Balance de la campaña de erradicación de la peste de los pequeños rumiantes en el sur de África

peste caprino

 

En el sur de África, los pequeños rumiantes son una fuente importante de nutrición e ingresos para los pequeños agricultores de escasos recursos. Después de extenderse de África occidental a África central y oriental, la peste de los pequeños rumiantes surgió en la República Unida de Tanzania en 2008 y desde entonces se ha informado en Angola, la República Democrática del Congo y las Comoras. La enfermedad puede causar una morbilidad y mortalidad considerables en poblaciones ingenuas de ovejas y cabras y afectar gravemente los medios de vida rurales, especialmente las mujeres. De esta premisa parte un artículo de divulgación publicado sobre la enfermedad en la revista científica internacional Frontiers in Veterinary Science.

Todavía existen lagunas de conocimiento en la epidemiología de la peste de los pequeños rumiantes, en particular con respecto al alcance de los movimientos de animales de pequeños rumiantes y el papel de la abundante vida silvestre en el sur de África. La capacidad de los servicios veterinarios para llevar a cabo la vigilancia y el control de la peste de los pequeños rumiantes es heterogénea dentro de la región, y la vacunación es limitada.

La estrategia panafricana para el control y la erradicación de la enfermedad refleja la estrategia mundial y proporciona el marco para que la región de la Comunidad de Desarrollo del África Meridional cumpla con el objetivo de erradicación para 2030. Cinco países y una zona dentro de Namibia están oficialmente libres de la patología según los Estándares de la OIE. La mayoría de los países han desarrollado estrategias nacionales para el control y la erradicación de la peste de los pequeños rumiantes.

Para fortalecer el programa nacional y regional de erradicación, existe la necesidad de una vigilancia regional basada en el riesgo adaptada a los países infectados, de alto riesgo y de bajo riesgo que permita un control específico y eficiente, una respuesta rápida a las incursiones y la prevención de la propagación a medida así como una mejor preparación. Será necesario un apoyo internacional continuo que incluya diagnósticos de laboratorio y mejorar la capacidad de vigilancia para evitar una mayor propagación hacia el sur en el continente.

El artículo está firmado por los siguientes investigadores: Andrea L. Britton, Alexandre Caron y Berhanu Bedane.

Deja un comentario

Asegúrate de incluir la información requerida (*). HTML Básico está permitido.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder