Mostrando publicaciones por etiqueta: Ganadería extensiva

La Garcipollera servirá de referente y ayuda en la ejecución del proyecto que, de momento, sólo se va a desarrollar con ganado ovino

La Finca Experimental La Garcipollera del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) y la empresa DELSAT International Drones han firmado un convenio para desarrollar el uso de vehículos aéreos no tripulados para el control de la ganadería extensiva de la finca.

Durante la época estival y hasta el otoño, el ganado ovino extensivo del Pirineo suele estar aprovechando los pastos de los puertos de montaña entre los 1500 y 2500 metros de altitud. Durante estas fechas se suelen hacer distintos movimientos del rebaño para que aprovechen otras zonas de pastoreo, encerrarlas en rediles para realizar manejos sanitarios, así como la propia recogida final del rebaño hacia los fondos de valle, ya en otoño. Esto requiere un despliegue importante de pastores, perros y muchas horas de trabajo. En muchas ocasiones los rebaños se encuentran en zonas de muy difícil y peligroso acceso y no siempre se consigue el objetivo de dirigir el rebaño al sitio deseado en cada momento, pudiendo durar varios días. Este será el objetivo principal del proyecto, ayudar a mover y dirigir al ganado con drones, pero además se pretende usar las cámaras de vídeo que poseen los drones para poder revisar el estado general de los animales, comprobar las condiciones de las zonas de pastos, saladeros y abrevaderos, etc. El rebaño dispondrá de equipos de localización por GPS, suministrados también por la empresa DELSAT, para saber en cada momento su ubicación en los pastos de puerto.

Recientemente se ha testado la viabilidad del uso de drones en las praderas pertenecientes a la finca para mover el rebaño hacia las zonas que se consideren oportunas con resultados satisfactorios. “Era preciso realizar una toma de contacto previa entre los drones y las ovejas en los prados para conocer cuál será su respuesta en los puertos de montaña, y los resultados, tal y como esperábamos, han sido muy positivos. Los drones, además de otras muchas aplicaciones, también pueden dirigir, de forma segura, al rebaño donde se requiera” explica Javier Ferrer, responsable de la finca. Cuando concluyan los trabajos experimentales y si el resultado es satisfactorio se pretende difundir a los ganaderos que esta aplicación puede ser una alternativa mas que podría suponer una reducción de su trabajo, una mayor seguridad y por tanto una mayor calidad de vida. Además, habida cuenta de que en muchos casos se trata de pastos comunales donde confluyen varias ganaderías, podría suponer un ahorro de los costes de contratación de este manejo con drones. Incluso barajar la posibilidad de impartir cursos de manejo de drones, por parte de DELSAT, a los ganaderos para manejar sus propio drones.

La Finca Experimental La Garcipollera posee una dilatada experiencia en investigación sobre ganadería extensiva, destacando entre otros campos los estudios relacionados con la mejora de su productividad mediante la optimización del manejo (alimentación, reproducción, sanidad). La Finca es un referente en el estudio de los sistemas ganaderos de montaña y de sus posibilidades técnicas de mejora. En ella se desarrollan tanto proyectos de investigación como múltiples actividades de formación y transferencia. Por ello, la Finca servirá de referente y ayuda en la ejecución del proyecto. Para ello posee y conserva dos razas autóctonas de vacuno (Parda de Montaña y Pirenaica) y una de ovino (Churra Tensina), esta última además en peligro de extinción. De momento, será con el ganado ovino con el que se desarrolle el proyecto.

Delsat International Drones es una empresa de reconocido prestigio dedicada a la prestación de servicios profesionales con RPA-Drones. Socio del Clúster Aeroespacial de Aragón, AERA yperteneciente a Delsat International Group, tiene sus sedes en el Aeropuerto de Teruel, Zaragoza y Huesca. Ofrece servicios profesionales con drones para el sector industrial con revisión de infraestructuras, inspección de renovables, topografía, fotogrametría, así como desarrollo de proyectos de interés social, entre otros Pharmadron. Cuenta con una división de producción audiovisual especializada en filmación aérea para videos corporativos, spots, eventos deportivos, documentales y producciones cinematográficas, impartiendo además formación técnica de estas materias. En plena expansión y preocupados por el desarrollo sostenible y la bioeconomía rural, desarrolla proyectos para ganadería, forestal y agricultura.

Coag Jaén ha pedido la exención del pago de aprovechamiento de pastos en monte público, independientemente de quién ostente su titularidad, para aliviar la delicada situación económica que atraviesan los ganaderos, debido a la crisis provocada por la covid-19.

Desde COAG Jaén han trasladado a la delegada de Agricultura en Jaén, Soledad Aranda, su preocupación por el impacto de la evolución de la epidemia por coronavirus sobre el sector de ovino de carne en la provincia.

Además, han solicitado, según informan en un comunicado, su intervención en apoyo de los ganaderos que aprovechan en el monte público, los pastos temporales de invierno y primavera y que tienen que hacer frente, en la coyuntura actual, al pago del canon correspondiente al actual periodo.

Todo ello debido a las consecuencias de la crisis sanitaria originada por la covid-19, que ha generado modificaciones en el mercado cárnico nacional e internacional, provocando una acusada ralentización de los movimientos comerciales.

En España, la declaración del estado de alarma, que ha supuesto el cierre del canal de restauración, ha afectado gravemente a la comercialización de corderos en un momento clave para los ganaderos extensivos de la Sierra, que se encuentran en el pico estacional de salidas.

Además, el manejo en estos rebaños está estrechamente ligado a la tierra y a las condiciones climáticas y la venta de sus producciones es especialmente dependiente de la actividad turística y las celebraciones de esta época.

A esto, se añade la problemática del ya escaso consumo de cordero en los hogares españoles que se ha visto agravada a causa de su sustitución por carnes más económicas en la compra diaria.

La suma de todos estos motivos ha puesto a los ganaderos que aprovechan los pastos de la Sierra de Segura y Pontones en serios aprietos económicos, ya que el impacto de las consecuencias de esta situación ha coincidido en el momento de máxima actividad comercial y será muy negativo para su cuenta de resultados a final de campaña.

Sin embargo, estos pastores cuya rentabilidad ya era limitada, siguen haciendo frente a unos costes de producción que no dejan de aumentar, incrementados en este momento por el mantenimiento de los corderos ante la paralización del mercado.

Los ganaderos aseguran que siguen trabajando comprometidos con el abastecimiento de carne y ejerciendo su labor de gestores medioambientales mediante el pastoreo diario, además de su contribución al mantenimiento del tejido económico y social de los pueblos donde residen.

Además de a la Delegación de Agricultura se ha solicitado la exención de este pago en los ayuntamientos con montes públicos, donde algunos han respondido favorablemente aunque, aseguran que para ello necesitan una autorización para que se lo permitan.

En la provincia de Jaén hay alrededor de 500 ganaderos de ovino, unos 300 de ellos en la Sierra de Segura, que están pasando por situaciones económicas muy difíciles.

Aunque se han planteado acciones de venta directa al consumidor, que han tenido éxito, este tipo de acciones solo pueden llevarlas a cabo los que pertenecen a cooperativas (que en la provincia no llegan al 3 % de los ganaderos), por los costes que acarrean para un solo ganadero.

 

El consejero de Agricultura aragonés, Joaquín Olona, ha reiterado su rechazo a la reintroducción de osos llevada a cabo por Francia y Cataluña en los Pirineos, por la alarma que la presencia del oso Goiat genera en Aragón y la oposición de la población local, y ha defendido, frente a las objeciones de Europa, las subvenciones del Gobierno de Aragón a los ganaderos.

El departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha insistido este martes, en una nota de prensa, en la amenaza que representa la reintroducción de osos en el Pirineo a las poblaciones de Aragón, en concreto a sus actividades tradicionales -en particular la ganadería extensiva- en unas zonas gravemente afectadas por la despoblación.

Desde junio de 2019, fecha en la que se constató la presencia del oso Goiat en Aragón, hasta el momento, se tiene constancia de al menos 15 ataques en los municipios de Puente de Montañana, Benasque, Gistaín, Plan, San Juan de Plan, Barbaruens y Seira, que han causado la muerte de 13 ovejas, 4 cabras y 2 terneros en 10 ataques, así como la destrucción de 39 colmenas en otros 5 ataques.

Ante esta situación, Olona ha vuelto a dirigirse al consejero de Territorio y Sostenibilidad del Gobierno catalán, Damiá Calvet, y al secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Hugo Morán, para que adopten las medidas necesarias y así evitar la presencia en el territorio aragonés del oso Goiat, por haberse demostrado "reiteradamente depredador" y aplicando el Protocolo para osos problemáticos vigente en el propio programa de reintroducción.

Asimismo, el consejero ha trasladado al comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Janusz Wojciechowski, su desacuerdo respecto al criterio de los Servicios de la Comisión Europea contrario a la aplicación de las ayudas que otorga el Gobierno de Aragón para compensar económicamente a los ganaderos afectados.

El Gobierno de Aragón explica que al considerar insuficiente la orden de ayudas de 31 de marzo de 2003, que indemniza a los ganaderos por los daños ocasionados por el oso, puso en marcha una nueva línea de subvenciones con fondos propios en 2018, mediante la cual los ganaderos pueden acogerse a las ayudas hayan sufrido o no un ataque.

Estas ayudas no se limitan a pagar al ganadero por las cabezas muertas y los daños materiales ocasionados, sino que, teniendo en cuenta el número total de cabezas de la explotación, así como las necesidades de autoprotección, la administración trata de compensar el sobrecoste que para los ganaderos supone la mera presencia continuada de grandes carnívoros.

Estas ayudas, conforme a la normativa europea, están sujetas al llamado "régimen de minimis", que limita el importe total máximo de ayuda recibida por los beneficiarios en tres años y que en la actualidad se sitúa en los 20.000 euros, según el Ejecutivo aragonés.

En junio de 2019, el Gobierno de Aragón solicitó a la Comisión Europea compatibilizar esta novedosa ayuda como "Ayuda de estado", eliminando de este modo las limitaciones que impone el régimen de minimis.

La solicitud ha sido informada negativamente por los Servicios de la Comisión, que consideran que esta ayuda sería "incompatible con el mercado interior", es decir, interpretan que los ganaderos que reciben estas subvenciones estarían en superioridad de condiciones con respecto a sus competidores en el mercado.

"Un planteamiento que no solo no compartimos, sino que consideramos contrario a las necesidades de la ganadería extensiva en las zonas con presencia de grandes carnívoros y que de nuevo cuestiona los programas de reintroducción", señala Olona en su misiva.

"Sin cuestionar el estatus de especie protegida que ampara al oso pardo, ni la necesidad de adoptar medidas para garantizar su necesaria conservación, resulta evidente que la reintroducción de osos en los Pirineos sigue adoleciendo de graves insuficiencias en materia de concertación social, solvencia técnica y administrativa e instrumentos de apoyo financiero que justifican su revisión", añade el consejero.

El objetivo del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente es defender el mantenimiento de las ayudas a los ganaderos, no solo por los daños ocasionados por el oso o el lobo -como recoge la orden de 2003-, sino por los sobrecostes que ocasiona la simple presencia de estos grandes carnívoros de forma continuada en el territorio.

La Junta de Extremadura ha ampliado hasta el 30 de junio, como medida de prevención de incendios forestales, la vigencia temporal para realizar el pastoreo controlado con ganado ovino en determinadas superficies acogidas a las ayudas a la forestación en tierras agrícolas.

La orden de la entonces Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, de 11 de mayo de 2012, establece como períodos hábiles para la realización de este pastoreo los comprendidos entre el 1 de abril y el 31 de mayo y el 1 de noviembre y el 31 de diciembre.

En este sentido, el Diario Oficial de Extremadura (DOE) ha publicado este martes una resolución de la Dirección General de Política Agraria Comunitaria (PAC) en la que se señala que el importante estrato herbáceo existente incrementa el riesgo de incendios, especialmente en terrenos forestados de origen agrícola.

Al objeto de eliminar la vegetación que pudiera actuar como combustible y en competencia con la propia forestación, se entiende "imprescindible" ampliar el plazo del primer periodo que, de otro modo, concluiría el próximo 31 de mayo, subraya la resolución.

Por todo ello, el Ejecutivo regional ha aprobado ampliar el plazo propuesto del primer periodo de la presente anualidad, hasta el 30 de junio.

La realización de esta actividad durante este plazo estará supeditada a que el terreno forestado cuente con pasto suficiente, se garantice la no realización de daños a la plantación objeto de la ayuda y se ejecute en las condiciones y requerimientos generales establecidos en la orden que la regula.

Además, el titular beneficiario de la ayuda a la forestación de tierras agrarias donde se realiza esta actividad será el único responsable del cumplimiento y ejecución de este pastoreo controlado con ganado ovino.

El incumplimiento por parte del titular de las condiciones o de la producción de daños a la forestación al no atender el requerimiento de los agentes del medio natural o de la administración de paralizar el pastoreo controlado, supondrá la pérdida del pago de la prima compensatoria de la anualidad en curso.

En este caso también deberá restaurar los daños ocasionados en la forestación. 

 

El director general del Medio Natural, David Villar, ha firmado este lunes el protocolo  Reciella en red con las denominaciones de origen protegidas (DOP) Cabrales y Gamonéu para hacer un seguimiento de los rebaños de cabras y ovejas que pastorean en Picos de Europa y recabar información que permita mejorar la coexistencia de la ganadería extensiva con sus depredadores.

Este proyecto usará las nuevas tecnologías para realizar el seguimiento de animales seleccionados, a los que se colocarán collares de actividad con geolocalización, informa la Consejería de Desarrollo Rural. 

De este modo, se podrá conocer mejor la dinámica y forma de campeo del ganado en extensivo, en distintas zonas y con diferentes manejos y recabar información de valor sobre la interacción de la ganadería extensiva con grandes carnívoros.

Las acciones se ejecutarán este año y los datos obtenidos se analizarán el próximo, con el objetivo de innovar en la adopción de prácticas de manejo y la utilización de nuevas tecnologías que permitan mejorar la coexistencia entre depredadores y la ganadería extensiva a nivel autonómico.

La iniciativa se desarrollará en la vertiente asturiana del parque nacional, donde la práctica del pastoreo extensivo con ganado menor está muy arraigada para la elaboración de quesos.

Un rebaño de más de 200 cabras de la ganadería Los Grandes está alimentándose de los matorrales de una docena de solares de La Algaida (Archena) para ahorrar el gasto en pienso a una empresa que ha tenido que reducir la producción de leche por el descenso de demanda achacado a la crisis del coronavirus.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Archena ha señalado que los propietarios de estas parcelas han permitido el paso a estos animales, de forma que la empresa reduce los costes de alimentación al tiempo que las cabras se comen la vegetación. 

El consistorio archenero ha alabado esta "iniciativa ecológica pionera", añadiendo que una comer de 2’5 a 3 kilos de forraje al día.

Esta ganadería caprina es de raza autóctona y la única registrada en el término municipal de Archena, cuenta con denominación de origen y certificado de calidad en los productos, que proveen a una quesería de Calasparra. 

Esta empresa cuenta con reconocido prestigio internacional. Con los productos de estas cabras se elaboran los quesos con denominación de origen “Queso de Murcia” y “Queso de Murcia al Vino”.

 

Ganaderos guipuzcoanos han sido autorizados por la Diputación para subir, a partir del próximo 1 de mayo a una veintena de pastos ubicados en montes de varias comarcas del territorio.

La institución foral ha informado este miércoles que unas 35.600 ovejas se beneficiarán de la apertura de los pastos altos este año, donde permanecerán hasta finales del otoño o principios del invierno.

La labor que desarrollan estos pastores es "imprescindible" para mantener los pastos en buen estado", ha destacado la Diputación, que explica que por eso les "delega" su cuidado.

A partir del próximo viernes se abrirán en concreto 22 pastos, ubicados en los montes Aloña, Jaizkibel y Aralar, entre otros, de municipios como Oñati, Lezo, Pasaia, Errenteria, Hondarribia, Ataun, Oñati, Mutiloa y Azpeitia.

La directora foral de Montes y Medio Rural, Arantxa Ariztimuño, ha valorado el trabajo que desarrolla este sector "generación tras generación" y que ha permitido a lo largo de los siglos ofrecer "el aspecto" que tienen actualmente los montes guipuzcoanos.

La Diputación reconocerá esta labor con la lectura -virtual este año por la crisis sanitaria- de un manifiesto junto a algunos ganaderos que simbolizará la entrega de llaves de los pastos en altura de Gipuzkoa. 

 

La Dirección General de Políticas Agroambientales ha publicado este jueves en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha la resolución por la que convoca ayudas en régimen de minimos para paliar los daños producidos en Castilla-La Mancha por aves necrófagas al ganado doméstico durante este 2020.

Los beneficiarios de estas ayudas, según la información del Diario Oficial de la región, podrán ser ganaderos o titulares de explotaciones ganaderas, que podrán recibir un importe de 1.500 euros como máximo para cada ataque de ganado caprino y ovino.

Para hacer frente a estas ayudas, la Junta ha establecido un presupuesto estimado de 20.000 euros, condicionados a la existencia de crédito adecuado y suficiente en el ejercicio presupuestario correspondiente.

Los ganaderos tendrá un plazo de dos meses a partir de la fecha del ataque para solicitar estas ayudas.

El ataque deberá quedar registrado en la correspondiente acta que deben realizar en una visita a la ganadería los agentes medioambientales.

También podrán solicitar estas ayudas aquellos ganaderos que hubieran sufrido algún ataque este año, con anterioridad a la publicación de la resolución.

La finalidad de las ayudas convocadas es conciliar la presencia de las aves necrófagas con los usos ganaderos de la región, en especial con la ganadería extensiva. 

El Ayuntamiento de Madrigalejo ha aprobado eliminar el alquiler de tierras de la denominada Dehesa del Monte durante el estado de alarma para ayudar a los ganaderos debido a las pérdidas que están sufriendo sin ventas en el sector cárnico, especialmente en el ovino

“Esta situación tan complicada para el sector ganadero productor de carne es consecuencia del cierre de establecimientos, como los restaurantes, los mayores consumidores de estos productos, cayendo de forma considerable el precio de la carne”, ha manifestado el alcalde de Madrigalejo, Sergio Rey.

“El sector primario no para de ver afectados sus precios, a pesar de seguir trabajando con el mismo esfuerzo en sus explotaciones durante esta crisis sanitaria”, ha argumentado el regidor madrigalejeño, quien ha anunciado que van a descontarles de la renta el tiempo que dure el estado de alarma, para ayudarles a sufragar el incremento de gastos.

Además, el Ayuntamiento ha comenzado esta semana a desinfectar el interior de los talleres y la cooperativa, como medida preventiva y de ayuda para los  agricultores.

Por último, el Consistorio ha comenzado a repartir en sobres guantes y mascarillas a todos los vecinos de Madrigalejo, que se depositan en buzones, puertas o ventanas para el uso de los ciudadanos que tengan que salir de sus domicilios a realizar compras. 

 

 

Los seguros ganaderos son una herramienta para los productores que les permite minimizar el impacto económico de amenazas como ataques de fauna salvaje o reveses sanitarios, pero su uso es desigual en función del área ganadera y el sector defiende una revisión para mejorarlos.

En los últimos años, ha bajado el número de pólizas, aunque sube el capital asegurado, lo que según las fuentes consultadas por Efeagro puede ser un síntoma del proceso de reestructuración y de creciente integración en la ganadería española.

Un ejemplo claro de ello es el vacuno de leche, en el que cierran dos granjas al día, de media, pero la producción sigue subiendo.

Según los datos de la Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro), en 2016 se suscribieron 187.552 pólizas por un capital de 2.992 millones de euros, mientras que en 2019 se firmaron 171.032 con un capital de 3.484 millones.

El mayor número de pólizas es para la retirada y destrucción de animales muertos, dado que en la práctica es obligatorio suscribirlo; pero es en los seguros ganaderos específicos en los que más capital se suscribe.

Los expertos en este área de las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, y la Cooperativas Agroalimentarias, explican a Efeagro las cuestiones fundamentales de esta importante herramienta.

-. ¿Qué cubren los seguros ganaderos?

Los ganaderos pueden optar por firmar un módulo básico (centrado principalmente en el saneamiento  de la explotación) a un precio asequible y añadir otras garantías adicionales que, en algunos casos, pueden encarecer mucho la póliza, por lo que desde el sector piden que se abaraten mediante más subvenciones públicas.

Dentro del sector los llaman seguros "cebolla" porque tienen varias capas: partiendo de la más básica -que cubre eventos como vaciado sanitario de una granja- hasta las otras "capas" sucesivas que permiten contratar garantías superiores.

-. ¿Qué habría que mejorar?

El sector considera, en general, que habría que abaratar el coste, al menos, para cierto tipo de productores como los profesionales o los jóvenes y las mujeres.

Existen ciertas coberturas que preocupan, como la retirada y destrucción de animales, que a su juicio debería estar subvencionada al 100 % al ser un problema de salud pública y un requisito al que se obligó desde la irrupción de la encefalopatía espongiforme bovina (conocido como "mal de las vacas locas").

  -.¿Qué sectores ganaderos optan más por ellos?

Aunque se pueda pensar que el extensivo está expuesto a más peligros al vivir al aire libre (ataques de fauna salvaje, por ejemplo), no necesariamente tiene que ser así, según los técnicos; en el intensivo, de hecho, pueden surgir problemas relevantes como lesiones en los animales estabulados o mamitis.

-. ¿Hay una línea específica para cubrir los ataques de fauna silvestre al ganado?

Es un riesgo que está incluido en todas las líneas ganaderas, aunque se dé obviamente en las extensivas.

En algunas comunidades autónomas se cuenta con ayuda adicional y es una petición tradicional del sector que, en aquellas zonas donde la presencia (de fauna) es importante, el coste de esta cobertura sea cubierto completamente por la administración, como responsable de la gestión de la fauna silvestre.

Juan Javier Ríos-EFE

Página 1 de 44

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder