interovic 1000x120 junio19

Mostrando publicaciones por etiqueta: Brucelosis

España quiere añadir cinco provincias más como oficialmente libres de la brucelosis ovina y caprina en la próxima actualización que realizará la Comisión Europea durante el mes de enero. Se trata de Córdoba, Huelva, Sevilla, Murcia y Toledo. Si el organismo comunitario accede a esta petición española, únicamente quedarían con presencia de la enfermedad en todo el territorio nacional cuatro provincias andaluzas: Málaga, Granada, Jaén y Almería.

Esta petición se concretó en la última reunión de la Sección de ‘Sanidad y Bienestar Animal’ de la Dirección General de Sanidad y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, celebrada durante los días 24 y 25 de septiembre en Bruselas. Durante su presentación, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) señaló que en las cinco provincias de las que se pide el cambio de estatus cumplen con el requisito de tener al menos un 99,8% de los rebaños libres a la brucelosis ovina y caprina durante el año 2018. Además, desgranó que los últimos casos de la enfermedad en cada una de las provincias, según la información en la que colaboraron las diferentes administraciones autonómicas, fueron en el año 2017 en Córdoba, en 2011 en lo que se refiere a Huelva, en 2016 en Sevilla, en 2015 en Murcia y en 2017 en Toledo.

El estatus de oficialmente libre permite una reducción en el número de análisis a los que tienen que ser sometidas las explotaciones de ese territorio, hasta el 10% de los ovinos y caprinos mayores de seis meses. También se establece un programa de vigilancia pasiva con la notificación obligatoria de los casos de abortos con sintomatología compatible con la brucelosis y el control de animales procedentes de regiones no oficialmente libres.

En la actualidad, en España son oficialmente libres las comunidades autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria, Navarra, País Vasco, La Rioja, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Madrid, Extremadura, Baleares y Canarias. También hay cuatro provincias en Castilla-La Mancha (Cuenca, Guadalajara, Ciudad Real y Albacete) y una en Andalucía (Cádiz).

 

Presentación española ante la CE: https://ec.europa.eu/food/sites/food/files/animals/docs/reg-com_ahw_20190924_bov-bru_esp.pdf 

Las gestiones realizadas desde el Colegio de Veterinarios de Alicante para que la veterinaria vaya ganando protagonismo y reconocimiento en el ámbito sanitario van dando sus primeros resultados. El debate multidisciplinar sobre zoonosis como la leptospirosis, la hidatidosis, la brucelosis, babebiosis o tuberculosis tendrá una mesa redonda específica en las Jornadas Iberoamericanas de Enfermedades Transmisibles que, con motivo del Bicentenario Balmis, organiza el Colegio de Médicos de Alicante y la Universidad de Alicante y que se celebrarán entre el 2 y el 5 de octubre.

Este encuentro internacional entre especialistas de uno y el otro lado del Atlántico analizará los movimientos migratorios como uno de los factores determinantes de diseminación de enfermedades transmisibles, de las llamadas enfermedades ‘importadas’.

En esta misma línea y también de la mano de la Cátedra Balmis de Vacunología (de la Universidad de Alicante) y del Colegio de Médicos, el presidente del Colegio de Veterinarios de Alicante, Gonzalo Moreno del Val, ha cerrado la incorporación del catedrático de Sanidad Animal de la Universidad Complutense de Madrid José Manuel Sánchez-Vizcaíno a unas jornadas multidisciplinares sobre vacunas. Será en el encuentro entre médicos y veterinarios en el que aún se trabaja y que está previsto que se celebre a finales de noviembre en Alicante.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) aprovechó una reciente reunión con las organizaciones profesionales agrarias para presentar los datos del ejercicio 2018 de las enfermedades que son objeto de campañas oficiales de erradicación.

Por lo que respecta a la brucelosis ovina y caprina, se informó de que la prevalencia de rebaños a nivel nacional se sitúa en el 0,01%, con tres casos únicamente en Andalucía, que presenta una prevalencia del 0,02%. Estas explotaciones positivas se ubican en las provincias de Granada y Almería. Así, ha dejado de haber casos en Castilla-La Mancha, Madrid y Cataluña, que sí habían presentado positivos en el ejercicio 2017. Por lo que respecta a la incidencia en animales, el número de afectados se reduce al 0,0002%. Por su parte, el porcentaje de rebaños calificados como M3 o M4 se eleva al 99,73%.

Tomando como base estos datos, el Ministerio de Agricultura ha solicitado que se incluyan cinco nuevas provincias como oficialmente libres a la brucelosis ovina y caprina en la calificación oficial de la Comisión Europea. Esas cinco provincias que podrían optar en el próximo mes de enero a ser oficialmente libres son Toledo, Murcia, Huelva, Sevilla y Córdoba. De esta forma, únicamente quedarían cuatro provincias en España sin esa calificación. En concreto, se trata de Málaga, Jaén, Granada y Almería.

La brucelosis caprina es una de las principales limitaciones para los sistemas de cría de cabras en pequeña escala en los países en desarrollo, ya que afecta negativamente los parámetros de producción y puede transmitirse a los seres humanos. El objetivo de una investigación desarrollada entre investigadores de México y de Países Bajos es señalar las oportunidades para el control de la brucelosis en un área con pocos recursos.

La cría de cabras brinda a los agricultores una serie de beneficios de medios de vida: alimentos, efectivo, prestigio y un empleo. El cultivo de cabras también es una razón para que algunos agricultores permanezcan en sus aldeas en lugar de migrar a los Estados Unidos. Esta estrategia de sustento, sin embargo, está amenazada por la brucelosis, que es endémica en la población de cabras de la región. Sin embargo, el control de la brucelosis ofrece una oportunidad para que los pequeños criadores de cabras mejoren la salud y el bienestar. El contexto socioeconómico es muy importante para planificar una campaña exitosa de control de la brucelosis. Las estrategias de control deben planificarse teniendo en cuenta la cría de la cabra local y las opiniones de los agricultores.

El artículo se publica en la revista Frontiers in Veterinary Science, firmado por los autores David Oseguera Montiel, Klaas Frankena, Henk Udo y Akke van der Zjipp.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) presentó entre el pasado en Bruselas los buenos resultados de su programa de erradicación de la brucelosis en ganado ovino y caprino. Así, la evolución de la prevalencia de brucelosis en los rebaños ha sido bastante notable en España, que registraba un 11,97% en el año 2001, y que en el ejercicio 2018 ha bajado hasta el 0,01%, según publica Animal’s Health.

De hecho, el propio Ministerio indicó que sólo se han dado en el último año tres casos de rebaños de caprino u ovino infectados, todos ellos localizados en Andalucía, dos en la provincia de Granada, y uno en Almería. Dichos casos son los únicos que se han registrado, sin volver a notificarse ninguno desde el pasado mes de noviembre.

Por último, el Ministerio tiene prevista la erradicación de la enfermedad para el año 2020.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible considera que la brucelosis en rumiantes se encuentra erradicada tras no volverse a detectar nuevos casos de esta enfermedad.
De hecho, la Unión Europea ya ha oficializado la declaración de indemne para la provincia de Cádiz, tanto en ovino como en caprino, estando en trámite los casos de Huelva, Sevilla y Córdoba.
Estos datos han sido facilitados por la Consejería en la última reunión de la Mesa Sectorial de Sanidad Animal, ha informado en un comunicado.
El secretario general de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Vicente Pérez, ha destacado que, "partiendo de una situación buena, Andalucía sigue progresando favorablemente pues los servicios de sanidad animal están funcionando".
Respecto de la lengua azul, la Junta ha empezado a recepcionar las nuevas vacunas después de que una orden reciente del Ministerio haya ampliado estas vacunaciones durante 2019-2020.
Estas vacunas han sido adquiridas con fondos propios de la Junta, lo que está permitiendo controlar la enfermedad sin provocar restricciones comerciales a los ganaderos

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado el protocolo de trabajo en el caso de realizar seguimiento de sueros sospechosos a brucelosis ovina y caprina. Se aplica en el caso de que se detecte una seropositividad vestigial a títulos bajos, y los datos epidemiológicos y clínicos no hagan sospechar de la presencia de la infección por ‘Brucella spp’.

Se debe sacrificar a los animales seropositivos y tomar muestras para investigación bacteriológica. El aislamiento de ‘Brucella spp.’ confirmará el foco de brucelosis. Por su parte, un resultado de aislamiento negativo no permitirá descartar la infección. En este caso, se realizará el chequeo serológico completo del censo entre dos y cuatro semanas después del último sacrificio, en el que un resultado negativo de la totalidad de la explotación permite descartar el foco. Si se detectase algún animal positivo no es posible descartar la infección y debe proseguirse con las actividades de erradicación de acuerdo con el Programa nacional.

Actuación en explotaciones con casos de aborto

Se lleva a cabo un procedimiento:

1) Investigación serológica de la madre y toma de muestras de la madre, del feto y anejos fetales para investigación bacteriológica. Se remitirán al Laboratorio muestras de fetos, anejos fetales, hisopo vaginal y leche. Asimismo, se enviará una muestra de sangre sin anticoagulante para ser analizada con las pruebas de Rosa de Bengala (RB) y de Fijación del Complemento (FC). Si bien estas muestras presentan un elevado interés por la información potencial que pueden aportar, el enorme peligro de contagio y diseminación a partir de las mismas pone de manifiesto la necesidad de ser conservadores a la hora de manipular muestras de los abortos. El aislamiento de ‘Brucella spp.’ en las muestras del feto o de sus anejos, en leche o en flujo vaginal, confirmará el foco de brucelosis. No obstante, la ausencia de aislamiento no puede descartar la infección, de manera que cualquier resultado serológico positivo del animal deberá investigarse a partir de su sacrificio.

2) Sacrificio del animal abortado, seropositivo a brucelosis, e investigación bacteriológica posterior. El aislamiento confirmará el foco y en caso negativo y debe recurrirse a la información proporcionada por la serología del animal. Si el animal diera resultado positivo, se procederá al chequeo serológico completo de la explotación entre dos y cuatro semanas después del sacrificio del animal abortado.

3) Chequeo serológico completo de la explotación. La totalidad del censo se analizará. Un resultado negativo de la totalidad de la explotación permite descartar el foco.

foto LS scrapie.jpg acriflor

La Asociación Nacional de Criadores de la Raza Florida cuenta ya con la una ganadería más calificada oficialmente frente a Scrapie o tembladera clásica en Andalucía. La ganadería es la de Ángel Luis López Marfil, con siglas LS, situadas en la localidad gaditana de Los Barrios. Esta ganadería cuenta con la calificación y estatus sanitario M4 y C3, máxima calificación frente a Brucelosis, y oficialmente indemne frente a Tuberculosis.

Las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EET) son enfermedades neurodegenerativas causadas por priones que producen espongiosis cerebral. Este grupo de enfermedades afecta a diferentes especies animales y al hombre. En los pequeños rumiantes se conoce desde el siglo XVIII una EET, la tembladera, conocida también como prurigo lumbar o scrapie clásico. En 2005 apareció en Francia el primer, y hasta hoy único, caso de EEB en ganado caprino. En 1994 España comienza a aplicar medidas para prevenir, controlar y erradicar las EET mediante el control de las harinas de carne en pienso. Desde 1997 se realizaron programas de control y vigilancia de basados en una vigilancia pasiva que seguían los criterios de la Organización Mundial de la Salud Animal (OIE) y en aplicación de la normativa comunitaria. Ante la aparición del primer caso de EEB en España, el 22 de noviembre de 2000, se publica el Real Decreto 3454/2000, por el que se establece un Programa Integral Coordinado de Vigilancia y Control de las EET de los animales.

Esta calificación supone, que en virtud de lo establecido en el Anexo VIII del Reglamento CE (999/2001) del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo, por el que se establecen disposiciones para la prevención, en control y la erradicación de determinadas encefalopatías espongiformes transmisibles, esta ganadería cumple con las condiciones necesarias para su reconocimiento, en relación con Tembladera Clásica, también conocida como Scrapie, como Explotación con Riesgo Controlado. Por lo que esta ganadería dispone ya de la autorización oficial para realizar intercambios de animales caprinos con destino cría o reproducción, su esperma, embriones y óvulos en la Unión Europea, lo que va a permitir abastecer demanda de animales vivos de Raza Pura Florida que llega desde países como Portugal e Italia.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, ha llevado cabo un informe en el que han listado las enfermedades zoonóticas —que se transmiten de animales a personas— que más impacto tienen en el país. La lista de ocho enfermedades, que está incluida en un completo informe de 68 páginas, ha sido elaborada por el grupo de trabajo ‘One Health Zoonotic Disease Prioritization’ (OHZDP), que se creó en 2017 para abordar desde una perspectiva ‘One Health’ la prevención de enfermedades zoonóticas, según publica Animal’s Health.

Entre estas enfermedades se encuentra la brucelosis, para la que se informa de los peligros que representan para humanos, ganado y animales de compañía, así como de los pasos a tomar para prevenirla. En Estados Unidos se reportan unos 100 casos al año de brucelosis en humanos, especialmente en los estados de California, Texas, Arizona y Florida.

La investigación epidemiológica constituye una herramienta especial para el control de enfermedades como la brucelosis y la tuberculosis, sea cual sea el estatus sanitario de la zona considerada y la estrategia de control. Permite, a nivel de rebaño, la confirmación o invalidación de la sospecha, la determinación del origen de la infección, la búsqueda de otros rebaños epizootiológicamente relacionados con el infectado y la evaluación de la difusión de la enfermedad, para decidir la estrategia más adecuada de control (vaciado sanitario, vacunación o combinación de ambos).

Según señala el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) en un protocolo de actuación, se tienen unos objetivos con esa investigación epidemiológica.

 Determinar el origen del brote mediante investigación retrospectiva

La encuesta está diseñada para localizar la fuente probable del brote e investigar y localizar otros focos del mismo origen. Como paso previo, es necesario excluir la posibilidad de reinfección en el rebaño infectado. Es necesario tener en cuenta:

- Todas las entradas de los animales y los periodos de pastoreo común de varios rebaños en dicho periodo.

- Posibilidad de contaminación debida al préstamo, intercambio de materiales o intervención humana.

- Investigar los diferentes sitios de tránsito de los animales, en caso de existir un periodo de tiempo importante entre la salida de animales de la explotación de origen y la entrada en la de destino.

- Considerar todos los riesgos relacionados con el comercio y transporte de animales.

 Identificar los factores de riesgo

Identificar los factores de riesgo sobre el terreno para la transmisión dentro del rebaño, evolución del brote, las posibles rutas de diseminación del agente y los riesgos para la salud humana.

Identificar otros rebaños, relacionados epizootiológicamente con la explotación foco, mediante investigación prospectiva

El objetivo es identificar los rebaños o explotaciones potencialmente contaminados por el foco inicial. Es necesaria la búsqueda de:

- Animales vendidos/exportados desde la fecha estimada de comienzo de la infección.

- Rebaños vecinos en contacto (pastos, trashumancia, etc.).

- Rebaños manejados temporalmente con el infectado (pastos comunes, trashumancia, exposiciones, mercados, etc.).

- Transporte de animales (comercio pecuario, trashumancia).

- Equipos o material intercambiado o prestado (maquinaria, útiles).

- Contaminación a través de intervención humana (veterinario, inseminador, criador, tratante, etc.) y del uso del estiércol de la explotación infectada.

Página 1 de 14

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder