interovic 1000x120 junio19

Mostrando publicaciones por etiqueta: Trashumancia

Alumnos de la Universidad de Zaragoza cuentan sus experiencias durante la trashumancia. Día 17 - 17 de noviembre.

Hoy es nuestro último día y nos despertamos con frío aunque, por suerte, menos que ayer. Al salir de la tienda todo está blanco, lleno de escarcha. Las tiendas se han congelado y tienen escarcha incluso por el interior. Algunos de nosotros ‘camuflamos’ las tiendas con ramas para evitar que se congelasen por fuera, y la verdad es que sirvió.helada

Después de desayunar un café caliente y entrar en calor, recogemos las tiendas y comenzamos a caminar hacia Ruidera. Hoy hay mucha niebla y es fácil perderse, así que lo mejor es seguir al rebaño, que como bien dicen los pastores "el rebaño nunca se pierde".

Sobre las 11:00 llegamos a Ruidera y esperamos hasta que la guardia civil y los hateros nos den la orden de atravesar el pueblo. Cuando ya está el tráfico cortado, atravesamos el pueblo con el rebaño, eso sí, "sin prisa pero sin pausa". Tenemos que llevar a Problemas atado para evitar algún altercado. En el trayecto hay muchos vecinos de la localidad tomando fotos y viendo "el espectáculo".

Una vez pasado Ruidera, continuamos nuestro camino y pasamos por una de las Lagunas de Ruidera, aunque no se puede apreciar bien el paisaje debido a la niebla.

Cuando ya queda poco para reencontrarnos con los hateros para la hora de nuestro último almuerzo, llegamos a un campo en el que las ovejas se esparcen por toda la parcela y a la hora de partir, Vidal nos deja asombrados una vez más por el trabajo de sus dos inseparables compañeros Margarita y José Ángel, sus dos perros, que recogen a todas las ovejas tras la orden del pastor.

El resto del camino hasta llegar con los hateros, se hace un poco largo con el estómago vacío, además caminamos a través de la vegetación y es algo más dificultoso el manejo del rebaño.

Cuando por fin llegamos con los hateros, éstos, como siempre, ya han preparado la mesa y la comida para el almuerzo.

Hoy nos visitan varios conocidos de los pastores y nos acompañan almorzando. Una vez hemos terminado de almorzar, toca la despedida de los pastores y la partida hacia Zaragoza.

La despedida es dura porque hemos cogido mucho cariño a los pastores, que nos han demostrado que son grandes personas y sin duda nos han hecho disfrutar de una gran experiencia.

 

Autores: Inés Borao, Carmen Castellano, Javier Martínez, Clara Piquer, David Ribas, Laura Sáez, Paloma Sánchez, Susana Yuste

Miércoles, 11 Diciembre 2013 12:25

Diario de la trashumancia. Día 16 - 16 de noviembre

Alumnos de la Universidad de Zaragoza cuentan sus experiencias durante la trashumancia. Día 16 - 16 de noviembre.

Este día no nos despertamos ni por los cencerros, ni por Problemas, el intrépido burro, sino por unos heladores 7 grados bajo cero. Como era el cumpleaños de Paloma, improvisamos dos magdalenas con dos velas para que empezara bien el día.

ruidera

Comenzamos a andar bajo la protección de múltiples ropajes térmicos hacia Ruidera y, por fin, cambió el paisaje haciéndose más abrupto. Por este trayecto tuvimos que ir más atentos al ganado para que no se perdiera ninguna oveja.

La comida se basó en embutido y el plato estrella del día; torreznos. De postre al ser el cumpleaños de Paloma, tuvimos dos tartas y una botella de moscatel.

Durante la segunda etapa de este día tuvimos que caminar por las proximidades de una carretera, por lo que algunos de nosotros iban por el arcén para evitar que alguna oveja se colara. Javi era uno de los que andaba por el arcén y divisó una mancha oscura sobre el asfalto y tras acudir todos, descubrimos un jabalí atropellado tirado en la cuneta.

Conforme íbamos andando nos íbamos encontrando cráneos de ovejas y hasta de un halcón, lo cual hizo el camino muy entretenido.

La noche la pasamos acampados en el Alto de Ruidera, acompañados de una niebla abrumadora  que anunciaba otra fría noche…

 

Autores: Inés Borao, Carmen Castellano, Javier Martínez, Clara Piquer, David Ribas, Laura Sáez, Paloma Sánchez, Susana Yuste

Alumnos de la Universidad de Zaragoza cuentan sus experiencias durante la trashumancia. Día 15 - 15 de noviembre.amanadero2

Hoy hemos amanecido y el viento ha sido el protagonista de la mañana. Hemos emprendido la marcha con un poco de prisa tratando de recuperar algo de lo que habíamos perdido el día anterior.

Durante el camino las ovejas y también nosotros “asaltamos” un campo de sandias que fueron nuestro rico tentempié esa mañana.

Además encontramos unos viejos refugios donde antiguamente los pastores se resguardaban del frío.

Mientras tanto los hateros se dividieron para ir a comprar al pueblo, Inés y Javi se quedaron el coche esperando, y de tanto esperar la batería del todoterreno se agotó. Cuando consiguieron arrancar por fin el coche fueron a preparar la comida para el resto del grupo.

En el sitio donde comimos el aire era aún más fuerte que el resto del día, así que nos tuvimos que cobijar en la hoguera. Inés, Javi y Paloma ayudaron a Urbano con las tortillas francesas.

Después de comer, ya con fuerzas renovadas seguimos con el recorrido hasta el corral de picante donde aprovechamos para rellenar las cantimploras y Vidal nos explicó que era allí donde nos correspondía pasar la noche anterior. Aún estaban los restos de la hoguera del año pasado.

Seguimos avanzando, pasando al lado de una explotación de ovino lechero y sus trabajadores nos ayudaron a controlar mejor el ganado para atravesar el puente que cruzaba la autovía.

Desde él, pudimos ver unas grandes bodegas que nos impactaron a todos y Vidal nos comentó algunas discrepancias sobre el recorrido del puente con respecto a la cañada.

David iba controlando por los laterales a las ovejas y aprovechó para recoger y compartir algunas uvas.

Tras un día muy largo, llegamos todos agotados al campamento. Urbano estaba preparando el conejo que David había cazado por la mañana.

Después de cenar estuvimos un buen rato alrededor de la hoguera tratando de entrar en calor porque fue la noche más fría. Alcanzamos los siete grados bajo cero, algunos incluso visitaron la lumbre a media noche huyendo del frío helador de las tiendas.

 

Autores: Inés Borao, Carmen Castellano, Javier Martínez, Clara Piquer, David Ribas, Laura Sáez, Paloma Sánchez, Susana Yuste

Alumnos de la Universidad de Zaragoza cuentan sus experiencias durante la trashumancia. Día 14 - 14 de noviembre.

Nos levantamos a primera hora de la mañana y el café y las magdalenas nos esperan  como el día anterior. Cuando ya estamos todos listos para emprender una nueva caminata vemos que todos los pastores están con el rebaño y tardan más de la cuenta en arrancar.

Algo no va bien, las ovejas no se quieren levantar, la mayoría cojea y algunas tienen diarrea.meidacando

Además han aparecido dos ovejas muertas. Antonio echa un vistazo y junto con los pastores llegan a la conclusión de que se han empachado con la vid que estuvieron comiendo todo el día anterior. Han sufrido una enterotoxemia. Antonio nos explica que debido al contenido en fructosa de las vides, se ha producido en el rumen una disbiosis que ha dado lugar a la liberación de toxinas a sangre, las cuales son responsables de la laminitis y la consecuente cojera de los animales.

Antonio, Susana y Clara fueron a buscar los medicamentos para tratar a las ovejas para que pudiésemos reanudar la marcha lo más pronto posible. Mientras tanto, el resto fuimos a por cepas para la hoguera ya que parecía que el día iba a alargarse.

Cuando volvieron con los medicamentos nos organizamos para tratar a las ovejas más enfermas.

Los pastores se encargaban de cogerlas y mantenerlas quietas, mientras nosotros les administrábamos los medicamentos.

Al mismo tiempo, Urbano, Javi y David se encargaban de prepararnos unos ricos huevos fritos con chorizo, careta…

Antes de esta rica comilona nos visitaron la televisión local y la cadena Ser de radio, interesadas en la actividad de la trashumancia y entrevistaron a Ismael y Laura.

Después de comer, encontramos a las ovejas en mejor estado y comenzamos nuestra jornada. Tuvimos que ir muy despacio vigilando que ninguna oveja se quedara atrás porque algunas tenían serias dificultades para seguir al rebaño. Durante el camino, Vidal tuvo que medicar alguna oveja en peor estado.

En algún momento de la tarde nos dimos cuenta de que teníamos un nuevo integrante: el “Tio Marcelo”. Era un pequeño perro que había decidido unirse a la vereda.grupo

Por suerte, el tiempo estaba de nuestra parte, fue el día más soleado, lo cual nos permitió disfrutar más del paseo.

Aún más lo disfrutaron Paloma, Inés y Carmen cuando Vidal les ayudó a coger un cabrito para hacerse una foto (muy deseada).

Debido a lo ocurrido por la mañana la ruta prevista tuvo que modificarse y acampamos en un lugar diferente al planeado.

Pese a todo, esa noche tuvimos visita de unos viejos conocidos de los pastores que nos trajeron endivias, ensaladilla, pasteles, sidra, vino... Disfrutamos de una bonita y divertida velada escuchando historias y chistes. Nos pasamos un poco con el vino y alguna intentó subirse al burro sin éxito.

Esa noche nos fuimos a dormir sin mucha sensación de frío.

 

Autores: Inés Borao, Carmen Castellano, Javier Martínez, Clara Piquer, David Ribas, Laura Sáez, Paloma Sánchez, Susana Yuste

Alumnos de la Universidad de Zaragoza cuentan sus experiencias durante la trashumancia. Día 13 - 13 de noviembre.

Primera mañana de vereda para nuestro grupo, nos levantamos a eso de las 7 de la mañana con una fabulosa temperatura y bien descansados para comenzar pronto la marcha hacia nuestro próximo destino; Titos.

La hoguera se huele, salimos todos de las tiendas buscando la chisporroteante lumbre de cepas de vides, para calentar cuerpo y alma. Tomamos un café con un “chorritón” de crema de orujo con miel de romero, riozancarauna buena dosis de cafeína nos harán despegar mejor las legañas. Al grito de “tenemos café, magdalenas, mala cara” vamos tomando el rico desayuno. Conforme se va desayunando se empieza a recoger el campamento, el espíritu aventurero de Paloma nos enseña a plegar las tiendas de campaña.

Carlos e Ismael abren las puertas del corral y el rebaño comienza a caminar, entre silbidos y ladridos la marcha comienza hacia Titos.

Ahora sí que sí, comienza el recital de adivinanzas, refranes y chistes de Vidal. Nos hace andar y discurrir… ¡y cuánto! Nos comenta que el pasto de los días anteriores ha sido bastante seco, que había poco alimento para el rebaño, a la vez que empezamos a divisar inmensas llanuras de vides, estamos en La Mancha manchega, aquí el horizonte nunca se ve.

Ya viene “Tío Domingo” con sus ayudantes del día (Antonio y David), esto huele a que en un rato tendremos el almuerzo preparado. Hay que reponer fuerzas, que aunque no estemos acostumbrados a comer a las 12, el estómago de algunos empieza a rugir con fuerza.

Tras reponer fuerzas, salimos con más ganas al que será nuestro destino de noche, Titos. Conforme avanzamos avistamos civilización, se trata de Socuéllamos, ya lo dice Vidal, no nos vamos a librar de Socuéllamos en dos o tres días, porque como bien dice el refrán: “Andar, andar, y Socuéllamos al ampar”.

Pasamos por un refugio, que tiene un pequeño parque infantil y vemos algo, es ¡UN NIÑO! Nos acercamos y ahí está, columpiándose, añorando aquellos años, es Vidal y otra vez su gran capacidad de sorprendernos a todos.riozancara

Bajo las encinas que empezamos a encontrar se agolpan abrumadas las ovejas, que tras días de pasto seco, encuentran unas interesantes bellotas. "Jose Ángel" y "Margarita" van en busca de las más golosas para que no pierdan el ritmo del rebaño.

Tras unas interminables llanuras de repente llegamos a la entrada de Titos, los pastores maniobran hábilmente para que todas pasen a través de un puente sobre el río Záncara. Vidal mira atentamente, algunas ovejas han bajando a beber de sus aguas, y tiene que bajar a recogerlas.

La “Polaca”, tan joven y atolondrada debe ser sujetada, Clara se hará cargo de ella. No podemos permitir que asuste al ganado por un lugar tan delicado.

Ya estamos, el ganado está cerrado y nosotros descansando. Tío Domingo nos esta preparando algo, algo que huele deliciosamente. Todos ya alrededor de la lumbre, con el calor de sus llamas y con las historias que nos tienen preparadas. Todos tenemos hambre, Urbano lo sabe, pero la prisa es mala, nosotros tenemos los relojes, pero ellos el tiempo.

¡Que la bota no pare, que no pare la bota! Con esta sintonía vamos cenando, que manjar el de Urbano, que a todos nos está gustando. Cucharada y paso atrás, porque el que si no lo haces, no cenarás.

Tras la cena, un rato de cháchara y a dormir, que mañana nos espera un día movido…

 

Autores: Inés Borao, Carmen Castellano, Javier Martínez, Clara Piquer, David Ribas, Laura Sáez, Paloma Sánchez, Susana Yuste

Jueves, 05 Diciembre 2013 17:35

"De vuelta otra vez a la ciudad"

JESSICA SORIA LOPEZ -

ESTUDIANTE DE VETERINARIA

Alumnos de la Universidad de Zaragoza cuentan sus experiencias durante la trashumancia. Día 12 - 12 de noviembre.

Nuestra aventura comenzó el día 12 de noviembre a las 10 de la mañana, saliendo de la facultad de veterinaria 8 alumnos y un profesor responsable, Antonio. Nuestro grupo estaba formado por Paloma, Javi, Inés, Carmen, Susana, David, Clara y Laura, todos estudiantes de 5º curso.salida facultal

Tras un viaje de 4 horas paramos a comer nuestros bocadillos hacia las 14:00 de la tarde en un pequeño bar de camino a nuestro destino final, Las Pedroñeras, en la provincia de Cuenca.

Entrando ya en el pueblo decidimos parar en un pequeña tienda de productos típicos manchegos. El aroma al entrar ya indicaba la región, olores a queso manchego y ajo de este pueblo ya nos hacían entrar en terreno rural.

Tras buscar a los pastores por la vereda finalmente los encontramos. El primer pastor que conocimos fue Vidal, recibiéndonos con mucha simpatía y una gran sonrisa.

Dos fueron los conductores que llevaron los coches hasta el lugar donde dormiríamos. El resto se quedaron con Vidal en la parte trasera del rebaño, donde andando nos pudo comenzar a explicar las primeras reglas para poder ayudar bien a los pastores.

Justo nos acababa de comentar que la función del pastor que cierra el rebaño consiste en recoger bien a las ovejas y controlar que ninguna se quede atrás, cuando uno de los machos quedó enganchado en una alambrada de las viñas. Pudimos ver de primera mano como Vidal ayudaba al animal.ovejas amanadero

Una vez llegamos al campamento, lo primero que hicimos fue agrupar a todo el rebaño para colocar el pastor eléctrico que las iba a guardar durante la noche. Por supuesto, también les dejamos durante un rato para que pudieran beber de un abrevadero que allí había.

Una vez anocheció, Urbano empezó a preparar la que sería nuestra primera cena todos juntos. A nuestro grupo se sumaron pastores de otro rebaño que van dos días por detrás en la vereda.

Y después de la rica cena aprendimos lo agradable que es poder conversar alrededor de la hoguera.

 

Autores: Inés Borao, Carmen Castellano, Javier Martínez, Clara Piquer, David Ribas, Laura Sáez, Paloma Sánchez, Susana Yuste

Miércoles, 04 Diciembre 2013 10:34

Diario de la trashumancia. Día 11 - 11 de noviembre

Alumnos de la Universidad de Zaragoza nos cuentan sus experiencias durante la trashumancia. ultimo desayuno

La última mañana que oímos a Problemas para despertarnos. Nos hemos levantado para recoger las mochilas, los sacos, las tiendas y hemos desayunado con los pastores como todos los días. Después de tener los coches cargados ha llegado el momento de la despedida… parece mentira que sólo haga 5 días que los conocemos, en el campo todo es más intenso que cuando la tecnología y la civilización te rodea. Han sido muchas horas conviviendo con ellos y les hemos cogido cariño, a los pastores y también a los perros y Problemas… esperamos algún día volver a acompañarlos Vereda abajo.

“La lumbre del pastor, cuando se marcha la mejor”

 

Autores: Elena Catalán, Laura Carreño, Inés Domper, Susana Lucea, Teresa Navarro, Berta Manalbens, Alain Olvera, Berta Pedret, Irati Poveda

Alumnos de la Universidad de Zaragoza cuentan sus experiencias durante la trashumancia. Día 10 - 10 de noviembre

Último día de vereda…por la mañana todo empieza igual; el burro rebuznando, Ismael cantando, se oyen cremalleras de las tiendas y ¡arriba! Hemos desayunado y recogido el campamento. Hoy ha sido un día más tranquilo que ayer, hemos partido del Chaparral (Villa el Gordo) y hemos parado en una ermita donde Vidal ha repicado la campana.guiando rebaño

Ismael ha continuado con las ovejas cañada hacia delante. Cuando todos hemos tocado o intentado tocar (porque iba muy dura) la campana hemos alcanzando al rebaño. Hemos parado a almorzar a lo alto de una colina donde había una caseta con una bancada, pocos árboles alrededor y grandes campos de cultivo donde las ovejas han estado comiendo pacientes durante la parada.

Por la tarde hemos atravesado un pueblo donde hemos conocido a Jesús Garzón y nos ha explicado brevemente las ventajas de la trashumancia y la importancia de ésta para la conservación del medio. La visita ha sido corta, teníamos que continuar la marcha.

Tras atravesar el pueblo, hemos entrado en un rastrojo para que las ovejas hicieran la “recomía” antes de llegar al campamento, los hateros lo han montado cerca del pueblo, así que en un momento hemos llegado, territorio de Villaescusa de Haro.

Por la noche hemos tenido visita, han venido tres vecinos y amigos de los pastores. Nos han agasajado con la cena: arroz con pollo y unos pasteles, incluso han traído licores para alternar después de la cena alrededor de la lumbre. “Entre el pastor y la garrota no paraba la bota”.

Ahora estamos de “copas” en el campo con pastores, ovejas, amigos y “bichos” varios alrededor de la hoguera… última noche.

 

Autores: Elena Catalán, Laura Carreño, Inés Domper, Susana Lucea, Teresa Navarro, Berta Manalbens, Alain Olvera, Berta Pedret, Irati Poveda

Alumnos de la Universidad de Zaragoza cuentan sus experiencias durante la trashumancia. Día 9 - 9 de noviembre.

Como todos estos días a las 7 de la mañana han tocado diana. Problemas acompaña en el toque de rebuzno.

Hoy hacía mucho frío, más que ningún día, (no nos engañemos, siempre hay que quejarse, a pesar de que esté haciendo mejor tiempo que cualquier otro noviembre). Hemos desayunado y recogido el campamento igual que siempre. Mientras Teresa y Elena fuimos a llevar a Laura a la estación de Cuenca, el resto del grupo siguió la vereda como una oveja más hasta llegar a La Hinojosa. Allí nos hemos reencontrado y mientras las ovejas comían en un amplio rastrojo, nosotros hemos almorzado.atardecer

Esta tarde ha sido algo especial, han ido apareciendo diferentes personajes. El primero en aparecer ha venido justo después de comer, Antonio “el lechero”, que nos acompañará durante todo el fin de semana. Mientras avanzábamos por la cañada hemos visto un ganado de reses bravas a lo lejos, propiedad de Conrado, que ha venido a saludarnos con su caballo tordo y vestido con sombrero cordobés.

La tarde ha sido dura, llegábamos a las 18:30 al “Chaparral”. Hemos pasado por la Garganta del miedo dónde está la cruz del “Tío Comino” y hoy también hemos atravesado la N-420. Ahora estamos en el campamento que tras un atardecer rojizo nos ha quedado una noche perfecta, sin apenas frío y buena lumbre.

 

Autores: Elena Catalán, Laura Carreño, Inés Domper, Susana Lucea, Teresa Navarro, Berta Manalbens, Alain Olvera, Berta Pedret, Irati Poveda

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder