso, plataformas de datos y herramientas que permiten el acceso a la información en tiempo real, de forma fácil y fiable. Aplicadas individualmente, estas soluciones son valiosas. Integradas, tienen un valor incalculable. El compromiso Datamars es proporcionar una solución sin fisuras mediante la integración de varios sistemas de gestión del ganado.

Permitirá, entre otras cosas, gestionar los costes de los insumos, detectar las enfermedades en una fase temprana, proporcionar niveles óptimos de alimentación y nutrición a los animales y maximizar los rendimientos sin necesidad de contar con grandes conocimientos técnicos. La supervisión de cada animal y el uso de datos clave basados en el peso evita confiar en promedios o en evaluaciones a ojo. Los datos individualizados, desde las necesidades de salud hasta el uso de los alimentos, el aumento de peso y el comportamiento de los animales, también pueden transmitirse a través de la nube a las principales partes interesadas (genetistas, nutricionistas, veterinarios, por ejemplo) para tomar decisiones más precisas en la granja. Datamars crea más oportunidades para los clientes al vincular las distintas partes de su cadena de valor para tomar decisiones mejores, más oportunas y rentables.

¿Qué papel juega la identificación electrónica en el proceso de tecnificación de una ganadería? ¿Es el centro sobre el que gira todo lo demás?

La utilización de la identificación EID en los crotales del ganado ofrece una gran oportunidad para capturar datos de gestión no sólo sobre el rendimiento del rebaño, sino también de un animal individual. Se puede hacer registrando los identificadores visuales, como los números de los crotales auriculares, pero se trata de una tarea manual que requiere mucho tiempo y es propensa a errores. Por otro lado, la lectura de la identificación electrónica es rápida y precisa y puede automatizarse con lectores de panel fijos que leen a medida que los animales pasan. O con un lector de mano EID, portátil. Esta información puede transferirse por bluetooth a dispositivos de pesaje, a un ordenador u otro dispositivo para su posterior análisis o simplemente a una pequeña impresora térmica, donde puede imprimirse para registrar los movimientos, etc.

¿Cuáles son los aspectos que deben medirse en las granjas de ovino de leche? ¿Cómo ha evolucionado la toma de datos en el ordeño en los últimos años?

La identificación electrónica EID de los animales puede vincularse a los dispensadores automáticos de pienso en las salas de ordeño. La producción de leche también puede controlarse y registrarse fácilmente si los distintos sistemas se comunican entre sí. De hecho, es el sector donde desde hace más tiempo se saca mejor partido a la identificación electrónica en España.

¿Y en el caso de ovino de carne? ¿De qué herramientas puede disponer el ganadero?

La identificación electrónica también es muy útil para la correcta selección de animales por peso para el sacrificio, de modo que se cumplan los requisitos exactos del mercado, y obtengamos mejores precios. Los pesos objetivo pueden introducirse en los indicadores de las básculas y el crecimiento de los animales puede seguirse, de forma que recibiremos un aviso cuando el animal alcance el peso requerido. Si el crecimiento del animal se ralentiza, también podemos estar ante un caso en el que se requiera nuestra actuación como cubrir diferentes necesidades nutricionales, o tratar problemas de salud, para evitar que la calidad de la carne se vea afectada.

¿Cómo puede beneficiarse una explotación de la tecnología en los diversos campos de actuación de una granja, como es el caso de la sanidad?

Un factor crucial hablando de aspectos sanitarios es el control del periodo de retirada de la leche o de la carne: los animales tratados pueden ser escaneados por EID y se puede añadir una alerta de retirada, la alerta asegura que el animal no es seleccionado para sacrificio demasiado pronto cuando aún no ha superado el período de retirada.

Otro aspecto fundamental es la correcta dosificación y la aplicación de tratamientos sólo en caso necesario. Los tratamientos de los animales pueden mejorarse en gran medida con un pesaje preciso para determinar la dosis correcta que debe administrarse. Los errores más frecuentes son la infradosificación porque los pesos se estiman de forma errónea o, al contrario, la sobredosificación y el desperdicio de medicamentos. La administración de dosis adecuadas hace que los tratamientos sean más eficaces, pero también que seamos más rentables y que colaboremos a la sostenibilidad del planeta.

¿Cómo cree que será la granja de ovino del futuro?

La granja del futuro cada vez empleará más dispositivos y sistemas conectados y todo se podrá controlar en tiempo real y en remoto. Por un lado, tendremos monitorizadas las infraestructuras: cercados eléctricos, apertura y cierre de puertas, herramientas, nivel de los bebederos, etc. Implementada la identificación animal visual y electrónica (RFID, UHF, toma de muestras de tejido). Monitorizaremos el rendimiento de nuestra explotación, desde los dispositivos que monitoricen el crecimiento del pasto en los diferentes cercados, medidores de leche, sistemas de pesaje, actividad. El diseño de los sistemas y el soporte técnico estarán a nuestra disposición desde cualquier lugar. Los sistemas de administración de medicamentos, inyectores, aplicadores tópicos u orales, serán inteligentes y también estarán conectados. Y finalmente todo estará en tiempo real al alcance de un click a través del software en la nube y app para móviles, servicio de datos y soporte técnico.

La granja Datamars Livestock tiene todos los animales identificados electrónicamente con dispositivos que respeten y aseguren el bienestar animal al tiempo que garanticen las más exigentes prestaciones. Una granja Datamars Livestock con unas infraestructuras que permitan monitorizar el rendimiento de los animales mediante el pesaje, lectura y recopilación de datos de forma sencilla y eficaz, donde los animales son tratados con dosis exactas y precisas en tiempo y forma, según las necesidades de cada individuo, garantizando la mejor calidad de los productos, y el modelo de negocio más sostenible económica y medioambientalmente. Datamars Livestock incluye las marcas mundialmente conocidas Tru-Test, Speedrite, Stafix, PEL, Hayes, TagFaster, Z Tags, NJ Phillips y Simcro.

ENLACES DESTACADOS

Ovino

RECOMENDAMOS

OvinoTorreanaya, S.L.Carne de lechal, cordero y cabrito - INTEROVIC

Oviespaña, noticias diarias sobre el mercado nacional e internacional del ovino, investigación ganadera, alimentación y sistemas de manejo.