interovic 1000x120 junio19

La paratuberculosis es una enfermedad de distribución mundial que afecta principalmente a los rumiantes domésticos. El agente causal de esta enfermedad es ‘Mycobacterium avium subp. Paratuberculosis’ (Map), bacteria que se elimina principalmente con las heces de los animales infectados, siendo la principal ruta de transmisión la fecal-oral. Los animales más propensos a la infección son los más jóvenes, principalmente durante los primeros 6-12 meses de vida. Los signos clínicos, sin embargo, se observan habitualmente tras el primer o segundo parto.

Resulta difícil hablar de la prevalencia de esta enfermedad porque los muestreos hechos no son representativos y/o porque la metodología aplicada para la detección de los animales infectados es muy diversa. Sin embargo, en un estudio recientemente publicado basado en datos de 48 países de todo el mundo, y en el que ha participado Neiker, se estimó que la prevalencia a nivel de rebaño en los países desarrollados era del 40%. La paratuberculosis causa grandes pérdidas económicas como resultado de la reducción de la producción de leche, del aumento de los sacrificios de animales con mala condición corporal, así como de la mayor incidencia de otras enfermedades como mamitis o infertilidad en las explotaciones afectadas.

La estrategia de control de la paratuberculosis es uno de los grandes debates que surgen al hablar de esta enfermedad, principalmente cuando se baraja la vacunación como alternativa debido a la posible interferencia con las pruebas de rutina utilizadas en los programas oficiales de erradicación de la tuberculosis bovina. Estudios llevados a cabo por nuestro grupo han demostrado que la interferencia de la vacunación frente a Map en el diagnóstico de la tuberculosis es muy similar a la observada en infecciones naturales. A pesar de esto, Neiker en colaboración con el CICbioGUNE está trabajando en la búsqueda de nuevos biomarcadores, que puedan ser utilizados en el diagnóstico de la tuberculosis y que no se vean alterados por la infección natural ni por la vacunación frente a paratuberculosis, lo que tiene una gran importancia en el caso del ganado caprino.

Publicado en Noticias

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que trabajan en el Instituto de Biomedicina de Valencia han llevado a cabo un estudio acerca de los determinantes genómicos de la especiación y propagación de la tuberculosis.

Los resultados del trabajo, en el que también ha participado el Instituto de Biología Integrativa de Sistemas (I2SysBio), centro mixto del CSIC y la Universitat de València, y la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica (FISABIO) de la Comunitat Valenciana, amplían los conocimientos sobre la evolución de las bacterias causantes de la tuberculosis en animales y humanos, según publica la agencia de noticias científicas SINC.

Los investigadores del CSIC en el Instituto de Biomedicina de Valencia Iñaki Comas y Álvaro Chiner Oms explican que “para conocer los eventos genómicos poblacionales que condujeron a la aparición del patógeno de la tuberculosis, hemos trabajado con el Complejo Mycobacterium tuberculosis”. La creciente disponibilidad de datos genómicos poblacionales ha permitido una mejor comprensión de la diferenciación genotípica y ecológica entre bacterias estrechamente relacionadas. Esto ha permitido desarrollar modelos teóricos de cómo emergen las especies de bacterias y las regiones genómicas implicadas.

“Este estudio aplica por primera vez estos modelos a un patógeno que afecta a los humanos, para ello se han estudiado las bacterias más estrechamente relacionadas con MTBC, conocidas como ‘Mycobacterium canettii’ o MCAN, una cepa aislada del Cuerno de África. Nuestro análisis confirma la hipótesis de que ambas compartieron un acervo genético común.

Además, hemos aprovechado la disponibilidad de secuencias genómicas de miles de cepas clínicas del complejo MTBC, así como de parientes cercanos como MCAN, para identificar nuevos determinantes genómicos en la aparición y posterior propagación del MTBC”, añade Iñaki Comas. Los investigadores del Instituto de Biomedicina de Valencia han identificado el gen phoR como clave de un sistema involucrado en la virulencia, y que desempeñó un papel fundamental en la evolución del Complejo Mycobacterium tuberculosis.

“Trabajos anteriores habían mostrado que las mutaciones de phoR desempeñaron un papel central en la adaptación del patógeno a diferentes especies hospedadoras. Nosotros hemos demostrado la vinculación del gen phoR con la propagación temprana de la tuberculosis humana, así como en expansiones posteriores. Nuestro trabajo también demuestra que el estudio de la evolución de los patógenos ayuda a comprender los determinantes de su virulencia pasados y presentes”, concluye Comas.

Publicado en Noticias

Manuel Fernández Morente, jefe de Servicio de Sanidad Animal de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, estuvo presente durante los pasados días 30 y 31 de mayo en el Foro Nacional del Caprino, que se celebró en Antequera (Málaga) para coordinar uno de los módulos del foro e informar sobre la marcha del plan voluntario de tuberculosis caprina que se está desarrollando en esta comunidad autónoma.

Fernández Morente señaló que hay casi 600 explotaciones que están inscritas en el programa, frente al escaso medio centenar que se había interesado con la anterior orden de hace una década. De ese total de rebaños, unos 120 ya contaban con la calificación de C3, mientras que otras 200 explotaciones tienen todos los resultados negativos. El aspecto negativo es que aproximadamente el 20% de las granjas han tenido animales positivos en la prueba comparada, por lo que la prevalencia confirmada en los rebaños andaluces se sitúa en esa cifra porcentual.

“Es lo esperable y son datos parecidos a lo que ha pasado al principio en otras comunidades autónomas. Teníamos claro que se debía avanzar en este aspecto de la tuberculosis. El mantenimiento de la calificación C3 se consigue gracias a pruebas simples, lo que puede suponer algún problema que estamos intentando solucionar con el sector”, señaló el jefe de Servicio de Sanidad Animal de la administración andaluza.

En este sentido, señaló que la Consejería de Agricultura está satisfecha del desarrollo del programa, al que considera prioritario. “Se está haciendo un esfuerzo económico importante con las indemnizaciones de los animales sacrificados y las subvenciones que se realizan a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria (ADS)”, señaló. Por último, animó a los productores de caprino de Andalucía para que se inscriban en este programa voluntario. “El futuro del sector y de la comercialización de animales pasa por tener el mejor estatus sanitario posible”.

Publicado en En Portada

Un estudio realizado entre investigadores españoles y británicos ha combinado los resultados del modelo con datos de campo para un sistema de lobos (‘Canis lupus’) que se alimentan del jabalí (‘Sus scrofa’), como reservorio de tuberculosis en la fauna silvestre. El objetivo era examinar cómo la depredación puede contribuir al control de la enfermedad en sistemas con múltiples huéspedes.

Los resultados muestran que la depredación puede llevar a una marcada reducción en la prevalencia de la infección sin llevar a una reducción en la densidad de la población del huésped, ya que la mortalidad debida a la depredación puede compensarse con una reducción en la mortalidad inducida por la enfermedad. Por lo tanto, un hallazgo clave es que una población que alberga una infección virulenta puede ser regulada a una densidad similar por enfermedad en alta prevalencia o por depredación en baja prevalencia.

Por lo tanto, los depredadores pueden proporcionar un servicio clave del ecosistema que debe reconocerse cuando se consideran los conflictos entre humanos y carnívoros y la conservación y el restablecimiento de las poblaciones de carnívoros.

El artículo ha sido publicado en la revista Scientific Reports y está firmado por los siguientes investigadores: E. Tanner (Universidad Heriot-Watt de Edimburgo), A. White (Universidad Heriot-Watt de Edimburgo), P. Acevedo (Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos IREC), A. Balseiro (Serida y Universidad de León), J. Marcos (Principado de Asturias) y C. Gortázar (Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos IREC).

Publicado en Noticias

granja caprino web

Ante el desconocimiento sobre la prevalencia de la tuberculosis caprina en Cataluña y el hecho de que no existen programas de aplicación nacional, un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona, el IRTA-CreSA, la Generalitat de Cataluña y la ADS de Ovino y Caprino Lechero de Cataluña realizaron una investigación para buscar fórmulas alternativas que ayuden a paliar el problema y a reconducir la situación, sin reducir la viabilidad de las explotaciones.

En Cataluña se ha puesto en marcha un programa voluntario de acreditación de rebaños de caprino de leche, que ha permitido acreditar como oficialmente indemne casi la mitad de los rebaños existentes. Paralelamente, se ha puesto en marcha un estudio piloto para comprobar la eficacia de la vacuna atenuada con el Bacilo de Calmette-Guérin (BCG) para reducir la prevalencia en aquellos rebaños en los que la erradicación no es viable debido a la elevada prevalencia. Este plan piloto combina vacunación de la reposición, y desvieje selectivo de los animales infectados, y tiene una duración de aproximadamente cuatro años. Los resultados, muy preliminares aún, indican que es posible reducir la prevalencia, pero que otros factores adicionales a la vacunación son importantes en la consecución del objetivo.

El estudio se presentó en el Congreso de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC) de Salamanca 2017, con la firma de los siguientes autores: M. Domingo, M. Grasa, I. Mercader, Z. Cervera, M. Martín, C. Arrieta, C. Massot y B. Pérez del Val.

Publicado en Noticias

foto LS scrapie.jpg acriflor

La Asociación Nacional de Criadores de la Raza Florida cuenta ya con la una ganadería más calificada oficialmente frente a Scrapie o tembladera clásica en Andalucía. La ganadería es la de Ángel Luis López Marfil, con siglas LS, situadas en la localidad gaditana de Los Barrios. Esta ganadería cuenta con la calificación y estatus sanitario M4 y C3, máxima calificación frente a Brucelosis, y oficialmente indemne frente a Tuberculosis.

Las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EET) son enfermedades neurodegenerativas causadas por priones que producen espongiosis cerebral. Este grupo de enfermedades afecta a diferentes especies animales y al hombre. En los pequeños rumiantes se conoce desde el siglo XVIII una EET, la tembladera, conocida también como prurigo lumbar o scrapie clásico. En 2005 apareció en Francia el primer, y hasta hoy único, caso de EEB en ganado caprino. En 1994 España comienza a aplicar medidas para prevenir, controlar y erradicar las EET mediante el control de las harinas de carne en pienso. Desde 1997 se realizaron programas de control y vigilancia de basados en una vigilancia pasiva que seguían los criterios de la Organización Mundial de la Salud Animal (OIE) y en aplicación de la normativa comunitaria. Ante la aparición del primer caso de EEB en España, el 22 de noviembre de 2000, se publica el Real Decreto 3454/2000, por el que se establece un Programa Integral Coordinado de Vigilancia y Control de las EET de los animales.

Esta calificación supone, que en virtud de lo establecido en el Anexo VIII del Reglamento CE (999/2001) del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo, por el que se establecen disposiciones para la prevención, en control y la erradicación de determinadas encefalopatías espongiformes transmisibles, esta ganadería cumple con las condiciones necesarias para su reconocimiento, en relación con Tembladera Clásica, también conocida como Scrapie, como Explotación con Riesgo Controlado. Por lo que esta ganadería dispone ya de la autorización oficial para realizar intercambios de animales caprinos con destino cría o reproducción, su esperma, embriones y óvulos en la Unión Europea, lo que va a permitir abastecer demanda de animales vivos de Raza Pura Florida que llega desde países como Portugal e Italia.

Publicado en Noticias

El ganado caprino puede actuar como reservorio de ‘M. bovis’ y sobre todo de ‘M. caprae’, especie perteneciente a ‘M. tuberculosis complex’ y que puede afectar al ganado vacuno, siendo indistinguible de la enfermedad provocada por ‘M. bovis’ y contribuyendo al mantenimiento de la tuberculosis bovina. De esta premisa parte el ‘Programa Nacional de Erradicación de la Tuberculosis Bovina en Andalucía’, publicado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, adaptando la normativa existente con el programa nacional de erradicación de esta enfermedad.

Los servicios veterinarios oficiales velarán por que se lleven a cabo pruebas oficiales de diagnóstico en aquellas unidades productivas de caprino incluidas en explotaciones que tengan también ganado bovino, que convivan o aprovechan pastos comunes, que mantengan relación epidemiológica con rebaños de ganado bovino y en aquellos rebaños caprinos que, aun sin cumplir con el requisito de convivencia se detecte, mediante la encuesta epidemiológica, la información contenida en la base de datos de espoligotipos, o cualquier otra evidencia, que pueden estar actuando como fuente de la enfermedad para los rebaños bovinos del área de explotación. A estos efectos podrá entenderse como relación epidemiológica los casos de rebaños de caprino ubicados en municipios donde se haya confirmado la enfermedad en el ganado bovino.

En caso de estar calificado el rebaño bovino y estar libre de enfermedad el rebaño caprino, la frecuencia de las pruebas en el caprino será la prevista en el Programa Voluntario de Tuberculosis Caprina; no obstante si no se cumple el requisito anterior, se efectuarán saneamientos en ambas especies de manera simultánea con la frecuencia en que deban efectuarse en la especie bovina en virtud del presente programa. La prueba que se utilizará en los caprinos es la IDTB simple o comparativa, pudiéndose emplear adicionalmente la prueba de gamma-interferón. En estas pruebas se podría utilizar en los caprinos las PPD bovina y aviar destinadas a su utilización en programa de erradicación de tuberculosis bovina.

En el caso de detectarse algún caprino positivo, se sacrificará e indemnizará conforme a lo establecido en el Real Decreto 389/2011, de 18 de marzo, por el que se establecen los baremos de indemnización de animales en el marco de los programas nacionales de lucha, control o erradicación de la tuberculosis bovina, brucelosis bovina, brucelosis ovina y caprina, lengua azul y encefalopatías espongiformes transmisibles.

Se procederá a la toma de muestras para el cultivo, aislamiento y tipificación de la cepa, de forma que se permita su comparación y la realización de deducciones epidemiológicas en la Base Nacional de Espoligotipos. Las actuaciones (IDTB, cultivos y sacrificios) realizadas en la especie caprina reseñadas en el presente apartado, a diferencia de las del Programa Voluntario del Caprino, serán susceptibles de ser cofinanciadas con fondos de la UE al estar enmarcadas dentro del Programa de Erradicación de la Tuberculosis Bovina, por lo que deberán contabilizarse por los servicios veterinarios oficiales de manera separada, a fin de que puedan facilitar la información, y diferenciarlas en Siggan en la medida de lo posible cuando esté habilitada esa opción, de aquellas otras del Programa Voluntario.

 

Programa completo: https://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/Programa_TBBOV_Andaluc%C3%ADa_firmado_2019.pdf 

Publicado en Noticias

chamorro

 

PIE DE FOTO

Javier Chamorro, ganadero de Granja Mataelrayo (Foto Javier Chamorro)

El Tribunal Supremo ha dado la razón a un ganadero que denunció el sacrificio de sus cabras tras unas pruebas de tuberculosis que finalmente resultaron erróneas. Según la sentencia, las pruebas realizadas por los técnicos de la Junta de Castilla-La Mancha a los animales y que dieron tuberculosis daban fallos o falsos positivos y, tras realizar una analítica posterior, el resultado fue “ausencia del crecimiento de mycobacterium caprae tuberculosis”, por lo que se trata de una prueba que no es efectiva y es por lo que el ganadero había requerido que se le hiciera a sus cabras otra combinada, que no se admitió entonces por la Junta.

Por lo tanto, el Tribunal Supremo ha dado la razón a Alberto Chamorro, un ganadero de Majaelrayo (Guadalajara), en el recurso contencioso-administrativo interpuesto contra la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha por sacrificar varias decenas de cabras en base a unas pruebas de tuberculosis que “no eran las más adecuadas”.

Chamorro, vecino de Majaelrayo, lleva varios años de lucha contra la decisión de la Administración regional al entender que no tenía que haber sacrificado cerca de un centenar de cabras de su ganadería porque la prueba que se realizó para determinar que tenía tuberculosis era simple y debería haberse realizado una segunda prueba, la conocida como combinada de contraste.

El pasado año este ganadero ya ganó el pleito ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, y tras ser recurrido por la Administración regional, ahora el Supremo le ha vuelto a dar la razón.

Según la sentencia, las pruebas realizadas por los técnicos de la Junta a las cabras y que dieron tuberculosis daban fallos o falsos positivos y, tras realizar una analítica posterior, el resultado fue “ausencia del crecimiento de mycobacterium caprae tuberculosis”, por lo que se trata de una prueba que no es efectiva y es por lo que el ganadero había requerido que se le hiciera a sus cabras otra combinada, que no se admitió entonces por la Junta. Según Chamorro, “las cabras que dan pie a dicha sentencia y que fueron marcadas en el campo por la administración como positivos en tuberculosis, tras ir al matadero y pasar al consumo humano, luego, en los laboratorios dieron ausencia de tuberculosis”.

Para el ganadero se trata de un problema que está generalizado en toda España y que, a su juicio está “diezmando todas las explotaciones” tanto de ganado caprino como vacuno. Según ha precisado, muchas explotaciones ganaderas ya se han puesto en contacto con él para felicitándole y también para recurrir ante los tribunales sus propios casos de falsos positivos.

Publicado en Noticias

Donaciano Dujo, presidente de Asaja Castilla y León, ha pedido que la sanidad animal sea “una cuestión nacional para que todos los ganaderos del país se rijan por las mismas normas”. En este sentido, ha dicho que “se debe mejorar de manera importante en las pruebas o en los resultados de los saneamientos de las explotaciones ya que pruebas que no son del todo reales o aparecen falsos positivos perjudican claramente a los ganaderos afectados”, según publica la web Zamora 24 Horas.

Dujo, que hizo estas manifestaciones en el marco de una jornada organizada por su organización agraria en la localidad salmantina de Alba de Tormes sobre saneamiento ganadero y gestión de purines, apuntó que el porcentaje de positividad en fauna salvaje en Castilla y León respecto a la tuberculosis asciende al 4%, llegando al 20% en ciertas comarcas de la comunidad autónoma. “Si sólo se analiza a parte de los animales, que normalmente son los que se abaten en las cacerías, qué habrá en aquellos que no se analizan”, sentenció el presidente regional de Asaja.

Publicado en Noticias

El I Workshop Ibérico y II Nacional de investigación en Tuberculosis Animal, celebrado en Cáceres, ha dejado clara la preocupación en el control población del jabalí como reservorio de la tuberculosis, lo que afecta a las especies domésticas como el caprino.

Durante la segunda jornada, después de las intervenciones de los representantes de los dos gobiernos estatales, se constituyeron cuatro mesas redondas de trabajo para discutir sobre diferentes aspectos: - Mesa 1. Bioseguridad y potenciación inmunitaria - Mesa 2. Avances en diagnóstico, mejoras en las técnicas vigentes - Mesa 3. Epidemiología: cómo aprovechar la información existente - Mesa 4. Puntos críticos para el control de la tuberculosis La principal preocupación de los allí presentes se centraba en el control poblacional del jabalí y de su interacción con el ganado doméstico, así como en el estudio de la posible interferencia de otras micobacterias distintas a las del complejo ‘Mycobacterium tuberculosis’ en las pruebas utilizadas en los programas de erradicación de la enfermedad, según refleja Neiker en su página web.

Finalmente, en estos momentos parece que el espoligotipado de las cepas aisladas no proporciona suficiente información para llevar a cabo estudios profundos de transmisión, por lo que en algunos casos habrá que recurrir a técnicas moleculares más sofisticadas.

Publicado en Noticias
Página 1 de 21

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder