Edad de la oveja, días posparto y urea en leche como factores de fertilidad en la inseminación artificial

Ángel Ruiz Mantecón, profesor de Investigación del Instituto de Ganadería de Montaña – CSIC, estuvo presente en el Curso de Formación Ganadera de la asociación Assafe, celebrado este miércoles 13 de noviembre en Valladolid. El ponente desgranó algunos resultados derivados de la investigación realizada con el Grupo Operativo Regional ‘Mejora de aspectos reproductivos en explotaciones ovinas de Castilla y León’.

Se partió de la base de la enorme variabilidad que se encuentra en las explotaciones de raza Assaf que realizan inseminación artificial. Así, según señaló el propio Mantecón durante la presentación, pueden encontrarse lotes que tienen apenas un 10% de fertilidad, mientras que hay otros lotes que son capaces de llegar hasta el 70%. Así, el reto es conseguir generalizar la inseminación artificial en los rebaños de ovino lechero. “El ideal sería que la única técnica reproductiva fuera la inseminación artificial, como ocurre en otras especies”, afirmó el experto.

Esta presentación se centró en analizar varios aspectos relativos a la hembra inseminada, como es la edad de la oveja, los días transcurridos desde el parto y el contenido de urea en leche. Se analizaron un total de 109.647 inseminaciones artificiales realizadas por las explotaciones inscritas en Assafe durante más de una década, con un dato medio de fertilidad del 42%. Sin embargo, las cinco peores ganaderías únicamente se quedaban en el 14,7%, mientras que las cinco mejores llegaban a porcentajes del 68,6%. “Lo positivo de estos datos es que queda mucho recorrido en la mayor parte de las explotaciones”, aseguró Mantecón.

Centrándose en la edad de las ovejas inseminadas, el ponente señaló que la edad media es de aproximadamente 31,4 meses. Sin embargo, los datos históricos de Assafe señalan que la fertilidad desciende a partir de los 30 meses.

Por lo que respecta a los días transcurridos desde el último parto, se obtiene una media de 167 días. La conclusión es que la fertilidad aumenta a partir de los 150 días después del parto, además del grupo de corderas de primer parto, que tienen un alto nivel de fertilidad.

Por último, Mantecón se refirió al contenido de urea en leche, que es un indicador de un desequilibro entre energía y nitrógeno en el rumen. El especialista señaló que la fertilidad es óptima, según los datos analizados, cuando la fertilidad se encuentra entre 480 y 550 miligramos por litro de ure.

Deja un comentario

Asegúrate de incluir la información requerida (*). HTML Básico está permitido.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder