foro18 banner acta 1000x132 v2

divisor 10x70 blanco

vetia 480x90 marzo19divisor 10x70 blancosyva 480x90 junio19divisor 10x70 blanco

foro19 ovigen 480x90 2018divisor 10x70 blancoforo19 msd 480x90 2

foro19 banner boletín 1000x30

Manual sobre el manejo del ovino, el caprino y otras especies durante el transporte

Valora este artículo
(1 Voto)

En la página web de la Junta de Andalucía se ha incluido un documento titulado ‘Bienestar Animal en el Transporte’ que incluye una amplia y actualizada información sobre las reglas de manejo que ganaderos, veterinarios y transportistas deben observar para el manejo de los animales en su transporte entre explotaciones o hacia los mataderos, especificando muchos aspectos relacionados con el ovino y el caprino.

Se publica a continuación un amplio resumen extrayendo algunas partes del trabajo para dar un reflejo amplio de su interesante contenido y se incluye al final un enlace para consultar el conjunto del manual.

(…)

ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA DE LOS ANIMALES. NECESIDADES DE ALIMENTO Y AGUA

Los actuales sistemas de cría, principalmente los intensivos, conducen la fisiología de los animales a situaciones de adaptación extremas que afectan a su bienestar. Por eso es importante tener un conocimiento básico sobre el funcionamiento de los diferentes aparatos y sistemas que conforman el organismo, para conseguir un equilibrio entre la producción y el bienestar.

Los animales se ven afectados física y emocionalmente por las características del entorno en el que viven: espacio disponible, relación con otros animales y personal laboral, alimentación, reproducción y cría. Este impacto tiene más repercusiones durante el transporte, ya que supone un trastorno fuerte en cuanto a condiciones ambientales y de manejo de los animales.

La cría de animales debe tener en cuenta en todo momento su bienestar. Para ello es fundamental, entre otros aspectos, cubrir adecuadamente sus necesidades de alimento y agua, así como estudiar su comportamiento para reducir al mínimo las situaciones de estrés que conducen a una pérdida de bienestar.

(…)

Anatomía y fisiología digestiva de los rumiantes

La anatomía y fisiología digestiva de los rumiantes está modificada como adaptación a una alimentación muy rica en fibra, basada en forrajes y otros subproductos fibrosos. Los rumiantes aprovechan eficazmente la celulosa de las plantas, cosa que no hacen los monogástricos.

La boca de los rumiantes está adaptada a la masticación de alimentos muy fibrosos con unos dientes molares muy potentes y glándulas salivales bastante desarrolladas que dan comienzo a la digestión enzimática de la fibra. El esófago es muy musculoso permitiendo la regurgitación del alimento durante la rumia. El estómago se compone de cuatro partes (por ello se denomina poligástrico): rumen o panza, retículo o redecilla, omaso o librillo y abomaso o cuajar.

En las tres primeras cavidades existe una flora microbiana que fermenta los componentes del alimento. De esta fermentación se obtienen los ácidos grasos volátiles, principal fuente de energía de estas especies.

La cuarta cavidad, o abomaso, equivale al estómago de los monogástricos, por lo que el proceso digestivo a partir de este punto es similar.

Para evitar alteraciones en la digestión de los rumiantes y mantener el equilibrio ruminal, es necesario suministrarles alimentos ricos en fibra (forrajes y subproductos fibrosos), evitar los cambios bruscos de alimentación y aportar los forrajes sin picar para que la fibra tenga suficiente longitud y no escape del rumen sin fermentar. Por último, es importante aportar concentrados a la vez que los forrajes, siempre en pequeñas cantidades repartidas a lo largo del día.

(…)

NECESIDADES DE AGUA Y ALIMENTO

Los animales necesitan alimento y agua para mantener sus funciones vitales y sus niveles de producción, por lo que una dieta equilibrada debe aportar:

- Energía: es el combustible para el funcionamiento de las actividades vitales y productivas.

- Proteínas y aminoácidos: son imprescindibles para la formación y renovación de componentes del  organismo y para la producción de enzimas.

- Minerales: forman parte de los tejidos de sostén (hueso) y de los fluidos internos.

- Vitaminas: necesarias en pequeñas cantidades, aunque imprescindibles como “aceleradoras” de muchas reacciones del organismo.

Además, los alimentos o nutrientes aportados deben cubrir las siguientes necesidades:

* Necesidades de mantenimiento: requerimientos diarios de nutrientes para mantener la actividad corporal (sin perder o ganar peso y sin producir). Es la suma de los gastos del metabolismo basal más los gastos suplementarios para la termorregulación y el desplazamiento del animal.

* Necesidades de producción: requerimientos diarios de nutrientes para lograr las producciones de  los animales (crecimiento, engorde, reproducción, gestación, leche, huevos, lana, trabajo, etc.).

Además de alimentos, los animales tienen que ingerir agua, ya que es el principal componente del cuerpo y es imprescindible en numerosas funciones vitales, como:

- El transporte de sustancias que intervienen en la digestión de los alimentos y en el metabolismo.

- Las reacciones del metabolismo, como sustrato o como producto.

- Las producciones en proporciones elevadas (leche, huevos, etc.).

- La regulación térmica, sobre todo en los mecanismos de pérdida de calor, aspecto de gran importancia en el transporte de los animales.

El organismo animal mantiene un balance hídrico de tal manera que las pérdidas de agua se equilibran con los aportes. El ritmo de renovación de agua se incrementa cuando se consumen alimentos ricos en sales minerales, cuando los animales aumentan la producción o cuando se eleva la temperatura del medio, por ejemplo durante transportes en condiciones de escasa ventilación.

Las necesidades de agua varían con la especie, edad, estado fisiológico o productivo, condiciones ambientales y alimentación (aumenta con el contenido en materia seca del alimento). En general, un animal requiere un aporte de agua equivalente al 10% de su peso. Es importante tener en cuenta calidad del agua de bebida, que debe estar libre de contaminación con metales pesados (mercurio, plomo…), pesticidas y agentes patógenos (bacterias como E. coli). En explotaciones de ordeño, el agua debe estar obligatoriamente clorada.

En el Reglamento (CE) 1/2005 relativo a la protección de animales durante el transporte y las operaciones conexas, se especifican detalladamente las circunstancias en las que está indicado suministrar alimento y agua a los animales durante el transporte.

 (:::)

BIENESTAR ANIMAL. CONCEPTO Y MEDIDA DEL ESTRÉS

Se considera que un animal se encuentra en un estado de bienestar cuando está en armonía con el medio, tiene salud física y mental y tiene cubiertas sus necesidades específicas. El bienestar es dinámico, cambiante y depende de las condiciones de cada individuo y de la relación del animal con el entorno.

(…)

REPERCUSIONES DEL TRANSPORTE DE ANIMALES EN SU BIENESTAR Y SUS PRODUCTOS. INCIDENCIAS Y CUIDADOS DE EMERGENCIA DURANTE EL TRANSPORTE

El transporte es, para la mayoría de los animales, una situación nueva y desconocida. Sacar a un animal de su medio natural le produce miedo y ansiedad, lo que puede llevarlo a situaciones de estrés. Si, además, los animales son manejados de forma incorrecta durante el transporte, las consecuencias se reflejan sobre todo en la calidad de la canal post-sacrificio, con pérdidas por traumatismos y carnes de pH alterado que pueden ser rechazadas para su consumo, o bien depreciadas al tener que transformarse y no poder venderse como carnes frescas.

Además, desde que los animales son cargados en el vehículo, hasta su llegada a destino, pueden producirse incidentes en los que estos necesiten ayuda de la persona que los transporta.

Por tanto, para evitar situaciones que puedan perjudicar a los animales, es importante que las personas responsables de su transporte sean conocedoras de sus obligaciones y reciban la formación necesaria para poder desempeñar su trabajo lo mejor posible.

(…)

Animales aptos para el transporte

Se podrán transportar todos los animales, salvo los que sufran lesiones, procesos patológicos o problemas fisiológicos, que no se considerarán aptos, en particular si:

• Son incapaces de moverse solos, moverse sin dolor o desplazarse sin ayuda.

• Presentan una herida grave o un prolapso.

• Se trata de hembras preñadas que hayan superado el 90% de la gestación o hayan parido la semana anterior.

Este punto no se aplicará a yeguas registradas en algún libro genealógico.

- Se trata de mamíferos recién nacidos con el ombligo sin cicatrizar. No se aplicará a potros registrados.

 - Son lechones con menos de 3 semanas, corderos de menos de una semana o terneros de menos de 10 días. Sí podrán viajar si el trayecto es inferior a 100 kilómetros.

- Se trata de perros y gatos de menos de 8 semanas si no van acompañados de sus madres.

- Se trata de cérvidos en fase de mudar la cornamenta.

Este reglamento también hace alusión a los siguientes puntos no menos importantes:

* Transporte de animales enfermos o heridos. Los animales enfermos o heridos solo podrán ser transportados cuando:

- Presenten lesiones o enfermedades leves y su transporte no dé lugar a sufrimientos adicionales; en caso de duda, se pedirá asesoramiento veterinario.

- El transporte se realice como parte de un programa de investigación.

- Se transporten bajo supervisión veterinaria o tras un tratamiento o diagnóstico veterinario. No obstante, dicho transporte se autorizará únicamente si no causa ningún sufrimiento innecesario o maltrato a los animales.

- Hayan sufrido intervenciones veterinarias de prácticas ganaderas, como el descornado o la castración, siempre que sus heridas estén completamente cicatrizadas.

* Lesión durante el transporte. Si un animal se lesiona durante el transporte deberá ser separado del resto de animales, recibirá primeros auxilios de emergencia, tendrá asistencia veterinaria lo antes posible y se dictaminará su sacrificio o matanza de urgencia, si fuera necesario.

* Otras consideraciones.

- Está prohibida la administración de sedantes a los animales, excepto si es estrictamente necesario para mejorar su bienestar (por ejemplo con animales salvajes) y siempre bajo prescripción y supervisión veterinaria.

- Las vacas, cabras y ovejas cuando están en periodo de lactación y no viajan con sus crías, deberán ser ordeñadas cada 12 horas.

MEDIDA DEL BIENESTAR DURANTE EL TRANSPORTE

Cuando el transporte no se realiza adecuadamente y los animales sufren estrés, se producen en su organismo alteraciones fisiológicas y psicológicas. Estas alteraciones se pueden medir o analizar, conociendo sus límites en condiciones normales.

Una valoración bastante aproximada del bienestar de los animales requiere la medida de los denominados indicadores de bienestar, que pueden ser de comportamiento, fisiológicos y de la calidad de la carne.

Los indicadores de comportamiento son los más sencillos de observar, ya que los animales modifican su comportamiento frente a estímulos negativos, como puede ser el transporte y las operaciones de carga y descarga. Los cambios de comportamiento se manifiestan con reacciones de orientación, sobresalto, defensa, huida o inmovilidad.

Los indicadores fisiológicos suelen ser fáciles de medir y requieren ser comparados con los valores basales de referencia. Se suele medir:

• Frecuencia cardíaca y respiratoria, que se incrementan ante situaciones durante el transporte como frenazos, cambios de velocidad, cambios de temperatura en el habitáculo, etc.

• Niveles de cortisol (en saliva o en sangre), que aumentan en condiciones de estrés. Por ejemplo, los valores normales para un bovino oscilan entre 16 ng/ml tras un viaje corto en condiciones de tranquilidad y 35 ng/ml, tras un viaje largo en las mismas condiciones.

• Nivel de ácidos grasos en sangre. En caso de ayuno se movilizarán las reservas corporales de grasa incrementando la presencia de ácidos grasos libres y glicerol en sangre.

• Peso del hígado tras el sacrificio. Si el animal ha sufrido ayuno se produce una pérdida de peso del hígado.

• Valor hematocrito o proporción entre glóbulos rojos y plasma sanguíneo. Este valor se ve afectado por el tiempo de transporte, incrementándose en animales que se han sometido a viajes largos.

• Niveles de Proteína Creatina Kinasa (CK) y Lactato Deshidrogeneasa (LDH), ambas relacionadas con daños musculares.

Por último, la calidad de la carne puede verse alterada si los animales han estado sometidos a situaciones de estrés antes de su sacrificio. Se observará la presencia de lesiones, magulladuras y hematomas en la canal, indicativos de peleas entre animales o malas prácticas en la conducción y en las operaciones de carga y descarga. También se utiliza como indicador de estrés la medida del pH muscular a las 24 horas del sacrificio.

(…)

EL PUNTO DE VISTA DE LA SOCIEDAD SOBRE EL BIENESTAR DE LOS ANIMALES

La sociedad actual está cada vez más concienciada sobre el bienestar animal, por lo que exige a ganaderos y productores la aplicación de las medidas racionales y de sentido común para el manejo de los animales, recogidas en la legislación vigente. Estas medidas pasan por adecuar las instalaciones ganaderas para garantizar unas condiciones sanitarias y de manejo apropiadas, así como por el buen trato a los animales, tanto durante el manejo diario, como durante su transporte.

Los estudios sobre las capacidades sensoriales y cognoscitivas de los animales, han puesto de manifiesto que experimentan sentimientos y sensaciones como placer, miedo, estrés, ansiedad, dolor o felicidad. De todos ellos, algunos tienen una base o componente emocional pero otros, sin duda, poseen argumentos neurofisiológicos claros, lo que ha llevado a la sociedad a replantearse la posición de las personas frente a los animales, con el fin de establecer el límite entre la protección de los animales y los intereses humanos.

Bajo este concepto se incluyen un conjunto de ideas y corrientes que establecen como válido, desde el punto de vista moral, el uso de animales por parte del ser humano para consumo, experimentación, vestimenta y entretenimiento, siempre y cuando se evite el sufrimiento innecesario de estos y se respeten ciertos principios básicos de carácter ético.

La Organización Mundial de Sanidad Animal, conocida por su acrónimo histórico, OIE (Oficina Internacional de Epizootias), es una importante organización intergubernamental vinculada con la mejora de la sanidad animal en el mundo, que agrupa a más de 178 países y territorios.

Esta organización ha aprobado oficialmente las medidas del Código de Salud de los Animales Terrestres, entre las que se encuentra la necesidad de dotar a los animales de buenas condiciones de bienestar de acuerdo con el conocimiento científico actual, lo que incluye que estén sanos, cómodos, bien alimentados, seguros y con la capacidad de expresar sus formas innatas de comportamiento, además de evitar dolor, miedo y desasosiego en las condiciones en las que se les mantiene.

Las normas de bienestar animal en general buscan que los animales mantengan la posibilidad de practicar ciertas conductas básicas que incluyen darse la vuelta, levantarse, tumbarse y estirar sus extremidades, entre otras.

La OIE establece una serie de principios básicos que sirven de pilar al bienestar animal, los cuales se resumen de la siguiente manera:

1º. El bienestar animal está ligado a su salud.

2º. El bienestar animal está regido por las cinco libertades básicas:

- Estar libres de sed, hambre y desnutrición

- Estar libres de incomodidad, incluyendo molestias físicas y térmicas

- Estar libres de dolor, lesiones y enfermedad

- Libertad para expresar su comportamiento natural

- No padecer temor o angustia

3º. La utilización de animales en la investigación científica debe estar regida por tres criterios fundamentales:

* Búsqueda de la reducción del número de animales usados en la investigación

* Mejoramiento de los métodos de experimentación

* Reemplazo de técnicas que emplean animales por aquellas que no los emplean

4º. La evaluación del bienestar animal se basa en la apreciación de juicios explícitos según sea posible.

5º. El empleo de animales en la agricultura, la ciencia, la compañía y el entretenimiento contribuye al bienestar de las personas.

6º. El empleo de animales implica una responsabilidad ética de velar por su bienestar.

7º. El bienestar animal conlleva también mejoras en la productividad y beneficios económicos.

8º. La comparación entre normas y recomendaciones en bienestar animal debe basarse en resultados.

La aplicación de las pautas anteriores en todas las fases del proceso de producción o servicio, así como en los trabajos realizados por animales, contribuye no solo a la sanidad general y al trato humanitario del animal, sino también al incremento de la productividad y a la mejora de la economía, pues desde el punto de vista científico, existe una relación directa entre bienestar y productividad, calidad y sostenibilidad del animal como recurso o bien.

Todo esto ha originado una nueva línea legislativa a nivel nacional e internacional en materia de bienestar animal, que se expresa en el uso de términos más exigentes y que demanda no solo soluciones factibles sino también fórmulas preventivas.

(…)

LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DE LOS MEDIOS DE TRANSPORTE Y CONTENEDORES. SEGURIDAD EN EL TRABAJO

Gran parte de las enfermedades infectocontagiosas del ganado pueden transmitirse pasivamente a través de objetos, materiales, vehículos de transporte animal u otros vehículos procedentes de granjas de animales que se hallen infectados.

Los vehículos que transporten animales vivos o cualquier subproducto de una granja de producción animal, deben ser especialmente vigilados por ser potenciales transmisores de enfermedades. Hay que tener en cuenta que un vehículo de transporte no solo va de la granja al matadero, sino que puede recorrer varias ganaderías recogiendo o dejando animales, siendo un potencial foco de infección. Ante esta situación, han de tomarse las precauciones necesarias de desinfección, antes y después de cada transporte. Así se garantiza que el intercambio de animales no va a servir en ningún caso, como mecanismo de difusión o contagio de enfermedades infecciosas.

El transporte por carretera es la principal vía de circulación de ganado de producción y de su alimento, tanto dentro del territorio español, como entre países de la Unión Europea. Para que los animales o materias transportados sean admitidos en cualquier territorio, es necesario el establecimiento de unas normas básicas comunes de desinfección de los vehículos de transporte, así como una uniformidad en la instalación y funcionamiento de los centros de limpieza y desinfección de vehículos para el transporte del sector ganadero, que certifiquen en todo el territorio comunitario unas mínimas garantías sanitarias.

(…)

GUIÓN DEL MANUAL

UNIDAD DIDÁCTICA 1: ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA DE LOS ANIMALES. NECESIDADES DE ALIMENTO Y AGUA. COMPORTAMIENTO Y BIENESTAR ANIMAL

RESUMEN

El estudio de las características anatómicas y fisiológicas de los animales objeto de transporte es importante para poder realizar un manejo adecuado de los mismos. En este sentido se deben tener en cuenta aquellos aspectos más relevantes del aparato circulatorio, respiratorio, digestivo y de relación de los animales, incidiendo en aquello que pueda verse afectado por el manejo o las fuentes de estrés durante el transporte de los animales y las operaciones ligadas a esta actividad.

El estrés térmico es una de las principales fuentes de malestar durante el transporte. Los animales disponen de mecanismos de termorregulación para contrarrestar los cambios de temperatura del medio. Sin embargo, existen dos alteraciones importantes que se producen en caso de estrés térmico extremo y que pueden acabar en la muerte de los animales: el golpe de calor y la hipotermia.

Por último, el conocimiento del comportamiento animal es fundamental a la hora de mantener el bienestar y, como consecuencia, la sanidad y productividad de los animales.

UNIDAD DIDÁCTICA 2: REPERCUSIONES DEL TRANSPORTE DE ANIMALES EN SU BIENESTAR Y SUS PRODUCTOS. INCIDENCIAS Y CUIDADOS DE EMERGENCIA  DURANTE EL TRANSPORTE

RESUMEN

El bienestar animal es un estado de completa salud mental y física, donde el animal está en perfecta armonía con el ambiente que le rodea. El manejo adecuado del ganado requiere unos conocimientos mínimos acerca de su comportamiento, sus reacciones ante situaciones nuevas e incluso de sus sentidos.

Las malas prácticas durante el transporte provocan situaciones estresantes que alteran el bienestar animal de muy diversas formas, que pueden ser medibles y valorables porque se reflejan en su fisiología y comportamiento. Además, la falta de bienestar durante el transporte puede dar lugar a una disminución de calidad de los productos obtenidos de los animales, como, por ejemplo, la aparición de carnes DFD o PSE.

Las personas que se dediquen al traslado de animales, así como los cuidadores que los acompañen deben poseer la capacitación adecuada para ello, por lo que deberán estar en posesión del certificado de competencia para el bienestar animal en el transporte. El transportista y los medios de transporte han de tener la autorización correspondiente antes del comienzo de su actividad.

Durante la ruta, el transportista ha de velar por la higiene del transporte y por llevar toda la documentación obligatoria referente al propio transporte y a la sanidad de los animales transportados.

En caso de que ocurra algún incidente durante el transporte que requiera ayuda, la persona que los traslada debe tener los conocimientos básicos acerca de cómo actuar, para prestar los primeros auxilios básicos al animal dañado, para que la situación no se convierta en irreversible y haya que sacrificarlo.

UNIDAD DIDÁCTICA 3: CRITERIOS DE SEGURIDAD PARA EL PERSONAL QUE TRABAJA CON ANIMALES. ASPECTOS LIGADOS A LA SEGURIDAD VIAL

RESUMEN

En el manejo de animales en una explotación o fuera de ella se realizan una serie de actividades que pueden poner en peligro la salud de las personas que las realizan. El conocimiento de una serie de aspectos acerca de la conducta de las diferentes especies, cual es su comportamiento etológico, su carácter como colectivo, qué es lo que les asusta, etc., ayudará a realizar esta labor de una forma razonable, con un mínimo esfuerzo y riesgo.

Además de los riesgos inherentes a la exposición directa a los animales, las lesiones o enfermedades de las personas que trabajan con ellos, también pueden producirse por el espacio de trabajo e instalaciones pecuarias, contaminación ambiental, riesgos intrínsecos al transporte, etc.

Para evitar accidentes durante el transporte deben tomarse precauciones en todas las fases del mismo, es decir, durante la preparación del viaje (planificación de itinerarios, documentación, etc.), durante la carga y descarga de animales, teniendo en cuenta lo que marca la normativa al respecto, y durante el transporte propiamente dicho (seguridad vial, tipo de conducción, etc.).

En caso de sufrir un accidente debe actuarse siguiendo la regla del PAS: Proteger a otros vehículos de posibles accidentes, Alertar a las autoridades y Socorrer a las personas y animales heridos.

UNIDAD DIDÁCTICA 4: BIENESTAR ANIMAL EN EL TRANSPORTE: NORMATIVA  REGULADORA

RESUMEN

El transporte de animales vivos se encuentra regulado por un gran número de normativas tanto europea como nacional y autonómica.

Una de estas es la relativa al bienestar de los animales durante su transporte, regulada por el Reglamento 1/2005 de la Unión Europea. Su objetivo es regular el transporte de animales vivos dentro de la Unión Europea y evitar que se produzcan lesiones o sufrimiento a dichos animales, reforzando la legislación existente en materia de bienestar durante el transporte. Para esto, es necesario que los medios de transporte y sus dispositivos auxiliares de carga y descarga reúnan una serie de condiciones mínimas que garanticen la seguridad de los animales que transportan. Así, por ejemplo, en el caso de viajes largos, los vehículos deben llevar sensores de temperatura y sistemas de ventilación forzada para garantizar una temperatura y una atmósfera adecuadas en el compartimiento donde viajan los animales.

Además, el Reglamento 1/2005, también establece las densidades de carga adecuadas para cada especie y categoría de animales, para minimizar el estrés que supone su transporte y evitar aplastamientos y asfixias.

Otra normativa que regula el transporte de animales es el Real Decreto 751/2006, de 16 de junio, que establece un registro general de transportistas, contenedores y medios de transporte a nivel nacional y además regula el contenido mínimo de los cursos de formación de los transportistas en materia de protección de los animales durante su transporte. En Andalucía, el registro de transportistas y medios de transporte está regulado por el Decreto 287/2010, de 11 de mayo

UNIDAD DIDÁCTICA 5: LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DE LOS MEDIOS DE TRANSPORTE Y CONTENEDORES. SEGURIDAD EN EL TRABAJO

RESUMEN

Los agentes infecciosos causantes de enfermedades, se pueden clasificar según sus carácterísticas en microscópicos (virus, bacterias, etc.) y macroscópicos (mosquitos, garrapatas, etc.) Las infecciones se pueden transmitir de animales enfermos a sanos de forma directa, a través de excreciones y secreciones al medio, o de forma indirecta, a través de vectores biológicos o agentes inanimados.

En este sentido los vehículos juegan un importante papel en la dispersión de algunas enfermedades.

Esto hace que la limpieza y desinfección de estos vehículos sea obligatoria y esté regulada por ley (RD 1559/2005).

La limpieza de los vehículos de transporte animal se debe realizar en unos centros de limpieza y desinfección autorizados que deberán respetar en todo momento las normas mínimas recogidas en la legislación, en cuanto a los requisitos mínimos para un correcto funcionamiento, como a su funcionamiento propiamente dicho. Dicha limpieza quedará constatada a través del certificado o talón de desinfección, que el transportista deberá conservar hasta la próxima limpieza.

UNIDAD DIDÁCTICA 6: DOCUMENTACIÓN NECESARIA PARA EL TRANSPORTE DE ANIMALES VIVOS POR CARRETERA

RESUMEN

La normativa europea y nacional exige que los transportistas de animales vertebrados vivos lleven durante los desplazamientos una serie de documentos que den validez y acrediten el movimiento de animales, y los ponga a disposición de la autoridad competente, si así se requiere.

Esta documentación se puede clasificar en aquella relacionada con el bienestar de los animales y la referida a la sanidad de los mismos. Entre la primera destaca la autorización del transportista y del medio de transporte, el certificado de acreditación de formación en materia de bienestar, el libro de registro de la actividad, el cuaderno de ruta y el certificado de desinfección del vehículo, entre otros.

En cuanto a la documentación relativa a la sanidad animal, las más importantes son el certificado oficial de movimiento, el certificado sanitario para intercambios intracomunitarios, o los documentos de identificación de los animales.

ANEXO: BIENESTAR EN EL TRANSPORTE DE PECES Y VERTEBRADOS ACUÁTICOS

RESPUESTAS A LAS AUTOEVALUACIONES

GLOSARIO DE TÉRMINOS RELACIONADOS CON EL TEMA

BIBLIOGRAFÍA

Para consultar el documento completo pinche el siguiente enlace

http://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/Bienestar%20en%20el%20transporte%202013.pdf

 

Modificado por última vez en Martes, 08 Octubre 2013 08:19

Deja un comentario

Asegúrate de incluir la información requerida (*). HTML Básico está permitido.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder