Mostrando publicaciones por etiqueta: Caprino

El director general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Carlos Cabanas, ha suscrito cuatro convenios de colaboración con los presidentes de las asociaciones de criadores que gestionan los libros genealógicos de las razas bovinas Retinta, Avileña-Negra Ibérica, Parda de Montaña y la caprina Murciano-Granadina.

El objetivo de estos convenios es establecer el cauce de colaboración para regular el depósito y custodia de material genético (dosis seminales, embriones u ovocitos) de animales de estas razas en el Banco de Germoplasma Animal ubicado en el Centro de Selección y Reproducción Animal de Colmenar Viejo (CENSYRA).

El Centro de Colmenar Viejo es una instalación del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

El material reproductivo de la raza caprina Murciano-Granadina provienen del Centro de Selección y Mejora del Caprino Andaluz, perteneciente a la Diputación de Granada.

 

A través del depósito regulado en el convenio, se establece una ‘copia de seguridad del material reproductivo’. Esta dualidad garantiza que se pueda recuperar completamente cualquiera de las razas, incluso en el caso hipotético de que su banco de germoplasma de origen desapareciera. En ese sentido, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente da respuesta a las recientes recomendaciones que desde organismos internacionales, como la FAO, se realizan de cara a fortalecer la conservación de los recursos zoogenéticos en materia de conservación ex-situ. Además se afianzan  los compromisos adquiridos por nuestro país, dentro del marco del Convenio para la Diversidad Biológica y la Declaración de Interlaken.

La Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (Interovic) celebró en Madrid el primer acto de promoción de consumo de la carne de ovino y caprino, financiado a través de los fondos procedentes de la Extensión de Norma, de acuerdo con la Orden AAA/1934/2012. El mismo contó con la participación de 150 profesionales del sector. Durante el seminario se trato del presente y futuro del consumo de carne de ovino y caprino.

Comenzando por el futuro, en la sesión denominada ‘Campañas europeas de promoción del consumo’, María Jesús Ochoa, en representación de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, en su presentación ‘Promoción de los productos agrícolas europeos’ destacó que, desde el 30 de julio de este año, la carne de ovino puede optar al desarrollo de programas de promoción Europeos, que cuentan con ayudas que podrían estar entre el 50% y 80% del coste total de la acción. Ochoa destacó que es fundamental para que la ayuda se pueda recibir un planteamiento coherente, con objetivos y acciones bien definidas, en un marco de actuación geográfica amplia y con presencia en varios países, y con una memoria económica bien desarrollada con unos costes muy ajustados. Ochoa destacó que la campaña de promoción podría comenzar a partir de noviembre de 2014, debido a los plazos que tiene la Comisión para otorgar estas ayudas.

A continuación Emmanuel Coste, presidente de la OIA francesa Interbev, en su rama de ovino, presentó la campaña de promoción ‘Agneau Presto’ (cordero rápido) como ejemplo de cooperación entre Francia, Gran Bretaña e Irlanda, que, a pesar de comercializar productos diferentes, en todos los casos están de acuerdo en transmitir el mensaje de que la carne de cordero se puede elaborar de una manera rápida, por lo que tiene cabida en una cesta de la compra diaria.

En la segunda sesión se trató sobre el presente, al presentarse el estudio de mercado que Interovic ha estado desarrollando desde el verano. Como principales conclusiones cabe destacar en durante el último año se consumió cordero o cabrito en el 62% de los hogares españoles, aunque durante el último trimestre tuvo presencia en el 51%. Otra cuestión a destacar es que alrededor del 70 % de los encuestados consideran alimentos sanos a la carne de cordero y cabrito. Además, el 33% de los hogares españoles incrementaría su consumo si en el punto de venta se ofreciesen más formas de preparación, como filetes sin hueso o carne troceada o picada. Además, su consumo está vinculado a celebraciones.

A continuación Tomás M. Rodríguez presentó la situación en la que se encuentra la campaña de promoción del consumo de cordero y cabrito, destacando que en estos momentos Interovic está desarrollando un concurso de agencias, que concluirá con la selección de la empresa responsable del desarrollo de la campaña europea. Rodríguez también destacó que el Reglamento 737/2013 es una oportunidad para el sector y que permitirá a Interovic duplicar el dinero recabado a través de la Extensión de Norma, e invertido en promoción, por lo que la ayuda al sector será superior a 1 millón de euros.

El seminario se cerró con la mesa redonda ‘Innovación en la comercialización de la carne de ovino y caprino’ en la que se presentaron cuatros casos prácticos de otras tantas empresas (Calemur, Moraleja Selección, Oviso y Grupo Pastores) que han decidido invertir en innovación y ofrecer al consumidor productos de alta calidad adaptados las nuevas exigencias de los consumidores.

Por su parte, el presidente de Interovic, Rafael Crespo, ha asegurado que la aplicación de la Extensión de Norma, que se inicia con este seminario, es “la herramienta necesaria e imprescindible para destinar fondos a la promoción del consumo, que es nuestro principal problema”. Según Crespo, el sector quiere salir “de la clandestinidad”, porque la carne de ovino “no se oye en ningún lado”. Crespo ha apostado por innovar con presentaciones “mucho más sencillas, limpias y para un consumo rápido”, algo que es una costumbre habitual en otros países. El objetivo es “descartar la imagen del cordero como un producto muy elaborado y muy tradicional”, ha remarcado.

Los datos oficiales del Servicio de Estadística y Estudios y Planificación Agraria de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León continúan corroborando los incrementos que se están registrando en las últimas semanas en las cotizaciones de la leche de oveja y cabra, en esta ocasión en el periodo del 9 al 15 de noviembre.

 

Leche de oveja

En la última semana, ha habido variaciones en las siguientes provincias:

- León. De 91,00 a 98,38 euros por cien litros. +8,1%

- Salamanca. De 86,50 a 86,90 euros por cien litros. +0,5%.

- Soria. De 86,00 a 95,00 euros por cien litros. +10,5%.

 

Leche de cabra

Dos provincias han tenido cambios en la última semana:

- León. De 66,18 a 74,76 euros por cien litros. +13%.

- Salamanca. De 64,50 a 65,35 euros por cien litros. +1,3%.

La directora general de Ganadería y Pesca de la Región de Murcia, Carmen Teodora Morales, asistió en Madrid al seminario de Interovic titulado ‘Presente y Futuro del Consumo de carne de Ovino y Caprino’, en el que la Agrupación de Productores de Cabrito Lechal de Raza Murciano-Granadina (Calemur) presentó un producto precocinado de carne de cabrito lechal de la Región de Murcia, certificado bajo las condiciones de Etiquetado Facultativo.

La responsable de Ganadería señaló que “este producto innovador facilita el consumo y la puesta en el mercado de uno de los alimentos de calidad más emblemáticos de la Región, como es el cabrito lechal”, que se encuentra certificado bajo Etiquetado Facultativo y se comercializa con la marca Calemur, “cuyo responsable es la agrupación de ganaderos que lo producen y directamente lo comercializan”.

Esta certificación permite acreditar la exclusiva alimentación de los cabritos con leche materna y la procedencia  de granjas ubicadas en la Región de Murcia, que pertenecen a explotaciones con animales inscritos en el libro genealógico de la raza Murciano-Granadina.
Además, la certificación asegura una carne de cabrito de categoría primera, blanco nacarada con una escasa infiltración grasa, con un aroma, bouquet y jugosidad excelentes, procedente de animales lechales cuyas canales en ningún caso superan los cinco kilos de peso. El producto consiste en  piezas de cabrito lechal asado, precocinadas al horno y envasado al vacío que solo requiere un calentado para su consumo.

La tecnología empleada en este producto permite que esta carne se conserve en perfecto estado a temperaturas de refrigeración durante más de dos meses. La presentación final es en piezas de cuartos de aproximadamente un kilo, acompañadas de su propio jugo procedente del horneado, realizado con aceite de oliva, manteca, sal y agua. 

La Junta de Andalucía ha subvencionado el proyecto de la empresa Chivo de Canillas para comercializar asado de chivo lechal preparado de forma artesanal en un horno de leña y envasado al vacío, para su venta como producto gourmet que puede degustarse tras ser calentado en un microondas.

La empresa, ubicada en el municipio malagueño de Canillas de Aceituno, selecciona cabritos con no más de treinta días de vida, alimentados únicamente con la leche de sus madres, de los que una vez sacrificados, se obtienen entre 4 y 4,5 kilos de carne.

El chivo lechal se prepara en un horno de leña, principalmente de olivo, con aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta y ajo, se cocina durante tres horas y media y al término de este proceso, se introduce en una bolsa al vacío, con lo que se consigue un producto de quinta gama que sólo requiere de cuatro minutos de microondas para ser disfrutado.

El delegado de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en Málaga, Javier Carnero, ha visitado hoy las instalaciones del Grupo Aguirán, en el que se integra la empresa Chivo de Canillas, y ha destacado esta apuesta por “conjugar tradición e innovación, adaptando los productos típicos a las demandas de los consumidores”. Según Carnero, con este asado de chivo lechal de quinta gama “se acerca la gastronomía de nuestros antepasados a los nuevos tiempos, más proclives a la comida rápida, pero sin renunciar al mejor sabor”.

Esta iniciativa ha contado con una subvención de 76.500 euros por parte de la Junta de Andalucía, cantidad que supone casi el 43% de la inversión total realizada por la empresa, que asciende a 179.000 euros.

El objetivo de Chivo de Canillas es suministrar su asado en tiendas ‘delicatessen’ de todo el mundo y, en este sentido, ya ha cerrado acuerdo con distribuidores de países europeos o sudamericanos.

 

Investigadores del Departamento de Química Analítica, Nutrición y Bromatología de la Universidad de Salamanca están realizando un estudio que compara las cualidades de los quesos tradicionales y de los quesos ecológicos de diversas zonas de España. La presencia de algunos minerales, de componentes antioxidantes y de ciertas características sensoriales es mayor en los quesos que se elaboran a partir de leche de oveja y de cabra procedente de explotaciones ecológicas, según informa la agencia de noticias Dicyt.

María Inmaculada González-Martín, científica de la institución académica salmantina, ha explicado que la investigación sirve, en primer lugar, para poder diferenciar los quesos ecológicos de los que no lo son, puesto que en ocasiones es difícil conocer el origen de la leche con la que se ha elaborado el producto final. Los estudios comparan los productos de los dos tipos de explotación de las mismas zonas geográficas.

A través de tecnologías como el análisis de isótopos estables y la espectroscopía de infarrojos cercanos, ésta última puesta a punto para el estudio de los quesos en colaboración con la Escuela Politécnica de Zamora, los científicos pueden conocer con bastante exactitud y rapidez los componentes de los alimentos.

Entre las principales diferencias entre los quesos no ecológicos y los ecológicos están los componentes minerales, puesto que los segundos son más ricos en magnesio, hierro o calcio, entre otros. Además, también tienen una mayor cantidad de fenoles y flavonoides, sustancias que se consideran beneficiosas para la salud por su capacidad antioxidante. Los antioxidantes combaten los radicales libres, moléculas relacionadas con el envejecimiento, el deterioro de la salud y la aparición de enfermedades.

Por otra parte, los análisis y las catas de los especialistas también detectan una mayor riqueza de los quesos ecológicos de oveja y cabra en cuanto a características volátiles, es decir, de las propiedades relacionadas con los sentidos del gusto o el olfato.

Estas diferencias en un mismo producto podrían explicarse porque en las explotaciones ecológicas “los animales no están estabulados y en los lugares de producción no se pueden emplear pesticidas ni componentes que cambien los sabores. Incluso si los animales están enfermos, no se les administran antibióticos”, señala la experta. Aunque este tipo de explotación entraña más riesgos y encarece el producto, el resultado final parece apuntar a una mayor calidad.

Por el momento, en el mercado los quesos ecológicos son más caros y menos abundantes. Por eso, uno de los objetivos de la Universidad de Salamanca es desarrollar métodos rápidos y baratos que certifiquen la calidad de este producto. De esta forma, los productores se verían beneficiados frente a las grandes explotaciones que basan su modelo de negocio en la producción de grandes cantidades.

Armilla (Granada) acogió el II Concurso Nacional de Queso de Cabra FICADE 2013, organizado por la Asociación Nacional de Criadores de Caprino de Raza Murciano-Granadina (Caprigran).

A continuación, se recoge la relación de premiados.

 

Queso semicurado de cabra

Primer premio. Quesos Payoyo. Cádiz.

Segundo premio. Quesos Artesanos Pajarete. Cádiz.

Tercer premio. Quesos Doñana. Huelva.

 

Queso curado de cabra pasteurizado

Primer premio. Quesos Doñana. Huelva.

Segundo premio. Quesos Payoyo. Cádiz.

Tercer premio. Quesos Artesanos Pajarete. Cádiz.

 

Queso curado de cabra de leche cruda

Primer premio. El Acehucheño. Cáceres.

Segundo premio. Mas Alba. Girona.

Tercer premio. Las Tres R. Granada.

 

Quesos lácticos

Primer premio. Mas Alba. Girona.

Segundo premio. SAT Vega de San Martín. Madrid.

Tercer premio. Quesos Doñana. Huelva.

 

Mejor queso presentado en FICADE 2013

Las Tres R. Granada.

El mercado de la leche de cabra sigue dando noticias positivas para los productores. Las últimas liquidaciones que han llegado en pocos días a los ganaderos, correspondiente a la leche entregada a las industrias durante el mes de octubre, dibuja un panorama de gran variabilidad en los precios.

Como tope mínimo, se puede hablar de un precio base de 0,0811 euros (13,50 pesetas) por grado de extracto quesero (suma de los porcentajes de grasa y proteína). Sin embargo, dependiendo de las zonas y de las posibilidades de negociación de cada caso, se han llegado a precios de 0,0826 euros (13,75 pesetas) o de 0,0841 euros (14 pesetas).

En general, durante este último mes han subido los precios para los productores que tenían una cotización más baja, mientras que se han mantenido en niveles similares para los que ya disfrutaban de precios más altos.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder