interovic 1000x120 junio19

El principal reto al que se enfrenta el ovino es adecuar cada ganadería al modelo productivo que la haga ser por sí misma sostenible, eficaz y rentable

 

SEBAS FORO ROTULO

 

u Me gustaría ver ganaderías con una gestión empresarial en la que trabajasen codo con codo los propietarios, los empleados, los técnicos…  ajustando las producciones con sus clientes…

u Me gustaría que el trabajo a desarrollar cada día estuviera contenido en un plan de explotación anual que evitara ‘las ocurrencias’ y permitiera atender más fácilmente los imprevistos…

u Me gustaría que la rentabilidad de las granjas no dependiera de ayudas administrativas y que éstas fueran parte de una inversión continua para mejoras evaluables en cada ganadería…

u Me gustaría qué las estructuras ganaderas fueran una fuente continuada de servicios de vanguardia, qué la investigación fuera más práctica y uno de los motores de la mejora de los próximos 20 años….

 u… Y que todo esto ocurriera en, al menos, el 90% de las ganaderías ovinas antes del 1 de enero de 2.040.

 

 OVIESPAÑA.- El Foro Nacional de Ovino ha celebrado ya 20 ediciones, intentando trasladar a los profesionales del sector los avances técnicos y científicos más útiles para su trabajo y propiciar el debate e intercambio de ideas sobre los problemas que se plantean en la gestión de las granjas… Usted, que ha sido un observador privilegiado del sector y del propio FORO durante todo este tiempo, ¿tiene la impresión de que se han cumplido esos objetivos? ¿Qué destacaría de la trayectoria del FORO durante todo ese tiempo?

SEBASTIÁN MARTÍN GÓMEZ.- Sin duda el FORO ha contribuido a que este sector haya podido ir mejorando en base a las innumerables sesiones formativas e informativas desarrolladas en las veinte ediciones celebradas, siempre buscando la mayor practicidad y aplicación posible en el campo. No hay más que revisar los programas de las ediciones pasadas, para darse cuenta de que en cada una se han expuesto los temas de más interés para el sector en cada momento, y tratados por los expertos más relevantes. Todo ese elenco, y la creciente asistencia de profesionales, han hecho que el FORO se haya convertido en estas dos décadas en la referencia nacional de debate para los profesionales del sector ovino. La mejor muestra de ello es quizá la propia evolución de la asistencia al FORO durante estos 20 años: desde algo más de 120 inscritos allá por 1.999, hasta más de 400 el año pasado.GRÁFICA DE ASISTENTES FORO

 OVI.- Estas dos décadas de trabajo del FORO han sido de alguna manera un reflejo de la evolución del sector, un resumen de su capacidad para dar respuesta a los retos que se le planteaban y aprovechar las oportunidades que se le ofrecían… Usted va a desarrollar en la edición de 2019 la ponencia inaugural, intentando hacer un balance de todo este tiempo, de los principales avances que ha conseguido el ovino español desde los años noventa hasta ahora, ¿qué aspectos destacaría como hitos más importantes a lo largo de este periodo?

SMG.- Hace poco oía que a nivel general lo innovado en los últimos 20 años equivale a lo realizado en los 200 anteriores y estos a los 2000 años de nuestra historia reciente. Sin duda esta realidad también lo es aplicable a nuestro querido sector. En estos 20 años, hemos pasado por ejemplo de ordeñar a mano un atajo de 150 ovejas a tener una sofisticación del ordeño ejemplar en las ya denominadas macrogranjas con más de 5.000 hembras en ordeño. Hemos pasado a tener un exquisito control de la calidad de la leche, a diseñar programas nutritivos y sanitarios integrales adaptados a las necesidades de cada ganadería, a intentar acercarnos a realizar una gestión técnico-económica aproximando el término ganadería ovina a empresa ovina, a consolidar la ecografía como una herramienta fundamental de planificación y no como un mero capricho, a planificar parideras y cubriciones en un calendario anual en dependencia del sistema reproductivo elegido en cada ganadería y no definido por el santoral, a implantar cada vez medidas preventivas y menos curativas, a tipificar las producciones y a establecer índices de medida. En definitiva, a pensar en ser productores de alimentos cada vez más profesionales.

En este sentido, creo que es importante mencionar que esta evolución ha sido responsabilidad de todos los Entusiastas de este sector, cada uno desde su diferente posición, pues todos somos una pieza del mismo (ganaderos, entidades ganaderas, veterinarios, técnicos, investigadores, industrias transformadoras, entidades comercializadoras, empresas de alimentación, zoosanitarios e instalaciones, instituciones administrativas, empresas comunicadoras, …).

 OVI.- Los avances del ovino nacional en estos últimos 20 años parecen incuestionables, pero usted plantea también en el título de su ponencia inaugural que existe una lista de retos pendientes que el sector debe afrontar a partir del día después del FORO de 2019. ¿Cuáles son los desafíos más importantes a los que deberán hacer frente los profesionales que trabajan con el ovino en España en el futuro inmediato?

SMG.- En mi opinión el gran reto como sector pasa por mejorar su profesionalización media y que los avances mencionados anteriormente fueran cada vez más asimilados por la masa de las ganaderías ovinas pues el nivel de heterogeneidad actual sigue siendo muy elevado.

A nivel particular, el reto sigue siendo en mi opinión: adecuar cada ganadería al modelo productivo que le haga ser por si misma sostenible, eficaz y rentable. Creo que debemos centrarnos en nuestras posibilidades de mejora de puertas a dentro evitando las pérdidas de energía ante lo que no podemos controlar de forma individual, fundamentalmente, precios de mercado, nivel de consumo y decisiones administrativas. Me gustaría recalcar que también pienso que estos últimos aspectos deben ser abordados, y con enorme intensidad, pero desde los colectivos.

Como desafío más concreto y actual, indicaría el nuevo reto para adaptarse lo antes posible ante el uso racional de antibióticos y la nueva aplicación de la prescripción de medicamentos, que por fin va a ser del nivel de la medicina humana. En este sentido considero un acierto el desarrollo del programa de esta edición del Foro pues abordará estos temas en profundad.

 OVI.- El FORO de 2019 quiere ser aún más participativo, incorporando nuevas herramientas que amplíen la relación con los asistentes y permitan conocer su opinión sobre el propio FORO y sobre la utilidad de sus contenidos. Usted va a pilotar el desarrollo de esa experiencia y a resumir los resultados en la sesión de clausura. ¿Cómo se va a desarrollar en concreto esa interacción con los participantes? ¿Cuál va a ser el cauce? ¿Qué será lo que se les pregunte?

SMG.- Para avanzar es necesario analizar y reflexionar sobre datos medibles y evaluables. Para ello que mejor que contar con la opinión de los más de 400 inscritos con los que, a buen seguro, contará esta XXI edición:

Siempre tenemos la sensación de que estas opiniones son de corrillos (posiblemente sesgadas y sin duda inmedibles) pero nunca hasta el momento se había realizado una encuesta tangible sobre este tema y a una población tan amplia, además con un formato que nos permitirá mostrar los resultados en la sesión final de estas jornadas. A esta sección le hemos denominada EL FORO OPINA.

Para ello, enviaremos a todos los asistentes, a través de WhatsApp, un link a una breve encuesta anónima en la que en solo unos minutitos y todo en base a “clics” podamos tener “on line” dichas valoraciones que mostraré en la última sesión de este Foro.

Además, también como novedad incluiremos en esta encuesta aquella aplicación práctica que cada ponente vaya a desarrollar en su sesión y que constituirá una aportación evolutiva al sector, si la aplicamos en nuestras ganaderías a partir de la clausura de esta edición. Cada asistente podrá así indicar en la encuesta qué idea/ideas le parece que puede poner en práctica desde ya con su compromiso para seguir contribuyendo a la evolución del sector ovino desde su posición.

 OVI.- Con su planteamiento histórico, de futuro y su imaginación ¿Cómo ve el sector ovino dentro de 20 años? ¿Cómo se cree que debería estar el sector ovino en ese momento?

SMG.- Más que como lo veré, me gustaría exponer cómo me gustaría verlo. Me gustaría ver ganaderías con una gestión empresarial en la que trabajasen codo con codo los propietarios, los empleados (si es el caso) y los diferentes técnicos, así como ajustando las producciones con sus clientes siendo tratados como un colaborador más de la misma. Qué el trabajo a desarrollar cada día estuviera contenido en un plan de explotación anual lo que ayudaría a evitar las ocurrencias, poder atender más fácilmente los imprevistos y permitiera incrementar el orgullo de pertenencia a la profesión ganadera. Qué la rentabilidad no dependiera de ayudas administrativas y que éstas fueran parte de una inversión continua para mejoras evaluables en cada ganadería anualmente. Qué las estructuras ganaderas fueran una fuente continuada de servicios de vanguardia implementados sin dudar por todos sus socios. Qué la investigación fuera más práctica y uno de los motores de la mejora de los próximos 20 años. Y que todo esto ocurriera en, al menos, el 90% de las ganaderías ovinas antes del 1 de enero de 2040.

PARA INSCRIBIRSE EN EL FORO

https://form.jotformeu.com/B47/Foro-Nacional-de-Ovino-2019

 

CONSULTA EL PROGRAMA

Modificado por última vez en Martes, 21 Mayo 2019 14:40

Deja un comentario

Asegúrate de incluir la información requerida (*). HTML Básico está permitido.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder