Implicación y patogenia de la estomatitis vesicular en las especies ovina y caprina

 

 

La enfermedad de la estomatitis vesicular (EV) afecta de manera natural a bovinos, porcinos y equinos y en algunas ocasiones, en ovejas y cabras. Se han encontrado anticuerpos neutralizantes, además, en burros, perros, antílopes, cerdos ferales o jabalíes, alces, ciervos de cola blanca, mapaches, zorros, ardillas, conejos, pequeños roedores, monos, murciélagos y una gran variedad de aves, entre otros.

Desde el punto de vista epidemiológico, todos estos animales podrían estarimplicados en el ciclo natural de la EV, ya sea como hospedadores, portadores, amplificadores o reservorios.

Sin embargo, hasta el presente la participación de estos en las diferentes zonas del continente donde se presenta la enfermedad de manera enzoótica o epizoótica no ha sido aún posible identificarla con claridad. En un brote el virus puede afectar a unos y a otros no, indiferentemente, hay brotes en los que se afectan únicamente los suidos, aún estando en contacto con bovinos y equinos, otras veces son los bovinos o los equinos solamente. Por lo general los síntomas clínicos se dan más en animales adultos que en jóvenes, aunque no siempre es así.

Existen dos vías de transmisión. Una sería por contaminación de heridas vía transcutánea o a través de las mucosas, es decir contacto directo entre animal enfermo y sano. La otra sería a través de artrópodos vectores como en el trópico la mosca de la arena en la que se ha demostrado transmisión transovárica. El virus se ha aislado también en mosquitos del género ‘Aedes’ y ‘Culex’ además de en ácaros y pulgas de roedores.

También se ha aislado en insectos que se alimentan de las plantas, lo que ha hecho pensar incluso en la posibilidad de que se trate de un virus vegetal que pasaría de las plantas a los animales a través de un vector invertebrado que permitiría este cambio de especificidad en el virus.

Existen teorías de que la fuente del virus podría estar en los pastos. Los animales al pastar se infectarían a través de las mucosas o de heridas. Los animales podrían estar crónicamente infectados, sin presentar síntomas y cuando se dan unas condiciones ambientales concretas el virus se activaría y se producirían los síntomas. Esto podría explicar el patrón de presentación a saltos en áreas epizoóticas, es decir que se dan casos al mismo tiempo en áreas lejanas unas de las otras y sin relación epidemiológica aparente.

Las fuentes del virus son la saliva, exudado o epitelio de las vesículas abiertas, vectores y se sospecha que el suelo y las plantas también podrían estar involucrados en el ciclo de transmisión. La enfermedad probablemente llega a un rebaño a través de vectores y una vez está presente, se extiende de unos animales a otros a través del contacto directo y/o indirecto.

Presenta una marcada estacionalidad, siendo más frecuente en la estación de lluvias en las zonas tropicales enzoóticas, aunque en algunos países también se da en la estación seca después de las lluvias. En las zonas templadas normalmente desaparece con las primeras heladas lo cual corrobora la participación de algúntipo de vector invertebrado en su ciclo.

Aún hoy no se tiene claro el mecanismo concreto de transmisión, así como tampoco lo están los vectores/reservorios que participan en su ciclo.

Modificado por última vez en Miércoles, 08 Agosto 2018 12:56

Deja un comentario

Asegúrate de incluir la información requerida (*). HTML Básico está permitido.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder