msd foro17 actas 1000x120 v2

foro19 banner boletín 1000x30

invesa 480x90 octubre17divisor 10x70 grisnanta foro17 actas 480x90 2divisor 10x70 grissyva foro17 actas 480x90 2divisor 10x70 grisvetia foro17 actas 480x90 2

Granja Ovino TG: una experiencia de éxito en la gestión del ordeño inteligente

SEMINARIO: El ordeño inteligente; ordeño 4.0

Fernando Tejerina. Veterinario y gerente de la explotación Ovino TG.

 

Desde nuestro punto de vista, es un éxito haber llevado a una explotación al ordeño inteligente. En el caso de parámetros productivos o reproductivos, puede llevar a debate. Queremos acercar lo que se hace, cómo se puede trabajar y lo que nos puede facilitar la calidad de vida.

Ovino TG es una pequeña empresa agrícola-ganadera de Autilla de Campos (Palencia) en la que estamos todos los miembros de la familia (padres y tres hermanos). Cada uno desempeña su función, pero cada uno sabe desempeñar todas las funciones. Además, se tienen contratados cuatro trabajadores, uno de ellos a media jornada.

Ovino TG nace en el año 1966 con 60 ovejas de raza Sarda. En la actualidad, se tienen 2.000 hembras adultas de raza Assaf y nuestra intención es llegar a principios de 2018 a 3.100 animales totales, que es la capacidad para la que están diseñadas las instalaciones.

La superficie agraria es muy pequeña, con 63 hectáreas de secano y 9 de regadío, por lo que nos dedicamos principalmente a la producción de leche de oveja.

En los últimos dos años, se han construido nuevas instalaciones, como un almacén y una nave de recría de corderas. Aunque el precio de la leche ha bajado, hemos logrado adaptarnos y seguir invirtiendo.

 

EVOLUCIÓN DE LA GESTIÓN DEL ORDEÑO

Ordeñar es la extracción de leche de una hembra exprimiendo las ubres. Por su parte, la gestión es el conjunto de operaciones que se realiza para dirigir y administrar un negocio o una empresa. Partiendo de esa concepción empresarial de la ganadería, por lo tanto podemos definir la gestión del ordeño como el conjunto de operaciones encaminadas a dirigir o administrar el proceso mediante el que obtenemos la leche de las hembras.

En nuestro caso, la gestión del ordeño ha ido evolucionando y se han ido obteniendo unos resultados, tanto en número de animales, como en producción de leche y utilización de mano de obra.

En 1976 se comenzó con 60 ovejas por una persona. En 1981 instala la primera sala de ordeño, con un punto por cada tres ovejas. Aquello supuso una pequeña revolución. Se pasa a tener un volumen de animales de 600 ejemplares, entre Churra y Assaf, por lo que se necesita un trabajador más, que ordeñan 200 ovejas por hora. Se obtiene una media de 250 litros por oveja. En el año 1994 se da un paso más allá y se instala una sala rotativa de 30 puntos, se llega a un censo de 1.000 animales, con un trabajador más. Se llega a ordeñar a 450 ovejas por hora, con datos hasta los años 2005 que se cambió de sala de ordeño. Si en la actualidad se ordeñara con sala rotativa, consideramos que se prescindiría de un trabajador y el ritmo de ordeño sería superior. Al introducir identificación y medición electrónica, todos los sistemas que se adaptaban a una sala rotativa daban muchos fallos. Por lo tanto, se decidió cambiar la sala de ordeño.

De esta forma se llega a lo que nosotros consideramos como gestión del ordeño inteligente. El término ‘inteligente’ se refiere al sistema que está controlado por una computadora. Por lo tanto, es la utilización de las nuevas tecnologías como herramienta de decisión en la gestión del ordeño. Hasta ese momento, la gestión se basaba en la toma de datos y en la impresión que se tenía en el ordeño. En la actualidad, toda la gestión se realiza a través del ordenador.

Así, en el año 2007 se instaló una máquina de ordeño de salida rápida. En la rotativa ya teníamos la medición electrónica, sistema que aprovechamos para esta nueva máquina de salida rápida, en la que ya se gestiona un volumen de animales mayor, con 1.500 ejemplares. También se instaló el primer programa informático adaptado a la sala de ordeño. Al principio surgieron problemas para gestionar los datos, que estaban diseñados para ganado vacuno, por lo que había que adaptarse. Los datos que se querían obtener se tenían que descifrar de los que daba el programa. Era una guerra continua entre el distribuidor y el ganadero. Puede haber errores de lectura en cada uno de los ordeños, pero el programa realiza una corrección adaptando los datos de los anteriores ordeños. Respecto a las pérdidas de bolos, sí que ocurren casos de animales que pierden el bolo. Y si se vuelven a poner, esos mismos animales los vuelven a perder. Por lo tanto, hemos decidido eliminar a esos animales de la granja, porque los fallos son de manejo de los trabajadores. El sistema permite hacer una corrección manual de la identificación, pero se depende de la pericia de cada trabajador.

En el año 2015, nos proponen cambiar el sistema informático. Llevábamos siete u ocho años con el programa antiguo. Ya se tenía más o menos dominado y nos daba los informes que queríamos. Instalamos el programa Delpro. Desde el principio de funcionamiento de la granja, hemos estados intentando instalar lo último, que es lo que creemos que nos va a facilitar el trabajo. Al ser los primeros, permite demandar ciertas cuestiones para su puesta en marcha. En 2015 pasamos a 1.800 ovejas, dos trabajadores, una media de 400 ovejas a la hora y una producción de 400 litros por oveja. Como dato curioso, en 2007 con la retirada por tiempo y flujo, por unos problemas que tuvimos de mano de obra en la granja, llegamos a la conclusión de que se ordeñaba al mismo ritmo con tres trabajadores que con dos. Al principio se tardaba un poco más, pero ahora ya está adaptado. Para ordeñar por la tarde durante cuatro horas, únicamente van dos personas.

Tenemos una sala de ordeño de línea baja (2x20x40), con retirada por tiempo y flujo, con medición electrónica y con el programa Delpro.

 

GESTIÓN DEL ORDEÑO INTELIGENTE

Con la gestión del ordeño, no sólo se gestiona la producción. Estos programas informáticas te permiten, partiendo de los datos de producción y de suministrar datos al sistema, una gestión integral de la granja, por lo que entran aspectos como sanidad, mejora genética, producción/reproducción, mano de obra… Con un solo programa, se puede abarcar una gran cantidad de campos, que es el trabajo que se realiza en la granja.

Hasta ahora, el problema con el que nos encontrábamos es que cada aspecto tenía su programa informático, con bases de datos que no eran compatibles. Por lo tanto, se duplicaban tareas. Se instalaba un programa para facilitar el trabajo y lo que pasaba es que se complicaba la gestión. Con el paso del tiempo y con mucho trabajo, hemos conseguido automatizar casi todas las tareas.

Antes, lo primero que hacía el ganadero al entrar a la explotación era cambiarse y poner el buzo. Ahora el primer gesto que hacemos es mover el ratón para que salga una pantalla de resumen del programa, con una fotografía exacta de lo que ha pasado en el día anterior de la granja. Si ha habido una incidencia, está marcado. Nos aporta datos del número de ovejas que hay en la explotación, la producción… Se puede hacer una gestión global por lotes, pero también cabe la posibilidad de comprobar lo que se hacía día a día en cada animal. Ateniendo a los pilares de la gestión integral, con las nuevas tecnologías que utilizamos en la explotación intentamos automatizar todos los pilares de la granja.

Reproducción

A través de un lector, se identifica de cada uno de los animales los siguientes aspectos: estado fisiológico, fecha de parto, número de crías, inseminación o monta natural, diagnóstico de gestación…

El programa también ofrece una visión de gráficos, como la que nos dice los días que han pasado el último parto y el estado de cada animal, ya que en nuestra granja la cubrición se realiza por producción o por tiempo.

Producción

Los datos de producción de leche dan datos individuales de cada animal. La diferencia con el control lechero es que el control lechero se realiza un día, en el que puede haber cambios reales en la producción, además de que los resultados llegan quince días más tarde. Por lo tanto, los datos ya están desfasados. Es una buena herramienta para la mayor parte de los ganaderos, pero este sistema te permite hacerlo día a día.

El programa da infinidad de datos. Normalmente nosotros utilizamos la producción media diaria en los últimos siete días, por lo que nos aporta la idea de cómo se ha comportado un animal durante toda la semana. Debemos tener en cuenta que no realizamos repaso en el ordeño, por lo que algún día pueda haber algún fallo. También se puede sacar a 21 días o 30 días, ordenar por nombre o por grupo, producción en la lactación actual, en la anterior, histórico de lactación, flujo de ordeño, calidad de leche… A partir de esa gran cantidad de datos, se pueden establecer los índices para cada una de las explotaciones. Los lotes se hacen por producción o por estado fisiológico. Nos gustaría innovar en el futuro con el asunto del flujo de ordeño, agrupando a los animales que se ordeñan más rápido y eliminando a los que son más lentos. Aunque tengan producciones buenas, ralentizan el trabajo del ordeño.

Mejora genética

El portal web del libro genealógico de la raza Assaf, que es una gran herramienta, nos permite volcar a nuestro programa los datos genéticos, como las valoraciones, índices ICO, morfología de ubre, árbol genealógico… De un vistazo, se pueden ver muchos datos. También se pueden hacer filtros para ver cómo ha funcionado un determinado macho.

Sanidad

La receta electrónica requiere la identificación individual de los animales que tratamos. Como no se puede hacer con 3.000 ovejas, se hace por lotes. Pero los lotes son cambiantes, por lo que este sistema permite dar seguridad y tener los datos de tratamiento de cada animal.

También está el asunto de los periodos de supresión. El sistema permite meter el tratamiento que has dado a cada animal y no te permite ni vender el animal para carne ni ordeñar al animal si no ha pasado el periodo de supresión que se ha establecido por parte de los diferentes tratamientos que ha tenido.

También se puede incorporar la receta electrónica, por lo que se tiene el registro individual de cada animal en la explotación, que es el requisito que exige la administración.

Alimentación

Se trata del principal coste que tiene una explotación. Con la producción media de los últimos siete días, nos permite realizar el loteado en función de la producción. De esta forma, optimizamos las materias primas y los recursos. Hacemos raciones adaptadas a los lotes de ordeño, ya que no puede comer lo mismo un animal que repercute económicamente tres euros que otro que repercute un euro. Partiendo de los lotes de alta, media y baja producción, aún se pueden hacer raciones intermedias que permiten afinar más a los costes.

Además, las raciones se pueden diseñar en el ordenador. Se establecen grupos en función de producción o de estado de reproducción. Permite diseñar las raciones con el nombre concreto de cada materia prima para evitar errores a la hora de mezclar los productos en el carro unifeed. Además, permite hacer las raciones desde casa y enviársela por correo al ganadero, por lo que el veterinario ya no tiene la necesidad de estar físicamente en la explotación.

Mano de obra

Una explotación con unas ciertas dimensiones depende en un alto grado de la mano de obra. Esta nueva tecnología en el ordeño permite saber el principio y el fin del ordeño, por lo que se conoce cuándo han empezado los operarios con esa tarea. El sistema da la producción total, el número total de animales que se han ordeñado, los animales por hora, las recolocaciones, la retirada manual… Son valores que se aprenden a interpretar y dice cómo están realizando su labor los trabajadores en el ordeño.

El programa, de una forma gráfica, da el tiempo, las producciones de cada día comparado con el anterior, la producción de leche por hora… En la mano de obra, interesan las incidencias o rendimientos de animales. También se da el dato de la producción de leche de ovejas desconocidas, es decir, las que no tienen bolo, promedios de cada animal…

Visión práctica

Hasta ahora, se ordeñaban 1.600 ovejas que entraban en la sala, se observaba la producción en el tanque y no se tenía más información. Al final, una de las políticas de la empresa es que todos los trabajadores de la granja tienen que saber hacer todas las funciones. Durante algunos días, cambiamos las funciones. Y observamos que en un día el ordeño duró una hora más y únicamente se produjeron 30 litros más. Se pasa de 450 litros a la hora a 370 litros. El sistema nos da el dato que se ha pasado de 191 a 312 recolocaciones. Se da cuando las ovejas no se han ordeñado, quizás porque han dado una patada a la pezonera, por lo que el medidor lanza una alarma de que no se ha llegado a la producción esperada y se vuelve a colocar. Si hay muchas recolocaciones, se tiene mala sensibilidad a la hora de decidir una recolocación o se colocan mal las pezoneras. Por su parte, las retiradas manuales también son un indicador de que se ha hecho el trabajo con prisa, queriendo terminar antes por alguna razón.

En ocasiones, se tienen errores de leche en tanque. Aunque los medidores son muy fiables, se van descalibrando según pasa el tiempo, por lo que es necesario hacer un control diario entre los dos datos para realizar un correcto mantenimiento.

También se deben utilizar el resto de herramientas para gestionar el rebaño. Por ejemplo, con un circuito cerrado de cámaras de conexión en directo, que se trata de una inversión barata. Así, desde el móvil se pueden controlar una multitud de parámetros para conocer las circunstancias que ocurren en la explotación. En realidad, no es necesario ni mirarlas. Cuando el ordenador da los índices de producción y hay algún dato que indica que ha habido algún tipo de problema, los trabajadores suelen informar de esos errores porque saben que está registrado en las cámaras.

Además tenemos una conexión remota a nuestros programas informáticos. Todos los archivos no se trabajan en el ordenador, sino en la nube. Te puedes conectar en cualquier momento y en cualquier dispositivo a lo que está ocurriendo en la granja, lo que permite solucionar muchos de los problemas que pueden ocurrir en la granja.

 

VENTAJAS E INCONVENIENTES

El ordeño tiene una serie de ventajas e inconvenientes.

Inconvenientes

- Inversión inicial. Si es rentable o no, depende del rendimiento que se saque de esas herramientas. Si se utilizan, la inversión sea barata. Si se va a montar una instalación y, por ejemplo, no se tiene cuidado con los fallos de los medidores, pues es mejor no hacer esa inversión.

- Cualificación técnica. Es cierto que hay que hacer una cualificación técnica inicial importante, sobre todo para los ganaderos más que para los técnicos.

- Problemas propios del soporte informático y la conexión a internet. La mayoría de las granjas están fuera de los pueblos, por lo que la conexión puede ser por radio, pero no es la misma. También puede haber problemas de virus o problemas propios de la informática, que pueden ser graves ya que del ordenador depende el ordeño.

- Desarrollo del producto. Las casas comerciales deberían ponerse de acuerdo para que los productos fueran similares y se pudieran trasladar datos de un programa a otro sin los inconvenientes propios de las formas de guardar las bases de datos. También debe haber un adecuado desarrollo de cada uno de los productos.

Ventajas

- Ahorro de tiempo. Al tener un volumen de datos muy grande, es imprescindible este tipo de herramientas para ahorrar tiempo.

- Eficacia y eficiencia en el trabajo. Algunas de las tareas que se realizan en la granja, como por ejemplo hacer los lotes de las ovejas que se van a inseminar, se hacen con una tremenda eficiencia.

- Volumen de datos.

- Registro. Permite tener registros de las recetas, de la base de datos, la cumplimentación de los libros ganaderos…

- Toma de decisiones basadas en hechos demostrables. Cada ganadero toma sus propias decisiones y se marca sus objetivos en aspectos como la alimentación y la reproducción, pero están basados en hechos.

- Independencia.

- Teletrabajo. Permite tener una mejor calidad de vida. Así, todas las personas que trabajan en la granja, tanto los miembros de la familia como los asalariados, tenemos nuestros dos días de descanso a la semana, las 40 horas semanales y 30 días de vacaciones al año, algo impensable hace años.

 

CONCLUSIONES

La gestión de todas estas herramientas permite unos conocimientos, la visión global de lo que son las granjas, un enfoque diferente, una seguridad en el trabajo…

De esta forma conseguimos un negocio de futuro que sea rentable, que sea seguro porque sabes la línea en la que estás trabajando, que sea sostenible social y ambientalmente y, en la cuestión más importante, que sea atractivo para que haya un mayor relevo generacional, ya que aporta una visión de los resultados y una mayor calidad de vida.

 

 

 

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder