Quesos Tierra de Sabor

Mostrando publicaciones por etiqueta: Abortos

La Junta de Andalucía ha abierto el plazo para presentar las solicitudes de ayudas que respaldan la ejecución de los programas sanitarios realizados bajo el amparo de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) para el periodo 2019-2020. En concreto, el presupuesto total de estos incentivos financiados en su totalidad por la Junta de Andalucía, asciende a 4,6 millones de euros.

Entre estos programas, están algunos que involucran directamente a los pequeños rumiantes como es el Programa de Calificación de Tuberculosis Caprina, el Programa de Vigilancia, Control y Erradicación de la Fiebre Catarral Ovina o Lengua Azul, el Programa de la Agalaxia Contagiosa Ovina y Caprina y el Programa de Vacunación frente el Aborto Enzoótico Ovino.

En cuanto al plazo de presentación de las solicitudes, las entidades susceptibles de beneficiarse de estas subvenciones pueden realizar el trámite hasta el próximo día 31 de agosto de 2019, que reconocen, desde el Gobierno andaluz, el importante papel de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera y se fomenta la adhesión de los profesionales del sector a estas entidades.

Para la concesión de estas ayudas de concurrencia competitiva, se valora tanto la cantidad de explotaciones a las que da servicio cada Agrupación de Defensa Sanitaria Ganadera solicitante como el número de Unidades de Ganado Mayor que se beneficiaría de la actuación, el personal veterinario disponible para el desarrollo de las acciones sanitarias, el porcentaje de realización de guías a través del servicio de ADSG-web y Guía Telemática de Andalucía, y la gestión de un centro de limpieza y desinfección de vehículos de transporte de animales.

 

Latxa Fot 7

La nutrición de la oveja preñada, la preparación avanzada del parto y la gestión de las cuadras fueron los tres factores más citados para reducir la mortalidad de los corderos

El peso y vigor del cordero al nacer y la cantidad y calidad del calostro se han identificado como los principales factores animales involucrados en el logro de una baja mortalidad del cordero

El proyecto europeo SheepNet, en el que participa NEIKER-Tecnalia, ha identificado la nutrición, el diagnóstico de gestación y el control y la prevención de abortos como los principales desafíos para mejorar la productividad del ganado ovino. La nutrición de la oveja preñada, la preparación avanzada del parto y la gestión de las cuadras han sido los tres factores más citados para reducir la mortalidad de los corderos. El peso y vigor del cordero al nacimiento, y la cantidad y calidad del calostro han sido identificados como los principales factores animales involucrados en el logro de una baja mortalidad.

SheepNet es un proyecto financiado por la Unión Europea cuyo objetivo es mejorar la productividad ovina. La productividad de la oveja (número de corderos criados por oveja puesta en cubrición) es una combinación del éxito reproductivo, la prolificidad, la supervivencia embrionaria y la supervivencia del cordero. SheepNet impulsa el intercambio de conocimientos entre la investigación y las partes interesadas, ganaderos, técnicos y veterinarios, para difundir ampliamente las mejores prácticas e innovaciones ganaderas. En el proyecto participan los seis principales países productores de ganado ovino de la UE (Reino Unido, España, Rumanía, Italia, Francia e Irlanda) y Turquía.

Encuesta en los seis principales países europeos productores de ganado ovino

La identificación de las necesidades y desafíos se obtuvieron mediante una encuesta en los seis principales países europeos productores de ganado ovino (Irlanda, Francia, Reino Unido, Rumanía, España e Italia) y Turquía. El objetivo de la encuesta era identificar los principales retos y necesidades, así como las mejores prácticas de manejo para mejorar la productividad ovina (reproducción, gestación, reducción de la mortalidad de los corderos). Se pidió a los participantes que seleccionaran y clasificaran, en orden de importancia, hasta 5 retos para mejorar la fertilidad (de una lista de 16 opciones), la gestación (13 opciones), los factores implicados en la mortalidad de los corderos se dividieron en factores de manejo (11 opciones) y factores animales (11 opciones).

La distribución de los encuestados fue la siguiente: Francia 31%, Italia 17%, Turquía 14%, Irlanda 13%, España 11%, Rumania 8% y Reino Unido 6%. El 69% de los ganaderos encuestados trabajan en sistemas de ovino de carne y el 31% en sistemas de leche.

La mejora de la productividad ovina planteó retos similares en toda Europa, pero el orden de importancia difirió ligeramente de una región a otra.

Soluciones prácticas para aumentar la productividad del ganado ovino

Para hacer frente a las necesidades y desafíos identificados en cada país y sistema de producción ovina, SheepNet identificó 42 soluciones y 73 recomendaciones prácticas (consejos y trucos). Estas soluciones y recomendaciones fueron recopiladas a partir de la participación activa de los ganaderos y los diferentes agentes que trabajan en el sector, en los talleres nacionales organizados en cada uno de los países socios. La recopilación de las soluciones y consejos y trucos puso de relieve que las soluciones a muchos de los problemas están fácilmente disponibles en otros países o regiones.

Las siguientes soluciones fueron particularmente valoradas por las partes interesadas: directrices prácticas sobre nutrición y manejo de pastizales, un conjunto de modelos para la puntuación de la condición corporal, notas técnicas sobre manejo del aborto, registro de la mortalidad de los corderos en las granjas y recomendaciones prácticas para lograr un peso óptimo al nacimiento y reducir la mortalidad de los corderos.

Los siguientes consejos y trucos están demostrando ser muy populares entre los usuarios. Por ejemplo, una puerta incorporada en una manga de manejo que puede subir y pasar por encima de las ovejas, el uso de una tubería de agua para suministrar agua a múltiples cubículos de partos, una barrera de alimentación móvil para evitar que los corderos pasen a los pasillos de alimentación, el uso de tecnología a través de la identificación electrónica, como teléfonos inteligentes para registrar datos y el uso de una simple barra en la manga de manejo a la altura de los corvejones para evitar que las ovejas se muevan marcha atrás.

Una descripción sencilla y detallada de todas las soluciones, y consejos y trucos, traducidos a los idiomas de los países participantes, están disponibles en la página web de SheepNet (www.sheepnet.network).

SheepNet celebrará su último seminario en Francia en septiembre de 2019: los interesados en participar pueden registrarse en la página web de SheepNet. SheepNet está abierta a todos los países de la UE, interesados y productores de ganado ovino. Para más información: www.sheepnet.network

‘Brucella ovis’ causa una enfermedad infecciosa de transmisión sexual en ovinos domésticos caracterizada por lesiones genitales y epididimitis en carneros, placentitis y abortos poco frecuentes en ovejas, y mortalidad neonatal en corderos. Con esta premisa, investigadores estadounidenses diseñaron un estudio para describir los factores de riesgo epidemiológico asociados con rebaños y ovejas seropositivos. Para la estimación de la seroprevalencia en animales, se recolectaron 2.423 muestras de sangre de ovejas en 18 operaciones seleccionadas por el productor y se distribuyó un cuestionario sobre los posibles factores de riesgo. Para la estimación de la seroprevalencia del rebaño, se obtuvieron muestras de sangre de 82 operaciones, incluidas muestras de las 18 operaciones anteriores y 64 operaciones adicionales que enviaron muestras al Laboratorio Veterinario del Estado de Wyoming para pruebas de diagnóstico.

Los resultados de este estudio sugieren que pocas ovejas han sido expuestas a ‘B. ovis’, pero muchas explotaciones contienen al menos un animal seropositivo. Las ovejas con más de edad, por encima de los seis años tuvieron la mayor seroprevalencia entre los grupos de edad; por lo tanto, se propone la separación de los carneros jóvenes de los carneros más viejos para ayudar a reducir la propagación de enfermedades fuera de la temporada de reproducción. Las razas de lana (Rambouillet y Merino) pueden ser menos susceptibles a la infección por ‘B. ovis’ dado que tenían la menor seroprevalencia animal de los tipos de raza, y las explotaciones grandes tenían la mayor seroprevalencia de las categorías de tamaño de explotación, probablemente debido a estrategias de manejo más intensivas que pueden contribuir a la introducción y persistencia de la infección por ‘B. ovis’ en ovinos y rebaños.

Esta investigación se ha publicado en la revista científica BMC Veterinary Research y está firmada por los siguientes autores: Molly Elderbrook, Brant Schumaker, Todd Cornish, Dannele Peck y Kerry Sondgeroth.

‘Listeria monocytogenes’ es una bacteria gram-positiva ubicua responsable de una grave enfermedad transmitida por los alimentos en los seres humanos, y los productos lácteos contaminados pueden ser una fuente importante de infección. Típicamente, los rumiantes lácteos infectados muestran manifestaciones clínicas que incluyen encefalitis, septicemia, aborto y diarrea, pero también pueden convertirse en portadores asintomáticos y derramar ‘L. monocytogene’s en las heces que actúan como una fuente importante de bacterias viables. El aislamiento a partir de la leche de cabra individual se ha documentado muy raramente y la infección intramamaria asintomática crónica por ‘L. monocytogenes’ con vertido continuo de bacterias viables en la leche nunca se ha descrito en esta especie lechera.

En los controles de rutina, el queso y la leche a granel fueron positivos para ‘L. monocytogenes’ en un rebaño de 200 cabras alpinas lactantes, pero ninguno mostró signos clínicos de listeriosis. La leche individual se sometió a cultivo bacteriano y se identificó una cabra clínicamente sana como afectada por una infección intramamaria crónica (IMI) por ‘L. monocytogenes’. La cabra nunca había mostrado signos clínicos de mastitis u otras enfermedades. La leche de la mitad de la ubre derecha fue positiva para ‘L. monocytogenes’ en dos muestras consecutivas recolectadas con una semana de diferencia, como lo demuestra el cultivo bacteriano y el análisis molecular. Los tejidos mamarios recogidos después del sacrificio también fueron positivos a ‘L. monocytogenes’ por cultivo. El examen histológico destacó una mastitis intersticial crónica con infiltración de leucocitos, atrofia de los alvéolos y presencia de cuerpos amilácticos. Después de sacrificar la cabra positiva, la leche del tanque a granel resultó negativa a ‘L. monocytogenes’ en los siguientes controles.

Este estudio demuestra que ‘L. monocytogenes’ puede establecer una infección intramamaria crónica y subclínica en cabras con un alto número de bacterias en la leche, lo que representa una fuente de contaminación para el rebaño y sus productos lácteos. Esto subraya la importancia de monitorear con frecuencia todos los rebaños lecheros que venden directamente leche y / o queso fresco e indica que una infección intramamaria de ‘L. monocytogenes’ crónico también debe considerarse como una fuente de bacterias cuando se detecta contaminación de leche en grandes cantidades en una granja de cabras lecheras.

Se ha publicado un artículo, fruto de esta investigación, en la revista científica internacional BMC Veterinary Research con la firma de los siguientes autores: Maria Filippa Addis, Tiziana Cubeddu, Ylenia Pilicchi, Stefano Rocca y Renata Piccinini.

La lucha contra el aborto enzoótico ovino, provocado por ‘Chlamydia abortus’, fue uno de los temas que se trataron en la segunda jornada del FORO NACIONAL DE OVINO, celebrado en Valladolid. Se trata de la causa más habitual de abortos en ganado ovino, por lo que tiene una gran importancia económica, además de tener el peligro de ser una zoonosis que afecta a mujeres gestantes.

María Rosa Caro Vergara, catedrática de Sanidad Animal de la Universidad de Murcia, centró su ponencia en el pasado, presente y futuro de las vacunas en el control y prevención de abortos por clamidias. La experta destacó que se trata de una infección que transcurre en un buen número de ocasiones de forma subclínica, asintomática y latente, con el aborto normalmente en el último tercio de gestación. Además, destacó la importancia de aplicar las dosis correctas de las vacunaciones y desarrollar también medidas de manejo que eviten su dispersión. Por otra parte, también señaló que la aparición de nuevas cepas dificulta la eficacia de las vacunas vivas atenuadas.

A continuación tomó la palabra Miguel Ángel Sanz, técnico de pequeños rumiantes de Hipra, que presentó una nueva vacuna de su compañía, denominada ‘Inmeva’. En las pruebas realizadas, se ha comprobado que protege a los animales de la infección y disminuye las excreciones del patógeno, lo que facilita el control de la enfermedad. Además, protege también contra la salmonela, no sólo contra las clamidias. 

Es muy importante conocer la causa de los abortos en las explotaciones de pequeños rumiantes para poder implantar medidas de control eficaces en la siguiente paridera, especialmente si el patógeno es de carácter zoonótico.

En el Laboratorio de Diagnóstico del Departamento de Sanidad Animal de Neiker se han recibido varios envíos de muestras (fetos, placentas, fluidos vaginales y/o sueros) de un total de 20 brotes de abortos, y los resultados han sido los siguientes: aborto por ‘Toxoplasma gondii’ (5 casos); aborto por ‘Border disease’ (1 caso); aborto por ‘Listeria ivanovii’ (2 casos); aborto paratífico (‘Salmonella abortus ovis’) (1 caso); y aborto por fiebre Q (1 caso). Además, en cuatro rebaños se ha observado una elevada seroprevalencia frente al virus Border y en otros dos la detección de títulos serológicos elevados frente a ‘T. gondii’, lo que sugiere la presencia más o menos reciente de estos agentes abortivos en dichas explotaciones.

En los análisis efectuados a las muestras de otros cuatro rebaños no se obtuvieron resultados significativos ni se observaron lesiones que permitieran demostrar la etiología del aborto. En estos casos, y siempre que se sospeche de causas infecciosas, se recomienda insistir en la toma de muestras, pues con nuevos envíos se incrementa el éxito del diagnóstico de forma significativa. Conviene recordar también que el envío de la placenta y del feto es imprescindible para tener éxito en el diagnóstico, ya que algunos agentes bacterianos tienen especial tropismo por la placenta (‘Chlamydia’, ‘Coxiella’), y para confirmar la implicación de otros es necesario realizar el estudio lesional en los fetos (‘Toxoplasma’, pestivirus). Los fluidos vaginales y las muestras de suero ayudan en algunos casos a complementar o confirmar el diagnóstico.

Este año, al igual que en parideras anteriores, se confirma la importancia de ‘Toxoplasma’ en comparación con otros agentes. De los resultados obtenidos tienen especial impacto los abortos causados por agentes zoonóticos, por el riesgo que suponen para las personas que frecuentan la explotación, como es el caso de la fiebre Q.

‘Toxoplasma gondii’ es una causa de enfermedades congénitas, abortos involuntarios y mortinatos en animales de producción. Se estudió la infección experimental con ‘T. gondii’ en ovejas para analizar los parámetros relacionados con la transmisión congénita en reinfecciones con diferentes cepas de parásitos. Por lo tanto, trece ovejas seronegativas para ‘T. gondii’ fueron infectadas por vía oral con diferentes serotipos y se realizó una segunda infección a los 60 días de gestación. Los efectos de la reinfección se compararon con un grupo de control mediante examen físico, ecografía y serología. Las infecciones experimentales de los ovinos se evaluaron mediante análisis moleculares, pruebas serológicas, histopatología e inmunohistoquímica.

No se produjeron abortos; aunque hubo un cordero seropositivo y un feto momificado. La tasa de transmisión vertical detectada en corderos de ovejas con infección crónica fue del 31,6%. Se demuestra que la reinfección y la posterior transmisión congénita se produjeron en una oveja con una infección. La transmisión congénita no pudo ser rastreada en tres corderos.

En general, la infección previa por ‘T. gondii’ puede no proteger contra la transmisión congénita de una reinfección y la infección primaria indujo una protección insuficiente contra la transmisión vertical, lo que debe tenerse en cuenta en la toma de decisiones para el uso de animales seropositivos como reproductores. Los autores del ensayo consideran que se deben realizar ensayos similares con grupos más grandes y contemplar estudios de respuesta inmune celular del huésped para evaluar el impacto real de la reinfección por ‘T. gondii’ que involucra diferentes cepas en ovejas.

Este artículo se ha publicado en la prestigiosa revista científica internacional Frontiers in Veterinary Science y está firmada por los siguientes investigadores: Daniela P. Chiebao, Hilda F. Pena, Danielle Passarelli, Thiago Santin, Lidia H. Pulz, Ricardo F. Strefezzi, Anaia P. Seva, Camila M. Martins, Estela G. Lopes, Jose Henrique H. Grisi, Solange M. Gennari y Rodrigo M. Soares.

Causas de aborto ovino - Estudio TERESA ZARAGOZA

En un estudio sobre abortos realizado desde la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, que se publica en las Actas del XX Foro Nacional de Ovino, centrado en un seguimiento realizado en Aragón durante más de 19 años sobre un total de 13.774 casos, se han obtenido las siguientes conclusiones:

 ● Se avanza en el diagnóstico de abortos y en el conocimiento de los gérmenes causantes de los abortos, y las campañas de saneamiento funcionan y van consiguiendo reducir reducir algunas de las patologías más graves, especialmente la brucelosis. Sin embargo, se debe tener aún más cuidado con el diagnóstico y seguir mejorándolo, porque se siguen teniendo problemas en los casos mixtos, que son bastante complicados, por lo que hay que ser rigurosos en la interpretación y realizar un análisis exhaustivo de los datos.

● La clamidia es la causa de abortos más más destacada durante todos los años de estudio.

Los causados por campilobacter son más o menos estables, mientras que los de brucelosis están sometidos a una campaña de saneamiento, por lo que baja mucho y desaparece en 2008. En el resto de agentes, excepto dos picos importantes de coxiella, están bastante estables entre el 6% y el 20%.

● Analizando algunos germenes, la brucelosis comenzó con un 12% en 1997 y en poco tiempo, baja y desaparece, debido a las campañas de erradicación. En el caso del toxoplasma, se encuentra bastante estable, alrededor del 10% en función de las zonas. En salmonella, que es posiblemente la gran olvidada, tiene una ligera evolución al alza, por lo que hay que mantener una precaución.

● Por lo que respecta a coxiella, se confirman las impresiones generales. Está subiendo en los últimos años, ya que empezó con el 11% en 1997 y llegó después la influencia por el cambio de técnicas diagnósticas, por lo que en la actualidad está cerca del 20%.

● En el caso de las clamidias, va en descenso porque los ganaderos son capaces de adecuar el manejo en la granja y las pautas preventivas funcionan. Se ha bajado nueve puntos porcentuales en últimos veinte años.

● Por su parte, las tendencias estacionales confirman lo que dice la bibliografía. En invierno sube el toxoplasma, porque los animales están más tiempo estabulados y pasan más tiempo con el hospedador, que es el gato. En primavera y otoño suben las clamidias. Una posible implicación es que hay una mayor implicación de corderas de primer parto en esas parideras más grandes. En verano sube la coxiella, porque hay más polvo y favorece su contagio.

El trabajo fue expuesto por TERESA NAVARRO RODRÍGO, residente del ESCRHM

El resumen completo del trabajo en las Actas del XX Foro Nacional de Ovino puede consultarse en el siguiente enlace  

https://www.oviespana.com/foro-nacional-de-ovino/foro-de-ovino-18-actas/foro-ovino-18-primera-sesion/patologia-abortiva-diagnostico-etiologia-y-evolucion-aragon-1998-2017

LAURA ELVIRA. Gerente Técnico de MSD Animal Health.

Los problemas de abortos se suelen relacionar con los corderos a término, porque es lo más llamativo para el ganadero. Pero a la hora de cuantificar o de comprobar si se tiene un problema a nivel de rebaño, hay otros tipos de abortos que quizás no se le dan la misma importancia, como son las reabsorciones, porque únicamente se observa que las hembras están vacías en la ecografía y se piensa que ha sido un problema de infertilidad. Hay que tener en cuenta que los distintos agentes afectan a cada una de las fases de la gestación. En otras ocasiones, cuando la pérdida es temprana se piensa que ha sido un fallo en el diagnóstico del veterinario, pero en realidad la pérdida es en las fases iniciales de la gestación. Una vez avanzado, no se ve el feto pero sí la oveja manchada. Se suele detectar, pero puede que no se anote y se registre para comprobar la casuística. En otros casos, se ve un feto pequeño. Pero el problema de los abortos tempranos es que no se suele ver el feto, lo que afecta al diagnóstico, porque no se tiene la muestra completa.F18-ACTA QUINTA Laura 002

Dentro de la patología del aborto, también deben incluirse las muertes que son corderos que llegan débiles al parto porque tenían lesiones en la placenta. Esa mortalidad de las primeras horas también está asociada a las causas de abortos. Es interesante registrar para saber si se tiene un problema de abortos en una explotación. Cuando se tiene una tormenta de abortos y un porcentaje alto, son los casos que llaman la atención y entonces siempre se envían las muestras al laboratorio. Cuando se trata de casos en goteo y no se hace un registro, el ganadero no se da cuenta de que tiene un porcentaje alto de abortos con pérdidas económicas. En muchos casos, incluso hay rebaños en los que se asumen unas pérdidas del 5% o del 10% de abortos a lo largo del año. Se normalizan esos abortos, sobre todo si no se tienen datos registrados.

Un 60% de los rebaños de ovino están por debajo del 5% de los abortos, que son datos normales si no se tienen problemas infecciosos y se trataría de pérdidas puntuales. Así, un 20% de las granjas estaría entre el 5% y el 10% de los abortos, mientras que otro 20% estaría por encima del 10%. Por lo tanto, hay una gran cantidad de rebaños afectados por este problema.

Cuando se tiene un problema, es importante medir para saber si las medidas de control son las más adecuadas después de haber investigado la causa y haber hecho un diagnóstico. Sin embargo, la muestra que se envía al laboratorio es el origen de instaurar un plan vacunal o de prevención en el rebaño, por lo que se vacuna en terapéutico, cuando ya ha aparecido el problema. Lógicamente, el efecto de la vacunación ya no va a ser el mismo.

Por esa razón, se ha realizado un estudio aunando esfuerzos, para conocer cómo ha evolucionado la etiología de los abortos. Hemos participado MSD Animal Health, especialmente Jorge Gutiérrez y yo; el CSIC, con Julio Benavides; y Analítica Veterinaria con Antón Esnal. También ha colaborado Ángel Ruiz Mantecón en el análisis de todos estos datos y mostrar el resultado de lo que ocurre en los abortos. Se trata de ver las enfermedades que tienen más importancia y por zonas geográficas.

EL RESUMEN DE LA INTERVENCIÓN PUEDE LEERSE EN EL SIGUIENTE ENLACE

https://www.oviespana.com/foro-nacional-de-ovino/foro-de-ovino-18-actas/foro-ovino-18-primera-sesion/presentacion-del-estudio-de-la-evolucion-de-la-etiologia-de-abortos-2011-2015

 

 

 

 

‘Salmonella enterica subsp. diarizonae (IIIb) 61: (k): 1,5, (7)’ se encuentra comúnmente en ovejas y se considera que se adapta a esta especie, aunque puede llevar a aborto, muerte fetal intrauterina, diarrea, rinitis proliferativa crónica y epididimitis. También se informaron infecciones en humanos, aunque su potencial zoonótico generalmente se considera bajo.

Un estudio publicado en la revista Small Ruminant Research incluye cuatro cepas de abortos ovinos y una cepa de material de aborto de una cabra. Se trata del primer informe de ‘Salmonella enterica subsp. diarizonae 61: (k): 1,5, (7)’ como causa del aborto caprino. Las cepas provenientes del material de aborto y cepas de diferentes materiales de muestra, incluyendo heces, hisopos nasales y de carcasa de ovejas, se caracterizaron por electroforesis en gel de campo pulsado (PFGE) y prueba de susceptibilidad antimicrobiana.

La investigación está firmada por los siguientes autores: Phillipp Schnydrig, Gudrun Overesch, Walter Regli, Anja Bee y Sabrina Rodríguez Campos.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder