Mostrando publicaciones por etiqueta: Exportaciones

 

El Grupo de Trabajo de Internacionalización de la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice), integrado por las principales empresas exportadoras del país, en el que también participan expertos y representantes de las administraciones públicas y otras organizaciones vinculadas al comercio exterior, ha celebrado un nuevo encuentro en el que se repasaron las oportunidades que presentan los mercados prioritarios para las exportaciones cárnicas españolas.

 

Uno de los principales temas tratados fue la actualización del estado de apertura de los mercados, contando para ello con Miguel Ángel Martín, subdirector general de Acuerdos Sanitarios y Control en Frontera del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

 

Se difundió información en la reunión sobre oportunidad de negocio y afianzamiento de los mercados del Sudeste Asiático, en los que es clave seguir trabajando por su indudable interés y gran potencial de desarrollo.

 

Otro de los asuntos tratados en el encuentro fue la revisión de la nota informativa sobre la legislación de residuos de medicamentos veterinarios aplicable a la exportación de carne y productos cárnicos a Canadá, publicada por el Ministerio de Sanidad en enero de 2019 y cuyo cumplimiento por las empresas es requisito indispensable para la emisión del certificado ASE.

 

 

 

 

FORO 2020- Seminario 1

 

Valentín Almansa de Lara, director general de Sanidad de la Producción Agraria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), fue el encargado de inaugurar el Foro Nacional de Ovino, que en esta edición de 2020 se celebra de forma online con seis seminarios distribuidos durante las próximas tres semanas, consolidando su protagonismo como el evento de referencia del sector ovino en España. Almansa aprovechó el escenario del FORO para hacer un llamamiento al optimismo en este sector y aseguró que, después de unos años anodinos y con una caída continuada de censos, ahora se dan las condiciones para un resurgir del ovino en España, que puede alcanzar de nuevo el esplendor de sus mejores tiempos.

Esta edición del FORO, que es la número 22, ha conseguido un éxito notable de inscrpciones (casi 700) y con una nutrida asistencia a la primera sesión, que se centraba en el uso de vacunas como principal herramienta de prevención sanitaria en el sector. La próxima sesión se desarrollarás mañana jueves, a partir de las 18h, y después se convocarán otras dos sesiones por semana hasta el 9 de julio, con el siguiente programa:

■ Día 23 de junio / 18:00-19.45 horas- ‘Las Vacunas: La clave de la Prevención en Ovino’

■ Día 25 de junio / 18:00-19.45 horas- ‘La nutrición y la eficiencia reproductiva. Nuevos métodos reproductivos’

■ Día 30 de junio / 18:00-19.45 horas- ‘El poder del calostro y su microbiota para conseguir una Recría 10 en ovino’

■ Día 2 de julio / 18:00-19.45 horas- Bioseguridad, bienestar y patologías en pequeños rumiantes

■ Día 7 de julio / 18:00-19.45 horas- Innovación en la nutrición del ovino

■ Día 9 de julio / 18:00-19.45 horas- ‘Oportunidades de las nuevas tecnologías para mejorar la gestión del

El detalle del programa puede consultarse en el siguiente enlace

 https://www.tierrascongresos.com/ForoOvino2020/programa

En su intervención inaugural, el representante del Ministerio de agricultura hablo de los retos de la sanidad del ovino en el futuro inmediato, señalando que la palabra clave es la bioseguridad, porque la enfermedad que mejor se cura y que más barata sale en una granja de ovino, es la que no consigue entrar. Eso obligará a modificar algunos de los actuales sistemas de manejo y hasta la propia estructura de muchas explotaciones -señaló Almansa-, pero merecerá la pena el esfuerzo, porque ayudará a resolver dos de los principales retos que tiene el sector para el futuro inmediato: potenciar las exportaciones, ayudando a eliminar las barreras sanitarias que ahora nos plantean desde importantes mercados del mundo a los que estamos intentando acceder, y reducir el uso de antibióticos.

 Almansa incidió ante un público compuesto mayoritariamente por veterinarios de campo, que la sanidad es un elemento clave para la rentabilidad general de las explotaciones y, además, permite vender mejor los productos en los mercados exteriores. “El desarrollo del sector ovino en estos momentos está ligado a los mercados internacionales y a la posibilidad de exportar, y para ello la sanidad es algo básico". Como ejemplo, recordó que en el reciente envío de animales a Arabia Saudí en Semana Santa, que ha ayudado a salvar el atasco del sector en estos meses de pandemia, el principal requisito era estar libre de brucelosis, algo que ahora se puede garantizar pero que hace quince años era impensable. Y de cara el futuro, anunció que se está negociando con China la entrada de carne ovina española, una decisión que será clave para la expansión del sector, y en ese proceso de negociación el principal problema que plantea China no son los precios, sino el scrapie.

Todo esto, recordó Almansa a los asistentes al FORO, indica que cualquier enfoque de la sanidad en el ovino debe pasar por la prevención y la bioseguridad. Y éste es un sector, señaló, que debe trabajar más en esos aspectos, como ya hacen otros sectores ganaderos. Para conseguir esos avances, los planes vacunales en cada explotación son una herramienta básica

Como colofón, el director general recordó que en estos momentos todo el mundo ganadero, y la sociedad en general, están inmersos en una ofensiva para reducir el uso de antibióticos y evitar resistencias. En esa dirección, el ovino estará obligado también a hacer un esfuezo, aunque tiene a su favor que el punto de partida no es malo, porque es un sector que no tiene unos niveles elevados de consumo de antibióticos. Según las estadísticas que refleja la plataforma electrónica Presvet. Si no se tienen en cuenta los piensos medicamentosos, el ovino sólo significa el 1,79% del consumo de antibiótico en ganadería en España. La media es de 23 miligramos por kilogramo. En ese contexto general, hay medias más altas en Cataluña, Castilla y León y Castilla-La Mancha, en estas dos últimas ligado al ovino de leche. El 64% de los antibióticos en ovino son de ‘categoría D’, de los de menor riesgo, auque se usan un 18% de ‘categoría B’, que son los más críticos y los que habría que plantearse eliminar. 

Para cerrar, Almansa quiso dejar de nuevo un mensaje de optimismo, asegurando que “En España el ovino triunfará y será un sector muy potente”.

Las inscripciones para participar seguirán abiertas hasta la última sesión en el siguiente enlace

 https://www.tierrascongresos.com/ForoOvino2020/inscripcion

 

 

 

 

España ha aumentado sensiblemente su capacidad exportadora de carne de caprino durante el presente ejercicio 2020. Según señalan los datos de la base estadística Datacomex, vinculada a la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, se han exportado en los primeros cuatro meses del presente año un total de 1.586.852 kilogramos de carne caprina, lo que significa un incremento del 43,3% frente a los 1.107.437 kilogramos que se registraron en el mismo periodo del pasado año.

 

Los principales destinos de las exportaciones españolas son países del ámbito europeo: Francia (453.114), Reino Unido (396.523), Portugal (121.533), Países Bajos (102.932). En terceros países, destacan los casos de Emiratos Árabes Unidos (85.668), Sri Lanka (70.265), Arabia Saudí (62.324) y Bahrein (46.534).

 

Por lo que respecta a las importaciones de carne caprina, se ha producido una reducción, al pasar de 179.705 a 140.425 kilogramos, por lo que el descenso es del 21,9%. Los orígenes de la carne caprina que llegan a España se concentran fundamentalmente en Grecia (64.437), Alemania (40.082) y Francia (18.384).

 

 

 

 

La exportación de ovinos vivos se ha reforzado en el presente año 2020. Esta actividad comercial que sirve como válvula de escape para el sector del ovino de carne ha aumentado su fuerza en la actual primavera, coincidiendo con el cierre de la hostelería en España. Según muestran los datos de la plataforma estadística Datacomex, vinculada a la Secretaria de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en los cuatro primeros meses del presente año se exportaron fuera de España un total de 479.964 ovinos, lo que significa un incremento del 19,7% frente a los 401.007 ejemplares del pasado año.

 

Tomando solo los datos del mes de abril, en el que España estaba en pleno confinamiento y con una habitual gran actividad en esta exportación debido al incremento de la oferta de corderos en primavera, se ha pasado de los 160.233 animales del año 2019 a los 237.406 ejemplares de abril de 2020. Por lo tanto, se trata de un aumento del 48,2%.

 

Respecto al destino de los animales, se consolida la tendencia que se había observado en el primer trimestre del año, con Jordania desbancando a Libia como principal destino. Al país de Oriente Medio llegaron en los cuatro primeros meses un total de 138.691 animales, mientras que en el país norteafricano desembarcaron 127.384 ejemplares. También es significativo el notable aumento que se ha dado en Arabia Saudí, que ha llegado a 105.500 ovinos.

 

El resto de destinos son los siguientes: Portugal (43.610), Francia (20.936), Italia (18.991), Alemania (14.472), Rumanía (7.698), Líbano (2.441) y Andorra (241).

 

Por lo tanto, únicamente un 22% de los ovinos que se exportan desde España van a otros destinos de la Unión Europea, mientras que el 78% van a terceros países.

 

 

 

La campaña de forrajes deshidratados 2019/20 ha cerrado con unas exportaciones totales de 1.069.839 toneladas, un 5 % inferior a lo registrado en la campaña anterior, según ha informado este miércoles la Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa Deshidratada (AEFA). 

Desde la AEFA han explicado que esta caída de 60.000 toneladas se debe al descenso de exportaciones a varios destinos del norte de Europa como Irlanda, Países Bajos o Noruega, que "excepcionalmente el año pasado" demandaron forraje para ganado por la sequía vivida en la región.

En total, la cantidad enviada a mercados internacionales ha supuesto el 75 % de la producción total nacional, que este año ha sido de 1.411.422 toneladas. 

El formato más demandado en esta campaña ha sido la bala de alfalfa deshidratada, con 847.723 toneladas vendidas (el 79 % del total exportado), mientras que el 21 % restante, 222.115 toneladas, ha sido en pellet.

El principal destinatario ha sido Emiratos Árabes Unidos, con 488.865 toneladas (el 45,7 % del total exportado), seguido de China, con 250.899 toneladas (23,5 %); Francia (53.667 toneladas); Jordania (50.285 toneladas) y Líbano (31.378 toneladas).

En total, se ha comercializado a más de 40 países, y completan la lista de los 10 principales destinos Arabia Saudí, Corea del Sur, Portugal, Japón y Qatar.

Dese la AEFA han resaltado el crecimiento registrado en Arabia Saudí, Corea del Sur, Qatar y Japón, "mercados con gran peso en el consumo de forrajes y en los que España está cada vez más presente". 

Asimismo, han recalcado que la exportación es "un pilar fundamental" para el sector deshidratador español, que produce un elemento presente en la alimentación de vacas de producción láctea, cerdas gestantes y otro tipo de rumiantes. 

 

 

Jordania es el principal destino de las exportaciones españolas de ovinos en vivo en el primer trimestre del año, según las estadísticas que se han publicado en la base de datos Datacomex, perteneciente a la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. De esta forma, al menos durante los primeros tres meses del año, Jordania ha desbancado a Libia, que tradicionalmente ocupa esa primera posición.

 

Respecto a la evolución respecto al año anterior, se ha producido un incremento muy ligero, ya que se ha pasado de 240.774 a 242.559 ejemplares, lo que significa una subida del 0,7%.

 

Además, tiene cada vez más importancia la venta de ovinos españoles a países que se encuentran fuera de la Unión Europea, que fueron un total de 171.383 ejemplares en esos primeros tres meses del año, lo que significa un 70,7% del total.

 

Dentro de la Unión Europea, se han reflejado los siguientes destinos, con el siguiente número de animales: Portugal (34.738), Italia (13.236), Alemania (8.915), Rumanía (7.698) y Francia (6.589).

 

Fuera del territorio comunitario, los países compradores son los siguientes: Jordania (84.994), Libia (71.085), Arabia Saudí (13.000), Líbano (2.103) y Andorra (201).

 

 

 

 

Engordar animales para cebo o vender esos ejemplares a los países árabes, coincidiendo con el incremento de su demanda debido a la cercanía del mes del Ramadán. Son las dos salidas comerciales más claras que tiene el sector del ovino de carne español ante el cierre de la hostelería como una de las medidas aprobadas en el estado de alarma en la lucha contra el coronavirus.

Esta segunda medida es la que está teniendo un importante auge en las últimas semanas, ya que engordar animales para cebo tiene sus dificultades, ya que los animales se deben dirigir al mercado nacional, que está muy parado en lo que se refiere al consumo en hogares. Por lo tanto, se está optando por la congelación de la carne para poder comercializarla con posterioridad.

En este contexto, la exportación de animales en vivo con destino al mercado árabe está marcando estos meses y resolviendo algunos problemas para el ovino de carne español. Ya se han realizado envíos masivos desde el Puerto de Tarragona hasta Arabia Saudí y se espera incrementar en las próximas semanas, fundamentalmente con destino a Libia, que lleva varios años siendo el país al que llegan más ovinos vivos procedentes de España.

 

La exportación de ganado vivo desde el puerto de Cartagena ha aumentado un 35 % durante el primer trimestre del año respecto al mismo período de 2019, sobre todo a países mediterráneos de religión musulmana, donde el Ramadán se inicia el 24 de abril, según la Autoridad Portuaria.

Han sido 135.700 cabezas, 119.188 de ovino y caprino las que convierten a este puerto en el principal de España de embarque de ganado vivo, con destino sobre todo a Libia, Líbano, Argelia, Jordania y Arabia Saudí, los dos últimos por primera vez este año.

A Libia han ido 64.155 cabezas, a Jordania 46.846, la mayor parte corderos, a Arabia Saudí 15.352, a Líbano 6.452 y a Argelia 2.939.

En 2010, cuando se inició esta línea de negocio, se exportaron 22.500 cabezas

 

El Puerto de Tarragona ha registrado una de las cargas de animales vivos más importante de su historia. El barco ADEL 1 ha cargado este miércoles 21.500 corderos con destino a Arabia Saudí. Se trata de la primera exportación que se realiza desde España con destino a este país.

La exportación de animales vivos a través de infraestructuras como las del Puerto de Tarragona es una vía de salida importante para el sector ganadero que, a su vez, asegura la producción. Tarragona es, junto a Cartagena, uno de los dos puertos del sistema portuario autorizado para el tráfico de animales vivos, según informa el Puerto de Tarragona.

El barco ADEL 1 transportará corderos en un momento en que este tipo de ganado experimenta un aumento de su demanda en los países musulmanes, especialmente durante estas semanas y meses, en los que alcanza sus máximos anuales. Estos picos de demanda son por dos motivos, el final del Ramadán que este año 2020 es a finales de mayo, y la fiesta del cordero que se celebra este año a finales de julio.

 

La exportación de leche de cabra es uno de los mecanismos que tiene en su mano el sector del caprino lechero para provocar una reducción de la oferta en el mercado y, por lo tanto, favorecer un incremento de los precios. Las ventas de leche al exterior, fundamentalmente a países europeos para la elaboración de quesos de cabra y con destino a Asia en forma de leche en polvo, han sido grandes protagonistas en el mercado nacional por las consecuencias directas que ha tenido en los precios.

Sin embargo, la crisis desatada por el coronavirus Covid-19 puede suponer un serio problema para la continuidad de esas exportaciones. La mayor parte de los países del mundo están comenzando a limitar los movimientos de personas, aunque por ahora el movimiento comercial está saliendo mejor parado de todas estas circunstancias. Además, en China, que es uno de los grandes receptores de leche de cabra en polvo desde diferentes partes del mundo, se ha producido un parón en la actividad de una gran parte del sector industrial.

Los representantes de los productores confían en que estas restricciones no afecten al comercio de materias primas, y que además no tengan demasiada continuidad en el tiempo, para eliminar la incertidumbre que pueda generarse en este mercado exterior.

 

Página 1 de 60

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder