Foro Ovino 2022 - Ponencia - Syva

Virus de la lengua azul en España: hacia una situación endémica

Raúl Martínez Fernández

Técnico de Rumiantes en Laboratorios Syva

07/10/2022
foto
foto
La lengua azul ha protagonizado varios brotes en España y en Europa durante los últimos años. La evolución de la enfermedad en los rumiantes silvestres provoca que se pueda hablar de una situación endémica respecto a la lengua azul, sobre todo en el suroeste de España por la coexistencia de esos animales silvestres con ganado doméstico en extensivo y una situación ambiental favorable para la difusión del vector. Renunciar a la vacunación supondría graves pérdidas económicas para el sector.
foto

Desde el año 2019 hemos asistido a varias noticias importantes con respecto a la lengua azul. En el año 2020 se detectaron unos cuantos focos del serotipo 8 en los Pirineos atlánticos (Navarra y País Vasco) a muy pocos kilómetros de la frontera con Francia. Algo que era cuestión de tiempo, ya que se estaban detectando desde casi un año antes focos de ese serotipo en torno a esa área francesa, al otro lado de la frontera. Se procedió a la vacunación para poder controlar esos brotes.

En el verano de 2021, comienzan a notificarse focos del serotipo 4 en las Islas Baleares. Estas cepas víricas fueron secuenciadas y se ha comprobado que no tienen relación con las cepas aisladas de forma más recurrente en la Península Ibérica. Sí se observó relación con las cepas que están circulando desde 2019 en el norte de África, concretamente en Túnez. Por tanto, en este caso el origen no ha sido terrestre, sino por el transporte de Culicoides infectados en el polvo y vientos dominantes desde el norte de África.

También ha habido focos del serotipo 4 en el suroeste de España. A finales de 2021, comenzaron por Huelva y llegaron a Sevilla, Córdoba, Badajoz… en los seis meses anteriores se habían notificado varios focos de serotipo 4 en el sur de Portugal.

foto

¿Situación endémica?

De tres oleadas de lengua azul observadas en estos años, solamente una de ellas tiene una dinámica más ‘clásica’, mediante la cual se presentaban brotes esporádicos causados por Culicoides infectados arrastrados en los vientos dominantes del norte de África.

Para determinar si hablamos de una situación endémica, se deben conocer las características más relevantes del virus de la lengua azul. En primer lugar, se trata de un orbivirus que afecta no sólo a rumiantes domésticos, también a especies silvestres, lo que es importante desde el punto de vista epidemiológico. No es un virus contagioso, sino que se transmite mediante la picadura de vectores infectados (Culicoides), por lo que las condiciones ambientales favorables para su distribución son esenciales. Es un virus que tiene muchos serotipos descritos en todo el mundo, hasta 30 descritos, aunque ya no circulen todos. En el marco europeo podemos destacar tres serotipos dominantes: 1, 4 y 8.

¿Como afecta al ganado ovino? Sabemos que es la especie más afectada clínicamente por el virus de la lengua azul, aunque nos quedan lejos ya las imágenes de los cientos de cadáveres de ovejas en las puertas de las explotaciones, provocados por el serotipo 1. Esto es debido a la distinta respuesta de las células endoteliales de los pequeños vasos sanguíneos. El virus tiene afinidad por este tejido, de ahí las lesiones y síntomas que observamos: edemas por la extravasación de líquido, trombosis vascular, necrosis, etc. Todas estas lesiones se manifiestan con úlceras bucales, edema facial/pulmonar, cojeras por la inflamación de la banda coronaria…

En ocasiones, la lengua azul también afecta a la fertilidad de los rebaños. El resto de las especies rumiantes no tienen esa sintomatología clínica, salvo el serotipo 8 que sí afecta al bovino, aunque de forma subclínica.

Sin embargo, más importante que la sintomatología clínica o la mortalidad, es la viremia asociada a las células que sufren los animales infectados. Después de un proceso de viremia primaria tras la infección, el virus de la lengua azul queda englobado en la superficie de los eritrocitos para escapar de los anticuerpos neutralizantes que se generan unos catorce días después. De esta forma el virus quedará disponible para llegar de nuevo al aparato digestivo de un Culicoides que llegue a picar al animal. Por lo tanto, la vida media de los eritrocitos marcará el periodo de viremia, el tiempo durante el cual ese animal será portador del virus en la sangre… En ovino se sitúa entre 14 y 45 días. En el ganado bovino serán más de 60 días y en los cérvidos estará por encima de los 100 días de viremia. Así, estas dos últimas especies tienen una importancia epidemiológica crucial en la posible transmisión del virus en un territorio.

El papel de los rumiantes silvestres como reservorio, es un aspecto infravalorado en muchas ocasiones en el control de la lengua azul. Concretamente en el ciervo europeo se han detectado el virus mediante PCR durante más de 105 días y en muchas zonas con seroprevalencias de hasta el 90% de animales positivos.

En el suroeste de España, coexisten rumiantes silvestres con rumiantes domésticos en extensivos y una situación ambiental favorable para los Culicoides. Por lo tanto, es una situación en la que se puede hablar de facto de una situación endémica del virus de la lengua azul.

Buena parte de la evolución del virus de la lengua azul en Europa se explica por la mayor viabilidad de los vectores, en relación directa con la progresión de las temperaturas medias en el continente. Y es que, los Culicoides sólo entienden de temperatura y de humedad. El vector va ganando poco a poco terreno hacia el norte de España y se va estableciendo en la zona suroeste durante todo el año sin periodos de no actividad del vector. Hace ya unos años, nos explicaban que la enfermedad no se manifestaba al norte del paralelo 40, por lo que en Europa prácticamente se consideraba una enfermedad del sur. En estas últimas décadas hemos visto como ha avanzado la enfermedad por todo el continente, poniendo una vez mas de relevancia que el virus no tiene fronteras si hay condiciones adecuadas para su expansión.

foto

Medidas de control

Existen diferencias importantes en la consistencia de las medidas de control que se han aplicado en unos y otros países de Europa. Una evaluación científica de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) analizó todas las medidas de control, vigilancia y movimientos de animales que se han ido estableciendo en Europa. Además, se establecen una serie de modelos de evolución del virus de la lengua azul a largo plazo en distintos escenarios, bajo diferentes estrategias de vacunación.

Así, para declarar libre una región o un país del centro de Europa como Francia, una vacunación del 95% de la cabaña ganadera durante tres años implica que al quinto año se puede tener hasta el 7% de rebaños positivos. Por lo tanto, para acceder a un estatus de erradicación, se debería vacunar durante cinco años seguidos y al 95% de la cabaña.

En el caso de zonas del sur de Europa como Andalucía o la isla de Cerdeña, incluso con vacunaciones de cinco años seguidos, podría haber un 7% de rebaños positivos en el séptimo año. Por lo tanto, si en alguna zona se cambia de estrategia o se deja de vacunar, habrá un repunte de la enfermedad.

La EFSA también analizó la eficacia de los insecticidas y repelentes, que dictaminó que no hay evidencias que demuestren una reducción de la transmisión del virus de la lengua azul en el campo. Sí que puede ayudar a controlar la presión de Culicoides, como medida de contención del riesgo en el caso de que no se puedan disponer de vacunas.

foto

Impacto económico de una situación endémica sin vacunación

Se han realizado cálculos sobre el impacto económico de una situación endémica. Como punto de partida en un brote epidémico, las pérdidas visibles de muertes de animales son evidentes, mientras que las pérdidas invisibles se refieren a reducciones de la fertilidad, cambios en la estructura del rebaño, retraso en la venta de animales, pérdida en la producción láctea y pérdida de peso. También son importantes los costes adicionales (vacunas y tratamientos) y los ingresos perdidos, que es no tener acceso a mercados de mayor valor. Por ejemplo, en el caso de Países Bajos, los brotes de 2006 y 2007 supusieron unos 200 millones de euros de pérdidas.

En el caso hipotético de una situación endémica sin vacunación, continuarían las pérdidas invisibles, pero sobre todo, los ingresos perdidos en esa situación. Si lo trasladamos a España, esta situación provocaría una reducción en las exportaciones españolas de ovinos vivos, con la importancia vital que tiene para el mercado de ovino de carne.

foto

Syvazul BTV

Esta vacuna ha servido para el control del virus de la lengua azul en numerosos países de la Unión Europea, teniendo en cuenta que más del 50% del territorio restringido tiene circulación de más de un serotipo. Por lo tanto, este tipo de vacuna multicepa contribuye a las estrategias actuales de vacunación, adaptándose a cada situación epidemiológica, con protocolos de vacunación unificados, un menor manejo de los animales y una optimización del almacenamiento disponible.

Conclusiones

  • El cambio climático y el papel de los rumiantes silvestres tienen importancia en una posible situación endémica de la lengua azul.
  • El contexto epidemiológico actual requiere una mayor coordinación europea.
  • Las vacunas multicepa contribuyen al control del virus de la lengua azul en Europa, permitiendo los movimientos y el comercio de animales.
foto

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos

Oviespaña, noticias diarias sobre el mercado nacional e internacional del ovino, investigación ganadera, alimentación y sistemas de manejo.