Mostrando publicaciones por etiqueta: Lana

El producto, que ya se está comercializando en dos de sus modalidades -Premium y Confort-, es el resultado del proyecto europeo Woold4build

Investigadores valencianos e italianos han desarrollado un nuevo aislante ecológico acústico y térmico para edificios a partir de lana de oveja, un producto de grandes prestaciones que incrementa la capacidad de absorción de la humedad hasta un 33 % y optimiza la resistencia a insectos y al fuego, según publica EFEVerde.

El producto, que ya se está comercializando en dos de sus modalidades -Premium y Confort-, es el resultado del proyecto europeo Woold4build, liderado por la empresa de curtidos Inpelsa y cofinanciado por la Comisión Europea a través de la convocatoria CIP-Ecoinnovation.

En su desarrollo también han participado investigadores del campus de Gandia de la Universitat Politècnica de Valencia (UPV); el Instituto Tecnológico Textil AITEX; la empresa de construcción ACR y la italiana Envipark, según han informado a EFE fuentes de la UPV.

El principal objetivo de Wool4build ha sido el desarrollo de un producto sostenible para el aislamiento de edificios, basado en los residuos de pelo y lana que se produce en la industria peletera.

Según Jesús Alba, investigador del Campus de Gandía de la UPV que ha participado en el proyecto, la lana de oveja es un material natural “excelente”, con “muy buenas características de aislamiento térmico, gestión de la humedad y absorción de ruido”.

Lana de ovejas diferentes

“Sin embargo, debido a su origen natural, la homogeneidad de las fibras no se puede controlar”, explica el científico, que añade que cada fibra del cabello o lana “puede proceder de diferentes ovejas, razas o zonas de piel y tener, por tanto, características diferentes”.

Después de treinta meses de trabajo, el equipo del proyecto ha conseguido aumentar la capacidad de aislamiento acústico y térmico de los materiales generados a partir de residuos de lana.

Según Romina del Rey, investigadora del campus de Gandía de la UPV, los dos tipos de lana aislante desarrollados “presentan valores de absorción media, según el Código Técnico de Edificación, muy competentes con las lanas ya consolidadas en el mercado”.

El proyecto ha permitido incrementar la capacidad de absorción de la humedad hasta un 33 %, aumentando la sensación de confort, así como optimizar características adicionales como la resistencia a insectos y fuego, resistencia mecánica, adaptabilidad y ligereza, buen manejo y reciclaje del material.

“Hemos desarrollado un producto con bajo impacto ambiental, que puede reemplazar materiales no reciclables u obtenidos con procesos poco eficientes desde el punto de vista energético, como son los materiales poliméricos, las lanas inorgánicas de cristal o mineral”, ha señalado Hugo Segarra, técnico de calidad de +D en Inpelsa y responsable del proyecto.

Segarra ha afirmado que se ha conseguido un producto que añade “valor a materiales que son un desecho en empresas de la industria peletera, de forma que se abre una nueva línea de negocio para las empresas del sector”.

La verificación de la capacidad de aislante acústico del nuevo material se ha realizado en los laboratorios del Campus de Gandía de la UPV, que disponen de una cámara “anecoica y reverberante de primer nivel”, según las fuentes.

Un aislante acústico respetuoso con el medio ambiente

Los investigadores Jesús Alba y Romina del Rey han sido quienes han conducido las pruebas de validación acústica: fabricación de pequeñas muestras, ensayos acústicos, porosidad y resistividad al flujo, mediciones acústicas de muestras a escala y validación estandarizada de muestras.

Según Romina del Rey, los resultados muestran una alternativa respetuosa con el medio ambiente como parte de soluciones acústicas y térmicas en edificación.

“Se han conseguido unos materiales que técnicamente cumplen con las necesidades de diferentes soluciones constructivas, sobre todo en soluciones para elementos de separación vertical, medianeras o tabiquerías”, ha añadido.

Además, las cantidades de contaminantes como el CO2 emitidos a la atmósfera durante su fabricación, así como también la energía consumida en toda la cadena de fabricación-transporte, se reduce de una forma muy significativa frente a las lanas absorbentes convencionalmente utilizada como soluciones acústicas y térmicas.

Otro resultado del proyecto consiste en el desarrollo de una herramienta informática que permite, bajo ciertas limitaciones, el cálculo del aislamiento acústico y térmico de distintas soluciones multicapa, así como la absorción sonora. 

La campaña de comercialización de la lana ha sido algo más larga de lo habitual y se ha desarrollado por derroteros de estabilidad. Con cotizaciones algo más bajas que la campaña anterior para la lana Merina de calidad, cuando se rozaron los 2,50 euros por kilogramo. En esta ocasión, la mayor parte de la lana se ha vendido a un precio de 2 euros por kilo, con el mercado chino como principal demandante de este tipo de lanas. Estos buenos precios para el sector de la lana, aunque sean algo más bajos que en el anterior ejercicio, también se han visto reflejados en el mercado internacional.

En las lanas de peor calidad, se han mantenido los precios de la campaña anterior, que estaban alrededor de los 0,50 euros por kilo, cotización que se lleva repitiendo durante todo el año en la Lonja Agropecuaria de La Mancha.

Respecto al precio de la piel fina del país, que cotiza en la Lonja de Mercolleida, su evolución ha sido a la baja durante los últimos años. En la actualidad, se encuentra a 5,75 euros por unidad, una cantidad que es notablemente inferior a la del pasado año a estas alturas (9,75 euros) y mucho más reducida que el tope marcado en el otoño de 2013, con 17,25 euros.

 

Tendrá lugar el sábado 1 de abril en las instalaciones de la Institución Ferial Salón Ovino de La Serena, organizado por la Mancomunidad de Municipios de La Serena, el Salón Ovino de La Serena y el Centro de Desarrollo Rural Ceder-La Serena

 

Las instalaciones de la Institución Ferial Salón Ovino de La Serena en Castuera, acogerán el sábado 1 de abril, el Campeonato de España de Merinas X Open de Esquileo de Extremadura, en el que participaran los mejores esquiladores del país.

Paralelamente se celebrará el II Salón de la Lana, durante el que habrá diferentes talleres y actividades sobre el mundo de la lana, y una serie de empresas mostrando prendas y diversos productos elaborados a base de lana de oveja merina.

No faltarán a esta cita las empresas extremeñas que se dedican a la producción y transformación de lana, como, entre otras, el Grupo Comercial Ovinos SCL , empresa extremeña que comercializa el 30% de la lana merina española.

Durante el día 1 se podrá participar en talleres de hilado de lana y en talleres de uso de telares tradicionales. Durante toda la semana diversas asociaciones de los pueblos de la comarca de la Serena, participan en La Serena Tejida, evento  acogido al movimiento Urban Knitting, una  forma de expresión que consiste en decorar el mobiliario urbano con lana tejida, un movimiento artístico de graffiti inofensivo.

También hay que destacar las actividades que se realizan el día anterior al campeonato. Denominada Trashumancia y lana, está destinada a más de 200 niños de diversas localidades de la Serena, que acompañan por las calles de la localidad al rebaño de ovejas que será esquilado durante el campeonato. Además durante esa mañana los niños pasarán por diversos talleres sobre la trashumancia, los perros pastores, la lana o la esquila de ovejas.

Respecto al campeonato., como en las anteriores ediciones, el campeonato se desarrollará en tres categorías; 'Open', en la que compiten los esquiladores más experimentados; 'Intermedia', para esquiladores con dos años o más de experiencia; y 'Debutantes', para esquiladores que solo llevan una o dos campañas de esquileo.

En cuanto a la puntuación, el tiempo invertido en esquilar cada lote de ovejas es uno de los factores puntuables, pero no el único ni el más importante, ya que también se computa las pasadas que el esquilador da a la oveja con el peine y el acabado final que presenta el animal.

Por el contrario, lo que más penaliza es el dejarse jirones de lana, cortar a más altura de la considerada adecuada y sobre todo los cortes inferidos a la oveja, que incluso pueden conducir a la descalificación directa si son profundos, y cualquier acción durante el faenado que pueda ser interpretada como maltrato al animal.

Paralelamente al campeonato, además del Salón de la Lana mencionado con anterioridad, se desarrollará un Show Cooking a cargo de la Escuela Profesional “Castuera Identidad”, en el que se elaborarán platos con carne de cordero IGP Corderex en directo.

Además, previamente al campeonato, entre los días 27, 28 y 29  de marzo, tendrá lugar un Curso de esquileo de iniciación y perfeccionamiento organizado por la Asociación Española de Esquiladores de Ovejas e impartido por expertos esquiladores de la citada asociación.

Conocer y aplicar técnicas de esquileo, y llevarlas a la práctica, es el objetivo de este curso que se propone mejorar la cualificación de los trabajadores que quieran perfeccionar sus conocimientos o iniciarse en la actividad de este oficio tradicional pero a la vez deficitario en expertos esquiladores.

El Campeonato de España de Merinas X Open de Esquileo de Extremadura, está organizado por la Mancomunidad de Municipios de La Serena, el Salón Ovino de La Serena, el Centro de Desarrollo Rural Ceder-La Serena y la Escuela de Pastores de Extremadura, y cuenta con la colaboración, entre otros, de la Asociación Española de Esquiladores de Ovejas, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Queso de La Serena, el Consejo Regulador de la I.G.P. Cordero de Extremadura, Corderex, las Cooperativas Olivareras de Monterrubio de La Serena "La Milagrosa" y "La Unidad", el Ayuntamiento de Castuera, la Diputación de Badajoz , y las firmas comerciales DFV Heiniger, Equipamientos para el Esquileo Cristóbal Burguete y Talleres y Repuestos Martín SL.

Como en las ediciones anteriores, la celebración de esta prueba en la que se dan cita los mejores esquiladores de todo el país, volverá a ser la ocasión perfecta para conocer una tradición y una profesión que tiene gran arraigo en Extremadura y en la comarca de La Serena como es la esquila pero convertida ahora en todo un espectáculo, mitad  deporte, mitad exhibición. 

 

 

Argentina trabaja para recuperar su puesto en las primeras posiciones del ovino en el mundo. Desde el Gobierno se están definiendo las líneas estratégicas por cada región para canalizar los recursos necesario para ir cumpliendo los objetivos.

Argentina tiene en estos momentos un censo de casi 15 millones de cabezas ovinas, que son menos de la mitad de los 32 millones que había a principios de la década de los ochenta. Y apenas un 20% de los 74 millones que había a principios del XX.

La mayoría de las granjas se concentran al sur, en la Patagonia, seguida en menor medida por otras zonas del centro-norte como Corrientes, Santa Fé, Entre Ríos y Buenos Aires. 

El censo más numeroso corresponde a las razas laneras, como el Merino, o de doble aptitud lana-carne, como Corriedale, Rommey Marsh, Lincoln y Criolla.

La raza más especializadas en la producción de carne es la Hampshire Down. Y las que se dedican a la producción de leche son la Frisona, la Manchega y la Pampinta.

 

 

Miércoles, 25 Enero 2017 13:01

LANA DE MERINA NEGRA, EL ORO TEXTIL ESPAÑOL

Lana-merina-negra

Paul García de Oteyza y Caterina Pañeda, de Sastrería 91, han emprendido un proyecto para recuperar la Merina Negra, una raza autóctona española en peligro de extinción

La gran extensión del vellón de lana Merina Negra, la densidad de su fibra, su finura y uniformidad, así como su resistencia, son algunas de las cualidades que convierten la lana Merina Negra española en una especie de oro textil.

Por esta razones y alguna “más sentimental”, este material ha seducido a los diseñadores Paul García de Oteyza y Caterina Pañeda, de Sastrería 91, que han emprendido un “romántico” proyecto para recuperar la oveja Merina Negra, una raza autóctona española en peligro de extinción.

“La lana Merina Negra es oro en la industria textil”, dice a EFE Paul García de Oteyza, quien recuerda que este animal que viajó y se adaptó a otros terrenos y climas del resto del mundo hoy está “en peligro de extinción”.

García de Oteyza y su mujer y socia, Caterina Pañeda, nieta y bisnieta de sastres, tenían la inquietud, y también la necesidad, de trabajar con lana de la cabaña Merina Negra, “la mejor del mundo”, dice Oteyza.

Con esa idea, se pusieron en contacto con distintas asociaciones para recuperar al animal y también su preciada lana, con la que confeccionar prendas exclusivas, de carácter. “Es un proyecto romántico”, asegura Oteyza.

En esta decisión, la calidad es el pilar sobre el que se sustenta el proyecto Oteyza, una nueva línea dentro de Sastrería 91, empresa especializada en trajes a medida confeccionados con los mejores paños del mundo, así como piezas tan españolas como la capa española y el sombrero cordobés.

El proyecto Oteyza, que se acaba de presentar en la feria internacional de moda PittiUomo, en Florencia, apuesta por piezas importantes, de gran valor, con mayor identidad y confeccionadas de manera artesanal, como la idea de tejer una capa española con lana Merina Negra, toda una apuesta por el “made in Spain”, aunque no se podrá adquirir hasta la próxima primavera.

Proyecto Oteyza es una marca de autor, puntualiza el creador, quien asegura que con esta iniciativa quieren “recuperar con calma la cadena de valor, ser un sello de calidad, de excelencia”.

Esta apuesta exige cuidar la lana desde el primer momento. “Queremos seguir el proceso de principio a fin”, añade Oteyza, quien va a estar pendiente de escoger los mejores vellones de lana, los que tenga mayor finura y uniformidad en sus fibras, “así como el rizado, la resistencia o la ausencia de pelo muerto, entre otros”.

Para ello, han instalado el campamento central en la zona de Salamanca, donde existen “fabulosos” telares para trabajar el paño con el que confeccionar capas y trajes de chaqueta. “Nuestro objetivo es sacar a la luz prendas artesanales, exclusivas, con una lana que tenga un reconocimiento universal”.

Esta lana de oveja Merina Negra, cuya densidad de la fibra supera hasta en cuatro veces a la de otras razas, fue durante años “el oro de España, un activo económico muy importante”, dice.

Hasta ahora, con este producto se han hecho pocas cosas, pequeñas producciones de calcetines, gorros o bufandas: “Nosotros queremos darle mayor valor, el que se merece”.

La oveja Merina Negra genera la lana de mayor calidad del mundo. “Este animal está muy vinculado a la historia y economía de España por su alta especialización en la producción de lana”.

España fue la cuna del carnero Merino, una raza que se localizó exclusivamente en nuestro país, donde se seleccionó y organizó su explotación y producción, de manera que permitió a nuestro país, desde mediados del siglo XV a mediados del XVII, dominar el mercado internacional de la lana.

La venta de lana se explotó exclusivamente en España hasta que, a finales del siglo XVIII, fue permitida la exportación de animales de esta raza.

Por eso, Australia posee “la mejor lana merina”, dice Oteyza, quien cuenta que este proyecto incluye un estudio genético en ese país con la idea de recoger muestras y ver cómo se ha mejorado y pulido la lana.

A principios del siglo XX, la oveja Merina Negra se empezó a desechar con la llegada del color a la moda, ya que esta lana, al contrario que la blanca, no se podía teñir. “Nosotros queremos trabajar una sastrería en tonos negro, marrón, ‘camel’ y beige, sin manipular los tonos originales de la lana”.

El hecho de que la industria textil se decantara por la lana blanca derivó “en una selección artificial que casi acaba con la Merina Negra”, puntualiza este sastre, que reconoce que “a los primeros criadores les importaba más la cantidad y calidad de la lana que su color”.

Hoy, con este proyecto apegado a la tradición y de alma ecológica, en las cabañas de España se están seleccionando los mejores vellones para hacer las primeras hilaturas y confeccionar prendas que con excelencia y sello español levanten pasiones.

Terminó el receso en el mercado lanero australiano y con los primeros remates el Indicador de Mercados del Este (IME) retomó la senda alcista, aumentando US$ 0,55 a US$ 10,61 por kilo base limpia. Es el mayor valor desde abril de 2013, cuando cotizaba a US$ 10,69. El dólar australiano se fortaleció 0,5% desde el último remate del año pasado, cotizando a AU$ 0,746 por dólar. El indicador supera la máxima cotización del año pasado, de AU$ 0,35, trepando a AU$ 14,22 por kilo base limpia.
La oferta se ubicó en 51.379 fardos, de los cuales se vendió el 95% y se rechazó 5% de los fardos.
Los remates en Australia la semana entrante serán tres y se estima una oferta de 55.394 fardos.
El mercado local está sin operativa desde la última semana del año pasado, cuando la actividad se concentró en la logística, tarea que se considera terminada.
En la primera mitad de la zafra se colocó un porcentaje muy alto de lana fina, porque los precios fueron mayores a los de la zafra anterior. En cambio en lanas medias y gruesas el precio fue menor y no conformó a la oferta.
Los mejores precios se dieron en setiembre, por los lotes de esquila preparto, y luego el precio no paró de caer. Se estima que queda la mitad de la producción de esta zafra por comercializar.
Como referencia para lanas finas, el precio de la lana Ideal sin acondicionar se ubica en el eje de US$ 5,00 por kilo mientras la acondicionada se mueve entre US$ 6,00 y US$ 7,00 por kilo.
Los lotes Merino sin acondicionar a US$ 6,00 y acondicionados entre US$ 6,50 y US$ 7,50 por kilo.
La lana Corriedale tiene como referencia US$ 2,50 sin acondicionar, la lana grifa celeste entre US$ 2,60 y US$ 2,70, y la grifa verde de US$ 2,90 a US$ 3,00.

Blasina y Asociados, especial para El Observador


La campaña de venta de lana merina que se desarrolla durante los meses de otoño e invierno, después de que los operadores se hicieran acopio de producto tras la esquila del pasado verano, se está desarrollando con una cierta estabilidad en los precios. Se trata de cotizaciones que están alrededor de los 2 euros por kilogramo para la lana merina, unos precios bastante superiores a los que se registran en otros tipos de lana comercializadas en España.

Sin embargo, se trata de datos provisionales. En campañas anteriores, a estas alturas de la campaña ya se habían cerrado prácticamente todas las operaciones de venta. En esta ocasión, las transacciones van a un ritmo más lento. Así lo confirma Marco Antonio Calderón, gerente de la cooperativa Comercial Ovinos, que comercializa la lana recogida de varias cooperativas de primer y segundo grado del suroeste peninsular a través de su centro situado en la localidad pacense de Villanueva de la Serena. “A estas alturas del año, hemos comercializado algo menos del 60% de la producción. Los precios son estables respecto a cuando se recogió la lana en el campo, aunque habrá que esperar al final de la campaña para hacer balance de los precios definitivos”.

Con estas cotizaciones, lo cierto es que los productores de raza Merina pueden contar con la lana como un ingreso más, al contrario de lo que ocurría hace unos años, cuando la esquila no era económicamente rentable.

 

Comercial Ovinos es uno de los principales operadores de lana en España, con 4,5 millones de kilogramos. Especializados en la lana merina, el 80% de su producción se comercializa en China, que continúa siendo el cliente principal. El 20% restante se distribuye entre el mercado nacional y el europeo.

 
 

Un innovador proyecto que consiste en la utilización de lana de oveja para la elaboración de material aislante, mejorando así la eficiencia energética de las viviendas y como consecuencia  el confort de sus habitantes y la disminución del  uso de la leña, visitó el ministro de Agricultura, Carlos Furche, en compañía de la Intendenta Karina Acevedo, y el Gobernador de Coyhaique, Cristian López

El Secretario de Estado valoró esta iniciativa apoyada por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y señaló que “este es un tremendo proyecto de innovación tecnología para darle nuevos usos a la lana, en el que participan alumnos de la Escuela Agrícola, que va a permitir contar con un nuevo aislante térmico para las viviendas, producto que es más eficiente que otros sustitutos y mucho más amigable con el medio ambiente”.

En tanto, la Intendenta Acevedo indicó que “esta iniciativa es una apuesta necesaria para la región, que colabora con la aislación térmica de las casas, pero por sobre todo colabora con la familia campesina, entendiendo que este es un producto que –en ocasiones- no es ocupado y con este proyecto estamos promoviendo su uso, dando una mirada integral y sustentable para nuestro territorio”.

Este innovador proyecto fue cofinanciado por la Fundación de Innovación Agraria y el Gobierno Regional de Aysén, teniendo un costo total de 64 millones de pesos.

Andrés Villouta, coordinador del proyecto Lanarq, indicó que “actualmente estamos trabajando en certificar los mantos aislantes para incorporarlos al catálogo del Ministerio de Vivienda, de manera de que sea un producto que cumpla con todos los protocolos para ser incorporados en las viviendas sociales. Este producto ya se está ocupando en ciertas viviendas de alumnos que trabajan en el proyecto, siendo los resultados muy positivos”.

La iniciativa busca utilizar la fibra de lana de oveja, de tipo Corriedale, raza de doble propósito, lo que significa que se utiliza tanto para la producción de lana como de carne, siendo esta raza la más abundante en el territorio.

En este sentido, Horacio Velásquez, Seremi de Agricultura, manifestó que “con esto se busca beneficiar al pequeño y mediano productor ovino al incorporar el producto lana, en un nuevo mercado menos exigente respecto de la calidad de la lana y diversificar el mercado de la Agricultura Familiar Campesina en la región de Aysén”.

La lana de oveja es un material abundante y con tradición productiva en la región de Aysén, que posee características muy favorables y competitivas versus otros productos utilizados en la actualidad en la construcción  que tienen mayor huella de carbono en sus proceso de extracción elaboración y traslado hasta nuestra región, según Diario El Divisadero de Chile

 
 

Puñetazos en el morro, pisotones en el cuello, golpes con las maquinillas eléctricas y hasta llaves de judo que acaban con las ovejas noqueadas en el suelo. Unos vídeos grabados por la fundación PETA (People for the Ethical Treatment of Animals) en pabellones para el esquileo han dado pie al procesamiento de un grupo de esquiladores en un sumario sin precedentes en la jurisprudencia australiana y muy probablemente en la del resto del mundo. Las imágenes, tomadas por militantes de la asociación contra el maltrato animal, la misma que ha protagonizado en España sonadas protestas contra la fiesta taurina o los encierros de San Fermín, propiciaron que un fiscal australiano presentara cargos por crueldad injustificada contra un esquilador de 60 años.

El operario procesado, vecino de Lucindale, en el suroeste del país, reconoció la semana pasada los hechos y aceptó una sanción que le impide volver a trabajar con ovejas durante dos años y le obliga a abonar una indemnización de 500 dólares a la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals, una fundación contra el maltrato a las bestias. El juez de la Corte de Horsham, la ciudad donde se tramitó la denuncia, justificó la supuesta benevolencia de la multa recordando que el procesado carecía de antecedentes, se había arrepentido y estaba dispuesto a colaborar para que mejorase el trato al ganado en su trabajo. «Hago notar –precisó el magistrado– que el pago de 500 dólares equivale a la sanción que se le habría impuesto por agredir por primera vez a una persona».

El esquilador que ha aceptado los cargos no va a ser el único procesado. El fiscal que actuó contra él ya ha anunciado que al menos otros cinco de sus compañeros tendrán que pasar por el Juzgado de Horsham para enfrentarse a las mismas acusaciones. Todos ellos son identificables en los vídeos de PETAque les muestran golpeando a ovejas. Los voluntarios de la fundación grabaron las imágenes en pabellones repartidos en los estados de Victoria, Nueva Gales del Sur y Australia Meridional. Muchos de los que aparecen maltratando al ganado han sido apercibidos mediante cartas por el departamento de Agricultura. La Justicia ha actuado en los seis casos en los que la conducta de los operarios era especialmente cruel.

PETA, que hizo públicos los vídeos dentro de una campaña contra el uso de la lana, se ha felicitado de la actuación de los tribunales. Mimi Bekhechi, una de las responsables de la asociación, ha declarado que significa «una advertencia dirigida a todos los esquiladores, porque a partir de ahora saben que si maltratan a las ovejas o permiten que sus compañeros lo hagan se tendrán que enfrentar a un proceso judicial». Australia es el principal productor de lana del mundo y la iniciativa ha causado cierta inquietud en el sector. El presidente de la Asociación de Productores de Lana, Richard Halliday, aplaudió la actuación judicial: «Se ha demostrado que hay que cumplir las reglas del juego, es una buena noticia para todos los que creemos que no hay que maltratar a los animales».

El de esquilador es un oficio en trance de extinción en España, donde casi todo el ganado ovino pasa por las manos de cuadrillas de polacos que se desplazan a la península con la llegada de la primavera. «Todo el que se dedica a esto –indica uno de esos esquiladores– sabe que maltratar a la oveja es perjudicial: no solo hará que la tarea sea más difícil porque estará más nerviosa, sino que perderá la confianza del dueño del rebaño porque el animal estará varios días sin dar leche». El esquilador, que prefiere no dar su nombre, cree que lo ocurrido en Australia podría tener que ver con el abuso del alcohol o las drogas durante el trabajo. «Son jornadas agotadoras en las que se opera a destajo, se pasa mucho calor y algunos suelen beber más de lo que les conviene; el alcohol entorpece los movimientos y nubla la cabeza».

En Australia los esquiladores cobran por volumen de lana cortada. En España, en cambio, se paga por cabeza esquilada: el precio suele oscilar entre 0,75 céntimos y 1,30 euros por oveja. «Es más razonable hacerlo así porque si trabajas a peso terminas forzando la máquina y ya se sabe que cuando se corre mucho las cosas no suelen salir bien», sentencia el esquilador polaco.

Borja Olaizola en el Ideal.es

“Menuda, robusta, con una cabeza pequeña y sin cuernos. Con manchas negras en los ojos (ullerada), las orejas, el hocico y en el extremo las patas”. Así es la raza ovina Xisqueta, un ejemplar autóctono que desarrolla todo su potencial en las comunidades autónomas de Aragón y Cataluña, en las zonas cercanas al Pirineo, en las que es capaz de expresar sus potencialidades. Durante el próximo fin de semana celebrará en la localidad ilerdense de Sort su Concurso Nacional, aunque en los últimos tiempos ha decidido centrarse en el potencial de su lana, un producto que ha conseguido revalorizarse en los últimos años debido a las iniciativas de diferentes grupos.

 

La asociación sin ánimo de lucro Obrador Xisqueta nació con el objetivo de pagar un precio justo de la lana a los pastores de esta raza autóctona, con el objetivo de revalorizar la producción de lana, mantener viva la tradición de esta producción ovina y adaptarla a los nuevos tiempos mediante técnicas de diseño que exploran su potencial.
La lana de la raza Xisqueta tiene una finura media de las fibras de 28 micras. Un total de diez productores participan en este proyecto.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder