ovinnova 1000x120 septiembre18divisor 10x70 blanco

En Portada

 

 

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado hace una semana el informe titulado ‘Resultados técnico-económicos de ganado ovino de carne en Andalucía, Aragón, Castilla y León, Extremadura y Navarra’. Este documento, englobado dentro de los Estudios de Costes y Rentas de las Explotaciones Agrarias (Ecrea), recoge datos del año 2015 en 114 explotaciones situadas en Andalucía (24), Aragón (17), Castilla y León (23), Extremadura (19) y Navarra (31). El número total de ovejas de la muestra es de 70.185 con un rebaño promedio de 615 ovejas por explotación.

El producto bruto más elevado se ha obtenido en Navarra (98 euros por oveja), mientras que en las otras comunidades autónomas ha oscilado entre los 61 euros por oveja de Andalucía y los 84 euros por oveja de Extremadura. De media, el producto bruto ha sido 79 euros por cabeza de los que el 85% se corresponde con ventas de ganado.

Por su parte, el margen neto medio por oveja ha mostrado una tendencia descendente desde 2006, continuando hasta 2014 en valores negativos. Esta tendencia parece romperse en 2015 con un valor de 7,21 euros por oveja, registrándose en todas las comunidades autónomas analizadas valores positivos, excepto en Andalucía.

Sin embargo, las amortizaciones y la mano de obra propia suponen 17,41 euros por oveja, por lo que el beneficio resulta negativo en –10,20 euros por oveja. Por lo tanto, sin amortizaciones hay beneficios en la mayor parte de las explotaciones, que se transforman en pérdidas si se tienen en cuenta los aspectos de tierra, trabajo y capital propios. Hay que tener en cuenta que en este estudio no se ha considerado dentro de los resultados económicos el pago básico, por estar desacoplado de la actividad productiva. Sin embargo, este informe calcula que se trata de 14.061 euros por explotación, tras ajustar el porcentaje que supone el ovino de carne sobre los ingresos totales de las explotaciones.

Por otra parte, el coste de producción completo medio, considerando la remuneración de los factores propios en términos de valor, ha sido de 89 euros por oveja. Los costes más significativos son los concentrados, con un peso relativo del 26,3% sobre el coste de producción completo. Por su parte, el gasto en mano de obra asalariada representa de media 4,40 euros por oveja. El gasto más elevado se registra en Extremadura (6,10 euros por oveja) y el más bajo en Navarra, donde es de 2,91 euros por oveja.

 

Documento completo: https://www.mapa.gob.es/es/ministerio/servicios/analisis-y-prospectiva/ganadoovinodecarne_tcm30-482451.pdf 

Situaciones muy dispares en lo que se refiere al sector ovino y caprino de leche en función de la utilización de los contratos lácteos y los acuerdos cooperativos, según los últimos datos correspondientes al mes de julio y publicados por la base de datos Infolac, que depende del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y que controla la utilización de estos contratos que, según la normativa, son obligatorios.

Si en caprino prácticamente toda la leche producida se vende bajo la fórmula del contrato, en ovino queda mucho camino por hacer y se han empeorado los últimos datos.

 

Ovino de leche

El último informe de Infolac concluye que se venden en este sector un total de 344 millones de litros de leche de oveja con contratos lácteos, que incluyen la fórmula de los acuerdos cooperativos. Teniendo en cuenta que, también a fecha de julio, los datos del último año móvil del FEGA indican que en España se venden un total de 517 millones de litros, únicamente se venden bajo contrato el 66,5% de la producción total, es decir, dos terceras partes.

Ese porcentaje ha ido descendiendo de forma progresiva durante el último año.

 

Caprino de leche

El nivel de contratación en el sector caprino de leche ha aumentado de forma muy significativa hasta los datos de Infolac de julio. De hecho, ese informe señala que se venden bajo contrato o acuerdo cooperativo un total de 471 millones de litros. Teniendo en cuenta que la producción anual de agosto de 2017 a julio de 2018 se sitúa en 484 millones de litros, se trata de un porcentaje del 97,3%.

Expectación en el sector del caprino de leche de España. La celebración del 21 al 25 de octubre del prestigioso Salón SIAL en París puede suponer todo un acicate para las ventas de leche de cabra españolas con destino a las industrias lácteas francesas, ya que la cita en la capital gala servirá para finalizar negociaciones con representantes de productores españoles, en un contexto de descenso de producción en el campo francés y una necesidad de las industrias galas de abastecerse de materia prima.

Si durante esos días se firman contratos con volúmenes de leche importantes, lo cierto es que el mercado de la leche de cabra en España puede volver a experimentar un cambio significativo, como ya ocurriera en las negociaciones para la leche entregada durante el presente mes de octubre, con unos precios que oscilan entre los 7,81 euros por hectogrado (13 pesetas por grado) que pagan las grandes industrias y los 8,41 euros por hectogrado (14 pesetas por grado) que se están generalizando en las pequeñas queserías que demandan leche y tienen menor poder de negociación.

Por lo tanto, si se confirma una reactivación de la exportación a Francia, lo cierto es que los precios pueden volver a subir de forma importante en los meses de noviembre y diciembre, ya que se está eliminando leche del circuito nacional mediante diferentes vías, como es el acuerdo de Dcoop con la francesa Arial, los esfuerzos de Uniproca por secar leche para venderla como leche en polvo a los mercados asiáticos y la repercusión que está teniendo en Andalucía el nuevo programa de control de tuberculosis con el sacrificio de cabras.

Todos estos movimientos en el mercado coinciden con la petición realizada por la Federación Castellano Leonesa de Industrias Lácteas (Lacteacyl), que demandan que la producción de leche de cabra en Castilla y León se eleve de los 30 millones de litros actuales a 150 millones de litros, con el objetivo de los transformadores de poder abastecerse más cerca de sus lugares de elaboración y tener menos costes de transporte.

 

 

En un contexto de signos positivos para el sector ovino de carne, que está mejorando en 2018 casi todos sus índices, la empresa Moralejo Selección, con sede en Zamora, se ha aupado al primer puesto del ranking sectorial, según el último estudio difundido por esa empresa de análisis de mercados Alimarket en su página web, en la que anuncia la publicación de su informe anual sobre este sector.

Según afirma esta empresa, el sector vive un momento de gran dinamismo y apunta que Moralejo Selección se ha encumbrado al primer puesto sectorial entre las industrias transformadoras del ovino de carne después de un proceso de fuertes inversiones, en el que también están inmersas otras firmas importantes del sector como EA Group, Cosegur y otra decena de empresas, tanto para incorporar nuevos formatos, como para abordar nuevos mercados.

La producción de carne de ovino en España se ha incrementado durante los seis primeros meses de este año en casi 3,5 millones de kilos, pasando de 58,7 millones en la primera mitad de 2017 a más de 62 millones en el mismo periodo de 2018. La comunidad que lidera esta actividad es precisamente la de Castilla y León, donde se han sacrificado de enero a junio del presente año 1,7 millones de animales de esta especie, con una producción total de 16 millones de kilos, siendo el incremento de la actividad de Moralejo Selección una de las causas que explican el crecimiento de este mercado.   

 

La genética española de las razas de ovino lechero cada vez despierta una mayor atención en otros países. Desde el Centro de Selección y Mejora Genética del Ovino y Caprino de Castilla y León (Ovigén), ha llegado el interés en los últimos meses de productores e industrias ubicadas en países ubicados en la zona sureste de Europa, como es el caso de Grecia, Macedonia, Moldavia o Bulgaria, según confirma José Manuel Vázquez, técnico del centro ubicado en la localidad zamorana de Toro. Además, también ha llegado el interés de ganaderos de Estados Unidos por el trabajo genético desarrollado en el ovino de leche en España.

Estas posibles demandas de animales vivos y de material genético suponen una importante oportunidad de negocio para las asociaciones de raza y para los

ganaderos españoles. Si consiguen superarse las barreras sanitarias y arancelarias que puedan establecer algunos países, este hecho supone una diversificación de las ventas y la posibilidad de conseguir un beneficio después de años de trabajo constante por mejorar la genética y las producciones de razas como Assaf, que inició hace ya varios años sus contactos con otros países.

Este interés por el ovino español, no sólo en la genética de ovino de leche sino también en la producción cárnica, se constatará en la celebración de la primera edición de Ovinnova, que transcurrirá del 25 al 27 de octubre en el Recinto Ferial de Zamora. Así, en el Área de Negocios de Ovinnova está previsto que se produzcan intensas reuniones bilaterales con presencia de empresas y delegaciones de países como Italia, Estados Unidos, Moldavia, Emiratos Árabes Unidos, Rusia, Bulgaria, Grecia, Irán e Israel.

Tras más de quince años dirigiendo los designios de la cooperativa de segundo grado Colear, la principal operadora de lechazo en Castilla y León y una de las principales empresas en carne de ovino en toda España, Alfonso Sanz y Jesús Fraile no continuarán al frente de la cooperativa que tiene su sede central en la localidad burgalesa de Aranda de Duero.

Alfonso Sanz, presidente de la entidad, ya ha anunciado que su compromiso con Colear finaliza en el próximo mes de diciembre, cuando finalice el proceso electoral en el que está inmersa la cooperativa en la actualidad y que servirá para dar el relevo a un dirigente que tomó las riendas en el ejercicio 2002, sólo un año después de la creación de esta cooperativa de segundo grado. El mismo tiempo llevaba en el cargo el gerente Jesús Fraile, que se ha jubilado y ha dado paso a Fernando Sanz, persona con experiencia comercial en Colear y que será el nuevo gestor de la entidad.

“El sector del lechazo ha cambiado de una forma muy importante durante estos años”, reflexiona Alfonso Sanz. “Antes se vendían prácticamente todos los lechazos enteros, mientras que ahora el 80% pasar por el despiece. La propia cooperativa ha crecido de forma importante y cuenta en la actualidad con 18 trabajadores. Lo cierto es que son tiempos difíciles para los ganaderos, ya que nos encontramos con una situación de precios bajos”, comenta.

La cooperativa de segundo grado Colear está integrada por seis cooperativas de primer grado: Ovidemanda, Providuero, Cortecam, Consorcio de Promoción del Ovino, Ovigormaz y Pecuaria Tierra de Campos.

colear

La balanza comercial española del sector ovino ha tenido una importante modificación en el primer semestre del presente año. Según los gráficos que ha difundido el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), se puede concluir que las exportaciones de ovinos vivos han descendido notablemente, debido al descenso de compras de Libia respecto al mismo periodo del pasado año, mientras que las exportaciones de carne, con destino en los países del ámbito más cercano, se han incrementado en los primeros seis meses del año.

 

Exportaciones de animales vivos

La caída de Libia en la exportación de animales vivos en un 43% ha provocado que el envío total de ovinos desde España haya descendido desde aproximadamente 550.000 a 400.000 ejemplares, según la información difundida por el Ministerio de Agricultura. A pesar del descenso, Libia sigue representando el destino de la mitad de los animales vendidos por el sector ovino español. Por su parte, Líbano también desciende en un espectacular 83%.

Por su parte, Portugal ha aumentado su importancia hasta ocupar el segundo puesto de los destinos, mientras que también han aumentado otros países del ámbito europeo como Francia o Alemania.

 

Importaciones de animales vivos

Se ha subido de unos 110.000 a 120.000 ovinos en vivo en el primer semestre del presente año. El origen de tres cuartas partes de las compras sigue siendo Francia a pesar de una caída del 13%, mientras que ha aumentado considerablemente el número de los ovinos procedentes de Italia, mientras que también han subido los de Italia y Rumanía.

 

Exportaciones de carne

La exportación de carne ha aumentado sensiblemente de unas 21.000 a 25.000 toneladas, gracias a los incrementos registrados de compra por parte de los principales países de destino de la carne ovina española: Francia (+63%), Italia (+13%) y Reino Unido (+71%).

 

Importaciones de carne

Las importaciones españolas de ovino se incrementaron en el primer semestre del año, dentro de unas cifras modestas, ya que se ha pasado de unas 3.700 a 4.000 toneladas. Los principales países de origen de la carne ovina que llega a España son Italia, Nueva Zelanda, Francia, Argentina, Países Bajos y Portugal.

 

 

El Consorcio de Promoción del Ovino está dando pasos para uno de sus proyectos más importantes de los últimos años, la construcción de una quesería que permita trasladar parte de la producción de las ganaderías de sus socios a la transformación propia y llegar con valor añadido al mercado. Sin embargo, lo cierto es que el proyecto está sufriendo algunos retrasos en su ejecución, ya que a finales de 2017 se contaba con un plazo total de ejecución de un año, que poco a poco se ha ido prorrogando.

Construida gracias a las ayudas que ha recibido la cooperativa con sede central en la localidad zamorana de Villalpando debido a su condición de Entidad Asociativa Prioritaria (EAP) a nivel nacional, la obra exterior de la quesería ya está finalizada. Sin embargo, falta por completar todo el equipamiento interior y comenzar con las pruebas de transformación de la leche de oveja. Así, el Consorcio espera que pueda estar operativa, aproximadamente, para el mes de septiembre de 2019.

“Nuestra intención es transformar productos como la cuajada congelada, que nos permitan hacer exportaciones y llegar a mercados interesantes para asegurar nuestro futuro”, señala Benjamín Fernández Anta, presidente de la mayor cooperativa de ovino de leche en España.

La revolución en el mercado de la leche de cabra era cuestión de tiempo. Si las grandes industrias lácteas que operan en el mercado de los quesos puros de cabra y los quesos de mezcla habían indicado hace ya unas semanas que el precio de la leche de cabra para los tres últimos meses del año se elevaba de forma general a 7,81 euros por hectogrado, es decir, 13 pesetas por grado de extracto quesero, ya se da por hecho que esta barrera será un precio mínimo, ya que se pueden dar precios bastante más altos.

De hecho, ya se están registrando ofertas de compras de leche de cabra por parte de pequeñas queserías, con necesidades específicas, redes de abastecimiento limitadas o con escasas ganaderías en su entorno operativo. En estos casos, ya se habla de precios de 8,41 euros por hectogrado (14 pesetas por grado de extracto quesero), por lo que el precio medio percibido por cooperativas y productores se eleva de forma notable. Esta situación de precios más altos de las pequeñas queserías, que ya se venía barruntando desde hace un tiempo, ya se ha concretado de forma específica en algunos casos.

La duda es si las grandes industrias se verán arrastradas por esta situación en los meses de noviembre y diciembre, ya que los 7,81 euros por hectogrado parecen inamovibles en el caso de octubre.

La campaña de tuberculosis caprina que lleva varios meses desarrollándose en Andalucía puede tener fuertes implicaciones en la producción de leche de cabra, y por lo tanto, en un mercado que está viviendo importantes incrementos de cotizaciones en la parte final del año. El sacrificio de animales que están saliendo positivo en las explotaciones, en una campaña que está teniendo una aceptable aceptación por parte de los ganaderos debido a las indemnizaciones por sacrificio que se han puesto en marcha, tendrá una implicación en la reducción de la producción de leche.

De hecho, representantes de grandes grupos de productores de la comunidad autónoma andaluza, líder en la producción de leche de cabra a nivel nacional, estiman que la reducción de la producción en este último trimestre del año puede ser de hasta un 20%, o incluso un 25%, según las previsiones realizadas a principios de año.

Respecto al precio, las grandes industrias lácteas ya han señalado que el precio del último trimestre se situará en el entorno de los 7,81 euros por hectogrado, es decir, 13 pesetas por grado de extracto quesero (suma de los porcentajes de grasa y proteína). Sin embargo, los representantes de los productores señalan que los precios pagados por las pequeñas queserías se sitúa alrededor de los 8,41 euros por hectogrado (14 pesetas por grado) y no descartan que algunas de esas grandes industrias tengan que desmarcarse de la opción mayoritaria y subir el precio previsto según vaya avanzando este último trimestre del año, debido a esa importante reducción de la producción que se prevé para los meses de octubre, noviembre y diciembre.

 

 

La leche de oveja destinada a la Denominación de Origen (DO) Queso Manchego tendrá ligeros incrementos en la cotización en este último trimestre del año, en consonancia con lo que está ocurriendo en el resto del sector del ovino lechero tanto en la comunidad autónoma manchega como en Castilla y León, los dos principales focos de producción de la leche de oveja a nivel nacional.

Estos incrementos llegan para compensar en cierta medida que el ejercicio 2018 ha sido el peor del último lustro para la leche destinada a esta figura de calidad, que siempre ha tenido un diferencial importante de precios respecto al resto de la leche de oveja. Después de que en el primer trimestre la leche de la DO Queso Manchego haya estado en el entorno de los 8,26 euros por hectogrado, es decir, 13,75 pesetas por grado de extracto quesero (suma de los porcentajes de grasa y proteína), a partir de abril el precio permaneció prácticamente sin cambios alrededor de los 7,81 euros por hectogrado (13 pesetas por grado).

Se trata de cantidades muy inferiores a las marcadas en años anteriores. Así, la media en el ejercicio 2017 fue de 9,44 euros por hectogrado (15,71 pesetas por grado), según los precios marcados en la Lonja Agropecuaria de La Mancha situada en Albacete. Si nos remontamos al año 2016, se llegó a marcar un precio estable y sin cambios durante todo el año de 9,97 euros por hectogrado (16,59 pesetas por grado).

Página 1 de 172

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder