interovic 1000x120 junio19

EL GANADERO DEBE CONVENCERSE DE LA IMPORTANCIA DE LA GESTIÓN INTEGRAL COMO GARANTÍA DE LA RENTABILIDAD EN SU EXPLOTACIÓN

Valora este artículo
(2 votos)

 

III SIMPOSIO MSD ANIMAL HEALTH

de Gestión Integral para Pequeños Rumiantes

 

■ ■ ■ RESUMEN DE LA EXPERIENCIA DE UN VETERINARIO QUE LLEVA MÁS DE 20 AÑOS HACIENDO GESTIÓN EN EXPLOTACIONES DE OVINO

En muchas ocasiones, el principal inconveniente a la hora poner en marcha la gestión integral en una granja de ovino o de caprino sigue estando en la mentalidad de los propios ganaderos, que en algunos casos no acaban de ver claro el interés que tiene dedicar tiempo y recursos a conocer a fondo la situación de su explotación, como punto de partida para tomar cualquier decisión de la manera más eficiente y con las mayores garantías de éxito.

Por suerte, sin embargo, la situación está cambiando, según JOSÉ MARÍA PLAZA RUBIO, un veterinario que trabaja desde hace más de dos décadas haciendo gestión en explotaciones de ovino y de vacuno extensivo en Extremadura, en algunas desde hace más de una década, que analizó sus experiencias ante los asistentes al III Simposium MSD Animal Health de Gestión Integral para Pequeños Rumiantes.

Y, aunque queda mucho por hacer –aseguró-, nadie puede negar que las cosas van mejorando, y que cada vez son más los que dicen que los tiros van por ahí, y que la gestión integral es el futuro... Lo cual es una buena señal para el sector, porque durante años hemos sido unos incomprendidos. Había quienes nos decían incluso que ese no era realmente un trabajo para veterinarios, sin darse cuenta de la relación fundamental que existe entre la recogida de datos sobre alimentación, sobre genética, sobre reproducción o sobre manejo y la planificación de un programa sanitario correcto, con carácter netamente preventivo y adaptado a las circunstancias concretas de cada explotación.

Ahora, parece que cada día son menos los que dudan de que si queremos sobrevivir como profesionales tenemos que estar preparados para apoyar a los ganaderos en todos los aspectos de su trabajo, ejerciendo un papel claro de dirección en la empresa: Debemos ser capaces de definirles un plan de alimentación específico, que tenga en cuenta sus objetivos como explotación y los recursos de que dispone…; de orientarles para que manejen la genética como un factor más de rentabilidad…; de prepararles un buen programa sanitario, adaptado a sus circunstancias, sencillo y riguroso, que se base sobre todo en la prevención y que cuide especialmente la reposición, para asegurar unos adultos en perfectas condiciones productivas…;  o de plantearles un programa reproductivo y de manejo eficientes, que aseguren una organización correcta de lotes, que incluya chequeos individuales de machos y hembras, y que contemple el uso de herramientas como la sincronización de celos o la inseminación artificial, porque tan importante como hacer un diagnóstico correcto de la gestación, es saber realizar un diagnóstico adecuado de la ‘no gestación’.MSD simposium Plaza 2

Y, además, a la vez que somos capaces de conjugar correctamente todos esos aspectos productivos, tendremos que saber organizar también toda la problemática administrativa, de personal, de control de ingresos y gastos, o las decisiones de compra y de inversión…

Y toda esa gestión no se puede construir de la nada, improvisando; hay que saber lo que pasa en la granja y actuar en consecuencia.

Una ayuda importante en los últimos años para hacer más fácil el manejo y control de toda esa información ha sido, según él, el avance en los sistemas de identificación individual de los animales, sobre todo en la identificación electrónica, que hacen más sencilla y fiable la recogida de los datos y permiten la detección con más precisión de los animales problemáticos que comprometen los resultados del conjunto. Un rebaño solo funciona bien, si funcionan todos los individuos que lo componen, aseguró. Y para evaluar correctamente a cada individuo y eliminarlo si llega el caso, será imprescindible contar con la información necesaria para diferenciar entre los factores que son imputables al animal y aquellos que no tienen relación con él.

■ APORTAR SOLUCIONES

De todas formas, añade, la clave de una buena gestión integral no está tanto en la correcta recogida de los datos, que es algo que, con el paso del tiempo y a medida que se vayan unificando criterios, podrá y deberá realizar el propio ganadero, sino en su análisis y gestión para aplicarlos a la planificación del trabajo y a la toma de decisiones.

 “Ese es realmente el papel del veterinario-afirmó José María Plaza-; el que justifica nuestra presencia y nos permite vendernos como profesionales que ayuden a mejorar el margen de explotación que se obtiene en las granjas, a sacarles todo su potencial…”. Y cuando sea necesario habrá que actuar incluso como grupo de compras o de ventas, para ayudarles a optimizar los recursos.

De acuerdo con su experiencia, el plazo mínimo que suele transcurrir en una explotación de ovino desde que se inicia la gestión integral de sus datos hasta que se obtienen los primeros resultados suele ser de unos dos años, un plazo en el que habrá que intentar que el ganadero vaya viendo los avances y los aspectos positivos.

■ HAY QUE VENDERSE MEJOR

Como recomendaciones para los veterinarios o técnicos que decidan iniciarse en el mundo de la gestión integral como servicio, aseguró que es necesario dar siempre una visión de conjunto, con una comunicación fluida, y delimitar bien las responsabilidades que corresponden a cada uno en la marcha de la explotación, dejando claro que su papel es fundamentalmente de coordinación.MSD simposium Plaza 3

En ese aspecto –puntualizó- puede haber opciones diferentes, en las que el cliente quiere asumir un papel mayor o menor en la toma de decisiones. Y el acierto del gestor estará en hacer que todo funcione sean cual sean las condiciones, dando paso a especialistas que les asesoren en aquellos aspectos en que sea necesario para garantizar unos resultados aceptables que le hagan imprescindible a los ojos del ganadero.

 “El cliente de gestión después de 3 ó 4 años de trabajo –apuntó-, o se fideliza y no quiere ya otra cosa; o acaba convirtiendo al responsable de la gestión en un mero asesor para los aspectos fundamentales, con responsabilidades más o menos compartidas y actuando siempre a la demanda; o llega incluso a pensar que ya ha aprendido a hacer él solo el trabajo y prescinde de nuestros servicios, limitándose a llamarnos de vez en cuando por teléfono para pedirnos ayuda en algún aspecto concreto en que se encuentra perdido”. Y esa evolución dependerá de la estrategia de captación y fidelización de los clientes que se siga y de la capacidad de presentarle un proyecto creíble que ofrezca resultados.

Para que las cosas funcionen, aseguró, cuando un veterinario quiera hacer gestión en una  explotación nueva tendrá que diagnosticar bien la situación en la que está, definir unos objetivos a conseguir de acuerdo con el ganadero, fijar un plan de trabajo claro a 3 ó 4 años, y realizar una programación preventiva de todos los aspectos que considere fundamentales, porque para que un plan sanitario funcione, hay que valorar muchos aspectos previos... Y después tendrá que intentar crear en la explotación un marco de trabajo estable, que permita combinar de forma eficiente todos los recursos: económicos y financieros, zoológicos, humanos, instalaciones, equipos….

 Como reflexión final, José María Plaza hizo un repaso de los ‘nichos de clientes’ en los que cree que se puede ofrecer la gestión integral como solución, señalando como primera opción a las explotaciones con problemas, que necesitan un replanteamiento en algunas áreas fundamentales o que tienen dificultades internas de organización, en las que pueden acabar valorando los buenos resultados y el orden. Además, la gestión integral puede ir ofreciéndose también a clientes clínicos, a los que se puede hacer ver que los problemas que se resuelven no son situaciones aisladas, sino consecuencias de una gestión incorrecta en algunos aspectos que sería mejor atajar en el origen con una gestión integral… También es importante en este sector –aseguró- el boca a boca, porque hacer bien las cosas siempre abre muchas puertas.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder