interovic 1000x120 junio19

Mostrando publicaciones por etiqueta: Trashumancia

La Mancomunidad de Tierras Altas de Soria propone descubrir la experiencia de ser pastor y guiar a las ovejas en su regreso a la comarca pastoril del 8 al 10 de julio. En la ruta no faltará la gastronomía pastoril, las exhibiciones de esquileo, la oportunidad de dormir al raso junto al rebaño y participar en actividades relacionadas con el mundo del pastoreo y de las ovejas de raza Merina, según publica Diario de Soria.

Esta experiencia turística se denomina ‘Somos Trashumantes’ y se hace coincidir con el regreso de los rebaños a Tierras Altas desde Extremadura y Castilla La Mancha. Este año será el turno de un rebaño de los hermanos José María, Ricardo y Basilio Pérez Martínez (conocidos como los Aceros) de Navabellida y que pasan el invierno en Trujillo (Cáceres). Ellos se turnan para participar con sus ovejas en estas jornadas con Eduardo del Rincón, de Los Campos, que se traslada al valle de Alcudia, en tierras manchegas.

Este año las jornadas se han retrasado porque las lluvias de primavera han producido en Castilla-La Mancha y Extremadura ricos y frescos pastos. También se ha retrasado el saneamiento a principios de junio y eso hace que los animales tengan que estar un mes más en esas tierras. Concretamente, llegarán a la estación del Cañuelo tres camiones con 1.000 ovejas y se cruzará Soria capital en la jornada del viernes 8 de julio, para continuar el camino hacia Oncala el sábado 9 de julio y llegar a esta localidad de Tierras Altas el domingo 10 de julio, poniendo punto final al trayecto.

En la comarca quedan dos explotaciones ganaderas que mantienen viva la trashumancia. Por ello, la mancomunidad les reconoce por “mantener viva una actividad en peligro de extinción” y extiende este homenaje “a otros tantos más que ya dejaron atrás esta forma de vivir”. Cada año, en la fiesta de la Trashumancia de Oncala se les hace un merecido homenaje, a los pastores que cumplen 80 años y a las mujeres de la misma edad que se quedaban a cargo de sus hogares.

San Vitero (Zamora) dedicará su feria de septiembre, de ganado ovino, a los últimos practicantes de la trashumancia, dos reducidos grupos de pastores que cada verano llevan sendas cabañas desde los campos de Aliste a las montañas de Sanabria, para bajar de nuevo al final del estío, según publica La Opinión de Zamora.

En la época de la tecnificación y estabulación de la industria ganadera, en la provincia de Zamora sólo quedan quince pastores que aún llevan a cabo esta práctica de extensivo “que les permite, además de obtener pastos baratos, tener días de descanso, un lujo en este oficio”, recuerda Pedro Gómez Turiel, del comité

organizador del evento. Nueve de ellos manejan cada verano una cabaña de 5.000 ovejas, y los otros seis cuentan con unas 4.000 reses. A ellos está dedicado el programa de actividades que han elaborado conjuntamente el Ayuntamiento de San Vitero, la Diputación de Zamora y la Junta de Castilla y León, y que comienza la semana que viene con un ciclo de conferencias sobre trashumancia y ganadería extensiva que se desarrollarán en Zamora, en el Museo Etnográfico de Castilla y León.

El miércoles 15 de junio Pascual Riesco, investigador de la Universidad de Sevilla, abre las jornadas con una ponencia sobre la trashumancia en la sierra Segundera en el siglo XVI, a las 20 horas; el jueves 16 a la misma hora la arquitecta Esther Prada disertará sobre la trashumancia en los paisajes de las tierras de Zamora y el lunes 20 de junio Víctor Casas, de la Fundación Entretantos, hablará sobre las aportaciones invisibles de la ganadería extensiva, también a las ocho de la tarde. Por último, el martes 21 a las siete el naturalista Jesús Garzón explicará el estado de la trashumancia en el siglo XXI y su importancia para el ecosistema.

Un rebaño de más de 1.000 ovejas ha irrumpido inesperadamente en la madrugada de este martes en el casco urbano de Huesca. Alrededor de 1.300 ovinos se han paseado por una avenida de la localidad hasta que la Policía Local ha conseguido reconducirlas hasta el lugar del que se habían escapado sin que el pastor se percatara. Según han informado fuentes municipales, el rebaño esperaba en las inmediaciones de la ciudad con el compromiso de no pasar hasta las 7.00 horas de la mañana en dirección a los pastos del Pirineo, donde se dirigían para pasar la estación veraniega, según publica La Verdad.

 

Al parecer, el pastor se quedó dormido y no se percató de que las ovejas se habían despertado e iniciaban la marcha por sí mismas en dirección al casco urbano, por donde discurre la cañada real que atraviesan los ganados trashumantes. Sobre las 4.30 horas de la madrugada la Policía Local recibió el aviso sobre el suceso.

Un rebaño de ganado ha pasado por las calles de Crevillent, dentro del transcurso de la trashumancia por las vía pecuarias de la localidad. Estas rutas, vías y caminos son el resultado de los necesarios traslados pecuarios que el hombre ha venido realizando en la búsqueda de pastos invernales y estivales, teniendo su origen en los movimientos migratorios de los animales, por ello goza de una protección y privilegios de uso, según publica Información.

Así, las redes de vías pecuarias siguen prestando servicio a la ganadería y también lo son como auténticos corredores ecológicos, favoreciendo el contacto del hombre con la naturaleza y de la ordenación del entorno medioambiental.

 

El concejal de Agricultura, Francisco Verdú, reseñó que en Crevillent existen diez vías reconocidas en el catálogo de vías pecuarias de la Comunidad Valenciana, con una longitud superior a los 62 kilómetros, que vertebran de norte a sur del municipio. 

Unas 750 ovejas merinas sin esquilar han llegado este domingo al acueducto de Segovia desde la plaza Oriental de la ciudad para rememorar una tradición de tiempos inmemoriales, la trashumancia, que pretende reivindicar la calidad del producto segoviano frente al importado.
Bailes regionales, entrega del cencerro de oro al cantante de los Burning, y caldereta solidaria han completado las actividades de un domingo de tradiciones en el que se celebra la IV Fiesta de la Trashumancia, organizada por Segolechal.
Tras un recorrido de más de una hora por las calles segovianas los pastores acompañados de sus perros han realizado una espectacular exhibición para mostrar como se maneja y contiene el ganado.
Además, en torno a 1.000 personas han podido disfrutar de los más de 500 kilos de este guiso de cordero, servido en cazuela de barro propio de tierras castellanas, tras realizar un donativo de cinco euros destinados a Amref Salud África, una ONG dedicada a mejorar la salud de los habitantes del continente, según ha explicado el presidente de Segolechal, Kike Santana.
En Segovia todavía queda algún resquicio de esta práctica y es que ganaderos como Jesús María Valverde se resisten a abandonar siglos de tradición, "lo lleva en las venas y todos los años parte desde Escarabajosa de Cabezas (Segovia) con el fin de sentirse joven", ha contado Santana.
El Ayuntamiento, la Diputación Provincial y la Asociación de Cocineros también han querido apoyar esta iniciativa con un gran atractivo para vecinos y turistas.
Segolechal cuenta en la actualidad con 190 socios y 170.000 cabezas de ganado y aunque su presidente no cree que el sector esté en peligro día a día la asociación "lucha por defender la calidad de los productos de la tierra, que nada tienen que ver con lo que se importa de Francia, Italia o Nueva Zelanda". 

El sector ovino, comandado por la asociación Segolechal, que suma unas 200.000 ovejas en toda la provincia, reivindicó la importancia del ganado ovino en una provincia como Segovia, en la IV Fiesta de la Trashumancia. “El arraigo de siglos que la actividad ganadera trashumante ha tenido en la Península Ibérica ha sido y es una manera efectiva y rigurosa del aprovechamiento estacional de los pastos imprescindibles para la alimentación del ganado”, explica el presidente de la Asociación de Amigos de las Cañadas, Fernando Vázquez, en un trabajo de investigación sobre la trashumancia, según publica El Adelantado.

 

Y en concreto, añade, “la provincia de Segovia se encuentra en el centro de estos itinerarios norte-sur, pues varias de las Cañadas Reales recorren su territorio. Una parte importante de la actividad laboral era sumarse a los beneficios económicos que el pastoreo ofrecía y muchas localidades de la Sierra han vivido de la actividad ganadera trashumante y han desarrollado un conocimiento de esta actividad así como el mantenimiento de la infraestructura cañariega”.
“El objetivo es promocionar el sector ovino, para que la gente sepa que en el siglo XIII comenzó el auge del ovino y la lana en Segovia. Queremos reivindicar y recordar que este sector ha sido muy importante para la provincia desde hace siglos y hasta ahora”, comentaba el ganadero Jesús María Valverde. 

Las duras condiciones del terreno, la estacionalidad de la producción y los ataques de los lobos han sido factores clave para que la mayoría de los pastores abandonaran las majadas de los Picos de Europa y apostaran por construir sus queserías en los valles, para elaborar el queso Gamonéu, según publica La Nueva España.

Algunos ganaderos ya han subido la reciella aprovechando que se abría la temporada de pastos para el ganado menor, que se realiza en la montaña de Covadonga.

La IV Fiesta de la Trashumancia que organiza la asociación Segolechal concentrará el próximo domingo a más de 700 ovejas a los pies del Acueducto, al que llegarán tras recorrer Segovia desde el parque del Santo Ángel de la Guarda por la Cañada Soriana Occidental hasta la Plaza Oriental, como se hacía cuando se trasladaba el ganado de los pastos de invierno a los de verano, según publica El Adelantado.

 

Este domingo se quiere recordar de nuevo este tipo de pastoreo, del que la provincia de Segovia fue protagonista durante varias épocas, como centro importante del sector ovino.
El presidente de Segolechal, Kike Santana, colectivo que registra 200 socios y unas 180.000 cabezas de ganado, presentó en rueda de prensa lo que será la cuarta edición de esta fiesta, que comenzará hacia el mediodía con la llegada del rebaño a la Plaza Oriental y su paso por el Acueducto. También habrá una caldereta popular a beneficio de ‘Amref Salud África’. 

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ha organizado, para el próximo 29 de mayo, una excursión didáctica que mostrará cómo eran los paisajes relacionados con la trashumancia de la Cañada Real Soriana Occidental, ha informado el departamento en un comunicado.
Durante el recorrido de 'El paisaje de la lana', que es el nombre de esta ruta guiada organizada a través del Centro Nacional de Educación Ambiental (CENEAM) del Organismo Autónomo Parques Nacionales, se pondrá en valor la importancia de las vías pecuarias, la influencia de la industria lanera en la economía local o las claves de la cultura pastoril.
Como parte de esta iniciativa, también está previsto visitar las ruinas del rancho del Marqués de Iturbieta, también conocido como rancho de Santillana, que permitía esquilar a miles de ovejas en un periodo de 20 o 30 días y que constituye uno de los centros "más representativos de la zona", ha explicado.
A finales del siglo XVIII, unos cuarenta esquileos trabajaban en la provincia de Segovia sobre 750.000 cabezas de ganado ovino o, lo que es lo mismo, una quinta parte de toda la cuota del Honrado Concejo de la Mesta.
En mayo, las buenas condiciones geográficas y climáticas de las laderas de la sierra de Guadarrama, en su vertiente norte, permitían el esquileo de un gran número de animales cuando los rebaños trashumantes iniciaban la vuelta hacia los pastos de verano.
La excursión, gratuita y destinada a familias con niños a partir de diez años, se desarrollará en grupos de 40 personas, con un recorrido aproximado de 7,5 kilómetros de baja dificultad que se puede realizar en cuatro horas aproximadamente.
Los participantes deben inscribirse a través del correo electrónico 'Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. ' o en el teléfono 921473880.

Un rebaño de más de 1600 ovejas, propiedad de los hermanos Cardos, pasará por Puertollano (Ciudad Real), de regreso a su comarca en la localidad conquense de Vega del Codorno comarca para pasar allí el verano hasta regresar de nuevo al Valle de Alcudia en el próximo otoño, según publica La Comarca de Puertollano.

Con el inicio de la trashumancia de primavera las ovejas guiadas por sus pastores, acompañados de varios miembros de Ecologistas en Acción-Valle de Alcudia, iniciaban su camino el pasado domingo desde la finca de El Cañaveral hasta las cercanías de Mestanza, donde pernoctaron antes reemprender su camino.

Los rebaños trashumantes buscan los mejores pastos y climatología en cada momento, recorriendo los 400 kilómetros que separan las comarcas ganaderas de Vega del Codorno y Valle de Alcudia dos veces al año.

 

 

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder