La ONG Justicia Alimentaria-Veterinarios sin Fronteras (JA-VsF) pide prohibir la sobre-medicación de antibióticos en animales

La ONG Justicia Alimentaria-Veterinarios sin Fronteras (JA-VsF) ha reclamado este lunes, a través de la publicación de un vídeo, prohibir el uso de antibióticos en animales que no tenga un fin terapéutico y frenar la sobre-medicación de la ganadería española, que considera "crítica" y la más alta de Europa.
La ONG considera "prioritario" restringir el uso de antibióticos en animales sanos, "excepto en los casos autorizados por la administración y debidamente justificados", ya que aduce que el desarrollo de bacterias resistentes a este tipo de medicamentos "constituye una de las amenazas más serias para la salud pública mundial".
"La industria ganadera abusa del suministro de antibióticos en animales, ya que la mayor parte de los antibióticos no se administra a animales enfermos, sino sanos", asegura la organización, que denuncia que esta práctica se utiliza "para poder mantener las condiciones actuales de hacinamiento de miles de animales en las granjas industriales de cerdos, pollos o bovinos".
Según JA-VsF, "el hacinamiento favorece la aparición de patologías, básicamente por la misma acumulación animal y de densidad de agentes infecciosos y por la situación de estrés, que genera una inmunosupresión crónica".
"Antes de que los animales se pongan enfermos se le suministran antibióticos. Esto supone que pagamos la sobremedicación de los animales con nuestra salud", ha comentado el director de JA-VsF Javier Guzmán.
La ONG recuerda que la UE ha aprobado el Reglamento 2019/6 para reducir el consumo de antibióticos en la ganadería industrial, aunque éste no será completamente efectivo hasta el año 2022.
Este reglamento estipula que los medicamentos antimicrobianos no se aplicarán de manera rutinaria y reitera que no se pueden usar como promotores del crecimiento ni para aumentar el rendimiento.
"La novedad estriba en que, además, indica que no se deben usar para la profilaxis y, en el caso de la metafilaxis, solo cuando el riesgo de propagación de una infección en el grupo de animales sea alta y no existan otras alternativas apropiadas disponibles", según Guzmán.
Además, en todos los casos, estos productos solo deberían estar disponibles con receta veterinaria y será el equipo veterinario quien decida, después del diagnóstico correspondiente, que no existe otra opción.
Sin embargo, la ONG se queja de que el Reglamento no detalla las medidas de control y fiscalización que aseguren que esa recomendación se cumpla en las granjas industriales ni fija objetivos de reducción en el uso de antibióticos, por lo que teme que quede en "papel mojado".
Por ello, exige al gobierno español que complemente el Reglamento europeo con medidas que aseguren su cumplimiento, incluyendo también sanciones, y que fije objetivos de reducción drástica en un corto período de tiempo ante la gravedad del problema y la posición de España que, según la ONG, es el país europeo con más abuso de antibióticos en ganadería.
Según la ONG, la industria ganadera española usa 402 miligramos de antibióticos por kilo de carne, cuatro veces más que Alemania, que tiene el doble de vacas y el mismo número de cerdos, y seis veces más que Francia, que tiene tres veces más vacas. 

Deja un comentario

Asegúrate de incluir la información requerida (*). HTML Básico está permitido.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder