Sistema de vigilancia pasiva en España ante la enfermedad de la fiebre aftosa

 

El último foco de fiebre aftosa en España se detectó en una explotación de ganado bovino en la comarca de Talavera de la Reina, en junio de 1986. Posteriormente, en el año 1989, se prohibió la vacunación frente al virus de la fiebre aftosa en España, siendo desde entonces considerado como país libre sin vacunación.

 

La vigilancia que se realiza en España para la fiebre aftosa está en línea con las normas establecidas por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y por la normativa comunitaria, y es similar a la vigilancia establecida en otros países de la Unión Europea (UE), según describe el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) en su página web.

 

El hecho de ser un país libre sin vacunación en el que los animales no presentan ninguna inmunidad, asociado al hecho de que los síntomas de esta enfermedad sean muy característicos, hace que la vigilancia de la fiebre aftosa sea pasiva, tanto en animales domésticos como en animales silvestres, descartando laboratorialmente los casos en que se declara una sospecha clínica por aparición de signos compatibles.

 

Este tipo de vigilancia se basa en dos elementos esenciales: el reconocimiento de los síntomas característicos de la enfermedad en las distintas especies animales y la notificación inmediata a los servicios veterinarios oficiales de cualquier sospecha que se produzca. “Sólo de esta forma se podrá llevar a cabo una respuesta rápida a cualquier incursión de la enfermedad en nuestro territorio”, finaliza el Ministerio.

 

 

 

Deja un comentario

Asegúrate de incluir la información requerida (*). HTML Básico está permitido.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder