interovic 1000x120 junio19

Por qué los libros genealógicos – José Antonio Fernández (FEAGAS)

Valora este artículo
(0 votos)
Si bien en España, en el siglo XVIII, los ganaderos de lidia anotaban la genealogía de sus rebaños, el comportamiento de los animales y sus necesidades en un primitivo libro registro, el primer Libro Genealógico del Ganado Español fue el de la raza bovina Pirenaica, que se aprobó en España en el año 1905.
Pasaron casi treinta años para que, en el año 1931, un Decreto de la Presidencia del Gobierno de la II República publicase el Reglamento de los Libros Genealógicos del Ganado Español, aprobándose, mediante su aplicación en el año 1933, el Reglamento de Libros Genealógicos y Comprobación de Rendimientos del Ganado Vacuno de Aptitud Lechera y, en el año 1935, el Reglamento de Libros Genealógicos y Comprobación de Rendimientos de la Cabra Granadina, en ambos casos mediante Orden del Ministerio de Agricultura.
Tuvieron que pasar otros treinta años, para que en el año 1960, el Ministerio de Agricultura, mediante un Decreto, publicase el Reglamento de Libros Genealógicos y Control de Rendimientos, que establecía, definitivamente la norma legal de desarrollo de los Libros Genealógicos del ganado en el territorio español.
Como consecuencia de la aplicación de la normativa aprobada, en el año 1960, las razas que poseían Asociaciones de Criadores comenzaron a actuar en la puesta en funcionamiento de sus Libros Genealógicos de la ganadería española.
En el comienzo de los Libros Genealógicos fue esencial el papel que desempeñaron:
-        El Ministerio de Agricultura, a través de la Dirección General de Ganadería y las Jefaturas Provinciales de Ganadería.
-        El Registro Central lanero del Ministerio de Agricultura.
-        Los servicios de Mejora Animal de las Diputaciones de Ganaderos.
-        Las Organizaciones de Criadores de Ganado encuadradas en el Sindicato Nacional de Ganadería.
En el periodo comprendido entre el año 1960 y la década de los años setenta, se constituyeron la mayoría de las Asociaciones de Criadores de Ganado Selecto de la cabaña ganadera española, integrándose en el ciclo de Producción del Sindicato Nacional de Ganadería.
En el año 1973, se publicó la Normativa legal que establecería el marco definitivo de desarrollo de los Libros Genealógicos en España, el Decreto 733/1973, de 29 de marzo por el que se aprueban las Normas reguladoras de los Libros Genealógicos y Comprobación de Rendimientos del Ganado Español, en el que se regula la transferencia de la llevanza y gestión de los Libros Genealógicos del Ganado Español, a las Asociaciones de Criadores de Ganado Selecto, a las que el Ministerio de Agricultura otorgaba el reconocimiento oficial de Entidad Colaboradora, para la llevanza y gestión de los Libros Genealógicos de sus razas.
En el año 1987, por imperativo legal, dado el ingreso de España como miembro de pleno derecho de la Unión Europea, en el año 1986, se llevó a cabo la trasposición de la normativa de la Unión Europea a la legislación española, mediante el Real Decreto sobre selección y reproducción de ganado ovino de Razas Puras.
Finalmente, en el año 2008, el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Mario, estableció un nuevo ordenamiento de la Selección Ganadera en España, publicando el Real Decreto 2129/2008, por el que se establece el Programa Nacional de Conservación, Mejora y Fomento de las Razas Ganaderas en España, que define el marco en el que se desarrolla el sector de la Zootecnia española.
 

Deja un comentario

Asegúrate de incluir la información requerida (*). HTML Básico está permitido.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder