Mostrando publicaciones por etiqueta: Razas

La fiebre catarral ovina, más conocida como lengua azul, es una patología que afecta de forma principal al ganado ovino y caprino, con una sintomatología y unas consecuencias productivas importantes. Sin embargo, una multitud de especies rumiantes pueden actuar como reservorio del virus. Un ejemplo paradigmático de esta situación puede encontrarse en el último foco declarado de lengua azul en España, el único en algo más de un año, según informaba OVIESPAÑA el pasado viernes.

De esta forma, los Servicios Veterinarios Oficiales de la Junta de Andalucía notificaron la presencia del serotipo 4 del virus de la lengua azul. La detección se realizó en un ñu de cola blanca (‘Connochaetes gnou’), presente en un zoológico en el municipio de Estepona (Málaga), en la comarca del mismo nombre, que está situada en la zona de restricción por los serotipos 1 y 4 del virus de la lengua azul.

La muestra se tomó en el marco de un muestreo previo a un movimiento procedente de zona de restricción no declarada estacionalmente libre y se obtuvieron resultados positivos por la técnica de PCR en el Laboratorio de Sanidad Animal de la Junta de Andalucía, resultado confirmado por el Laboratorio Central de Veterinario de Algete, Laboratorio Nacional de Referencia para la lengua azul en España, determinándose que se trataba de un aislado del serotipo 4 del virus.

Ante la constatación de la recirculación del virus, las autoridades veterinarias han reforzado las medidas ya existentes de prevención, vigilancia y control en la zona. Además, se ha procedido a la notificación oficial del foco a la Comisión Europea, resto de Comunidades Autónomas y sectores implicados.

La Conselleria de Agricultura ha establecido ayudas, dentro de las ya existentes, para la reparación de granjas y compra de animales ante el temporal de la DANA de septiembre y la reciente borrasca Gloria.

Este jueves se ha publicado en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana la Resolución de 29 de enero por la que se modifica la convocatoria de estas ayudas exclusivas para las empresas ganaderas, y en la que contempla la relación de inversiones que se pueden solicitar.

Entre ellas figuran la compra de animales de producción y reproducción, sobre todo en el caso de empresas ganaderas afectadas por la DANA o la borrasca Gloria, para tener el potencial productivo existente antes de que se produjeran estos fenómenos climáticos adversos.

Con el establecimiento de estas ayudas, la conselleria atiende la petición formulada en este sentido por La Unió de Llauradors, que ha agradecido "la sensibilidad y el trabajo" realizado por la Dirección General de Agricultura, Ganadería y Pesca por la modificación de las ayudas pero ha lamentado que no se haya tenido en cuenta la ampliación de la partida presupuestaria en un millón de euros para cubrir necesidades.

La resolución de la conselleria contempla otra de las peticiones de La Unió como es la ampliación del plazo de presentación de solicitudes de las ayudas a la mejora de la competitividad de las explotaciones ganaderas para que las personas afectadas tuviesen el suficiente tiempo de analizar las inversiones a realizar y poder presentar la correspondiente documentación.

El plazo final de registro de las solicitudes ha quedado fijado el 15 de febrero, a pesar de que La Unió había solicitado un mes más a partir del 31 de enero.

La Unió remitió el pasado 2 de enero un escrito a la Dirección General de Agricultura para que se incluyera la reposición de animales muertos en las ayudas para la mejora de la competitividad y sostenibilidad de las empresas ganaderas y que sufrieron pérdidas a consecuencia de los efectos del temporal de lluvias, fenómenos costeros y vientos derivados de la DANA de septiembre.

El 23 de enero volvió a repetir la misma petición para la borrasca conocida como Gloria, que tuvo un efecto directo en las explotaciones ganaderas, sobre todo en el interior del norte de Castellón, y que han provocado daños considerables en las construcciones, sobre todo por la caída de los techos a consecuencia del peso de la nieve acumulada. 

 

La paratuberculosis es una de las enfermedades infecciosas que provocan mayores pérdidas al sector productor de rumiantes a nivel mundial. Su agente causal, ‘Mycobacterium avium subsp. paratuberculosis (Map)’ se transmite a través de la vía fecal-oral. La vacunación subcutánea con bacterias inactivadas ha mostrado ser la estrategia de control de mayor coste-beneficio en combinación con unas correctas prácticas de manejo. Sin embargo, la restricción de la vacunación para no interferir con las pruebas oficiales de diagnóstico de la tuberculosis bovina obliga a explorar nuevas vías de vacunación.

Apenas existen estudios en los que se haya probado la vacunación oral frente a la paratuberculosis a pesar de que ésta vía imitaría de forma más precisa la exposición natural a Map. Por otro lado, en general, en la producción de vacunas tanto para sanidad humana como animal, en los últimos años, ha surgido un interés creciente por la vía de vacunación intradérmica. Se han diseñado dispositivos para inyecciones intradérmicas con el objetivo de conseguir una inoculación más fácil y precisa.

En el Departamento de Sanidad Animal de Neiker se había evaluado una vacuna experimental frente a la paratuberculosis a través de la vía subcutánea con buenos resultados. Más recientemente se ha querido comprobar qué ocurría en estos mismos modelos tras la aplicación de la misma vacuna experimental a través de la vía intradérmica y de la vía oral. La vacunación intradérmica ha mostrado resultados prometedores pues ha sido capaz de disminuir la presencia de Map en tejidos y a la vez mostrar una interferencia menor con las pruebas de tuberculinización en comparación con la vacuna comercial.

Investigadores cordobeses han desarrollado un método para calcular cuánto pasto generarán las dehesas lo que supone un ahorro para el ganadero al permitir ajustar la compra según la producción natural prevista.

La Fundación descubre informó hoy de que el estudio ha sido desarrollado por el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa) de Córdoba y del Grupo de Dinámica Fluvial e Hidrología de la Universidad de Córdoba.

La nueva herramienta resulta aplicable a la gestión de un ecosistema que abarca más de 1,2 millones de hectáreas en Andalucía, según la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible.

Una de las grandes ventajas de este modelo es su bajo coste debido a que "sólo se usan imágenes de satélite y datos meteorológicos, que proporcionan buenos resultados en la estimación de la producción del pasto en un sistema complejo, la dehesa", según el investigador del Ifapa Pedro Gómez Giráldez.

La precisión obtenida es similar a la de cultivos más homogéneos, incluso el procedimiento diferencia a escala de parcela el éxito de los tratamientos de mejora de pastizal.

Para los investigadores, resultó clave a la hora de abordar el estudio la existencia de las imágenes de los satélites Sentinel 2, de la Agencia Espacial Europea (ESA) que, desde 2015, ofrecen datos agrícolas y forestales.

"Nos motivaron las posibilidades de los nuevos satélites de la ESA, con un tiempo de revisita de 5 días al mismo lugar durante su órbita", señaló Gómez Giráldez.

Los expertos han aplicado por primera vez a la dehesa este método. Las mediciones para conocer la productividad en pastizal de este tipo de bosque aclarado las tomaron durante los cinco años de trabajo.

El responsable explicó que "los resultados mostraron una amplia variabilidad tanto espacial como temporal, oscilando desde menos de mil kilos por hectárea a más de 4.000 según el tipo de suelo o la climatología".

El modelo también resulta útil para calcular las ayudas públicas que recibe el ganadero al pastizal.

Estas plantas, herbáceas del tipo gramíneas y leguminosas, tienen como fin alimentar al ganado en el campo o, una vez recogidas, en los establos.

La investigación no ha tomado muestras de pasto cada día, por lo que en la actualidad estudian la forma de refinar el modelo para obtener resultados fiables a escala diaria, dentro del proyecto 'SensDehesa'.

El estudio nace a partir del proyecto europeo 'Life bioDehesa', que lidera Andalucía con el objetivo de mejorar la conservación y la biodiversidad de este ecosistema.

El trabajo de los científicos cordobeses ha sido financiado por el IFAPA a través de los proyectos 'Life bioDehesa' y 'SensDehesa', cofinanciados al 80 % por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional dentro del Programa Operativo (Feder) de Andalucía 2014-2020. 

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias ha aprobado la legalización de ocho explotaciones ganaderas, cinco en Tenerife y tres en La Palma, que se suman a las 12 legalizadas el pasado año.

La autorización de estas explotaciones garantiza su seguridad jurídica y cumple con la prioridad de generar estabilidad en el sector ganadero de las islas, según ha informado este jueves la Consejería en un comunicado.

Además, existen aproximadamente 100 solicitantes con expedientes de decreto definitivo que están a la espera de proceder a su validación final por parte de la Dirección General de Ganadería.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, ha apuntado que "se trata de una de las prioridades del departamento para dar respuesta a las necesidades del sector ganadero para regularizar esta situación".

El trámite para la legalización definitiva por parte de la Consejería se inicia con la solicitud del interesado y la realización de los trámites burocráticos intermedios con audiencias de todas las instituciones implicadas.

Tras las visitas técnicas multidisciplinares que verifican el cumplimiento de los requisitos de la ley, se procede al establecimiento de los condicionantes que debe adoptar la explotación para ser viable desde el punto de vista ambiental y sanitario. 

 

 

Leche, yogur o queso son alimentos imprescindibles para mantener una dieta equilibra-da. Tras las copiosas ingestas navideñas, llegan nuevos propósitos para 2020, como vol-ver al gimnasio y recuperar la línea. ¿Sabías que incluir al menos 3 lácteos al día, junto a práctica deportiva regular, puede ayudar a bajar de peso?

Tomar lácteos o tomar un aporte adecuado de algunos nutrientes contenidos en los lácteos, como por ejemplo el calcio, es muy útil en la pérdida de peso porque ayuda a la lipolisis, a que se queme grasa más fácilmente. Por lo tanto no pueden faltar en una dieta hipocalórica

Deporte moderado practicado regularmente y una dieta equilibrada que no prescinda de los lácteos son dos factores relevantes que pueden ayudar a bajar de peso, sin duda uno de los objetivos que se han marcado millones de españoles para 2020. La campaña de información lanzada por la Organización Interprofesional Láctea (IN-LAC) con apoyo de la Unión Europea promueve el consumo de al menos tres lácteos al día (Generación Láctea) y recuerda la importancia de no eliminar estos productos de la dieta pese a las creencias erróneas y fake news que invitan a sustituirlos por otros alimentos.

¿Por qué los lácteos son aliados para practicar deporte? Durante la actividad física suele producirse una mayor pérdida de fluidos, por eso es muy importante la rehidratación. Y es que la leche está compuesta en un 90 % por agua, y tiene proteínas y grasas de digestión lenta que permiten la absorción de agua y electrolitos de forma constante en el tiempo. Asimismo, el lactosuero del yogur es una fuente de proteínas beneficiosas para los depor-tistas. Para aprovecharlas, basta con agitar el yogur antes de abrirlo o removerlo con una cucharilla, sin necesidad de recurrir a productos de síntesis alternativos, de alto precio.

Además, los lácteos pueden ser de gran ayuda para mantenerse en forma. En la dieta orien-tada a perder peso es importante la presencia de los lácteos porque con pocas calorías aportan muchos nutrientes. Tomar un aporte adecuado de algunos nutrientes como el cal-cio contenido en los lácteos es muy útil en la pérdida de peso.

En ocasiones se han difundido mensajes erróneos, incluso que el consumo de lácteos es excesivo pero organismos nacionales e internacionales marcan pautas en nutrición y alimentación que aconsejan tomar de 2 a 4 raciones de lácteos al día, de media. Por grupos de población, se aconsejan 2-3 raciones al día en niños y adultos y 3-4 en colectivos con necesidades adicionales, como la adolescencia, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ancianos o deportistas, especifica la catedrática en Nutrición y Doctora en Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, Rosa María Ortega, a su vez miembro del Comité Científico del Programa Europeo de fomento del consumo de lácteos lanzado por INLAC y la UE.

Se entiende por ración –aclara Ortega- la cantidad de producto que permite conseguir 250 mg de calcio: un vaso de leche de 200 ml, 180 g de yogur, o 30-60 g de queso, según sea curado o fresco. “Sin embargo el consumo actual de lácteos es menor del aconsejado en más de la mitad de la población, por lo que la situación no es óptima sino mejorable”, aña-de. La doctora desautoriza las voces que insisten en que el consumo de estos alimentos es innecesario o que puedan ser sustituidos por otras alternativas. E indica que los lácteos aportan nutrientes esenciales de forma equilibrada, especialmente hidratos de carbono, vitaminas, proteínas y minerales, “de manera que cubrir las ingestas recomendadas de es-tos nutrientes es difícil cuando se restringe el consumo de lácteos”.

La experta reconoce que existen otros alimentos que aportan calcio, pero el procedente de lácteos es el de más fácil absorción y utilización. “Para cubrir las ingestas recomendadas de calcio, en una alimentación convencional es bastante sencillo tomar, a lo largo de un día, un vaso de leche, 1-2 yogures, y un poco de queso. Además, es mucho más difícil tomar como alternativa 25 g de semillas de sésamo más 250 g de acelgas y 175 g de garbanzos (cada día)”. “El aporte calórico asociado al consumo de algunos alimentos (legumbres, frutos secos, sardinas enlatadas….) sería bastante elevado para conseguir un aporte de calcio similar en cantidad, pero siempre de más difícil utilización que el procedente de lácteos”, destaca la catedrática en Nutrición.

Sobre la extendida creencia entre los consumidores de que los lácteos son alimentos ricos en grasa, cuyo consumo favorece el riesgo cardiovascular, o el aumento de peso, Ortega zanja que estas consideraciones son erróneas. “Aunque algunos quesos tienen mayor contenido en grasa (y deben ser tomados con mayor moderación), por ejemplo, la leche tiene 3.5 g/100 g de grasa, contenido inferior al de muchos otros alimentos, pero además para los lácteos se encuentran productos semidesnatados y desnatados que no existen como alternativas de consumo para otros alimentos, por tanto el contenido en grasa de los lácteos no es elevado y además se pueden elegir productos con menos grasa o sin ella”.

Generación Láctea, campaña cofinanciada con fondos comunitarios, difunde entre la po-blación española que los lácteos, además de sabrosos, son alimentos situados en la base de la pirámide nutricional. En este contexto, Generación Láctea ha convertido en proveedor oficial de la Minicopa Endesa gracias al acuerdo alcanzado entre la ACB e INLAC, para apo-yar a los jóvenes talentos y fomentar hábitos saludables y el deporte.

InLac es la organización interprofesional que engloba a todo el sector lácteo de España. Sus miembros representan tanto a la producción –ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-Alimentarias de España- como a la transformación –FENIL y Cooperativas Agro-Alimentarias de España. InLac es el instrumento fundamental de interlocución y vertebración entre los agentes de la cadena láctea y se constituye como el foro estable de discusión entre sus miembros, respetando los ámbitos de actuación propios de las organizaciones que la componen.

Puedes descargar videodeclaración aquí: https://we.tl/t-4DQJZXCWzz

 

El principal objetivo del grupo es crear una base y estructura de comercialización e internacionalización de material genético y animales vivos para de las razas puras españolas

El Grupo Operativo EXPORTGEN: Creación de estructura conjunta de comercialización y exportación de material genético, que está coordinado por la Federación Española de Asociaciones de Ganado Selecto (FEAGAS), ha celebrado una primera reunión para dar comienzo al desarrollo de la segunda fase de vida del proyecto.

El principal objetivo del grupo es crear una base y estructura de comercialización e internacionalización de material genético y animales vivos para las razas puras españolas, mediante el análisis de la situación actual y elaboración de un plan estratégico de internacionalización que dinamice y facilite la promoción de la genética española y su exportación. Para conseguir estos objetivos se necesita, por un lado, un análisis estratégico de la comercialización en el mercado europeo e internacional de los productos procedentes de razas puras de ganado de España, y, por otro, determinar la demanda potencial estimada en el mercado internacional de material genético procedente de estas razas.

Se hace necesario aunar esfuerzos para realizar una exportación conjunta de material genético, debido a la cantidad de trabas administrativas, sanitarias y económicas que supone exportar estos productos de nuestras razas. Este grupo constituiría un ahorro fundamental de costes que repercutiría directamente en las Asociaciones de Raza Pura de nuestro país, y mejoraría ampliamente la cobertura que nuestras razas tendrían a nivel internacional.

España es uno de los países del mundo con más variabilidad genética, donde muchas de nuestras razas han alcanzado una cotas muy altas de producción, pero conservando una gran capacidad de adaptación a infinidad de medios de producción y manejo, lo cual las hace tremendamente interesantes para ser utilizadas en pureza o en cruzamiento en el plano internacional.

En dicho encuentro, celebrado el jueves 5 de diciembre en la sede de FEAGAS, estuvieron presentes Manuel Luque, director gerente de FEAGAS; Carlos Valencia, de la Subdirección General de Acuerdos Sanitarios y Control en Frontera del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA); María Naranjo, directora de Alimentos, Gastronomía y Vinos de España del ICEX España Exportación e Inversiones, adscrito al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo; Jesús Centenera, gerente de la Consultora en Comercio Exterior AGERÓN; y Pedro Calleja, de la Consultora ESMEDAGRO.

De manera telemática, participaron en la reunión Aurora Estrada, de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Vacuno Selecto de Raza Rubia Gallega (ACRUGA); María Fernández y Abel García por parte de ASTURGEN; Pedro Azor Pedro Azor, de la Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española (ANCCE); y Rocío Sarasa por parte de ESMEDAGRO.

Este proyecto, coordinado por FEAGAS con el apoyo de tres de sus organizaciones miembro: ANCCE, ASEAVA a través de ASTURGEN, y ACRUGA, así como de AGERÓN, ICEX, ESMEDAGRO, el MAPA, la Universidad Complutense de Madrid (UCM) a través del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria VISAVET y Xenética Fontao, se espera que represente un antes y un después con respecto a la promoción y comercialización, en un primer momento, del Pura Raza Español, la raza Asturiana de los Valles y la Rubia Gallega, y en fases posteriores en relación al resto de razas de ganado.

 

 

Aitor Pereira

Unos laboratorios de Buenos Aires llevan años trabajando en una alternativa sostenible al consumo cárnico, y ahora lo han conseguido gracias a la técnica de "cultivo", que permite crear carne por multiplicación celular in vitro a partir de una muestra animal.
La coordinadora el área de bioingeniería de los laboratorios Craveri, María Laura Correa, cuenta a Efe que la idea surgió tras una alerta de la Organización Mundial de la Salud (OMS), mientras sostiene un frasco con los resultados de casi cuatro años de investigación: pequeños anillos de carne, pura fibra muscular sin materia grasa, con un valor nutritivo "similar" al de la carne animal.
"La OMS ha estudiado y analizado que si el cultivo de carne tradicional sigue como se está realizando hasta ahora, en el 2050 vamos a tener un problema medioambiental", afirma.
Y fue así como este laboratorio especializado en medicina regenerativa comenzó a aplicar la misma técnica que usaba cuando creaba "piel, cartílagos y huesos" para generar tejido muscular, un proceso que tarda unas cuatro semanas y que tiene como estrellas a las "células satélite", encargadas de la multiplicación.
UN "CHURRASQUITO" DE LABORATORIO
Todo comienza con la toma de una muestra de músculo animal, de "unos cinco o seis gramos", de la que se extraen estas células, llamadas mioblastos, y se siembran en un "biomaterial" -un líquido de color rosa rico en medios nutritivos como ácidos grasos, vitaminas e hidratos de carbono- que sirve de alimento para que las células puedan "crecer y dividirse".
El cultivo se hace empleando una estructura circular para que las células "empiecen a sentir la tensión superficial y empiecen a diferenciarse las fibras musculares", que finalmente tendrán forma de anillo, de color blanquecino, debido a la falta de sangre que da el característico color rojo a la carne, aunque la científica afirma que el siguiente paso es dotar a esta fibra muscular de un aspecto más apetecible.
"Se trabaja también en el diseño de biomateriales para combinar el tejido muscular con el tejido adiposo (grasa), con componentes sanguíneos para que el aspecto sea similar al de la carne", agregó Correa, quien afirma que le gustaría ver el producto convertido en un "churrasquito" de esos que tanto se consumen en Argentina, el país del asado y la carne.
Si bien el aspecto presenta diferencias con la carne tradicional, el valor nutritivo es muy parecido e incluso podría ser superior.
"Si nosotros comemos estos anillitos, nos estamos nutriendo de la misma manera que comiendo la carne tradicional y hasta de manera más ventajosa, porque estamos dejando de lado el tejido adiposo que si lo consumimos de manera desbalanceada nos puede generar enfermedades metabólicas", aseveró.
UN PROCESO "MUY ARTESANAL"
Para el último paso quieren contar con expertos en cocina que creen un producto final al estilo de una hamburguesa, que en el laboratorio todavía no han elaborado debido a los altos costos de producción de un proceso que se realiza de manera "muy artesanal" y que ahora afronta el reto de buscar inversiones que permitan agilizar y abaratar la producción.
Estos laboratorios emplean por ahora tejido bovino, aunque aseguran que el proceso funcional igual con cualquier animal, incluido pescado, que siempre será necesario, pues la células no pueden reproducirse "eternamente", y por ahora desconocen cual es la cantidad exacta de carne que pueden producir a partir de una muestra.
"No le generamos ningún daño, el animal después puede seguir caminando, no tiene ninguna complicación adicional porque la nuestra realmente es muy pequeñita", matizó.
SIN PELIGRO PARA LA GANADERÍA TRADICIONAL
La necesidad del animal implica que "la ganadería tradicional va a seguir existiendo", un dato relevante en un país donde la ganadería es una de la principales actividades económicas.
"El mismo ganadero va a poder cambiar sus procesos de elaboración y, por qué no, tener una planta que procese la materia prima que requerimos nosotros para después hacer la carne cultivada", subrayó, y apuntó que su visión de futuro pasa por "una convivencia de lo que es la carne cultivada con la carne tradicional".
El cultivo de carne es una técnica que varias compañías del mundo investigan desde hace años y que en 2013 vivió un hito cuando la compañía holandesa Mosa Meat lanzó por primera vez al mercado una hamburguesa elaborada con este material, aunque su costo -250.000 dólares- la alejó del público.
Ahora una compañía norteamericana afirma que el próximo año lazará elaborados de pollo cultivado a un precio competitivo, lo que sería una revolución para el sector.
En Craveri todavía no se ponen fechas para llegar al consumidor, conscientes de que "lo importante hoy es saber que la carne cultivada existe", aunque afirman que "no hay que esperar sentados" y que es necesario que "dentro de 30 años tengamos una alternativa" a una forma de consumo que también Naciones unidas califica de insostenible. 

Un total de 269.628 ejemplares de la especie caprina pertenecen a alguna de las 22 asociaciones de raza pura de caprina que operan en España. Por lo tanto, únicamente el 9,8% del censo nacional está en alguna asociación de raza, con un total de 1.034 explotaciones que se encuentran trabajando bajo el amparo de los libros genealógicos.

Los datos por raza, numeradas de mayor a menor censo, son los siguientes:

- Murciano-Granadina. 107.363 animales y 188 explotaciones. Andalucía (provincias de Cádiz, Málga, Córdoba, Jaén, Granada y Almería): 35.731 animales y 81 explotaciones. Murcia: 26.3499 animales y 29 explotaciones. Castilla-La Mancha (provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Albacete): 13.419 animales y 17 explotaciones. Castilla y León (provincias de León, Zamora, Salamanca, Valladolid, Ávila y Burgos): 8.726 animales y 13 explotaciones. Extremadura (provincias de Cáceres y Badajoz): 8.152 animales y 18 explotaciones. Comunidad Valenciana (provincias de Castellón, Valencia y Alicante): 6.800 animales y 16 explotaciones. Madrid: 3.728 animales y 2 explotaciones. Cataluña (provincias de Girona y Barcelona): 2.232 animales y 8 explotaciones. Aragón (provincias de Huesca y Teruel): 1.982 animales y 3 explotaciones. Cantabria: 94 animales y 1 explotación.

- Malagueña. 37.073 animales y 76 explotaciones. Andalucía (provincias de Sevilla, Cádiz, Málaga, Córdoba, Granada y Jaén): 31.479 animales y 61 explotaciones. Castilla y León (provincias de León, Palencia y Ávila): 2.652 animales y 6 explotaciones. Extremadura (provincias de Cáceres y Badajoz): 1.400 animales y 5 explotaciones. La Rioja: 797 animales y 2 explotaciones. Navarra: 448 animales y 1 explotación. Castilla-La Mancha (provincia de Guadalajara): 297 animales y 1 explotación.

- Florida. 25.464 animales y 77 explotaciones. Andalucía (provincias de Huelva, Cádiz, Sevilla, Málaga, Córdoba, Granada y Almería): 13.892 animales y 39 explotaciones. Extremadura (provincias de Cáceres y Badajoz): 8.001 animales y 27 explotaciones. Castilla-La Mancha (provincias de Toledo y Ciudad Real): 1.455 animales y 6 explotaciones. Castilla y León (provincias de León y Ávila): 1.068 animales y 2 explotaciones. La Rioja: 559 animales y 1 explotación. Cataluña (provincia de Tarragona): 340 animales y 1 explotación. Aragón (provincia de Teruel): 149 animales y 1 explotación.

- Majorera. 13.951 animales y 66 explotaciones. Todas ellas en Canarias (provincias de Santa Cruz y Las Palmas).

- Payoya. 12.256 animales y 41 explotaciones. Andalucía (provincias de Sevilla, Cádiz, Málaga, Córdoba y Granada): 12.110 animales y 40 explotaciones. Cataluña (provincia de Tarragona): 146 animales y 1 explotación.

- Verata. 9.503 animales y 31 explotaciones. Extremadura (provincias de Cáceres y Badajoz): 6.822 animales y 22 explotaciones. Castilla-La Mancha (provincia de Ciudad Real): 1.374 animales y 1 explotación. Castilla y León (provincias de Salamanca y Ávila): 1.143 animales y 7 explotaciones. Comunidad Valenciana (provincia de Valencia): 164 animales y 1 explotación.

- Guadarrama. 9.165 animales y 24 explotaciones. Madrid: 6.286 animales y 16 explotaciones. Castilla y León (provincias de Zamora y Ávila): 2.879 animales y 8 explotaciones.

- Blanca Celtibérica. 8.920 animales y 44 explotaciones. Castilla-La Mancha (provincias de Guadalajara y Albacete): 6.772 animales y 29 explotaciones. Andalucía (provincias de Granada y Almería): 1.346 animales y 10 explotaciones. Murcia: 802 animales y 5 explotaciones.

- Blanca Andaluza o Serrana. 7.948 animales y 41 explotaciones. Andalucía (provincias de Huelva, Sevilla, Córdoba, Málaga, Jaén, Granada y Almería): 7.176 animales y 38 explotaciones. Extremadura (provincia de Badajoz): 682 animales y 1 explotación. Castilla-La Mancha (provincias de Cuenca y Ciudad Real): 90 animales y 2 explotaciones.

- Tinerfeña. 6.941 animales y 41 explotaciones. Todas ellas en Canarias (provincia de Santa Cruz).

- Palmera. 6.570 animales y 60 explotaciones. Todas ellas en Canarias (provincia de Santa Cruz).

- Negra Serrana. 5.617 animales y 15 explotaciones. Castilla-La Mancha (provincia de Albacete): 4.192 animales y 7 explotaciones. Andalucía (provincia de Jaén): 814 animales y 7 explotaciones. Comunidad Valenciana (provincia de Valencia): 611 animales y 1 explotación.

- Blanca de Rasquera. 4.565 animales y 22 explotaciones. Todas ellas en Cataluña (provincias de Girona, Barcelona y Tarragona).

- Bermeya. 2.873 animales y 68 explotaciones. Todas ellas en Asturias.

- Moncaína. 2.747 animales y 47 explotaciones. Todas ellas en Aragón (provincia de Zaragoza).

- Pirenaica. 2.272 animales y 31 explotaciones. Aragón (provincias de Huesca y Zaragoza): 1.599 animales y 21 explotaciones. Cataluña (provincias de Lleida y Barcelona): 334 animales y 6 explotaciones. Navarra: 295 animales y 3 explotaciones. Castilla y León (provincia de Soria): 44 animales y 1 explotación.

- Retinta. 2.175 animales y 14 explotaciones. Extremadura (provincias de Cáceres y Badajoz): 1.956 animales y 12 explotaciones. Castilla y León (provincia de León): 219 animales y 2 explotaciones.

- Azpi Gorri. 1.351 animales y 39 explotaciones. Todas ellas en el País Vasco (provincias de Guipúzcoa, Vizcaya y Álava).

- Agrupación de las Mesetas. 1.268 animales y 7 explotaciones. Todas ellas en Castilla y León (provincias de León, Zamora, Salamanca y Ávila).

- Galega. 1.161 animales y 58 explotaciones. Todas ellas en Galicia (provincias de La Coruña, Lugo, Orense y Pontevedra).

- Ibicenca. 285 animales y 31 explotaciones. Todas ellas en Baleares.

- Mallorquina. 160 animales y 13 explotaciones. Todas ellas en Baleares.

Por comunidades autónomas, el número de cabras inscritas en asociaciones oficiales son las siguientes: Andalucía (102.548), Castilla-La Mancha (27.599), Canarias (27.462), Murcia (27.301), Extremadura (27.013), Castilla y León (17.999), Madrid (10.014), Cataluña (7.617), Comunidad Valenciana (7.575), Aragón (6.477), Asturias (2.873), La Rioja (1.356), País Vasco (1.351), Galicia (1.161), Navarra (743), Baleares (445) y Cantabria (94).

Javier Collantes

El próximo año 2020 genera optimismo en la ganadería andaluza ya que la parte oriental de la región, donde están las provincias de Granada, Almería, Jaén y Málaga, muy probablemente estará oficialmente "libre" de brucelosis, lo que supondrá un fuerte empuje en los mercados.
Oficialmente supone "de cara a la galería" porque en realidad "no ha habido casos de esta enfermedad en años" en Andalucía, según ha indicado a Efe Miguel Ángel Bolance, veterinario de la organización agraria UPA en Córdoba.
De hecho, la provincia cordobesa fue el pasado 29 de noviembre declarada oficialmente libre de brucelosis por parte de la Unión Europea (UE) uniéndose así a las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla, consideradas por fin todas ellas "indemnes".
Una calificación que "reconoce el enorme esfuerzo realizado por años de presión para que los ganaderos mejoraran la salud de sus explotaciones", en palabras de Bolance, quien ha puesto como esfuerzo ejemplar la labor también de la Administración autonómica y de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG).
Pero no es sólo una cuestión de prurito profesional. También hay mucha economía detrás. "La brucelosis es una enfermedad que provoca un número de abortos muy elevado en los animales" y eso no deja de ser dinero perdido.
Al mismo tiempo, cuando las explotaciones no tienen que realizar controles de brucelosis exhaustivos, y por ello se entiende la totalidad de los animales, se gana tiempo. Y en este caso, "el tiempo es dinero", recuerda Bolance.
Y es que recoger animales para el chequeo tiene un coste. Y cuando se considera provincia indemne, ya no es el 100 por ciento de la ganadería mayor de seis meses, sino sólo un 10 por ciento de los animales, con lo que ya no es necesario contratar a personal externo para la recogida y se agilizan de forma extrema las labores de saneamiento.
Pero los beneficios van muchos más allá. "Se revalorizan los animales de estas provincias de cara a un mercado que cada vez es más exigente con estas cuestiones, porque deja de haber límites", explica el veterinario de la UPA, quien recuerda que en el caso del caprino "hay muchos animales vivos que se exportan hacia Europa porque son apreciados allí".
Eso, por tanto, también se va a notar en beneficio de los ganaderos cordobeses y de los productores de queso de oveja, cabra y vaca.
Y por si fuera poco, también esta la sanidad humana. La brucelosis se transmite también a los humanos, a través de la leche o del queso fresco, provocando lo que se llama como la fiebre de malta.
Una enfermedad molesta y peligrosa, en el sentido de que pueden provocar también abortos en humanos. De hecho, cuando el control era mucho menor, hace de esto 15 o 20 años, había episodio de esta fiebre de forma más habitual.
La mejor noticia, por tanto, será cuando Andalucía por completo esté libre de brucelosis. Algo que ha estado a punto de ocurrir este mismo año, pero que por razones burocráticas más que sanitarias no ha podido ser.
"El caso es que para ser declarado indemnes hay que tener saneados todas las explotaciones censadas antes de final de año y no ha podido ser porque algunas de las granjas se han quedado fuera de plazo".
Pero el veterinario es optimista de cara al próximo año, hasta el punto de considerar que la comunidad andaluza podría quitarse de encima esta losa para el próximo año y no tener que esperar como mucho a 2021. 

Página 1 de 108

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder