La mayoría de granjas de ovino de carne necesita los pagos desacoplados para tener beneficios

La Red Nacional de Granjas Típicas (Rengrati), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), ha publicado recientemente un informe sobre el sector ovino de carne en España, con datos relativos al ejercicio 2018. La principal conclusión que puede extraerse de este informe es que los pagos desacoplados son fundamentales para obtener beneficios económicos en la mayor parte de las explotaciones de este subsector ganadero. Únicamente las granjas con un número importante de animales pueden obtener esa rentabilidad sin depender de las ayudas.

Este hecho no significa que los ingresos corrientes sean mayores que los gastos corrientes en todas las ‘granjas típicas’ estudiadas, con una horquilla que va entre 1 y 150 euros por cien kilogramos de peso vivo. La explicación a esta aparente contradicción es que en esos ingresos corrientes no se tiene en cuenta el coste de oportunidad de la mano de obra familiar. Por lo tanto, se asume que la mano de obra familiar, o parte de ella, trabaja sin una remuneración adecuada a lo que obtendría en otros sectores económicos. Si se tiene en cuenta este factor, hay explotaciones que llegan a perder hasta 75 euros por cien kilos de animal en vivo. Si además se eliminaran los pagos desacoplados, las pérdidas llegarían hasta 200 euros.

Los ingresos de las explotaciones estudiadas en ovino de carne son muy variables, con niveles que van entre los 330 y los 560 euros por cien kilogramos de peso vivo. Los ovinos vendidos, ya sea para sacrificio, para engorde o por desecho, suponen entre 240 y 290 euros por cien kilos en vivo, mientras que la PAC está entre 100 y 150 euros, por lo que supone alrededor del 30% o 35% de los ingresos totales. Más minoritarios son otros ingresos por venta de estiércol o actividades análogas a la explotación como la caza, aunque se dan ejemplos de ganaderías que ingresan hasta 110 euros por cien kilos en vivo por este tipo de actividades.

Por último, los principales costes de la actividad por cien kilogramos de peso vivo son la alimentación más los costes de la tierra (de 170 a 340 euros) y la mano de obra (de 60 a 140 euros).

 

Deja un comentario

Asegúrate de incluir la información requerida (*). HTML Básico está permitido.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder