foro18 oviesp 1000x170 2divisor 10x70 blanco

foro18 alltech 480x90divisor 10x70 blancoforo18 calier 480x90

foro18 deheus 480x90divisor 10x70 blancoforo18 exopol 480x90

Investigación de un brote de fiebre Q en ganado caprino lechero con alto porcentaje de abortos

Neiker ha presentado en el Congreso de la SEOC de Salamanca un caso de abortos que tuvo lugar a comienzos de este año en un rebaño caprino de aptitud lechera. A mediados de enero de 2017, el veterinario responsable de la explotación envió muestras (una placenta, seis exudados vaginales y doce sueros) al Servicio de Diagnóstico de Neiker, para la investigación de la causa de los abortos. Las lesiones en placenta y la presencia de bacterias compatibles, junto con la detección de ADN en placenta y fluidos vaginales de cabras abortadas, así como la alta seroprevalencia hallada frente a Coxiella burnetii, confirmaron el diagnóstico de fiebre Q. Tras éste, se realizó un seguimiento de la paridera y se comprobó que la tasa de abortos fue del 80%.

Con objeto de estudiar mejor la infección por C. burnetii en el ganado caprino, se realizó un seguimiento de la excreción de esta bacteria en 35 cabras abortadas en muestras de fluidos vaginales, heces y leche, durante siete meses. Además, se realizó un seguimiento de la contaminación ambiental generada tras los abortos y la posterior paridera, mediante la toma y análisis de aerosoles del interior y exterior de la cuadra. La carga bacteriana excretada por las cabras abortadas fue elevada (fluidos vaginales>heces>leche), y la excreción se mantuvo hasta al menos cuatro meses tras el aborto, especialmente a través de las heces, lo que favoreció la contaminación ambiental, tal y como se deduce de la detección de C. burnetii en aerosoles dentro y fuera de la cuadra a lo largo del periodo de estudio. Aunque se desconoce realmente la importancia o el riesgo que pueden representar para las personas estos aerosoles contaminados, ya que no se sabe la duración de la viabilidad de esta bacteria, como medida de precaución se debe de evitar que personas susceptibles accedan a cuadras infectadas por fiebre Q.
La caracterización molecular de las muestras de fluidos vaginales y polvo reveló que el genotipo implicado fue SNP-1
̶ MST-13, genotipo que también se ha hallado en ganado ovino, vacuno, y en casos humanos.
Inmediatamente tras el diagnóstico de fiebre Q, el veterinario de la explotación indicó las pautas y medidas de control para evitar la diseminación de la bacteria al exterior de la explotación, se evitó el acceso de personas a su entorno y se vacunó la reposición con vacuna inactivada en fase I. Neiker remarca la importancia del papel que desempeñan los veterinarios clínicos para la obtención de un rápido diagnóstico de las diferentes patologías que afectan a los rebaños, y que como en esta ocasión, pueden ser zoonosis transmisibles a las personas.

Deja un comentario

Asegúrate de incluir la información requerida (*). HTML Básico está permitido.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder