interovic 1000x120 junio19

Alumnos de la Universidad de Zaragoza cuentan sus experiencias durante la trashumancia. Día 5 - 5 de noviembre "La lumbre del pastor...cuando se va la mejor".

Amanece con la actitud de disfrutar al máximo este último día de vereda. Desayunamos un rico café y emprendemos la última marcha. El recorrido es corto pero uno de los más complicados, pues en esta ocasión tenemos que cruzar una de las nacionales en las que se ramifica la autovía Madrid-Cuenca.ovejas carretera2

Este momento es crítico, porque la guardia civil tiene que llegar a tiempo, a veces las ovejas pueden saltar el quitamiedos y salirse pudiendo provocar algún accidente. Por eso es necesario que nos organicemos bien; unos acompañan a Ismael por delante, otros guardan el rebaño por los laterales y algunos por detrás y sujetando a Problemas. En esta ocasión nos ayudaron cuatro parejas de la guardia civil y todo marchó sobre ruedas. Provocamos una pequeña cola de coches tras nosotros, pero fueron muy tolerantes y nos respetaron pacientemente.

Una vez que cruzamos la nacional, seguimos andando por la vereda que estaba acotada a ambos lados por múltiples chalets. Por desgracia estas construcciones no respetan para nada el trazado de la vereda, de hecho en la fachada de varias de ellas, había pintadas a favor de los trashumantes como por ejemplo: "protección cañada real, stop casas ilegales ya", etc. El que pongamos esto aquí no es casualidad, lo hacemos como reivindicación para que se sepa la situación real de las veredas y las dificultades con las que se encuentran los pastores cuando realizan la trashumancia.

Antes de llegar al último almuerzo pasamos entre dos campos de girasoles que estaban sin cosechar. Vidal tuvo que evitar que las ovejas entraran en ellos valiéndose del talento de sus perros. En la vereda de invierno esto no es muy frecuente, pero en primavera han de prestar mucha, mucha atención, porque los campos están llenos de cultivos listos para ser cosechados.ultimo almuerzo

Finalmente, llegamos al encuentro de Urbano. Disfrutamos el último almuerzo que nos supo a poco, no porque hubiera poca cantidad, Dios nos libre, sino porque la partida era inminente.

Estos días nos han servido para aprender a beber en bota (L.C todavía no sabe tragar), montar en burro, entender los problemas de los pastores, crecer en kilos (gracias Urbano) y también como personas. Y es que no hay nada mejor que unos días de convivencia para darnos cuenta de lo mucho que nos necesitamos los unos a los otros y que en la vida no se llega a ninguna parte solo. Si nos preguntaran con qué nos quedaríamos de estos días, sin lugar a dudas, sería con la lumbre del pastor.

Hasta pronto y “¡cucharada, paso atrás y tuuuso fuera!”.

 

Autores: Oihane Altzuguren, Tomás Barrio, Leyre Casasús, Vanessa González, Irene Gracia, Ana Salvador, Raquel Sánchez, Jessica Soria.

Publicado en Noticias

Un rebaño de 1.400 ovejas de raza Merina procedentes de Vega del Codorno, en la Serranía de Cuenca, ha cruzado la localidad ciudadrealeña de Manzanares, camino de los pastos del Valle de Alcudia, al sur de la provincia. Se trata del rebaño del mismo ganadero que en los últimos años traslada sus ovejas desde Cuenca hasta el Valle de Alcudia guiado por tres pastores.

 

Las ovejas recorren una media de entre 18 y 20 kilómetros diarios, y tardan un mes en cubrir el recorrido desde sus pastos de origen, a los que regresarán el próximo mes de mayo.
El rebaño llegó a Manzanares este martes por la Cañada Real Conquense desde Argamasilla de Alba y, tras cruzar la ciudad, partió hacia su destino por la Cañada Real Soriana, junto a la carretera de Moral de Calatrava.

Publicado en Noticias
Lunes, 18 Noviembre 2013 10:38

LA TRASHUMANCIA: PASADO Y FUTURO

 

ELENA CATALÁN INSA

 

Alumna de 5º curso de Veterinaria de la Facultad de Zaragoza

Publicado en Firmas invitadas

Alumnos de la Universidad de Zaragoza cuentan sus experiencias durante la trashumancia. Día 4 - 4 de noviembre "Los pastores no somos hombres, somos ángeles caídos del cielo"

Nos despertamos todos cuando rebuzna Problemas. Hoy amanece por primera vez nublado, pero esto no impide que una mañana más sigamos caminando junto al rebaño. Después de desayunar un buen café continuamos la marcha a través de los Pinares de Villalba, dejando atrás el Campo de Golf.problemas1

El paisaje se modifica a lo largo del día, y cambiamos los pinos por los rastrojos y las encinas. Ya llevamos varios días caminando, y lo que antes nos suponía esfuerzo ahora se ha convertido en un agradable paseo. Las ovejas avanzan sin prisa pero sin pausa.

Sobre las 13:00 horas, llegamos a la orilla de un río, convertido en merendero, donde los hateros nos esperaban con unos ricos huevos fritos y tajadas. Este merendero fue vallado para evitar que las ovejas entraran, el único inconveniente es que se sitúa en medio de la vereda, y las ovejas tienen todo su derecho de atravesar el lugar y beber del río.

Tras reponer fuerzas, continuamos. Por orden de Vidal, todos y cada uno de nosotros debíamos montar en el burro al menos una vez, y eso es lo que hicimos a lo largo de estos días. Sólo faltaba J.S. y cabalgó a Problemas, “trasconejándose” finalmente.

Mientras recorremos la Vereda, casi siempre detrás del rebaño, tenemos mucho tiempo para conversar, tanto con los pastores como con las profesoras, y tocamos muchos temas interesantes para todos nosotros y para nuestra futura profesión. Entre ellos, hablamos de: el futuro de la ganadería ovina, el consumo de cordero, la nueva PAC, la vida del pastor trashumante, el estado deficiente de la vereda, el adiestramiento de los perros pastores, el reconocimiento de la variedad “Merino de los Montes Universales”, patologías y enfermedades varias y comunes (diarreas, abortos, el virus de Schmallenberg, basquilla...), su sistema de producción y un largo etcétera.

Hoy la etapa es más corta, y llegamos al campamento sobre las 16:00 horas. Como está tan cerca de Cuenca capital, los pastores nos dan la oportunidad de acercarnos a visitar la ciudad, siempre y cuando volvamos antes de cenar (es decir, las 18:30h).maniobras

El día 6 es el cumpleaños de Ismael, así que compramos una tarta en Mercadona y una botella de champán para celebrar como Dios manda nuestra última noche. Urbano preparó secretos de cerdo y chorizos asados que nada tenían que envidiar a las recetas de Ferrán Adriá. Ponemos las velas a la tarta y sorprendemos a Ismael con un “cumpleaños feliz” todos a coro. Comienza a chispear, pero no lo suficiente como para truncar nuestra reunión en torno a la hoguera, la cual es más tranquila de lo habitual pues es nuestra última noche y hay algo de tristeza en todos nosotros. Mañana nos tendremos que despedir, justo cuando la dinámica del grupo era perfecta.

 

Autores: Oihane Altzuguren, Tomás Barrio, Leyre Casasús, Vanessa González, Irene Gracia, Ana Salvador, Raquel Sánchez, Jessica Soria

Publicado en Noticias

Alumnos de la Universidad de Zaragoza cuentan sus experiencias durante la trashumancia. Día 3 - 3 de noviembre "El que come escapa"

Una mañana más, nos despierta primero el rebuzno de Problemas y luego el kikirikí de Ismael. Tras tomar el desayuno dentro del refugio, charlamos con el Dr. Diego Peral, una eminencia que con su equipo de investigación descubrió dónde se hallaban los restos mortales de Francisco de Quevedo y Villegas. Algunos temas tratados con él han sido la paleoantropología patológica, y nos recomienda un libro publicado por su grupo de investigación, llamado “Medicina popular veterinaria en la comarca de Zafra”.grupo doctordiegoperal

Partimos hacia un nuevo tramo del camino, unos en coche y otros a pie. La mañana nos pasa muy rápido entre conversaciones, anécdotas y chistes. La verdad que es una mañana de descubrimientos en la que vemos otra habilidad oculta: el arte de contar chistes de T.B.

El paisaje se torna distinto al del día anterior. Dejamos atrás las lomas cubiertas de matorral del término de Las Majadas y llegamos a los pinares de Villalba. Descansamos en el refugio del campo de golf del término municipal, donde las ovejas descansan en su cercado que sustituye, por una noche, al pastor eléctrico.

Para cenar: la ensalada que no falte y el guiso a base de judías, callos, patatas y sardinas. Una vez acabada la cena nos sentamos alrededor de la hoguera y R.S nos reta a descifrar retorcidas adivinanzas, mezcladas con historias de miedo que nos hicieron trasnochar (23:00 h).

Queremos hablar hoy sobre “El hatero”. En nuestro caso es Urbano, el primo de los pastores y dueño de parte del ganado. Su trabajo consiste en llevar el hato (alimentos, ropa, tiendas de campaña y todo lo necesario para los pastores) durante la vereda.

Cuando el rebaño parte por la mañana, él acompañado de dos estudiantes va al municipio más cercano donde compra todo lo necesario (pan y otros alimentos) y rellena las garrafas de agua. Para hacer tiempo hasta la hora de comer, los tres se dirigen al bar del pueblo a tomar el café de rigor.antes comer

A continuación, tomando las carreteras y caminos los tres coches se dirigen al lugar donde prepararán la comida y esperarán a que llegue el rebaño, los pastores y el resto de estudiantes. Una vez allí, sacan las mesas, la bota de vino, el pan y el embutido que con el buen apetito de todos desaparece en un abrir y cerrar de ojos.

En una hora se continúa la marcha, el hatero y sus ayudantes recogen y van a la zona donde pasamos la noche. En el camino, cogen leña que sirve para cocinar y para la lumbre que nos calienta. Una vez han llegado al campamento base, Urbano enciende la hoguera y se encarga de preparar los ingredientes necesarios para la cena, mientras que los estudiantes montan las tiendas de campaña.

Sobre las 17:30 llega el rebaño y la cena se sirve sobre las 19:00. Cada uno, va en busca de su cuchara y vaso, junto con el hambre voraz de todos y las espectaculares cenas de Urbano, en poco tiempo se da por acabada la cena.

Autores: Oihane Altzuguren, Tomás Barrio, Leyre Casasús, Vanessa González, Irene Gracia, Ana Salvador, Raquel Sánchez, Jessica Soria

Publicado en Noticias

Alumnos de la Universidad de Zaragoza cuentan sus experiencias durante la trashumancia. Día 2 - 2 de noviembre "Tendría que ser siempre de noche".

Amanecimos con menos frío del esperado. Según los pastores, el tiempo está siendo demasiado bueno para la época en la que estamos, ya que son más frecuentes las grandes heladas, que llueva o nieve. Aunque cuando se esconde el sol hace fresco, durante el día nos acompaña un “Lorenzo” maravilloso.refugio

El día de hoy transcurre entre “La Loma Travesá” y Las Majadas. La mecánica de trabajo es todos los días la misma: Ismael lidera el rebaño y Problemas le acompaña, sin olvidar a sus perros; el resto vamos con Vidal en la cola vigilando que ninguna oveja se quede atrás o se extravíe. Aunque las ovejas son muy gregarias y no suelen separarse del resto, cuando tienen algún problema pueden quedarse atrás, como por ejemplo las cojas, las malparidas (abortadas), las viejas...

Las ovejas caminan más deprisa o más despacio según la abundancia de pasto y según la hora. Al principio por la mañana hay que darles tiempo para que desayunen ellas también.

El paisaje que atravesamos hoy son claros cubiertos de forraje y rodeados de pino albar. Pasamos cerca del parque “El Hosquillo”, famoso por albergar osos en semi-cautividad. Esa tarde contamos con la visita de Pepe (un biólogo profesor de la Universidad Autónoma de Madrid) y de Federica (una ecóloga italiana) que vino acompañada de su hijo Pau (un niño encantador de 4 años que hablaba ya 3 idiomas). Pasar la tarde con ellos nos hizo aprender cosas muy interesantes, ya que nos estuvieron contando cosas de sus respectivos trabajos. Una cosa de las más interesantes fue el trabajo de Federica en la India, donde estudiaba las semillas locales de las zonas montañosas para saber cómo repercute la introducción de semillas transgénicas frente a las autóctonas.

Después de andar 17 km llegamos a Las Majadas, que es un municipio situado a 47 km de Cuenca capital. El sitio elegido para dormir hoy es uno de los varios refugios que hay construidos a lo largo de la Cañada, con el fin de resguardar a los pastores que transitan por ella.pastores

Según nos han comentado, el estado de estos refugios suele dejar mucho que desear, ya que están sucios, las ventanas están rotas, tienen goteras y hay personas que les dan un mal uso utilizándolos para sus botellones. Para sorpresa de los pastores, este año estaba en buenas condiciones: las ventanas enteras y las tejas nuevas; sólo ha hecho falta limpiar el polvo (con una escoba improvisada hecha de aliagas y un plumero con plumas de buitre) y tirar algunas latas.

El refugio consiste en un espacio con un fuego bajo en el centro, una mesa y unas literas de madera donde duermen los pastores. A nosotros nos toca montar el campamento al lado del refugio.

El menú de la noche: de primero tenemos ensalada de tomate con aceitunas, ajos y sardinas y el plato principal garbanzos con patatas, bacalao, callos y setas "carderas" (recogidas en la zona). Estas cenas sólo se pueden describir con un adjetivo: “cojonudas”. Antes de esta estupenda cena encontramos una agradable sorpresa, tenemos un nuevo pastor que nos acompaña, Carlos de Olivenza, que acompañará a Vidal e Ismael hasta Vilches.

Tras la cena, seguimos una tradición muy pastoril que consiste en bajar al pueblo de Las Majadas a tomarse un café (con sus posteriores copas) en el bar “del Cabezón”. Después de estar un rato charlando tranquilamente, Vidal nos avisa con uno de los típicos “La lumbre del pastor…” de que ha llegado la hora de volver a campamento y dormir.

 

Autores: Oihane Alzuguren, Tomás Barrio, Leyre Casasús, Vanessa González, Irene Gracia, Ana Salvador, Raquel Sánchez, Jessica Soria

Publicado en Noticias

Alumnos de la Universidad de Zaragoza cuentan sus experiencias durante la trahumancia. Día 1 - 1 de noviembre "Las dos herramientas del pastor son el garrote y la navaja (lo demás son complementos)".

A las 5:30 nos suena el despertador, algunos amanecen mejor que otros, pero todos con muchas ganas de comenzar la vereda y algunos otros con ganas de terminarla (los pastores, según Ismael).

A las 6 de la mañana con 6 grados bajo cero y una rosada que daba gusto de ver, “Chemari” nos sirve el desayuno, mostrando su esbelto torso y el tatuaje del lince que luce en su hombro derecho. Tras este desayuno, salimos a cargar y emprendemos la marcha.burro

Después de un viaje en coche y algunos mareos más tarde (debido a diversos factores que no vamos a mencionar) llegamos a Los Chorros, donde comienza nuestra gran aventura. Los pastores nos esperan y al cabo de un rato, empieza la caminata.

El recorrido transcurre campo a través en compañía de los pastores, las ovejas y el burro, que se llama “Problemas”, aunque no dio demasiados (a parte de los clásicos mordiscos que siempre intenta lanzar contra los pantalones de los estudiantes). Algunos valientes incluso se dieron una vuelta montados en su lomo, con resultados diversos.

Cerca de un puente sobre el río Júcar, nos reciben las mujeres de los pastores con un rico re- desayuno a base de café y rosquillas caseras.

A partir de aquí comenzamos el ascenso al Collado del Aire, a la retaguardia del rebaño acompañando a Vidal, quien nos deleitaba con sus adivinanzas, refranes, anécdotas y algún que otro chiste. Al pie de este cerro tuvimos el gran placer de conocer y escuchar a Jesús Garzón, que nos habló de la importante función ecológica que cumplen los rebaños trashumantes: además de limpiar el campo, producen nueve toneladas de abono cada día y trasladan y clavan semillas de distintas especies de plantas a lo largo de toda la vereda, fomentando la biodiversidad.

Durante la subida, nos sorprendimos de la potencia del silbido de Vidal e intentamos imitarlo, sólo para darnos cuenta de que las dotes de los pastores requieren años y años de experiencia.

Cuando llegamos a la cima, ya nos estaban esperando Urbano y los compañeros, con todo preparado para hincarle el diente a una ansiada y esperada comida: chorizo, salchichón, mortadela, queso y tortilla del día anterior, al compás de la bota de vino.

Tras descansar un rato al sol mientras las ovejas se dedicaban a rumiar, despedimos a parte de los acompañantes y comenzamos a bajar de nuevo del cerro, adentrándonos en un precioso valle cubierto por los pinos.campamento

Escuchando de nuevo las historias de Vidal, fuimos siguiendo el contorno de la Loma Travesá hasta toparnos, casi de repente, con una acogedora hoguera cerca del campamento donde íbamos a dormir esa noche. Después de dejar las esterillas y los sacos colocados dentro de las tiendas y las ovejas dentro de su redil, nos sentamos en torno a la hoguera mientras nos pasábamos la bota para espantar el frío.

Un poco más tarde, Urbano y los demás pastores empezaron a hacer la cena, que consistió en una buena ensalada de tomate, ajo y bacalao y un delicioso arroz caldoso con pollo, pimiento y cebolla.

La cena se sirve en una cazuela, colocada en el centro, y todos alrededor damos “cucharada, paso atrás y tuuuso fuera”. Ya está todo oscuro y aprovechamos el calor de la hoguera y las últimas fuerzas que nos quedan para charlar en torno a ella, compartiendo historias, anécdotas y habilidades ocultas (J.S corrió el riesgo de “trasconejarse”). A las 9 de la noche todo el mundo nos retiramos a nuestras tiendas a descansar.

En este primer día aprendimos muchas cosas, no sólo de las ovejas sino también de la vida. A nosotros en particular, la vereda nos brinda la oportunidad de conocer diferentes modos de pensar, ir haciendo preguntas que sólo alguien que de verdad está involucrado en este mundo sabe responder. Es un privilegio tener 24 horas del día a nuestra disposición tanto a los pastores como a las profesoras para resolver cualquier duda o escuchar consejos.rio jucar

Primero nos gustaría destacar que solo yendo al campo se descubren los problemas reales que tiene la ganadería, de modo que en un futuro si nos toca formar parte de la administración y elaborar o ejecutar leyes, éstas sean con un conocimiento y un fin que garantice el futuro y el bienestar de los pastores, y no como son muchas actualmente: demasiado estrictas en algunos aspectos y “sin sentido” en otros.

Y ahora vamos a hablar de lo más importante de todo el viaje: LAS OVEJAS y la actividad puramente pastoril. El rebaño se compone de 3.000 cabezas, de la variedad Merino de los Montes Universales. Se diferencia del Merino español en: el tamaño (son más compactas); la lana deja libre las carrilleras y las patas, tiene menor producción de lana y son más rústicas.

No nos olvidamos de la fundamental labor de los perros. Llevan 9 perros, de dos razas distintas: mastines y careas, cada cual con su función. Los primeros se encargan de la protección del rebaño, tanto de las alimañas como de otros perros, para que no haya agresiones contra las ovejas. Los segundos son los que recogen y dirigen al ganado: cuando las ovejas se empiezan a dispersar más de la cuenta, basta un corto chiflido de Vidal para que los perros las muevan hasta donde están el resto. Es increíble comprobar hasta qué nivel llega la obediencia de estos canes. Tan sólo con paciencia y dedicación se puede conseguir algo así.

 Autores: Oihane Alzuguren, Tomás Barrio, Leyre Casasús, Vanessa González, Irene Gracia, Ana Salvador, Raquel Sánchez, Jessica Soria

Publicado en Noticias

Alumnos de la Universidad de Zaragoza cuentan sus experencias durante la trashumancia. Día 0 - 31 de octubre "El rebaño nunca se pierde":

Quedamos a las 10:00 en la Facultad de Veterinaria donde las profesoras Delia y Marian se estaban tomando a "relaxing" café con leche en la Plazoleta. En el punto de encuentro deberían haber estado los reporteros de La Madriguera (programa de Aragón Televisión) y tras media hora de espera aparecieron para comenzar nuestra ajetreada jornada.canada real

Antes de emprender el viaje, teníamos que grabar la salida y alguna entrevista para este programa: entre planos cortos, planos generales, microfonar el ambiente, grabar recursos, cargar el hato, descargar el hato, volver a cargar el hato, subir a la furgoneta, bajar, volver a subir..., salimos de la facultad hacia Guadalaviar a las 12:30.

En todo este tiempo aprendimos un poco cómo funciona el mundo detrás de las cámaras. Lo que en la televisión dura 15 minutos supone todo un día de grabación. Pero la simpatía y frescura del equipo (Arantxa, David, Santiago Gracia y Eduardo) nos sacó en más de una ocasión una sonrisa.

En el camino hicimos una breve parada en Orihuela del Tremedal, y a partir de allí, seguimos directamente hasta Guadalaviar (“pueblo inconsiguiente y negado a todo principio de razón”, en palabras del regidor de Albarracín en 1600), mientras el equipo de La Madriguera continuaba rodando el recorrido. Una vez allí, pasamos por el bar El Teleclub, que nos había cedido una sala para dormir por la noche.

Tras estirar las piernas, partimos en coche en dirección al Barranco del Judío, donde nos acabamos encontrando, primero con el rebaño de 3000 merinos de los Montes Universales, y después, con los tres pastores, Ismael, Vidal y Urbano. Con todas las ovejas reunidas, iniciamos el descenso del barranco por una pendiente repleta de piedras sueltas en la que más de uno acabó con el culo por los suelos. Las primeras fueron O.B., la chica del burro, M.R. y D.L., quien al perder una apuesta nos deberá una ronda.  “Según lo visto y lo ocurrido, las ovejas resultaron tener más habilidad que las profesoras, porque todas las ovejas llegaron a punto de majada con el culo intacto”, resumió Ismael. foto chozo

Tras finalizar el descenso del barranco, cerramos a las ovejas en “el Huerto de Chamela”, situado en Los Chorros, pues al día siguiente comenzaríamos desde allí nuestro camino. La primera impresión, tanto de los pastores como del rebaño es muy buena, y estamos deseando que llegue el día siguiente para empezar la vereda.

De vuelta en Guadalaviar visitamos el Museo de la Trashumancia. Humi, la hermana de Ismael y Vidal, nos hizo una visita guiada en la que aprendimos muchas cosas sobre esta de forma de vida, recorriendo aspectos sobre la alimentación, alojamiento, sanidad, utensilios... vinculados con el pastoreo.  Una de las cosas que más nos llamaron la atención fueron los “leguis”, una prenda para proteger las piernas del frío y que estaba hecha con piel de perro u oveja. También nos gustaron los remedios caseros que la risueña Humi nos contaba.
Después de esto entramos en el teleclub de Guadalaviar (que iba a ser nuestro dormitorio, aunque gracias a la alcaldesa dormimos en otra casa más caliente), donde cenamos y pasamos una agradable velada. Comenzó con una estupenda cena a base de caldo caliente, tortillas de patata y embutido, todo ello regado con unos vinos de la tierra, y continuó con unas partidas de futbolín, en las que, para decir verdades como puños, alguno de los profesores nos dio una paliza interesante y nos mandó a “los de los pueblos al autobús”. Un rato más tarde los profesores se retiraron y ahí comenzó la verdadera fiesta, en la que, tras varias cervezas y chupitos (gentileza de “Chemari”), perreos varios y fotos mil, pasamos media madrugada disfrutando de nuestra noche de Halloween. Unas cuantas cervezas después, tras varios canastos recogidos, varios “shhhhh” hechos para tocar la moral y chistes a última hora que no nos dejaban dormir, acabó nuestro primer gran día.

Autores: Oihane Alzuguren, Tomás Barrio, Leyre Casasús, Vanessa González, Irene Gracia, Ana Salvador, Raquel Sánchez, Jessica Soria

Publicado en Noticias
Página 20 de 20

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder