ovinnova 1000x120 septiembre18divisor 10x70 blanco

El 10% del ovino y caprino de leche de Castilla y León está en el programa de agalaxia contagiosa

 

 

La Junta de Castilla y León aprobó hace un año el programa sanitario para luchar contra la agalaxia contagiosa, y aunque todavía se encuentra en fase de divulgación ya se ha adherido el 10% del ganado ovino y caprino que hay en la comunidad con aptitud láctea. Así, ya se han incorporado a este programa voluntario un total de 149 explotaciones y 129.623 animales, según los últimos datos actualizados este mismo mes facilitados por la Consejería de Agricultura y Ganadería que recoge Diario de Valladolid.

El programa está más centrado en el ganado de aptitud láctea “por la gran caída de producción láctea y abortos que ocasiona”, asegura el director general de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias, Óscar Sayagués. Además es que sólo se han registrado seis solicitudes de ganaderías de carne, lo que explica por qué en la provincia de Soria no hay implantación hasta el momento, dado que la mayoría del ganado ovino y caprino de la provincia se cría para carne.

“Es una enfermedad de declaración obligatoria porque tiene un elevado grado de morbilidad, de modo que si la agalaxia contagiosa entra en un establo la posibilidad es que se vean afectados un alto porcentaje de animales”, explica Sayagués. Sin olvidar el elevado coste que supone en lo que respecta a los tratamientos curativos.

Incluido en la Plataforma de Competitividad Productiva del sector ovino y caprino, en la que se integra como medida la mejora sanitaria de la cabaña, busca controlar esta enfermedad que provoca importantes pérdidas económicas en las explotaciones para convertirlas en más competitivas y facilitar la exportación de las producciones.

La Junta ofrece una herramienta diagnóstica a aquellas explotaciones que quieran adherirse al programa de calificación sanitaria oficial se basa en la realización de un protocolo diagnóstico consistente en diferentes pruebas seriadas para el conocimiento del estado sanitario en las explotaciones y del estado individual de todos los animales de la cabaña incluida, de forma que sea posible la eliminación de los animales infectados. “Se toman muestras de hisopos auriculares en el caso de las cabras y nasales para las ovejas porque es donde el microplasma se acantona. Y se envían al Laboratorio Regional de Sanidad Animal, que lo analiza y lo califica”, explica Sayagués.

Deja un comentario

Asegúrate de incluir la información requerida (*). HTML Básico está permitido.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder