Mostrando publicaciones por etiqueta: Pequeños rumiantes

El Servicio Clínico de Rumiantes (Scrum) del Hospital Veterinario de Zaragoza presentó en el último Congreso de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC), celebrado en Córdoba, el caso de una oveja con una patología con una baja prevalencia, como es el timoma. Este animal presentaba un edema extenso y considerable en la región caudal del cuello y entrada al tórax. Se trataba de una hembra de la raza Rasa Aragonesa de seis años, con una condición corporal de 1,5 puntos, según figuran en las actas del último congreso.

Tras su sacrificio, la necropsia, mostró el edema generalizado de la región del cuello y la parte craneal del tórax, junto con varios linfonodos aumentados de tamaño y mamitis crónica en la mama izquierda. El hallazgo más significativo, sin embargo, fue la enorme masa que estaba localizada en el mediastino que comprimía todas las estructuras del tórax, más concretamente las aurículas del corazón, dificultando el retorno venoso.

La patología del timoma ha sido descrita en otras especies como vacuno, caprino y porcino. En todos los casos presentaban los mismos signos clínicos que el de lA oveja, excepto ligeras variaciones como el acusado edema.

“El timoma es una neoplasia de las células epiteliales tímicas poco común. Los timomas en la especie ovina son muy infrecuentes y producen muy pocas pérdidas en los rebaños. Es por ello, que no es fácil diagnosticar la enfermedad y relacionarla con los signos clínicos que observamos. A pesar de ello, se debe tener en cuenta, ya que puede ser una causa de desecho igual de válida que otras patologías o afecciones”, señala la comunicación.

La investigación está realizada por los siguientes autores: A. Alvite, E. Castells, J. Asín, V. Peñalosa, A. Torre, L. Luján, J. Elorza y L.M. Ferrer.

El consumo de queso en España, que es el destino principal de la leche producida en pequeños rumiantes, es uno de los consumos más bajos de Europa, según los datos estadísticos que facilita la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y que recoge el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Según esta estadística, el consumo de queso per cápita en España se sitúa en 8,9 kilogramos por persona y año, lo que provoca que España esté en trigésimo séptima posición mundial, por debajo de la mayor parte de los países europeos.

Además, cabe destacar que la media de la Unión Europea se sitúa en 17,2 kilogramos por persona, por lo que prácticamente se doblan los registros de consumo en España.

Según estos datos de la FAO, Islandia es el país del mundo que más queso consume por persona hasta llegar a los 30,8 kilos por persona y año. El segundo y tercer puesto son países europeos meditérraneos, en concreto Grecia (25,5) y Francia (23,7). Por lo tanto, el país galo prácticamente triplica a España en el consumo de queso. Los siguientes países que ocupan los primeros puestos de esta lista también son europeos: Austria (23,3), Italia (23,1), Finlandia (23,1), Alemania (21,7), Dinamarca (19,8), Suecia (19,8), Suiza (19,8), Bélgica (18,8) y Países Bajos (17,7).

Además, el MAPA destaca dos grandes países del mundo que se encuentran por debajo de las cifras de consumo de España. En concreto, se trata de Rusia (7,1) y China (0,2).

El XXIV Congreso Internacional de la Federación Mediterránea de Sanidad y Producción de Rumiantes (FeMeSPRum) se desarrolló del 26 al 28 de septiembre en León. FeMeSPRum es una asociación con carácter internacional que agrupa a diferentes profesionales (veterinarios, agrónomos, ganaderos…) dedicados a la atención y cuidado de los animales (rumiantes), a estudiar y prevenir la aparición de enfermedades en este tipo de animales, a aumentar y mejorar sus producciones (carne, leche, lana, etc), y sobre todo a mejorar la calidad de sus productos y hacerlos más sanos para el consumidor.

Tiene por objeto reunir a todos aquellos profesionales que se dedican a la investigación y a la actividad práctica de los problemas derivados de la sanidad y de la producción de los rumiantes en la zona mediterránea, favoreciendo la realización de encuentros formativos, y discusiones sobre estos aspectos, seminarios y convenciones, con una periodicidad definida, promocionando todos aquellos progresos que ayuden a mejorar este sector y la cooperación entre los países miembros.

Como su nombre indica su ámbito de influencia se extiende varios países de entorno mediterráneo, entre los que podemos destacar Italia, España, Grecia, Turquía Eslovenia, Croacia, Siria, Afganistán, Egipto, Túnez, Marruecos, etc, y periódicamente organiza un Encuentro o Congreso en algunos de estos países, concretamente los últimos años se ha celebrado en Murcia, Cerdeña, Egipto, Turquía y Bolonia.

En esta edición celebrada en León, se han presentado una serie de comunicaciones relacionadas específicamente con la sanidad de los pequeños rumiantes:

- ‘Tumor like lesions in lambs and kids affected by ORF virus’. Ligios C, Pintus D, Corraduzza E, Scivioli R, Cancedda MG, Rocchigiani AM, Macciocu S, Puggioni C.

- ‘Peste des petits ruminants: a new exotic threat to small ruminant prediction in Europe’. Staric J, Hodnik JJ, Jezek J.

- ‘Acute visceral cystircecosis by Taenia hydatigena in lambs: ultrasonographic findings’. Scala A, Pinna Parpaglia MI, Varcasia A, Sedda G, Tamponi C, Dessi G, Scala M, Marchi B, Salis F y Corda A.

- ‘Métodos de diagnóstico en mastitis ovinas. Relación entre los diferentes métodos de recuento de células somáticas: CMT, DCC y Fossonatic’. Ávila S, Alonso AJ, Robles R, Alonso ME, Domínguez JC, González-Montaña JR.

- ‘Evaluación de parámetros fisiológicos de bienestar animal en ovinos alimentados con forrajes ensilados con distintas cargas de micotoxinas’. Requena F, Requena L, Martínez-Marín A, Agüera EI.

- ‘Calidad higiénica de la leche de tanque en los rebaños de ovino lechero de Castilla y León’. Gonzalo Abascal C.

- ‘Utilidad de la prueba de California para mastitis versus un contador de células somáticas portátil y rápido en el control de esta patología en ovejas’. Ávila S.

- ‘Goatomics: the goat mammary gland as influenced by weight loss, a multi-omics profiling’. Palma M, Salvado J, Hernández-Castellano LE, Capote J, Castro N, Campos A, Argüello A, Matzapetakis M, Araújo SS, De Almeida AM.

- ‘Electroeyaculación en moruecos de raza Assaf desde la perspectiva del bienestar animal’. Lozano M, Aguado R, González JR, Alonso de la Varga ME, Alonso AJ, Alegre B, Domínguez JC.

- ‘Cenurosis ovina: a propósito de un caso de remisión espontánea’. Ortiz MT, Pons M, Ramo MA, Castells E, Escudero A, De Miguel R, De la Hoz B, Tena L.

- ‘Importancia de la linfadenitis caseosa como patología colectiva que provoca pérdida de productividad en el rebaño ovino’. Ruiz H, Navarro T, Rubira I, Cortés Y, Sanz C, Chacón G, Alzugurren O, Borobia M.

- ‘Caso atípico de parena post-parto en ovino’. Traver N, Climent M, Castells E, De la Hoz B, De las Heras M, Ceresuela C, Rubira I, Ferrer LM.

- ‘Utilidad del lavado traqueal para la identificación in vivo del complejo respiratorio ovino’. Ventura JA, Ortín A, Ortiz MT, Borobia M, Saura F, Alzuguren O, Matten AP, Lacasta D.

- ‘Gastrointestinal and pulmonary parasites in small ruminants in North of Portugal’. Teixeira Rodrigues F.

Investigadores indios han desarrollado un test Elisa indirecto multiespecie para la detección de anticuerpos específicos de serogrupo contra la proteína VP7 del virus de la lengua azul. El ensayo se optimizó utilizando un anticuerpo secundario de proteína G conjugado con peroxidasa que puede detectar anticuerpos de múltiples especies.

Se utilizaron muestras de suero de pequeños y grandes rumiantes domésticos para optimizar el ensayo. Los valores de porcentaje de positividad se usaron para la estimación de los valores de corte.

Los resultados indicaron que el ensayo del test Elisa multiespecie es sensible, específico y minimiza la dependencia de los anticuerpos conjugados específicos de la especie para la investigación serológica de la lengua azul en pequeños y grandes rumiantes.

Esta investigación se ha publicado en forma de artículo en la prestigiosa revista científica internacional Small Ruminant Research, con la firma de los siguientes autores: Karam Chand, Sanchay Kumar Biswas y Muthannan Andavar Ramakrishnan.

peste caprino

 

En el sur de África, los pequeños rumiantes son una fuente importante de nutrición e ingresos para los pequeños agricultores de escasos recursos. Después de extenderse de África occidental a África central y oriental, la peste de los pequeños rumiantes surgió en la República Unida de Tanzania en 2008 y desde entonces se ha informado en Angola, la República Democrática del Congo y las Comoras. La enfermedad puede causar una morbilidad y mortalidad considerables en poblaciones ingenuas de ovejas y cabras y afectar gravemente los medios de vida rurales, especialmente las mujeres. De esta premisa parte un artículo de divulgación publicado sobre la enfermedad en la revista científica internacional Frontiers in Veterinary Science.

Todavía existen lagunas de conocimiento en la epidemiología de la peste de los pequeños rumiantes, en particular con respecto al alcance de los movimientos de animales de pequeños rumiantes y el papel de la abundante vida silvestre en el sur de África. La capacidad de los servicios veterinarios para llevar a cabo la vigilancia y el control de la peste de los pequeños rumiantes es heterogénea dentro de la región, y la vacunación es limitada.

La estrategia panafricana para el control y la erradicación de la enfermedad refleja la estrategia mundial y proporciona el marco para que la región de la Comunidad de Desarrollo del África Meridional cumpla con el objetivo de erradicación para 2030. Cinco países y una zona dentro de Namibia están oficialmente libres de la patología según los Estándares de la OIE. La mayoría de los países han desarrollado estrategias nacionales para el control y la erradicación de la peste de los pequeños rumiantes.

Para fortalecer el programa nacional y regional de erradicación, existe la necesidad de una vigilancia regional basada en el riesgo adaptada a los países infectados, de alto riesgo y de bajo riesgo que permita un control específico y eficiente, una respuesta rápida a las incursiones y la prevención de la propagación a medida así como una mejor preparación. Será necesario un apoyo internacional continuo que incluya diagnósticos de laboratorio y mejorar la capacidad de vigilancia para evitar una mayor propagación hacia el sur en el continente.

El artículo está firmado por los siguientes investigadores: Andrea L. Britton, Alexandre Caron y Berhanu Bedane.

La levosulpirida es un derivado de la sulpirida que podría representar una alternativa válida a los medicamentos actuales utilizados para la sincronización en pequeños rumiantes.

El objetivo de un estudio realizado fundamentalmente por investigadores italianos fue proporcionar el perfil farmacocinético de la levosulpirida después de la administración intravenosa, intramuscular y oral en ovejas. Seis ovejas hembras sanas se sometieron a un diseño de estudio cruzado aleatorio con un período de lavado de un semana. Cada animal al finalizar el estudio recibió 50 miligramos del medicamento por las tres formas de administración. Se recogieron muestras de plasma antes y hasta 24 horas y se analizaron.

Las concentraciones de levosulpirida fueron cuantificables hasta 10 y 8 horas después de la administración intravenosa e intramuscular, respectivamente. Después de la administración oral, las concentraciones plasmáticas fueron bajas y cuantificadas hasta las 4 horas en todos los animales.

En definitiva, los grupos intravenoso e intramuscular mostraron una buena correlación, pero se encontró una correlación muy baja para la ruta oral. En conclusión, no se recomienda la administración oral de levosulpirida en ovejas, mientras que la administración intravenosa e intramuscular muestran perfiles comparables. Estos datos son bastante parecidos a los que se han estudiado en el caso del ganado caprino.

Este estudio se ha publicado en la revista internacional Small Ruminant Research con la firma de los siguientes autores: Beata Lebbowska-Wieruszewskal, Irene Sartini, Giovanni Barsotti, Francesco Camillo, Alessandra Rota, Duccio Panzani, Amnart Poapolathep y Mario Giorgi.

El consumo de carne fresca de ovino y caprino en los hogares españoles continúa con datos a la baja, aunque en las escasas estadísticas de las que se dispone de 2019, las perspectivas son algo más esperanzadoras. Así, en el primer trimestre del presente año, se ha producido un incremento del 0,1% en el consumo respecto al mismo periodo del pasado ejercicio. Además, hay que tener en cuenta que la Semana Santa en 2018 fue en marzo, mientras que en 2019 se celebró en abril, por lo que es de esperar que esta festividad con un marcado aumento de consumo de cordero tenga un efecto positivo cuando se conozcan las estadísticas del segundo trimestre del presente año y los datos mejoren por encima de ese 0,1% actual.

Sin embargo, la tasa interanual sigue siendo altamente preocupante. En el año móvil de abril de 2018 a marzo de 2019 se han consumido en los hogares españoles un total de 62,4 millones de kilogramos de carne de ovino y caprino, lo que significa un notable descenso del 8,6% respecto a los 68,3 millones que se habían consumido en el año móvil anterior, es decir, de abril de 2017 a marzo de 2018. En valor económico, la caída es aún más acentuada, debido a una pérdida de precio del cordero, pasando de 752,14 a 680,93 millones de euros, por lo que el descenso porcentual es del 9,5%. Estos descensos son mucho más acusados de lo que ocurre con el total de la carne consumida en los hogares españoles, que ha perdido un 1,7% de volumen y un 0,3% de valor.

Otro dato negativo es el consumo per cápita de carne de ovino y caprino, con 1,36 kilogramos, un dato que sigue a la baja en los últimos años. Por lo tanto, la carne de los pequeños rumiantes únicamente representa el 2,9% de los 46,17 kilogramos per capita de media que se consume en los hogares españoles.

Muchas campañas históricas de erradicación de enfermedades se han caracterizado por una movilización a gran escala y campañas de vacunación masiva a largo plazo. A medida que aumenta la duración de un programa, el costo total también aumenta, pero la efectividad y la sostenibilidad disminuyen, lo que a veces resulta en una pérdida prematura del apoyo de los interesados, fatiga o retrocesos importantes.

En contraste con este enfoque de guerra de trincheras, el investigador francés Angus R. Cameron propone en un artículo publicado en la revista científica Frontiers in Veterinary Science una estrategia de erradicación modelada en tácticas de guerrilla. Para la erradicación de la peste de los pequeños rumiantes, esto significa un alejamiento de la vacunación masiva a largo plazo, centrándose en cambio en abordar algunos de los desafíos que han plagado los programas de erradicación anteriores: la vigilancia ineficaz y la gestión del movimiento.

Los desarrollos recientes en la vigilancia han demostrado que ahora es posible capturar información sobre casi todos los casos de enfermedades, todos los movimientos y todas las actividades de control, de toda la población en tiempo real. El desarrollo de sistemas de vigilancia potentes, efectivos y sostenibles es un requisito previo esencial para la erradicación rápida y asequible de la peste de los pequeños rumiantes.

La peste de los pequeños rumiantes puede eliminarse rápidamente de poblaciones pequeñas al lograr niveles muy altos de cobertura de vacunación por solo un corto período. El desafío clave es, entonces, prevenir la reintroducción de la enfermedad a medida que disminuye la inmunidad y responder de manera rápida y efectiva en el caso de nuevos brotes locales. Una comprensión integral de los patrones de movimiento y sus impulsores permitirá implementar una erradicación progresiva rápida. La población se puede dividir en unidades manejablemente pequeñas, dirigidas secuencialmente para la vacunación de alta cobertura y corta duración, y luego pasar a la siguiente unidad en la dirección del flujo de animales. Este enfoque optimiza el uso de los recursos disponibles y minimiza el desafío y la interrupción de la gestión del movimiento retrógrado de las áreas infectadas a las no infectadas. Se requieren altos niveles de participación de la comunidad para lograr la calidad de la vigilancia, la gestión del movimiento y la respuesta rápida necesaria para el éxito.

Casi el 30% de los hogares en Afganistán poseen cabras y ovejas. Los animales son fuentes de alimentos y de ingresos para las familias. Cualquier amenaza a estos animales puede ser devastadora para las familias de ganaderos y poner en riesgo la seguridad alimentaria de las comunidades dependientes del pastoreo.

Hasta la fecha, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha vacunado 12 millones de ovejas y cabras contra la peste de los pequeños rumiantes. Combatir enfermedades no es una tarea fácil en un país con una orografía montañosa a menudo inaccesible, fronteras internacionales porosas y una población rural en gran parte analfabeta. El personal de la FAO y más de 1.000 trabajadores comunitarios de sanidad animal llevaron a cabo controles de rutina, vacunas y crearon conciencia sobre la prevención de enfermedades animales contagiosas a través del tratamiento temprano y mediante la creación de puestos de divulgación en los mercados locales de animales en todo el país, y la publicación de folletos ilustrados dirigidos a agricultores que no saben leer.

Los productores también recibieron información sobre cuándo y dónde podían obtener medicamentos, y durante el proceso sus animales fueron vacunados contra la peste de los pequeños rumiantes. Los trabajadores de salud animal también emitieron tarjetas de vacunación para cada animal, detallando el historial de vacunas. La mayor parte de los ganaderos, que al principio eran reacios a la vacunación, finalmente se han convencido de las ventajas de la vacunación.

La FAO también restauró y equipó el laboratorio central de diagnóstico del ganado en Kabul, la capital de Afganistán, con equipos de última generación, un laboratorio de formación, capacidad de almacenamiento para 10 millones de dosis de vacunas y un equipo de profesionales que pueden diagnosticar rápidamente la enfermedad.

Los científicos del Instituto Pirbright (Reino Unido) han desarrollado un nuevo método para detectar el virus de la peste de los pequeños rumiantes en el campo. La nueva prueba de diagnóstico es tan confiable como las pruebas de laboratorio, proporciona resultados rápidos y es fácil de usar en el campo, según destaca la institución académica. Estas características ayudarán a mejorar la vigilancia de la enfermedad, que infecta a pequeños animales de ganado, como cabras y ovejas, y ayudará a la campaña mundial de erradicación que se ha planteado eliminar la peste de los pequeños rumiantes en el año 2030.

El diagnóstico rápido es esencial para identificar a los animales infectados para garantizar que se apliquen las medidas de control adecuadas, como la vacunación de emergencia y las restricciones de movimiento, lo más rápido posible para evitar una mayor transmisión. Actualmente, el diagnóstico de esta enfermedad debe verificarse en laboratorios designados y, aunque los métodos utilizados son precisos y sensibles, pueden ser costosos y llevar mucho tiempo. El proceso de transporte de la muestra también puede retrasar la confirmación de la enfermedad y causar el deterioro de la muestra, lo que dificulta el diagnóstico.

La nueva prueba de diagnóstico de campo, descrita en la revista Viruses, supera estos inconvenientes al ser portátil, rápida y precisa, permitiendo que las muestras se procesen en el lado del corral del animal sin un paso de extracción de ARN. También puede detectar la presencia de PPRV en una amplia gama de muestras que incluyen sangre, tejidos, hisopos nasales, salivales y oculares, leche y heces. La prueba necesita más validación con muestras de campo para su uso durante situaciones de brote, pero los resultados hasta ahora son extremadamente prometedores.

“Esta prueba proporciona una clara ventaja sobre los procedimientos de laboratorio actuales disponibles para el diagnóstico de la peste de los pequeños rumiantes”, dijo la profesora Satya Parida, jefa del grupo de diferenciación de vacunas de Pirbright. “Nuestra prueba precisa del lado de la pluma es fácil de usar y permitirá a los veterinarios y agricultores procesar las muestras mucho más rápido, lo que a su vez podría ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad al permitir que las autoridades tomen medidas rápidas”.

Se estima que la peste de los pequeños rumiantes genera pérdidas anuales de entre 1.500 y 2.000 millones de dólares estadounidenses (entre 1.360 y 1.810 euros) en las regiones de África, Medio Oriente y Asia, donde viven más de 330 millones de las personas más pobres del mundo, la mayoría de las cuales dependen de las ovejas y las cabras para su sustento.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder