INTERNACIONAL. La brucelosis causada por B. ovis se considerada el principal motivo de los problemas reproductivos en ovinos en la República Argentina

Valora este artículo
(0 votos)
Extracto de un trabajo publicado en la Revista Veterinaria Argentina, de los autores López, G., Peña, S., Genero, E.,  Lucero, NE.
La producción ovina representa un porcentaje importante del sistema agropecuario de Argentina, y tradicionalmente se ha orientado a la explotación del ganado para obtención de lana, fundamentalmente en la Patagonia, donde por el ambiente es difícil desarrollar otra actividad agropecuaria. En función de esta tradición lanera, más del 50% del stock ovino argentino corresponde a razas productoras de lana (Merino) y doble propósito (Corriedale, Rommey Marsh, Lincoln) y Criolla. Sólo una raza es netamente productora de carne, la Hampshire Down (ASAD, 2006), y en los últimos años se han comenzado a criar razas destinadas a la producción de leche (Frisona, Manchega y Pampinta)
Argentina a fines del siglo XIX contaba con 74 millones de ovinos, número que se fue reduciendo con el correr de los años. Al analizar la evolución de las existencias ovinas en las últimas décadas se observa una reducción sustancial. Como se puede apreciar en el gráfico, en el año 1960 el rebaño superaba los 48 millones de cabezas, y en el año 2002 sólo llegaba a   12,5 millones (INDEC 2002), aunque los informes de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación en el año 2006 estiman 15% más que el último dato oficial (ASAD, 2006).
Esta merma obedece a múltiples factores entre los cuales se pueden mencionar la desertificación en la Patagonia; la expansión de la frontera agrícola; el reemplazo  del ovino por el ganado bovino por menores costos de mano de obra; menor susceptibilidad a la predación; los vaivenes en el mercado internacional; mercados y canales de comercialización poco transparentes para el productor y escasa aplicación de tecnología en la producción ovina, en comparación con otras actividades competitivas  (MÛLLER, 1998).
La región patagónica concentra el 67% del total de ovinos (8,3 millones), la provincia de Buenos Aires el 11% (1,4 millones),  la región mesopotámica el 10% (1,2 millones)  (ASAD, 2006), y el NOA el 5% (750 mil) (INDEC, 2002).
La cría de ganado ovino puede representar una opción interesante para muchos productores agropecuarios, sin embargo se deberían superar los actuales niveles productivos y costos de producción para que  esta sea una actividad competitiva. La eficiencia productiva es altamente sensible a la tasa reproductiva efectiva (excedente de animales para venta). Con porcentajes de señalada que raramente superan el 90%, se está lejos de explotar la capacidad reproductiva de la especie. Para abastecer el mercado  interno y la demanda internacional se necesita contar con animales para faena,  continuidad de la oferta y buena calidad de la res. Para lograr las mejoras necesarias  hay que optimizar el manejo nutricional,  reproductivo, genético y sanitario (MÛLLER, 1998).
La presencia de una enfermedad infecciosa en  los ovinos determina pérdidas y baja eficiencia reproductiva, que muchas veces es difícil de identificar y seguramente impide el progreso de selección genética y de fertilidad en la majada (PAOLICCHI, 2005).
La brucelosis causada por B. ovis es considerada el principal motivo  de los problemas reproductivos en ovinos en la República Argentina (PAOLICCHI, 2005). 
El ovino es susceptible de ser infectado por dos especies, B. melitensis y B. ovis; la infección por B. melitensis es común en aquellos lugares donde la cría de  ovinos se desarrolla en estrecho contacto con la de caprinos. Esporádicamente han sido observadas infecciones por B. abortus y B. suis (OIE, 2008). 
En Argentina la enfermedad se  encuentra en todas las regiones del país donde se crían ovinos, con prevalencias que varían de  3% a 50% (ROBLES y UZAL, 1991). Si bien nunca se realizó un relevamiento nacional, en la provincia de Corrientes las prevalencias a nivel departamental varían entre un 11% y  21% (DRAGUI et al., 1984). En Río Negro, Neuquén y Chubut las prevalencias varían de  4% a  10%  y de 8% a 20% en Santa Cruz y Tierra del Fuego (ROBLES, 1998). Un relevamiento serológico que abarcó quince partidos de la provincia de Buenos Aires y uno de Santa Fe, efectuado entre los años 1998 y 2002,  sobre un total de 2652 muestras, encontró 12,9% de animales positivos (SPATH et al., 2002). 
No obstante, no existe un programa en el orden nacional o provincial para el control de esta enfermedad y son pocos los laboratorios de diagnóstico que ofrecen un servicio con técnicas de alta sensibilidad y especificidad (SPÂTH et al., 2002).
El diagnóstico clínico de la infección por B. ovis, mediante la palpación de los testículos de los carneros, siempre es presuntivo, ya que aproximadamente el 50% de los animales infectados presentan anormalidades testiculares y estas alteraciones pueden ser producidas por otros microorganismos (BLASCO y JIMENEZ de BAGUÉS, 1990).
El único diagnóstico seguro es el directo, mediante el aislamiento e identificación de la bacteria a partir de exudados vaginales, aborto, leche, semen o tejidos. Este tipo de diagnóstico es poco práctico para realizarlo en forma rutinaria en las campañas de control; es inadecuado para detectar la enfermedad en grandes cantidades de animales y  un resultado negativo no nos asegura que un animal no esté cursando la enfermedad, debido a que la eliminación de la bacteria es intermitente. 
Generalmente se utiliza el diagnóstico indirecto, basado en la demostración de la respuesta inmune frente a antígenos de Brucella (BLASCO y JIMENEZ de BAGUES, 1990).
Extracto de un trabajo publicado en la Revista Veterinaria Argentina, de los autores López, G., Peña, S., Genero, E.,  Lucero, NE. El conjunto del estudio puede consultarse en la dirección web siguiente:
 
 

Deja un comentario

Asegúrate de incluir la información requerida (*). HTML Básico está permitido.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder