“Mejorar los resultados de fertilidad llevará a un aumento de las inseminaciones”

Entrevista a Fernando Freire, gerente de Ovigén

28/06/2021
La inseminación artificial es la vía más rápida para la difusión de la mejora genética, pero su aplicación en el sector ovino todavía es minoritaria. El Grupo Operativo Reprovi está investigando varios aspectos para ayudar a que se generalice la técnica.
foto
Fernando Freire.

¿Quiénes componen el Grupo Operativo Reprovi?

Los miembros solicitantes de Reprovi son la Asociación de Criadores de Ganado Ovino de Raza Assaf (Assafe), la Confederación de las Razas Latxa y Carranzana (Confelac) y la Asociación Nacional de Criadores de Ovino Selecto de Raza Manchega (Agrama), así como los centros de selección y testaje con los que trabajan, que son Ovigén, Cersyra de Valdepeñas y Ardiekin. También participan el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), las Universidades de Murcia (UMU) y San Pablo-CEU de Valencia, el Instituto de Ganadería de Montaña de León (IGM-CSIC), el instituto vasco de investigación Neiker-Tecnalia y la cooperativa Genovis. Como colaborador, participa la Asociación Nacional de Criadores de Raza Churra (Anche) y la coordinación corre a cargo de la consultora Imasde Agroalimentaria. Un grupo que integra más de 500 explotaciones de ovino y 300.000 cabezas, así como organismos y entidades colaboradoras que se complementan perfectamente.

¿Cuáles son sus objetivos?

Se centran en mejorar la fertilidad en la inseminación artificial de las explotaciones ganaderas ovinas de leche. Este objetivo se plantea desde varios puntos de vista. Uno de ellos es el uso de probióticos, que mediante su efecto sobre la flora vaginal permitan mejorar la fertilidad. Otro aspecto es la mejora de la calidad microbiológica de la dosis seminal. Se analiza todo el proceso de elaboración, desde el semental hasta la dosis final, detectando posibles puntos críticos que pudieran influir en su calidad. Otro objetivo es alargar la viabilidad de las dosis refrigeradas, más allá de las 6-8 horas actuales, probando un nuevo diluyente. También se han probado diferentes protocolos de sincronización para inseminación artificial. El análisis de las causas de baja fertilidad en algunos lotes de inseminación, mediante cuestionario realizado en cada inseminación también se analiza. Finalmente se incluye un estudio económico del impacto de la inseminación artificial en las explotaciones.

¿Cuáles son los datos actuales de la inseminación artificial en el ganado ovino de España? ¿Qué razas son las más activas?

Se inseminan alrededor de 150.000 ovejas, cifra que en porcentaje sobre en censo total ovino es muy baja, alrededor del 1%. Las razas lecheras son las que más utilizan esta técnica para la difusión de su mejora genética a través de los sementales valorados en los centros de selección y testaje. Assaf, Manchega, Latxa y Lacaune son las razas que más inseminan. En menor proporción, lo hacen Rasa Aragonesa, Churra, Castellana, Ojalada, Merina, entre otras.

¿Qué factores limitantes tiene la inseminación en ovino? ¿Hay aspectos relativos a la propia fisiología del animal que supongan un impedimento?

Desde mi punto de vista, debe mejorar el dato de fertilidad, especialmente por vía transcervical, que ronda el 50%. Fomentar el uso de la vía laparoscópica, que ofrece mejores resultados, es una labor que se está desarrollando, pues se asocia a una técnica compleja. No hay aspectos relativos únicamente a la fisiología, sino también la anatomía del cuello uterino. La oveja no es poliéstrica como la vaca y se debe recurrir a la sincronización de celos para realizar la inseminación. No todos los animales responden adecuadamente y se han observado diferencias en la respuesta entre los protocolos utilizados.

¿Y hay impedimentos de ámbito social?

Quizá es uno de los aspectos a mejorar, ya que generalizar el uso de la inseminación es una asignatura pendiente. Una de las barreras de entrada es la dificultad, los bajos resultados de fertilidad y cuantificar económicamente la mejora de resultados real que se alcanza en las explotaciones que la utilizan, tanto por la vía de corderas como de sementales que se obtienen.

¿Cómo puede mejorarse la fertilidad de la inseminación artificial?

Para mejorar los resultados de fertilidad hay varios aspectos que analizar, y es precisamente lo que trata de hacer el grupo Reprovi. En referencia a la hembra, uno de ellos es el uso de probióticos, cuyo efecto se está analizando. Por otro lado, en los tres centros de selección participantes se han llevado a cabo muestreos desde el semental hasta la dosis final, pasando por todo el proceso de elaboración para garantizar la calidad del semen. Otro aspecto que se ha analizado es el momento exacto de ovulación aplicando tratamientos de 12 y 14 días, y su variabilidad en el lote sincronizado, tanto en primavera como en otoño. Los resultados de todo ello se presentarán el otoño próximo.

¿Qué papel juega la selección de las ovejas que van a ser inseminadas?

En los resultados influye tanto el macho como la hembra, y la selección de éstas es muy importante. La condición corporal y que esté en balance energético positivo debe controlarse. También que tengan una edad adecuada. Al menos en Assaf, se ha comprobado que la fertilidad empieza a disminuir a partir de los 36 meses. Evitar inseminar hembras con fracaso en inseminaciones anteriores y no incluir en el lote las que no han quedado gestantes anteriormente mejoran los resultados. En Assaf también se ha cuantificado el efecto negativo de niveles elevados de urea, basándose en datos de control lechero oficial.

¿Qué avances tecnológicos se han desarrollado en los últimos años para facilitar la inseminación artificial?

En cuanto a la técnica de inseminación, Ovigén y el veterinario Luis Reyes han desarrollado y patentado un nuevo espéculo que está ofreciendo buenos resultados, permitiendo inseminar los animales sin necesidad de levantar los cuartos traseros. El efecto ha sido facilitar el proceso de inseminación, reducir el estrés del animal y la mano de obra necesaria para aplicar las dosis, pues se puede hacer en la sala de ordeño. Hay una nueva versión del dispositivo que se podría comercializar este verano.

¿Qué actividades se están llevando a cabo por Reprovi para fomentar la utilización de la inseminación artificial en ovino?

La difusión de los resultados es parte importante del proyecto, aunque la situación sanitaria debida a la COVID-19 no ha permitido encuentros con ganaderos y veterinarios. Se han organizado seminarios online, otro tendrá lugar en junio y está planificado uno final de presentación de resultados, además de la propia presencia en el FORO.

¿Cómo considera que serán los próximos años de la inseminación artificial en ovino en España?

Se deben mejorar los resultados de fertilidad, y creo que Reprovic ya ha aportado mejoras. El proyecto ha establecido una colaboración muy interesante entre las razas ovinas de leche y debería continuar en los próximos años. Hay resultados de aplicación inmediata y queda mucho más por experimentar. También debe mejorarse la comunicación, en cuanto a la difusión de resultados, con los veterinarios y ganaderos. Algo más de marketing sobre la inseminación y sus ventajas lo considero necesario. Creo que mejorarán los resultados y eso llevará a un aumento de las inseminaciones. Que sea considerable dependerá del grado de esa mejora que se pueda alcanzar y creo que la continuidad de Reprovi podrá aportar resultados muy positivos.

ENLACES DESTACADOS

Ovino

RECOMENDAMOS

Ovino

Oviespaña, noticias diarias sobre el mercado nacional e internacional del ovino, investigación ganadera, alimentación y sistemas de manejo.