msd foro17 actas 1000x120 v2

foro19 banner boletín 1000x30

invesa 480x90 octubre17divisor 10x70 grisnanta foro17 actas 480x90 2divisor 10x70 grissyva foro17 actas 480x90 2divisor 10x70 grisvetia foro17 actas 480x90 2

Los beneficios de la gestión contados por los ganaderos

SEMINARIO ‘G10: Mejorando la calidad de vida en el sector’

Francisco Barrientos. Veterinario.

Explotación de Jesús Tapiador

 

Jesús Tapiador es un ganadero que está realmente trabajando con gestión todos los días. Lleva desde joven con las ovejas y ha entendido que la explotación ganadera es un modelo de vida y de futuro. En el futuro sólo va a haber dos tipos de explotaciones ganaderas: las que hagan gestión y las que desaparezcan.

 

EXPLOTACIÓN

Jesús Tapiador es el encargado de la explotación Villadiego. Su labor principal es la de controlar la explotación, con una dirección técnica y un protocolo. La explotación es de ovejas de raza Manchega, inscrita en Agrama, con un censo de unas 3.500 ovejas. La leche se transforma exclusivamente en su propio queso dentro de la DO Queso Manchego, sin comprar leche al exterior. Tiene un sistema semi-intensivo con bastante base pastoral, tanto de pastos permanentes como de rastrojeras de secano. Por su parte, la base de regadío de la explotación se utiliza para la producción de forrajes propios.

La explotación está situada en la provincia de Ciudad Real, en un pueblo a siete kilómetros de la capital que se llama Poblete. Es una explotación que lleva desde hace muchos años y que en 2008 realizó una serie de inversiones para ampliar desde unas 1.800 ovejas hasta las 3.000 ovejas, con naves nuevas, sistema de ordeño, puertas separadoras, programa informático de medición de leche, cintas de alimentación… y un programa concreto de trabajo.

El queso que elabora es artesano sin pasterizar, lo que condiciona mucho el sistema productivo. Interesa llenar la cuba de la quesería, que demanda una estabilidad y una calidad de la leche más que una industria láctea. Por lo tanto, el sistema productivo está enfocado a que la quesería sea suministrada de la leche como demanda. La explotación está concebida para vender queso.

El ganado se organiza por lotes. La zona de regadío está muy cerca, en la que se produce alfalfa, heno, aveza, maíz, sorgo… Si hay algún producto que interese comprar, se valora todo a precio de mercado. Si se tiene guisantes y hay un precio de mercado que interesa, se vende y se compra otra cosa. No se contabiliza la producción propia de materias primas como si fuera gratis.

La sala de ordeño es de 36 puntos. El sistema de producción ha cambiado desde las cuatro parideras con las que se comenzó en 2008 hasta las diez parideras de la actualidad. Se hace un manejo en banda de cinco semanas. Se realiza lactancia artificial, porque la leche de raza Manchega es demasiada buena para desperdiciarla en el cordero, que no tiene en la actualidad un precio por el que merezca la pena ser alimentado con leche natural. Como además se paga el mismo precio si el cordero es alimentado por nodriza o por la madre, se optó por la lactancia artificial.

 

GESTIÓN

La gestión para este ganadero es una forma de trabajo diferente, es la única manera de conocer la rentabilidad de una explotación y aporta la tranquilidad de saber que, si algo no cuadra con las previsiones que se han realizado, poder saber dónde está el problema, ya puede ser mortalidad, reducción de leche de una de las parideras… En definitiva, si no se consigue el objetivo, conocer el origen del problema. Así, la gestión es el único futuro de la ganadería.

El manejo de la gestión se realiza en la actualidad con diez parideras. Aunque el manejo que se realiza con la oveja Manchega es diferente al de las razas foráneas, se tiene muy claro que no se quieren tener días improductivos. Por lo tanto, el sistema de cubrición consiste en acertar dónde se va a cubrir la oveja que está en leche después de su parto, para que cuando llegue a secarse, le queden como máximo 60 días al parto.

Todo se maneja y gestiona con lector. Es obligatorio en la gestión, porque es una manera eficiente, rápida y segura de tomar los datos.

En esta explotación se tiene un protocolo y no se deja nada al azar. Se tiene un calendario en el que se marcan los días de cubriciones, parideras, ecografías, poner esponjas, retirada de esponjas, vacunaciones de corderas… Teniendo clara esa planificación, se puede jugar con antelación suficiente. La planificación, la medida y el análisis de los datos, y la verificación de previsiones es la única forma de utilizar la gestión como un método de rentabilidad de la explotación.

 

BENEFICIOS DE LA GESTIÓN

El mayor inconveniente de la gestión es que se trata de un trabajo constante. Se debe utilizar tiempo para la toma de datos y asimilar que se trata de una tarea más que tiene que hacerse en la explotación. Es una forma de trabajo que genera algo más de complicación, pero es perfectamente asumible.

Los beneficios que aporta la gestión en esta explotación son tener un presupuesto anual con una previsión de lo que va a pasar durante el año, que se cumple en la medida de lo posible. Si la realidad no se ajusta a las previsiones porque, por ejemplo hay menos partos por oveja y año y la fertilidad en la ecografía es un problema, antes de que haya más problemas debe hacerse un chequeo para saber si en la explotación hay algún problema sanitario. Si la mortalidad en corderos o la previsión de leche de una paridera no se ajustan a la previsión en función de la capacidad de los animales, se puede analizar el problema para saber si es un tema de alimentación, de sanidad, o simplemente de meteorología. La previsión permite saber si se van cumpliendo esos objetivos y, si no es así, hay una respuesta inmediata para encontrar el problema. De esta forma, se mejora la rentabilidad de la explotación.

Además de tener esta explotación desde hace años de ovino de leche, su familia tenía una explotación de ovino de carne que iba surtiéndose en ocasiones de corderas de la propia explotación de Villadiego, hasta que el año pasado decide que su explotación familiar tiene que mejorar o desaparecer. Jesús Tapiador opta por mejorarla, aumentando el censo, llegando a las 950 ovejas comprando una ganadería de leche, elimina los animales que no le gustan, pone una sala de ordeño y compra unos medidores y un lector. De esta forma, empieza a trabajar. Nutevet le organiza las parideras, que no coincidían físicamente con las parideras de Villadiego, aunque ahora es más complicado al haber diez parideras en la otra explotación. Se le hizo una programación. Se recopila toda la información, hace el control lechero, se gestionan los partos… toda esa información se vuelca en el portátil en su casa en una carpeta de dropbox, para que la información nos llegue a Nutevet en el momento. Una vez que llega esa información, cogemos los datos y le damos informes de lo que tiene que hacer. En definitiva, únicamente es aplicar sentido común y hacer lo que dice la información de la gestión. Para él no es complicado. Simplemente, no se le ocurre trabajar de otra forma.

La forma más adecuada de mejorar la calidad de vida de un ganadero es que tenga certeza de que su explotación tiene sostenibilidad y rentabilidad. Si el productor hace todo lo que debe en la explotación para que tenga futuro, tiene un puesto de trabajo asegurado, que eso ya es calidad de vida. Si se hacen las cosas bien, la probabilidad de hacer la explotación rentable es muy alta. Jesús Tapiador dice que en su casa es el rey. Los precios de la leche o los precios del cordero son de puertas para afuera y no puede influir, pero de puertas hacia dentro él es el único dueño de la casa, por lo que no hay excusa. Hay que estar seguro de que lo que se hace de puertas para dentro es todo lo posible.

 

 

 

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder