Mostrando publicaciones por etiqueta: Producción

La producción de carne de ovino en España cerrará el ejercicio 2019 probablemente en descenso. Al menos, así lo indican los datos que actualmente se conocen hasta el mes de octubre, procedentes de la Encuesta de Sacrificio de Ganado del

Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). En esos diez meses del pasado año, se produjeron en España un total de 96.252 toneladas de carne ovina, lo que indica una reducción porcentual del 2,5% frente a las 98.770 toneladas del mismo periodo del ejercicio 2018.

Las tres grandes comunidades autónomas productoras en carne de ovino descienden en sus datos, aunque destaca especialmente el caso de Castilla y León. Esta región, que además es la primera en el ranking nacional, ha pasado de 24.012 a 22.302 toneladas en un año, por lo que desciende un 7,1%. Sin embargo, lo más llamativo es el desplome que se ha producido en esta comunidad autónoma por lo que respecta a los sacrificios, que han evolucionado desde los 2.515.946 animales de enero a octubre de 2018 a 2.163.466 ejemplares en el mismo periodo de 2019, por lo que la caída es del 14%, mientras que la media nacional en el sacrificio únicamente baja un 6%.

Al margen de Castilla y León, Cataluña y Castilla-La Mancha también sufren descensos en su producción de carne ovina respecto al ejercicio anterior, con bajadas del 4,2% y 4,6%, respectivamente. Sí aumentan las producciones de la siguientes regiones que siguen en el escalafón, como son los casos de Aragón (+4,1%) y el más destacado de Murcia, que aumenta hasta un 13,2% para ocupar la quinta posición.

 

Peso medio

Por último, otro dato llamativo es la variación en el peso medio de las canales de ganado ovino producidas en España, después del cruce de datos entre toneladas de carne producidas y sacrificios realizados. En la media nacional, se ha pasado de 12,09 a 12,53 kilogramos de peso por canal. Especialmente llamativo es el caso de Castilla y León, que ha pasado de los 9,54 kilos en los diez primeros meses de 2018 a los 10,31 kilos del pasado ejercicio.

Los datos relativos al mes de octubre de la Encuesta de Sacrificio de Ganado, elaborada por la Subdirección General de Análisis, Coordinación y Estadística del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), han acentúado la caída de la producción de carne de caprino que se venía registrando ya durante el resto del ejercicio 2019.

Así, los datos de los diez primeros meses del año indican que en España se han producido un total de 7.801 toneladas de carne de caprino en el periodo de enero a octubre, frente a las 8.493 tonelasdas que se se habían registrado en el mismo periodo de 2018. Por lo tanto, la reducción porcentual es del 8,1%. Canarias es la única región importante que sube en su producción, en concreto un 2,8%, mientras que Andalucía desciende hasta un 6,3%. Descensos bastante más significativos se producen en regiones de importancia como Murcia (-14,8%), Castilla-La Mancha (-17,1%) y Castilla y León (-16,3%), mientras que la producción se desploma en el caso de Extremadura (-62,6%). Si se realiza el cálculo de la producción de carne caprina en la península, el porcentaje de reducción se incrementa hasta el 10,4%, al pasar de 7.052 toneladas de enero a octubre de 2018 a 6.317 toneladas en el mismo periodo del pasado año.

Por lo que respecta a los datos individualizados del mes de octubre, el descenso es más importante en términos porcentuales. En el total de España, se ha pasado de las 864 toneladas en octubre de 2018 a las 755 toneladas de octubre de 2019, por lo que baja un 12,6%. Se produce un descenso muy significativo en Andalucía con el 21,7%, mientras que también son importantes en Castilla-La Mancha (-23,3%) y

Cataluña (-34,8%). También sube en Canarias, por lo que si se toman únicamente los datos de la España peninsular, se pasa de 712 a 584 toneladas, es decir, un 18% de reducción.

Por lo que respecta al número de sacrificios, en los diez primeros meses del año se ha producido un descenso idéntico al de la producción de carne. En el periodo de enero a octubre de 2018, pasaron por los mataderos españoles un total de 999.815 ejemplares de la especie caprina, cantidad que se ha visto reducida hasta los 918.886 animales en el mismo periodo de 2019. En términos porcentuales, el descenso es también del 8,1%, como ocurría con el volumen de carne producida.

La producción caprina en países en desarrollo ha aumentado sustancialmente durante las últimas décadas, debido a la creciente demanda de carne y leche por parte de la población. Sin embargo, este crecimiento en la producción se puede ver afectada por diferentes enfermedades, entre las cuales la mastitis tiene un efecto adverso significativo en la producción y calidad de la leche, asociándonse a problemas de rentabilidad de las explotaciones.

En este contexto, un estudio internacional realizado en Bangladesh ha constatado que los factores de riesgo y la etiología de la mastitis son en gran medida desconocidos, lo que dificulta el control efectivo de la enfermedad. Por lo tanto, el estudio actual se realizó para determinar la prevalencia de mastitis subclínica en cabras, describir los patógenos que causan la enfermedad e identificar los factores de riesgo.

Además de describir situaciones de riesgo que son inherentes al sector caprino en Bangladesh, el estudio mostró una alta prevalencia y sugiere la importancia de la cría para la resistencia a la mastitis, al seleccionar razas y cabras más fuertes con buena conformación de ubres o pezones.

Esta investigación se ha publicado en forma de artículo en la prestigiosa revista científica internacional Small Ruminant Research con la firma de los siguientes investigadores: Sazeda Akter, Md. Mizanur Rahman, Md. Abu Sayeed, Md. Nurul Islam, Delower Hossain, Md. Ahasanul Hoque y Gerrit Koop.

La Junta de Andalucía ha realizado una apuesta por la cadena de valor de la producción de caprino de leche y por avanzar en el terreno de la profesionalización del sector lácteo artesanal a través de un curso que ha formado a diecisiete personas como especialista en quesería.
La actuación persigue adaptar la formación a las necesidades del sector lácteo artesanal y fomentar su carácter innovador mediante la experimentación, la divulgación y el asesoramiento técnico.
De hecho, cuatro de los alumnos ya disponían de una empresa quesera y querían elevar sus competencias profesionales y dos disponían de una red de comercialización de quesos y otros productos lácteos.
La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha informado de que el curso se ha llevado a cabo en el centro del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) en Hinojosa del Duque (Córdoba), que cuenta con una planta piloto de lácteos de 320 metros cuadrados, en la que, además de la actividad docente, también se experimenta en nuevos productos lácteos artesanales.
Con este tipo de curso se trata de facilitar la empleabilidad, y promocionar la implicación medioambiental y social.
Así, siete de los alumnos han iniciado los pasos para la constitución de una nueva empresa y cuatro se incorporarán por cuenta ajena.
Para la Junta, se trata además de una apuesta firme por la formación de jóvenes empresarios ganaderos, al tiempo que es una manera de aumentar el valor añadido de los productos locales, de evitar el carácter perecedero de la leche, transformándola en queso, y una importante manera de favorecer el relevo generacional en la ganadería evitando la despoblación de las zonas rurales. 

El pasado mes de octubre ha sido el segundo consecutivo del pasado año 2019 en el que se ha incrementado la producción de leche de cabra en España respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según las estadísticas publicadas en el informe ‘Datos de las declaraciones obligatorias del sector lácteo ovino-caprino’, elaborado por el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). Así, se ha pasado de 28,97 millones de litros de leche de cabra producidos en octubre de 2018 a 29,11 millones en octubre de 2019, por lo que el incremento porcentual es del 0,5%. Esta tendencia positiva se une al incremento del 1,5% registrado en septiembre.

En las comunidades autónomas que superan el millón de litros producidos al mes, sigue destacando el caso de Andalucía, que ha sufrido un descenso del 1,7%, al pasar de 11,99 a 11,79 millones de litros, mientras que en Canarias se produce una reducción del 0,6%, ya que ha evolucionado de 1,78 a 1,77 millones de litros. En el resto de regiones con una producción importante, se han producido incrementos en la producción, con una mayor cuantía en el caso de Castilla y León (+6,7%), al pasar de 1,93 a 2,06 millones de litros; y del 4,1% en Murcia, que ha evolucionado de 3,69 a 3,84 millones. Más moderados son los aumentos en Extremadura (+0,9%) y Castilla-La Mancha (+0,8%).

En el balance de los cuatro meses contabilizados del segundo semestre del año 2019, en concreto de julio a octubre, se ha pasado de una producción de 143,86 millones de litros en ese periodo de 2018 a 143,93 millones en 2019, por lo que se mantiene la producción prácticamente sin cambios.

Por lo que respecta al total anual, sí que hay todavía cambios importantes, debido a los grandes descensos de producción que se dieron durante la pasada primavera. En el periodo de enero a octubre de 2018, se produjeron un total de 422,69 millones de litros de leche de cabra, cantidad que ha descendido hasta los 411,48 millones de litros en el mismo periodo de 2019. Por lo tanto, el descenso porcentual es del 2,7% en el total del año.

Un total de 4.680 ganaderos entregaron leche de cabra a las industrias lácteas en el pasado mes de octubre, según los últimos datos actualizados por el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). Se trata de una cantidad un 6,1% inferior a los 4.986 productores de caprino lechero que se encontraban en la actividad en octubre de 2018. De los 306 ganaderos menos que hay en cifras absolutas, 203 corresponden a Andalucía, por lo que dos terceras partes de los abandonos de producción en este subsector ganadero se dan en la comunidad autónoma andaluza, que ha pasado de 2.492 a 2.289 productrores en el último año. En términos porcentuales, en esta región líder en el sector caprino se produce una reducción del 8,1%.

Del resto de comunidades autónomas que superan el centenar de productores, también se produce una reducción superior a la media en Canarias, que baja de 301 a 280 ganaderos, es decir, un 7%. Por su parte, descensos mucho más moderados se observan en Castilla-La Mancha (-2,4%), que pasa de 717 a 700 productores; Castilla y León (-3,8%), de 291 a 280 ganaderos; Extremadura (-3,5%), de 570 a 550 productores de caprino; y Murcia (-4,6%), al evolucionar de 302 a 288 ganaderos.

La lista de productores por comunidades autónomas en el pasado mes de octubre se completa de la siguiente forma: Comunidad Valenciana (89), Madrid (72), Cataluña (72), Aragón (12), Asturias (12), La Rioja (12), Cantabria (9), País Vasco (8), Baleares (2), Navarra (2) y Galicia (1). También se contabilizan dos ganaderos de Portugal que entregaron leche de cabra a industrias españolas.

EL BALANCE DEL AÑO SIGUE SIENDO LIGERAMENTE NEGATIVO

La producción de leche de oveja en España sigue aumentando un mes más, rompiendo definitivamente la tendencia a la baja que se había venido observando desde hace más de dos años. El mes de octubre ha venido a confirmar que los aumentos del volumen de leche entregada en las industrias, que se venían observando desde el mes de agosto, no son una situación transitoria, sino que el sector del ovino lechero español ha cambiado de rumbo y en un mes como ese, que supone uno de los momentos más bajos de la campaña, el incremento en la producción se acelera incluso respecto al mes anterior.

El informe de ‘Datos de las declaraciones obligatorias del sector lácteo ovino-caprino’, elaborado por el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), recoge que en octubre pasado se produjeron en las explotaciones españolas un total de 30,31 millones de litros de leche de oveja, lo que significa un incremento del 3,0% respecto al mismo periodo del año anterior, cuando los ganaderos entregaron 29,44 millones de litros.

En las comunidades autónomas de mayor producción, se registran unos aumentos de diferente calado durante ese tercer trimestre, ya que sube un 2,2% en Castilla y León y un 2,9% en Castilla-La Mancha.

A pesar de esos cambios en los últimos meses, las cuentas en la totalidad del año aún reflejan un descenso en la producción. Según estos datos oficiales del FEGA, en los primeros diez meses del presente año se han producido 453,35 millones de litros de leche de oveja, lo que representa una reducción del 1,5% frente a los 460,93 millones de litros que se habían entregado por parte de las explotaciones españolas en el mismo periodo de 2018. Las bajadas anuales se han cimentado en las zonas menos productoras, ya que las dos principales comunidades autónomas han bajado por debajo de la media, en concreto un 0,8% en Castilla y León y un 1,2% en Castilla-La Mancha, lo que significan que la producción se concentra y estas dos regiones incrementan su liderazgo en el sector a nivel nacional.

 

La producción de cabrito de la región de Murcia se cuadruplica en estas fechas navideñas respecto a otros periodos y supera las 21.000 piezas, en tanto que en ovino se triplica y llega a las 78.600 y la de pavo se multiplica por ocho, rozando las 42.000, ha informado este domingo la Comunidad Autónoma en un comunicado.
La Consejería de Salud ha puesto en marcha un dispositivo para intensificar las inspecciones de carnes, mariscos y pescados en supermercados, grandes superficies, mataderos y lonjas durante la campaña de Navidad.
El director general de Salud Pública y Adicciones, José Carlos Vicente, explica que esta campaña "da continuidad a la actividad habitual de los inspectores, aunque la intensificamos con la llegada de las fiestas para controlar las condiciones y el etiquetado de los productos y garantizar el cumplimiento de la normativa vigente".
La actividad de los mataderos, según Vicente, suele aumentar un 40 por ciento durante estas fechas frente al periodo ordinario. La previsión para este mes de diciembre es que se alcancen las 142.000 piezas para consumo.
Los inspectores del Servicio de Seguridad Alimentaria y Zoonosis de la Consejería de Salud también hacen controles en los puntos de comercialización de productos pesqueros para velar por las condiciones higiénico-sanitarias del pescado y del marisco.
En este sentido, los controles prestan especial atención a que no se utilicen aditivos para la conservación del aspecto del marisco a base de sulfitos no declarados.
El director general precisó que "el objetivo es asegurar que los productos estén en buen estado y velar por la seguridad de los consumidores en unas fechas muy propicias para la celebración de comidas y encuentros familiares".
Esta actividad con motivo de la campaña de Navidad se suma a las más de 10.000 revisiones rutinarias que llevan a cabo los inspectores a lo largo del año en establecimientos y locales de celebraciones. Además, la Dirección General cuenta con un inspector de forma permanente en cada uno de los mataderos de la Región.
El director general recordó la importancia de leer el etiquetado y verificar la temperatura de conservación de los alimentos antes de comprarlos, pues si son productos refrigerados deberán estar entre los cero y cinco grados centígrados y, si son calientes, por encima de los 65 grados. 

La Subdirección General de Productos Ganaderos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado en su página web un documento titulado ‘Estimación teórica de costes y márgenes de producción en el sector ovino de leche’, con la principal conclusión de que en septiembre, último mes de datos actualizados, los productores de ovino lechero tienen una media de unos 0,30 euros por litro como margen entre ingresos y costes totales. Esta cantidad ha sido inferior durante otros meses de este mismo año, por ejemplo algo menos de los 0,15 euros por litro en la pasada primavera, pero siempre ha sido positiva en la serie histórica analizada de 2015 a 2019.

El propio informe del Ministerio señala que el objetivo no es determinar valores unitarios que reflejen los datos de una granja concreta, sino una fuente de información que permita evaluar tendencias. “Es preciso tener en cuenta que en el sector ovino de leche conviven distintos sistemas productivos y, por consiguiente, tanto los precios percibidos como los costes de producción están muy determinados por las particularidades, condicionantes intrínsecos y destino de la leche producida”, afirma el documento. Sin embargo, esos cálculos medios de márgenes en torno a 0,30 euros por litro no coinciden con los cálculos que realizan los representantes de los productores sobre la situación en cada explotación.

 

Metodología

La Subdirección General de Productos Ganaderos ha desarrollado un método simplificado para calcular de manera sencilla y rápida los datos estimados de los

costes y márgenes de producción en el sector del ovino lechero, a partir de la información recogida de diferentes fuentes. Para unificar los datos, se expresan todos mensualmente.

Se dan los siguientes pasos para el cálculo:

1) Estimación de los costes de alimentación. Se toman los datos de la plataforma Silum, dependiente del propio Ministerio de Agricultura, por lo que respecta a los precios semanales de la ración completa para ovino de leche. Se estiman los costes de alimentación a partir de la media aritmética de los valores semanales publicados para ese valor en la plataforma Silum.

2) Representatividad de los costes de alimentación sobre los costes totales de producción. Los boletines de la Red Nacional de Granjas Típicas (Rengrati) proporcionan el porcentaje medio de los costes de alimentación sobre los costes totales a nivel regional en Castilla y León, Castilla-La Mancha y Navarra. A partir de esos porcentajes regionales, se calcula el porcentaje mensual de los costes de alimentación a nivel nacional, con la media ponderada por producción procedente de los datos de entregas del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). Se halla un valor en torno al 44%.

3) Estimación de los costes totales mensuales de producción. La Subdirección General de Productos Ganaderos ha estimado que las necesidades diarias de ración completa de 88% de materia seca para una oveja con una producción de 2 litros diarios de leche por día con una calidad de 6,5% de grasa y 5,8% de proteína es de 2,9 kilogramos de ración completa durante el periodo de lactación. Por lo tanto, para cada litro de leche son necesarios 1,45 kilos de ración completa. Por lo tanto, la estimación de los costes de alimentación del punto 1 se multiplica por 1,45, dando como resultado un coste de alimentación expresado en euros por litros de leche. Al producto resultante se le aplica la representatividad que tiene sobre los costes totales de producción, que se encontró en el punto 2.

4) Importe medio mensual de la leche cruda entregada. Se toma el dato de las declaraciones de entregas del FEGA.

5) Márgenes mensuales de producción. La estimación de los márgenes mensuales de producción a nivel nacional se calcula a partir de la diferencia entre el importe medio mensual de la leche cruda entregada y la estimación de los costes totales mensuales de producción. Además, se ha elaborado un índice para comprobar la evolución de los márgenes durante los últimos cinco años.

 

Documento completo: https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/temas/produccion-y-mercados-ganaderos/metodologiasubdirecciongeneraldeproductosganaderos_defsinma_tcm30-523238.pdf 

Cooperativa LOS FILABRES 2

Los Filabres Sociedad Cooperativa Andaluza celebra este martes, día 17 de diciembre, una importante Asamblea de socios para el futuro de la entidad. Los ganaderos serán los encargados de ratificar si la cooperativa almeriense se incorpora al gigante Dcoop con fecha del próximo 1 de enero de 2020, después de los trabajos y las negociaciones que han llevado a cabo los equipos directivos de ambas cooperativas durante los últimos meses.

De forma paralela, Los Filabres ha negociado con la otra gran cooperativa almeriense, La Pastora de Taberno, su salida de Caprina de Almería, la cooperativa de segundo grado que haccn conformado estas dos entidades desde el año 1991. Tras casi tres décadas de trabajo en común, Los Filabres saldrá de esta unión también con fecha del próximo 1 de enero.

La incorporación de Los Filabres a Dcoop supondría su consolidación en prácticamente toda la geografía andaluza. El grupo cuenta con una producción de cerca de 50 millones de litros de leche de cabra, mientras que los aproximadamente 180 socios activos con los que cuenta Los Filabres tienen una producción conjunta de unos 15 millones de litros, que se centra principalmente en las provincias de Almería y Granada.

Los Filabres cuenta con centros de recogida de leche de cabra, entre los que destaca El Puntal en la localidad almeriense de Sorbas y un matadero de ganado caprino y ovino. Además, ofrece una amplia gama de servicios a sus socios, como son el suministro de alimentación y de zoosanitarios, la instalación de equipos y el asesoramiento integral. 

Página 1 de 70

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder