interovic 1000x120 junio19

divisor 10x70 blanco

vetia 480x90 marzo19divisor 10x70 blancosyva 480x90 junio19divisor 10x70 blanco

foro19 ovigen 480x90 2018divisor 10x70 blancoforo19 msd 480x90 2

Mostrando publicaciones por etiqueta: Ganadería extensiva

Ha llegado la época del año en que la garrapata ‘Rhipicephalus’ se encuentra activa, por lo tanto su presencia es más abundante en la vegetación, por lo que los riesgos de picaduras en el ganado aumentan. Esta especie de garrapata es vector de diferentes agentes patógenos entre los que se encuentran, por ejemplo, ‘Babesia ovis’, que afecta a las ovejas, según recuerda la entidad Neiker-Tecnalia en su página web.

La parasitación por garrapatas, acompañada de fiebre, anemia y hemoglobinuria, es un indicador para sospechar de un caso de babesiosis en esta época del año, es decir, durante el final de primavera y comienzo del verano. La confirmación del caso precisa del apoyo del laboratorio, y afortunadamente, hay tratamiento eficaz para resolverlo. La garrapata ‘Rhipicephalus’ también pica a las personas y puede transmitir la bacteria ‘Rickettsia conorii’ así como otras especies de rickettsias, que dan lugar a cuadros clínicos de diferente importancia.

El Gobierno aragonés ha confirmado el ataque del oso Goiat a un rebaño en el valle de Castanesa, en la comarca pirenaica de la Ribagorza (Huesca), con el resultado de una oveja muerta.
Según informa el Ejecutivo regional, el sistema de localización de la Generalitat de Cataluña ha situado a Goiat en Castanesa en las últimas horas en esta zona del Pirineo, por lo que se estima que podría ser este ejemplar el causante del ataque.
Goiat fue reintroducido por el Gobierno catalán en 2016 en el Parque Natural del Alt Pirineu en Isil (Lérida), de forma simultánea a la reintroducción de ejemplares llevadas a cabo por el Ejecutivo francés en su vertiente de la cordillera.
El Gobierno de Aragón mantiene que la gestión de los riesgos derivados de la presencia de osos en nuestra región no puede depender de un sistema de geolocalización con el que no se tiene información en tiempo real de la situación de los animales.
Según las fuentes citadas, la falta de cobertura provoca, además, que en ocasiones se pierda la señal de transmisión, imposibilitando la localización del ejemplar en el entorno en el que se mueve.
La respuesta del Ejecutivo aragonés frente a esta situación derivada de la reintroducción de la especie en el Pirineo es el refuerzo de las labores de vigilancia de las patrullas oso y el incremento de las cámaras de fototrampeo, que han pasado de 15 a 30 dispositivos.
Asimismo, se ha ofrecido apoyo técnico y asesoramiento a los ganaderos que ocupan pastos en zonas de presencia de oso, a los que se ayuda al reagrupamiento de rebaños en casos de ataque y a la elaboración de los informes de peritaje, ente otras funciones.
La principal medida habilitada desde Aragón ha sido la puesta en marcha de un sistema de ayudas nuevo, que no se limita a pagar por ejemplar muerto sino que pretende compensar económicamente a los ganaderos los costes adicionales derivados de la simple presencia del oso o del lobo.
Se trata de subvenciones que se aplican con independencia de los ataques y que incluyen, además, la implantación de medidas de autoprotección en las explotaciones ganaderas.
El pronunciamiento del Gobierno regional se produce después de la denuncia hecha desde Asaja Aragón para informar del ataque del oso Goiat a un rebaño en la Ribagorza. 

La osa francesa Sarousse ha protagonizado un ataque en la zona de la Ribagorza, al norte de la localidad oscense de Campo, que ha provocado la muerte de una oveja del ganadero que ha activado el aviso.
Tras el aviso del ganadero, la patrulla oso ha confirmado los hechos este miércoles y, según el sistema de plantillas que utilizan para identificar las huellas de los plantígrados, todo parece indicar que el ataque ha sido obra de esta osa reintroducida por Francia en 2006, informa el Ejecutivo aragonés en una nota de prensa.
El Gobierno de Aragón recuerda que la patrulla oso está en constante contacto con los ganaderos y apela a la necesidad de extremar la precaución en la zonas donde está confirmada la presencia de este animal.
En este sentido, cabe recordar que para hacer frente al programa de reintroducción "unilateral" de los plantígrados por parte de Francia, el Gobierno de Aragón se ha visto obligado a tomar medidas para mitigar los daños derivados de la presencia del oso y el lobo en la Comunidad Autónoma.
La más importante es un sistema de ayudas pionero que supone la compensación económica a los ganaderos de los costes adicionales derivados de la presencia de este tipo de fauna silvestre.
Las subvenciones se aplican con independencia de los ataques e incluyen, además, la implantación de medidas de autoprotección en sus explotaciones ganaderas.
La convocatoria del año pasado estuvo dotada con 500.000 euros y 80 ganaderos se beneficiaron de ella y actualmente, el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad trabaja en una segunda convocatoria que hará publica próximamente.
Además, la gestión en el ámbito de actuación aragonés se apoya en el refuerzo de las patrullas de vigilancia en la zona osera, en el apoyo a los ganaderos que ocupan pastos en zonas de presencia de oso, ayuda al reagrupamiento de rebaños en casos de ataque, elaboración de informes previos de peritaje.
De igual forma, se ha duplicado el esfuerzo en las cámaras de fototrampeo pasando de 15 a 30 dispositivos operativos. 

El lobo ha matado en los dos últimos años 150 ejemplares de Cabra Montés en la Sierra de Gredos, ha informado este martes a los periodistas Manuel Díez, director técnico de la Reserva Regional de Caza de este espacio natural situado en la provincia de Ávila.
Díez ha realizado estas declaraciones con motivo de la celebración de la sesión ordinaria de la Junta Consultiva de la Reserva de Caza, que ha publicado el balance de ejecución del Plan de Mejoras 2018-2019 y de los resultados de la temporada cinegética.
En este contexto, el delegado territorial de la Junta, José Francisco Hernández, ha lamentado la declaración del lobo como especie "de interés general" por parte del Ministerio de Transición Ecológica (MITECO), para dar cumplimiento a lo dispuesto en la Directiva Hábitat de la Unión Europea.
Hernández ha indicado que la presencia del lobo en Gredos "también está causando estragos en los ejemplares de Cabra Montés", lo que ha hecho que se haya reducido el número de machos cazados.
Preguntado al respecto, Manuel Díez ha apuntado que esos "estragos" se han traducido entre enero de 2017 y mayo de 2019 en "150 ejemplares contabilizados muertos por el lobo".
Se trata de ejemplares "de todas las edades y tamaños", aunque ha precisado que la acción de estos cánidos está afectando de manera especial a "los más viejos y con peores condiciones para sobrevivir", que son los que cada año son "objeto de caza" en la Reserva de Gredos.
Los animales que se matan cada año son "los que van a morir de muerte natural", de ahí que sean los seleccionados para ser abatidos durante las monterías organizadas.
No obstante, Díez ha explicado que "pese a la amenaza" existente, sobre todo sobre los ejemplares "de mayor tamaño y edad", se ha conseguido este años mantener unas cifras de capturas y de ingresos.
Estos últimos se encuentran "en máximos históricos", por encima de 1.150.000 euros, debido a una mayor demanda y a una mejor venta que ha provocado que los precios se mantengan, pese a haberse reducido ligeramente los ejemplares y en una cifra significativa los tamaños, ha precisado.
De esos ingresos, 450.000 euros se destinan a inversiones en la reserva, de los cuales este martes se ha dado cuenta de los cerca de 350.000 euros destinados al plan de mejoras de la Reserva de Caza de la Sierra de Gredos.
De esa cantidad, 237.989,06 euros se han destinado a material y repuestos de vigilancia y otros 110.172,19 para actuaciones de mejora.

El sistema de geolocalización del Gobierno francés ha situado la madrugada de hoy a la osa Claverina, una de las últimas reintroducidas por las autoridades galas, en la cabecera del Valle de Hecho, en el Pirineo de Huesca.
Tras los ataques a ganados protagonizados por la osa en Navarra y las medidas llevadas a cabo en la Comunidad Foral para ahuyentarla, el sistema GPS ubicado en el collar que porta el animal lo ha situado en el área de Zuriza y Linza, en la zona más al oeste del Pirineo aragonés.
Por esta razón, los agentes forestales que integran la patrulla de vigilancia y control de los osos han informado a los ganaderos de la zona de Hecho para que tomen medidas y encierren el ganado durante la noche para evitar ataques, informa el Gobierno aragonés.
Además, al ganadero más vulnerable a estos posibles ataques se le ha facilitado la instalación de un vallado adicional ya que el suyo propio era demasiado pequeño para albergar el número de cabezas de su rebaño.
No obstante, el Gobierno de Aragón considera que la gestión de los riesgos derivados de la presencia de osos en la comunidad no puede depender de un sistema de geolocalización respecto del que no se tiene información en tiempo real de la situación de los animales.
Este sistema, añaden las fuentes, no sólo avisa a posteriori de las zonas por las que han pasado los osos, sino que en ocasiones se pierde la señal por falta de cobertura, imposibilitando la localización de los animales.
Además, se advierte del Gobierno aragonés, no todos los ejemplares de oso que deambulan entre las dos vertientes del Pirineo cuentan con este dispositivo.
Por esta razón, la labor del Ejecutivo regional se centra en reforzar las patrullas de vigilancia en la zona osera, en el apoyo a los ganaderos que ocupan pastos en zonas de presencia de oso, en ayudar al reagrupamiento de rebaños en casos de ataque y en la elaboración de informes previos de peritaje.
De igual forma, se ha duplicado la instalación de cámaras de fototrampeo, desde 15 a 30 dispositivos operativos.
La principal medida que ha puesto en marcha el Gobierno aragonés frente a posibles ataques es un sistema de ayudas pionero que prevé compensar a los ganaderos por los costes adicionales derivados de la presencia de este tipo de fauna silvestre.
Unas compensaciones, añaden, establecidas mediante subvenciones que se aplican con independencia de los ataques y que incluyen, además, la implantación de medidas de autoprotección en las explotaciones ganaderas. 

En octubre de 2016 llegaron al Servicio Clínico de Rumiantes de la Universidad de Zaragoza (Scrum) dos corderos de pocos días de edad procedentes de una explotación de raza rasa aragonesa, que mantiene un sistema de alimentación semi-intensivo y con reposición propia.

Los dos corderos presentaban paraplejia de las extremidades posteriores, una malformación a nivel de la cadera y un abultamiento en la zona lumbo-sacra. El estado mental y la actitud de ambos no mostraban ninguna alteración. Se realizaron diferentes pruebas diagnósticas entre las que destacan: radiografía/mielografía, ecografía toraco-lumbar, test de hermanamiento/paternidad y, finalmente, la necropsia. Los hallazgos más importantes fueron: ausencia total de desarrollo del hueso sacro, meningomielocele lumbo-sacro y malformaciones multiorgánicas que afectaban a encéfalo, médula espinal, ojos y riñones.

El proceso encontrado, que se definió como agenesia sacra, estaba probablemente asociado al alto grado de parentesco que guardaban entre sí tanto las madres como los padres de los corderos. Los problemas congénitos o hereditarios, asociados al aumento de consanguinidad en las explotaciones, deben tenerse en cuenta en el momento de elegir a los futuros reproductores, ya que a largo plazo pueden suponer graves pérdidas económicas en la explotación.

Este estudio fue presentado en el Congreso de la SEOC del año 2017, con la firma de los siguientes autores: C. Soriano, M. Borobia, M. Climent, L. Figueras, S. Fuente, L.V. Monteagudo, T. Navarro e I. Rubira. El título de la comunicación fue ‘Descripción de un caso de agenesia sacra de origen congénito en corderos’.

La ganadería y el transporte son los subsectores del sector agroalimentario que generan mayor número de emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI), según un estudio liderado por Real Academia de Ingeniería.
Este proyecto, patrocinado por Corteva Agriscience, el grupo agrolamentario Ebro Foods e IdaiNature, busca calcular la huella de carbono del sistema agroalimentario y aportar conclusiones y recomendaciones para consolidar la tendencia de una agricultura sostenible en España.
El sistema agroalimentario español es un importante contribuyente en la emisión de gases de efecto invernadero y, de las emisiones directas, el 14-15 % de los niveles globales procede del sistema de producción agrícola, una cifra que supera el 30 % en las emisiones indirectas.
Según ha informado en un comunicado la Real Academia de Ingeniería, que ayer dio a conocer en Sevilla este proyecto, la principal novedad es la metodología que busca cuantificar las emisiones de Gases Efecto Invernadero y permite obtener datos de emisiones por cultivo, tipo de ganadería y sector alimentario.
Los primeros resultados de este estudio, cuyas conclusiones se darán a conocer próximamente, identifican los "puntos calientes" en las emisiones de GEI en el sistema agroalimentario español, en cualquier eslabón de la producción agrícola, su transformación en alimentos o el consumo final.
Entre las conclusiones preliminares, también destaca la importancia de la ganadería, el transporte y la gestión de residuos en la generación de los gases de efecto invernadero dentro del sistema agroalimentario español,
En la situación opuesta se encuentran los cultivos, así como su huella de carbono, cuya importancia es menor.
Con la puesta en marcha de la segunda fase del proyecto, los investigadores aseguran que se logrará identificar qué subsectores y países contribuyen en mayor medida a las emisiones de GEI, tanto desde la producción como del consumo.

 

Ovejas
 
 
La iniciativa, coordinada por La Reserva Biosfera Ordesa Viñamala, cuenta con ayudas del Ejecutivo Aragonés en materia de cooperación para la ejecución de proyectos de los grupos operativos, en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Aragón 2014-2020
Gracias a esta aplicación, el ganadero podrá utilizar su teléfono móvil para crear un ilimitado número de vallados mediante la fijación de coordenadas, mover el rebaño y comprobar los movimientos de los animales

La ganadería extensiva es esencial para preservar el territorio y dar vida a los pueblos aragoneses, especialmente, en los de alta montaña. Sin embargo, teniendo en cuenta las nuevas exigencias y realidades del S.XXI, cada vez se hace más necesaria la aplicación de las nuevas tecnologías. Precisamente, de eso trata el proyecto E-Barana. Desarrollado por ESNEPI y coordinado por la Reserva Biosfera Ordesa Viñamala, consiste en la instalación de un vallado virtual para la gestión inteligente de la ganadería extensiva, permitiendo el monitorizado del ganado y de las zonas de pasto, así como llevar al día todas las tareas administrativas relacionadas.

Durante estos días se están colocando los primeros collares en una explotación de ganado ovino en Sabayés (Nueno), de la Asociación de Ganaderos de Guara y, en breve, también darán comienzo las pruebas en la Facultad de Veterinaria. El objetivo de estos primeros ensayos es testear los aparatos para los ajustes tecnológicos necesarios para definir las estrategias de recogida de datos de los animales. Igualmente, será importante ver los avances desarrollados en el visor y software de información y problemas de robustez, diseño y generación de energía de los dispositivos.

El proyecto, liderado por la Escuela de Negocios del Pirineo y coordinado por la Reserva Biosfera-Viñamala, se enmarca dentro de la convocatoria de subvenciones para de Grupos Operativos, del Gobierno de Aragón, cuyo objeto general es promover la constitución de grupos operativos de la Asociación Europea para la Innovación (AEI) que puedan dar soluciones a los problemas concretos del medio rural mejorando la competitividad del sector agroalimentario. Todo ello en el marco del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 y de la gestión eficiente de recursos para lograr un crecimiento sostenible.

Los socios del proyecto son: Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala, Escuela de Negocios del Pirineo (Esnepi), Asociación Monte de Estós, Asociación de Ganderos de la Sierra y los Cañones de Guara, Asociación de Ganaderos Valle de Broto, Asociación de Criadores de Equino Hispano Bretón, Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, CSIC/IPE (Instituto Pirenaico de Ecología) y Ayuntamiento de Nueno.

Entre julio y septiembre se llevará a cabo la segunda fase del proyecto

Tras estas primeras pruebas en entornos muy controlados se pasará a una segunda fase entre julio y septiembre en entornos más abiertos, aunque igualmente acotados, y se probarán en diez vacas de la Asociacion Monte Estós y otras tantas de la Asociacion Ganaderos Valle de Broto; diez yeguas de la asociación ARAHISBRE en el entorno del Pueyo de Jaca y 50 ovejas de dos explotaciones ganaderas de la Asociación de Ganaderos de Guara en Sabayés y Almazorre. Se espera poder realizar las primeras pruebas reales en entornos abiertos en 2020, tal y como marca el cronograma del proyecto.

Igualmente, durante este año, también se realizará una primera formación inicial a todos los ganaderos y veterinarios involucrados en el proyecto, con el objetivo de explicar las principales características y funcionalidades de los collares.

El sistema permitirá al ganadero controlar todo lo que sucede desde tu teléfono móvil

El sistema será capaz de permitir al ganadero utilizar su teléfono móvil o tableta para crear un ilimitado número de vallados mediante la fijación de coordenadas, mover al rebaño, comprobar los movimientos de los animales; así como diagnosticar algún posible problema por ausencia de movimiento.

Gracias al aumento del grado de control que posibilita el vallado virtual, se evitarán zonas en las que se despeñan los animales o terrenos en los que se hieren, además de tenerlos siempre localizados. Por otra parte, la identificación de los animales, su localización, así como la actividad o recorrido que realizan, permitirá gestionar el ganado de tal manera que se mejoren y optimicen todos los procesos. Todo ello repercutirá en un aumento en la productividad de la explotación ganadera y de sus resultados.

Mejora y optimización de la gestión de pastos
Por último, el desarrollo de la actividad ganadera tiene como base una serie de recursos fundamentales como la gestión de los pastos. De su correcta gestión, mejora y recuperación dependerá que se obtenga el máximo rendimiento sostenible. La utilización de diferentes sistemas de captación de datos permitirá la evaluación precisa de la cantidad y actividad fotosintética de los pastos en cada zona y piso alpino. De esa forma, se optimizará el aprovechamiento de pastos, mejorando la calidad de los mismos y evitando el infra pastoreo o el sobrepastoreo y sus consecuencias indeseables. El sistema podrá permitir asimismo a la administración (bomberos/protección civil) ejecutar recomendaciones de zonas de pastoreo y monitorizar la ejecución en base a diferentes parámetros en la lucha preventiva de incendios.
 

La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales ha convocado ayudas para la adquisición de dispositivos de localización y monitorización del ganado, por un importe total de 100.000 euros, con una subvención de cien euros por aparato.
Las ayudas se destinan a explotaciones de ovino y caprino que realicen un aprovechamiento ganadero extensivo autorizado, ha informado el Gobierno del Principado en un comunicado.
Para acceder a las subvenciones es preciso disponer de más de 10 hembras reproductoras para explotaciones de más de 50 para ovino y caprino.
La cuantía de la subvención para la compara de los GPS será de 100 euros por cada dispositivo que cumpla los siguientes requisitos:

- monitorización de la posición de los animales las 24 horas del día y del nivel de actividad de los animales

- recogida de la temperatura superficial del animal,

- batería con duración mínima de 6 meses y, al menos, dos años de garantía.
Asimismo, el importe máximo de la ayuda se sitúa en 1.000 euros por explotación.
La Consejería ha recordado que estos dispositivos ayudan a la gestión diaria de las explotaciones, al facilitar a los ganaderos conocer en todo momento la localización y movimiento de sus animales, su estado sanitario y su actividad, con lo que se reduce el número de bajas y mejora la rentabilidad de las empresas.
Además, la información que ofrecen resulta relevante para la Administración, en especial aquella relacionada con la localización de los animales en los pastos, dado que permite el desarrollo y seguimiento de las políticas agrarias y un mayor control ante eventuales problemas de sanidad animal.

El Gobierno de Navarra va a intensificar las medidas disuasorias que están aplicando para alejar a la osa "Claverina" de las zonas de pasto del Valle de Roncal, tras haberse confirmado dos nuevos ataques.
Los hechos se habrían producido el pasado fin de semana, los días 18 sábado y 19 domingo, en el término de Uztárroz / Uztarrotze, con resultado de dos ovejas muertas, informa este martes el Ejecutivo.
Las medidas disuasorias se aplicarán siguiendo las pautas definidas en el "Protocolo de intervención con oso en el Pirineo", elaborado por el grupo de trabajo del oso pardo y aprobado por la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad.
Con estas intervenciones se persigue alejar a la osa de la zona de pastoreo y cambiar sus hábitos de alimentación.
El Gobierno Foral, tal y como defendió la directora general de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra el pasado viernes en la reunión que tuvo lugar en Madrid, aboga por "una gestión integral del oso pardo en el Pirineo para garantizar la pervivencia de la ganadería extensiva, así como la calidad de vida de los pastores que gestionan los rebaños".
"Claverina" nació en Eslovenia y fue liberada el pasado otoño a la vertiente norte de los Pirineos occidentales como parte del programa francés para reforzar la población de esta especie. En los últimos meses, este ejemplar ha sido detectado en varias ocasiones en Navarra, donde ha provocado la muerte de nueve ovejas.
Según indica el Gobierno Foral, esta semana continúa la instalación de geolocalizadores en los rebaños que pastan en el Pirineo para detectar movimientos extraños que indiquen que algo las ha alterado. Hasta el momento ya se han colocado una veintena y está previsto llegar a los 34.
Para reforzar el equipo Guarderío de Medio Ambiente de la de la demarcación esta semana se han contratado dos nuevos guardas.
Por otro lado, y siguiendo con las medidas de apoyo a la ganadería extensiva, en junio se incorporará el primer pastor que dará apoyo a ganaderos y ganaderas de la zona en el cuidado de las ovejas.
Ante la sospecha de un ataque de oso, se recuerda a los ganaderos y ganaderas afectadas se deben poner en contacto con el teléfono 699 30 76 98 de Guarderío de Medio Ambiente.

Página 1 de 34

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder