Quesos Tierra de Sabor

Mostrando publicaciones por etiqueta: Tuberculosis

 

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa, contagiosa, de curso crónico, que afecta tanto a los animales domésticos y silvestres, como a las personas. Los principales reservorios son los bovinos y caprinos, pero también se puede encontrar en ovejas, cerdos, perros, gatos y animales silvestres como jabalíes, ciervos y tejones, que pueden contribuir al mantenimiento y difusión de la enfermedad.

 

En animales de producción, la infección no sólo supone un riesgo sanitario, sino que además provoca grandes pérdidas económicas por disminución en la producción y bloqueo comercial para los animales y sus productos.
La Sección de Sanidad Animal del Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra lleva muchos años trabajando en la erradicación de esta enfermedad infecciosa. Así, en enero de 2020, bajo el lema de ‘Cabras sanas’ se inició la campaña de erradicación de tuberculosis en el 100% del ganado caprino de Navarra para descartar la presencia de tuberculosis en estos animales.
La mejor medida para evitar daños es prevenir la enfermedad.

 

En este contexto, se ha publicado un artículo en la revista Navarra Agraria, en la que se incluyen medidas de prevención contra la tuberculosis caprina:

 

- Controlar los movimientos de animales: compras, acceso a pastos comunales, ferias y todos aquellos que supongan contacto con animales de distintas procedencias.

 

- Cumplir las medidas de bioseguridad en las explotaciones y extremarlas en los puntos de riesgo como abrevaderos y comederos en los sistemas de producción extensivos, a los que pueden acceder tanto los animales domésticos como los silvestres, aunque no coincidan en el mismo momento.

 

- Realizar las campañas de saneamiento ganadero.

 

- Continuar la vigilancia en la fauna silvestre, estabilizar su población y controlar los residuos de caza.

 

- Seguir con la inspección en los mataderos.

 

 

 

 

La tuberculosis animal es una enfermedad zoonótica de distribución mundial que está causada principalmente por ‘Mycobacterium bovis’, una micobacteria perteneciente al complejo ‘Mycobacterium tuberculosis’ (CMT). En la Península Ibérica, la presencia de reservorios silvestres como el jabalí, entre otras causas, ha dificultado la erradicación de la tuberculosis en las explotaciones ganaderas.

 

a mayor parte de la información disponible proviene del centro y sur de España, donde, en algunas zonas, la prevalencia de la tuberculosis animal es elevada tanto en el ganado doméstico como en las poblaciones de ungulados silvestres. Sin embargo, en regiones del norte peninsular, donde la prevalencia de tuberculosis y la densidad de jabalí son más bajas, el papel de este ungulado silvestre en la epidemiología de la enfermedad es todavía objeto de estudio.
Por ese motivo, un estuio de Neiker se planteó determinar la presencia de anticuerpos frente al CMT en las poblaciones de jabalí del País Vasco, donde existe una baja prevalencia de tuberculosis en el ganado bovino, así como describir su distribución espacial y temporal. Para ello, entre 2010 y 2016 se recogieron sueros de 1.902 animales que se analizaron mediante la técnica Elisa. Además, con toda la información disponible en relación con los jabalíes y la presencia del CMT entre el ganado de la zona, se trató de determinar los factores de riesgo.

 

En total, el 17% de los jabalíes presentaron anticuerpos frente al CMT, siendo esta prevalencia más alta que las observadas en otras regiones del norte peninsular con características similares, como Asturias y Galicia. Los factores asociados con la presencia de jabalíes seropositivos fueron el año, la provincia de origen de los animales, el número de vacas positivas a CMT en la zona, la distancia a granjas positivas y la presencia de matorral.

 

Como conclusión, es necesario llevar a cabo más estudios para comprender mejor el papel del jabalí en la epidemiología de la tuberculosis en zonas de baja prevalencia en ganado y su importancia a la hora de desarrollar estrategias de control frente a la enfermedad.

 

Este trabajo se ha publicado en la revista Plos One con la firma de los siguientes autores: Lucía Varela Castro, Vega Álvarez, Íker A. Sevilla y Marta Barral.

 

 

 

 

La tuberculosis zoonótica se define como la infección humana con ‘Mycobacterium bovis’, aunque se desconoce la carga de la tuberculosis zoonótica. El objetivo de este estudio fue obtener estimaciones de la prevalencia humana de los miembros del complejo ‘Mycobacterium tuberculosis’ (MTBC) asociados a animales.

 

La prevalencia de ‘M. bovis’ en humanos es una representación inadecuada de la tuberculosis zoonótica, ya que hay otros factores a tener en cuenta. La recuperación de ‘M. orygis’ de humanos resalta la necesidad de usar una definición más amplia, incluyendo subespecies MTBC como ‘M. orygis’, para investigar la tuberculosis zoonótica.

 

La identificación de ‘M. tuberculosis’ en el ganado también refuerza la necesidad de investigaciones de ‘One Health’ en países con tuberculosis animal endémica.

 

Este estudio ha sido realizado por investigadores de Estados Unidos y Canadá. Se ha publicado en la revista The Lancet con la firma de los siguientes autores: Shannon C. Duffy, Sreenidhi Srinivasan, Megan A. Schilling, Tod Stuber, Sarah N. Danchuk y Joy S. Michael.

 

 

 

 

El Programa Nacional de Erradicación de Tuberculosis Bovina del año 2020, elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), señala que se llevarán a cabo pruebas oficiales de diagnóstico en aquellos rebaños de caprino que conviven o aprovechan pastos comunes o mantienen relación epidemiológica con rebaños de ganado bovino y de aquellos rebaños que, aunque no cumpliendo con el requisito de convivencia, se detecten mediante la encuesta epidemiológica y/o la Base de Espoligotipos (cepas compartidas entre bovino y caprino) como fuentes de la enfermedad para los rebaños de bovino del área de explotación. A estos efectos podrá entenderse como relación epidemiológica los casos de rebaños de caprino ubicados en municipios donde se haya confirmado la enfermedad en el ganado bovino en dichos municipios.

 

Se utilizará como prueba de rutina la IDTB simple o IDTB comparada, pudiendo aplicar adicionalmente la prueba de gamma-interferón. Esta especie puede actuar como reservorio de ‘M. bovis’ y sobre todo de ‘M. caprae’, especie perteneciente a M. tuberculosis complex y que puede afectar al ganado vacuno, siendo indistinguible de la enfermedad provocada por ‘M. bovis’ y contribuyendo al mantenimiento de la tuberculosis bovina.

 

En el caso de detectarse algún animal positivo, se sacrificará e indemnizará conforme a lo establecido en el Real Decreto que regula los baremos de indemnización. Se procederá a la toma de muestras para el cultivo, aislamiento y tipificación de la cepa, de forma que permitan su comparación y la realización de deducciones epidemiológicas en la Base Nacional de Espoligotipos.

 

 

 

 

Lograr y mantener estatus de oficialmente libre de tuberculosis continúa siendo un desafío cuando varios huéspedes domésticos y salvajes contribuyen al mantenimiento del complejo ‘Mycobacterium tuberculosis’. Por lo tanto, investigadores españoles han estudiado uno de esos puntos críticos en profundidad para producir un diagnóstico epidemiológico.

 

Se encontraron reactores de prueba cutánea positivos en 16 de las 24 granjas de ganado estudiadas en el período 2012-2016. Aunque todas las cabras dieron negativo a la prueba de la piel durante este período, se confirmó la presencia de ‘Mycobacterium tuberculosis’ en cuatro ovejas en el sacrificio, lo que indica una prevalencia desconocida de infección en esta especie de huésped. Con respecto a la vida silvestre, la prevalencia de la infección basada en el cultivo fue del 8,8% en el caso del jabalí, y el único tejón matado en carretera presentado para cultivo dio positivo.

 

Se emplearon dos criterios para dividir las granjas de ganado en mayor o menor riesgo: resultados de pruebas de tuberculosis y detección ambiental de ADN. La detección ambiental de ADN arrojó diferencias significativas. Este estudio sugiere que el muestreo de ADN ambiental en animales puede ayudar a evaluar el riesgo.

 

El artículo se ha publicado en la revista Plos One con la firma de los siguientes autores: J. Martínez Guijosa, B. Romero, J.A. Infantes Lorenzo, E. Diez, M. Boadella, A. Balseiro, M. Veiga, D. Navarro, I. Moreno, J. Ferreres, M. Domínguez, C. Fernández, L. Domínguez y C. Gortázar.

 

 

 

 

El Grupo Operativo Supra autonómico Tuberculosis (Gostu) se reunió el pasado 14 de mayo de forma telemática para avanzar en la ejecución del proyecto para la aplicación de medidas innovadoras en el diagnóstico precoz y control eficaz de tuberculosis en ganadería extensiva y fauna silvestre. El proyecto, coordinado por la Fundación Artemisan, tiene una duración de 24 meses y cuenta entre sus miembros con representantes tanto del ámbito ganadero como del sector cinegético.

 

Entre las entidades que componen el grupo se encuentran la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja), la Federación Española de Asociaciones de Ganado Selecto (Feagas), Aproca Castilla-La Mancha y Aproca Extremadura, la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza (Asiccaza), el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) de la Universidad de Castilla-La Mancha y el Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet) de la Universidad Complutense de Madrid. Además, son entidades colaboradoras la S.C.A Ganadera Del Valle de los Pedroches (Covap), la Unión Nacional de Ganaderos de Vacas Nodrizas (Ugavan), la Federación Española de la Dehesa (Fedehesa) y la Real Federación Española de Caza (RFEC).

 

A pesar de la situación sobrevenida causada por la declaración del estado de alarma y la restricción de movimientos y actividades presenciales, el grupo sigue trabajando para ejecutar las acciones previstas en la medida de lo posible y adaptar otras para poder alcanzar los objetivos marcados en el proyecto. Actualmente, se están desarrollando acciones en diez explotaciones ganaderas y diez fincas y cotos de caza ubicados en Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Castilla y León, con el objetivo de poner en práctica medidas innovadoras de gestión, encaminadas a mejorar las estrategias de control y erradicación de la tuberculosis animal en nuestro país, reforzando la visión integral que implica una actuación coordinada entre administraciones, ganaderos y gestores cinegéticos.

 

 

 

 

El aumento de los casos de tuberculosis en la fauna silvestre, especialmente en jabalí, puede hacer peligrar la situación actual de control de la tuberculosis en las zonas cercanas a los Pirineos. Por otra parte, un problema preocupante tanto para los ganaderos como para la administración es el cada vez mayor número de animales reaccionantes a las pruebas de diagnóstico ‘in vivo’ de la tuberculosis, en los que no se puede confirmar la infección mediante técnicas microbiológicas. En algunos casos esto es debido a que la infección se ha detectado en fases muy iniciales en las que todavía no se consiguen localizar lesiones, ni micobacterias en los tejidos, y en otros casos es debido a la presencia de otras micobacterias, patógenas o no, que interfieren en el diagnóstico de la tuberculosis.

 

En este contexto, un nuevo proyecto concedido por la Unión Europea en la convocatoria Interreg busca los siguientes objetivos:

 

1) Mejorar la especificidad de las técnicas de diagnóstico ‘in vivo’.

 

2) Desarrollar herramientas para la detección del agente causal de la tuberculosis y diferenciación con otras micobacterias causantes de interferencias en el diagnóstico.

 

3) Llevar a cabo estudios relacionados con el control de la enfermedad mediante vacunación haciendo especial hincapié en el diagnóstico diferencial de los animales infectados y vacunados.

 

4) Evaluar de forma paralela los factores sociológicos que están más relacionados con el éxito de los planes de control de las enfermedades.

 

El proyecto se desarrollará con las siguientes entidades investigadores: IRTA-CRESA, la Universidad Autónoma de Barcelona, la Agence Nationales de Sécurité Sanitaire de l’alimentation, Environnement et du Travaile (Anses) y la École Nationale Vétérinaire de Toulouse (ENVT).

 

La ejecución de este proyecto permitirá la consolidación de una red de investigación, desarrollo e innovación de la región transpirenaica que proporciona soluciones al sector agroalimentario y a la salud pública en el campo de la lucha contra la tuberculosis animal.

 

 

 

 

En los últimos años se ha producido un rápido y demoledor incremento de prevalencia de tuberculosis en las explotaciones bovinas, ligado al fenómeno de mayor densidad de población salvaje y a la colonización por ella de nuevos espacios. Esta expansión de la enfermedad, tanto en las especies cinegéticas como en domésticas como el ganado caprino, lleva preocupando y ocupando en los últimos cuatro años a las administraciones y sector ganadero, y ha sido un reto afrontar múltiples medidas para revertir la dinámica de la enfermedad. Medidas que en muchos casos eran impensables años atrás, o incluso en este momento en otras zonas del país donde exclusivamente con la aplicación de las técnicas de diagnóstico del manual comunitario se está consiguiendo la declaración de áreas libres.

Por ello, es absolutamente imprescindible el desarrollo de workshops dedicados a tuberculosis como el celebrado en Cáceres donde los investigadores, los responsables técnicos de los programas de erradicación, laboratorios, empresas, gestores medioambientales y de la caza, así como los representantes de los ganaderos, sean capaces de dar respuestas a nuevas situaciones que requieren, sin duda, soluciones más complejas pero absolutamente necesarias en beneficio de la sanidad Animal y Publica, de la economía de este país y de los sectores implicados.  

Documento completo: https://www.animalshealth.es/fileuploads/user/I%20Workshop%20Iberico%20y%20II%20Nacional%20de%20Investigacion%20en%20Tuberculosis%20Animal.pdf

 

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) ha publicado una resolución que modifica en parte la Orden 54/2018, de 3 de abril, de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, por la que se establecen las bases para el desarrollo y ejecución de los programas nacionales de erradicación de las enfermedades de los animales en Castilla-La Mancha.

Transcurridos casi dos años desde la publicación de la orden, se ha detectado que es necesario adaptar el anexo I en aras de una mayor racionalidad y claridad a la hora de calificar las explotaciones caprinas a frente a la enfermedad de la tuberculosis. Por otro lado, en base a un análisis de riesgo donde se ha detectado una prevalencia de tuberculosis muy alta en explotaciones de caprino chequeadas, partes de lesiones compatibles a tuberculosis en matadero, aislamientos de ‘M. bovis’ y ‘M. caprae’, tanto en explotaciones de vacuno como en caprino, y vacíos sanitarios en explotaciones de cabras determina la inclusión de la totalidad de los rebaños de ganado caprino de los municipios incluidos en las oficinas comarcales agrarias de Malagón y Piedrabuena en la provincia de Ciudad Real y la de Talavera de la Reina en la provincia de Toledo, dentro del Programa Nacional de Erradicación de Tuberculosis Bovina. También se ha incluido el municipio de Villarrubia de los Ojos.

A partir de ahora, una vez obtenida la calificación C3 y en aquellos rebaños que estén realizando pruebas diagnósticas para su calificación y su resultado sea negativo, pero aún no estén calificados, sólo podrán introducirse caprinos que procedan de rebaños calificados como C3 o de otras explotaciones que hayan sido controlados en el último año frente a la tuberculosis con resultado negativo (calificación equivalente a C2 negativa), y en la que los animales de edad igual o superior a 45 días objeto de movimiento hayan sido sometidos a una prueba IDTBc en los 30 días previos con resultado negativo.

Además, dentro de las medidas a tomar para la erradicación de la tuberculosis bovina y con el fin de controlar la transmisión interespecies de la tuberculosis, se procederá al control obligatorio de los rebaños caprinos que convivan, aprovechen pastos en común, o mantengan relación epidemiológica con rebaños de ganado bovino, y de aquellos rebaños que, aun no cumpliendo con el requisito de convivencia, se detecten mediante la encuesta epidemiológica. Esta relación epidemiológica también podrá abarcar todas las explotaciones de caprino de uno o varios municipios completos, en base a un análisis de riesgo.

 

La Dirección General de Agricultura y Ganadería de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura ha publicado una instrucción relativa a la ejecución de los programas de sanidad animal en Extremadura mientras dure el estado de alarma por el Covid-19.

Se mantiene la ejecución de todos los programas nacionales y autonómicos de vigilancia, control y erradicación de enfermedades de los animales, incluidos los que tienen carácter voluntario. Sin embargo, se aplaza temporalmente el Programa Nacional de Vigilancia de Brucelosis Ovino-Caprina y el Programa Autonómico de Control y Erradicación de la Tuberculosis Bovina en Ganado Caprino.

La ejecución de estos programas se reanudará cuando cese el estado de alarma y, en todo caso, cuando así se considere por parte de esta Dirección General.

A estos efectos, la suspensión de los programas descritos no afectará a efectos de movimientos ni calificaciones a las ganaderías de ovino y caprino, dado que toda la región está calificada como oficialmente libre de brucelosis ovina y caprina.

 

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder