Quesos Tierra de Sabor

Mostrando publicaciones por etiqueta: Tuberculosis

María Luisa de la Cruz Conty defendió en el centro Visavet de la Universidad Complutense de Madrid una tesis doctoral en la que se ha explorado la utilidad de la aplicación de técnicas de análisis cuantitativo para el estudio de la epidemiología de enfermedades de relevancia en sanidad animal y salud pública.

La mayor parte de estudios epidemiológicos se fundamentan en la clasificación de los individuos de la población en las categorías de infectado y no infectado en función de los resultados de una prueba diagnóstica. No obstante, con frecuencia la fiabilidad de esa prueba no se evalúa previamente, o bien dicha evaluación tiene lugar en unas circunstancias no aplicables posteriormente a la población de interés. En esta tesis se aplicó la estadística Bayesiana en dos escenarios muy diferentes con el fin de estimar la fiabilidad de pruebas diagnósticas ante-mortem.

Una vez establecida la fiabilidad de la herramienta diagnóstica, ésta puede emplearse en la evaluación de los patrones espacio-temporales de la enfermedad. A continuación, se emplearon técnicas de análisis espacial, en combinación con la caracterización molecular de aislados bacterianos, con el fin de identificar posibles áreas de persistencia de la tuberculosis en la Comunidad de Madrid en el periodo 2010-2012, contribuyendo así al reconocimiento de los factores que limitan el progreso del Programa de Erradicación en esta región. La alta homogeneidad genética de las cepas aisladas y la autocorrelación espacial de los coeficientes de transmisión estimados sugirieron la existencia de transmisión entre granjas vecinas o bien el efecto de factores locales condicionando la epidemiología de la enfermedad.

El siguiente paso en un estudio epidemiológico es la integración de toda la información anterior para el diseño e implementación de estrategias de vigilancia y/o control. La evaluación continuada de la efectividad de dichas estrategias es fundamental, por lo que los siguientes trabajos de esta tesis tuvieron como objetivo el abordaje de esta tarea desde enfoques diferentes. Como sugieren los resultados del segundo estudio, el éxito del Programa Nacional de Erradicación de la bTB está limitado, en parte, porque las pruebas diagnósticas disponibles no son capaces de determinar correctamente el estado de infección por su agente causal [miembros del complejo Mycobacterium tuberculosis (MTC), principalmente M. bovis], lo que puede dar lugar a una clasificación incorrecta de las explotaciones infectadas como oficialmente libres de bTB (OTF) debido a la ausencia de reactores a la prueba de la intradermotuberculinización (IDTB). Por ello, el cuarto trabajo tuvo como objetivo la estimación de la sensibilidad a nivel de rebaño del sistema diagnóstico actual, definida como la probabilidad de identificar mínimo un animal reactor a una prueba aplicada en una población verdaderamente infectada, en explotaciones OTF de Castilla y León mediante la aplicación de un árbol de escenario. Los resultados del modelo revelaron que la IDTB es capaz de detectar en un primer saneamiento tres de cada cuatro explotaciones recién infectadas y que, tras dos saneamientos consecutivos en las mismas explotaciones, este número asciende hasta nueve de cada diez, lo que pone de manifiesto la importancia del análisis rutinario de explotaciones consideradas libres de enfermedad en áreas de alta incidencia.

La Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura acogerá el próximo 14 de febrero la jornada de presentación del proyecto ‘Técnicas innovadoras para el control de la tuberculosis en los ecosistemas intensivos’, una iniciativa impulsada por el Grupo Operativo de Innovación (Innotubex) y que tendrá lugar en el campus de Cáceres, según publica Región Digital. Se trata de un proyecto en el que participan Asaja, la Federación Extremeña de Caza, Copreca, el Grupo de Investigación de Recursos Faunísticos de la Universidad de Extremadura, la UEx y el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex).

El acto de inauguración correrá a cargo de la consejera de Medio Ambiente y Rural Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García Bernal; la decana de la Facultad de Veterinaria de Cáceres, Margarita Martínez Trancón; el presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco; y el presidente de la Federación Extremeña de Caza, José María Gallardo.

Posteriormente, el jefe de área de Programas Sanitarios y Zoonosis del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, José Luis Sáez, presentará el Plan de Actuación sobre Tuberculosis en Especies Silvestres. Por su parte, Cristina Sanz, jefa de servicio de Sanidad Animal de la Junta de Extremadura, abordará la situación de la tuberculosis en la ganadería extensiva, y Javier Hermoso de Mendoza, catedrático de Sanidad Animal de la Universidad de Extremadura, hablará sobre ‘Innovación en bioseguridad para el control de la tuberculosis animal’.

El incremento de los ataques de lobos al ganado tiene en vilo a los ganaderos de la Sierra Norte de Guadalajara ya que el final del pasado año y los comienzos de este 2019 está angustioso en varios municipios, entre ellos Campillo de Ranas, El Cardoso, Condemio, Corralejo o Peñalba.
La Asociación Provincial de Agricultores y Ganaderos de Guadalajara (APAG) ha señalado este lunes algunos de los últimos ataques de lobos que ha habido y ha avanzado que los ganaderos de la Sierra Norte han pedido al director provincial de Agricultura, Santos López, una serie de medidas, entre ellas revisar las indemnizaciones.
La ganadería SAT Campillo, de Campillo de Ranas, ha tenido cuatro ataques a terneros en mes y medio, con un balance de tres muertos y uno herido; a finales de diciembre también hubo tres ataques en El Cardoso en apenas quince días, con una cabra, una oveja y un ternero -de diferentes ganaderos- muertos, y en Condemio hubo un ataque la noche del 1 de enero y murió un ternero.
Además, a lo largo de este mes de enero se han repetido ataques en Corralejo o Peñalba, donde el ganadero Alberto Calvo ha sufrido dos casos, por lo que ha lamentado que "a la gente joven como yo, que somos cuatro en el pueblo, la poca ilusión que tienes te la quitan; entre la tuberculina y los ataques, esto terminaremos por abandonarlo porque cada día es una cosa".
Los ganaderos también han reclamado que ante el aumento de explotaciones positivas a tuberculosis se realice una valoración adecuada de los animales positivos, y que las indemnizaciones se paguen inmediatamente después del sacrificio, y facilitar la reintroducción de sementales en la explotación con animales positivos y que se indemnicen todos los positivos sacrificados sin necesidad de que sean saneados en su conjunto. 

La cifra final de la producción de la leche de cabra en España durante el pasado año 2018 es una de las grandes incógnitas que quedan por despejar en el sector del caprino lechero. Hasta el momento, el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) ha publicado los datos oficiales correspondientes hasta el pasado mes de octubre, por lo que queda saber las estadísticas de dos meses para hacer una plena composición de lugar. Sin embargo, se da por hecho que los meses de noviembre y diciembre dibujarán fuertes tendencias a la baja.

Mientras tanto, el mercado se ha animado de forma indudable y se están produciendo subidas de precios en todas las zonas productoras, con una mayor o menor intensidad, pero que pueden situar un precio de mercado durante los meses de enero a febrero entre 7,81 y 8,11 euros por hectogrado, es decir, de 13 a 13,50 pesetas por grado de extracto quesero (suma de los porcentajes de grasa y proteína).

Uno de los factores que está teniendo más influencia en el descenso de la producción de leche de cabra es la campaña voluntaria contra la tuberculosis caprina que se está desarrollando en Andalucía. Según diversas fuentes consultadas, se están hallando entre un 20% y 25% de animales positivos en las explotaciones analizadas, que por lo tanto son destinados de forma inmediata al ganadero. Al tratarse de un plan voluntario, las explotaciones afectadas son un número limitado, pero debe tenerse en cuenta que se trata normalmente de animales de altas producciones, ya que los ganaderos más profesionalizados son los que están desarrollando esta campaña para poder tener saneado y certificado su ganado. Además, se trata de una primera cifra orientativa, y muy llamativa, en el caso de que la administración andaluza decidiera en el futuro extender esta campaña de tuberculosis caprina a todo el sector.

La tuberculosis (TB) en animales es una enfermedad reemergente con una amplia gama de hospedadores que causa grandes pérdidas económicas en el ganado. Las cabras son particularmente susceptibles a la TB y, en áreas endémicas, la vacunación puede ser una medida valiosa para controlar la enfermedad que afecta a varias especies. El objetivo principal de un estudio realizado por investigadores españoles fue evaluar la eficacia de la vacunación parenteral de cabras con una vacuna Mycobacterium bovis (HIMB) inactivada por calor y compararla con la vacuna M. bovis Bacille Calm-ette-Guerin (BCG).

La vacuna HIMB mostró niveles similares de protección a BCG en cuanto a la reducción de volumen de las lesiones de tuberculosis torácica, la presencia de lesiones extrapulmonares, así como una ligera reducción de la carga bacteriana en los ganglios linfáticos pulmonares.

Los resultados indican que HIMB es un candidato de vacuna adecuado para ensayos a mayor escala en condiciones de campo en cabras, debido a su eficacia en este ensayo experimental.

Este artículo se ha publicado en la revista científica Plos One y está firmado por los siguientes autores: Claudia Arrieta Villegas, Tania Perálvarez, Enric Vidal, Zoe Puighibet, Xavier Moll, Albert Canturri, Iker A. Sevilla, Yvonne Espada, Ramón A. Juste, Mariano Domingo y Bernat Pérez de Val. Estos investigadores pertenecen a la Universidad Autónoma de Barcelona y a centros de investigación como el IRTA de Cataluña, Neiker del País Vasco y el Serida de Asturias.

La Comisión Europea (CE) ha reconocido a varias provincias y comunidades autónomas españolas como oficialmente indemnes de brucelosis y tuberculosis bovina y de brucelosis ovina/caprina.
Según publica hoy el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE), se reconoce a la provincia de Pontevedra como libre de tuberculosis bovina.
La Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana y las provincias andaluzas de Almería, Granada y Jaén se consideran indemnes de brucelosis bovina.
Asimismo, también la Comunidad de Madrid y las provincias de Cádiz y Ciudad Real se califican como libres de brucelosis ovina y caprina. 

 

 

La tuberculosis animal es una zoonosis bacteriana producida por bacterias del complejo ‘Mycobacterium tuberculosis’, especialmente ‘M. bovis’ y ‘M. caprae’ que representa un importante problema sanitario en el hombre y los animales (domésticos y salvajes). Por esta razón, en la Unión Europea, los bovinos están sometidos a un programa de erradicación que se basa en el diagnóstico y sacrificio de los animales reaccionantes a las pruebas de diagnóstico oficiales, cuyo reactivo básico es la tuberculina bovina o PPDb. Esta es un derivado proteico purificado de ‘M. bovis’ de composición y titulación compleja. Por todo ello, una tesis doctoral realizada en el Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet) se plantea el el estudio de este reactivo, para a través del conocimiento de la composición de las tuberculinas poder mejorar el diagnóstico. El autor de esta tesis presentada ante la Universidad Complutense de Madrid es José Antonio Infantes Lorenzo.

Dentro de esta tesis doctoral, se ha descrito el desarrollo y la validación de un Elisa indirecto basado en el complejo proteico P22 para utilizar en el diagnóstico de tuberculosis en distintas especies domésticas (ganado bovino, caprino, ovino, porcino y llamas y alpacas) y salvajes (ciervos, jabalíes y tejones), obteniendo una sensibilidad entre 63% y 100% y una especificidad entre el 75% y el 100% dependiendo de la especie. Debido a su excelente especificidad en cerdos y camélidos y una especificidad aceptable en ganado bovino, ovejas y tejones, este Elisa puede constituir una buena opción para el diagnóstico de la tuberculosis a nivel de rebaño. Además, se propone el diagnóstico serológico como técnica de vigilancia para detectar anticuerpos específicos frente MTBC, sobre todo en países oficialmente libres de tuberculosis y en animales no sometidos a la prueba de IDTB debido a su alta especificidad en estas condiciones y sus ventajas.

La Junta de Extremadura ha autorizado un encargo a la empresa Tecnologías y Servicios Agrarios, S.A. (Tragsatec), consistente en la ejecución de los Programas de Sanidad Animal en la Comunidad Autónoma de Extremadura en 2019, primera fase, por una cuantía de 12 millones de euros, según publica 20 minutos.

El objeto de este encargo consiste en la realización, o la participación en su ejecución, durante 2019, de los programas gestionados por el Servicio de Sanidad Animal, de la Dirección General de Agricultura y Ganadería, relacionados con la sanidad animal, bienestar animal, trazabilidad ganadera y control de la cadena alimentaria.

Algunos de ellos son el Programa Nacional de Erradicación de Brucelosis Ovina-Caprina o Programa Autonómico de Control y Erradicación de la Tuberculosis Bovina en Ganado Caprino.

 

 

Cuando la salud humana se pone en riesgo por la transmisión de enfermedades animales, las opciones de intervención a menudo requieren aportaciones de partes interesadas cuyos diferentes sistemas de valores contribuyen a las decisiones sobre el manejo de la enfermedad.

La tuberculosis animal, causada principalmente por ‘Mycobacterium bovis’, es un patógeno zoonótico arquetípico en el sentido de que puede transmitirse de animales a humanos y viceversa. Si bien la eliminación de la transmisión zoonótica de la tuberculosis a los seres humanos se promueve frecuentemente como la razón de ser para el manejo de la tuberculosis en el ganado, en muchos países las estrategias de control se basan más en minimizar el impacto de la infección sostenida en la industria agrícola. Cuando los animales salvajes están implicados en la epidemiología de la enfermedad, las opciones de control y erradicación pueden requerir la participación de grupos de partes interesadas adicionales.

El conflicto puede surgir cuando se asignan diferentes valores monetarios y/o sociales a los animales afectados. Esto puede imponer dilemas prácticos y éticos para los tomadores de decisiones en los que algunas partes interesadas consideran que una o más especies de animales silvestres tienen un valor mayor que el ganado afectado.

En este sentido, se ha realizado una investigación con el objetivo de evaluar el papel de los valores de las partes interesadas para influir en las estrategias de erradicación de la tuberculosis en varios países, entre ellos Irlanda, el Reino Unido, Estados Unidos, España, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica. Lo que revela es que el nivel de participación de las partes interesadas aumenta con la complejidad de la epidemiología, y que grupos similares de partes interesadas pueden acordar un conjunto de medidas de control y erradicación en un país o área para no estar de acuerdo en otro. El nivel de consenso depende de las consideraciones del estado del reservorio del hospedador infectado, los valores sociales asignados a cada especie, el tipo de intervenciones propuestas, los problemas éticos planteados por el sacrificio de animales salvajes sensibles y la relación coste-beneficio económico.

Si bien hay un beneficio para la sociedad de controlar la tuberculosis, los medios para lograr esto requerirán la identificación y el compromiso a largo plazo con todas las partes interesadas clave para negociar marcos éticos acordados que prioricen y justifiquen las opciones de control, especialmente en lo que respecta a la eliminación de animales salvajes.

Esta investigación se ha publicado en la revista científica Frontiers in Veterinary Science y está firmada por los investigadores irlandeses Eamonn Gormley y Leigh Corner.

La Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid (Ugama) ha acusado hoy a la Comunidad de Madrid de "engañar" a los ganaderos de la región, de exigir controles "excesivos" del ganado y de "olvidar" el análisis de los focos de transmisión de enfermedades de la fauna silvestre.
En una nota de prensa, Ugama indica que desde el Área de Ganadería de la Consejería de Agricultura se han enviado notificaciones por correo certificado a los ganaderos para comunicarles que, según el programa de erradicación de tuberculosis para el año 2018, "en las comunidades autónomas cuya prevalencia de rebaño en 2017 superó el 3 por ciento", es "de obligatorio cumplimiento" la realización de un control adicional.
Esta organización considera que el Gobierno regional "engaña" a los ganaderos, ya que, según los datos del Ministerio de Agricultura Ganadería Pesca y Medio Ambiente correspondientes al programa nacional de la tuberculosis, la prevalencia de rebaño de la Comunidad de Madrid en 2017 fue de 2,69 por ciento, por debajo del 3 por ciento que dice el requerimiento, lo que eximiría a los ganaderos de la obligatoriedad de estos controles adicionales.
Ugama señala que "no tiene sentido que los veterinarios contratados por la Administración inspeccionen a los veterinarios que han efectuado los anteriores controles", ni tampoco "que se someta nuevamente a las explotaciones a pruebas ya realizadas con anterioridad", ya que generan "trabajo a los ganaderos" y "estrés a los animales de campo".
En la carta remitida a los ganaderos, añade la nota, "se amenaza veladamente" con que la negativa a la realización de dicha prueba por parte del ganadero conllevaría la pérdida de la calificación sanitaria, lo que supondría la inmovilización de los animales de la granja de cuatro a seis meses.
Ugama ve "injustificada" la insistencia en los controles al ganado doméstico, que, desde su punto de vista, "perjudican al sector ganadero tanto en materia de bienestar animal como económicamente, y "chocan" con "la dejación y el abandono sanitario de la verdadera y fundamental fuente de transmisión de la tuberculosis, que es la fauna silvestre".
El presidente de Ugama, Alfredo Berrocal, ha transmitido a la Dirección General de Agricultura y Ganadería que no va permitir que "iluminados tomen decisiones unilaterales, personales, caprichosas, lesivas, opacas y fuera de la legislación vigente actual".
Berrocal ha destacado la necesidad de crear el Consejo Asesor Agrario, que establezca unas reuniones periódicas de obligado cumplimiento, así como "unas garantías mínimas de legalidad, coherencia, imparcialidad y transparencia que acabe de una vez con el acoso de esta Administración al campo madrileño que está provocando el abandono del sector especialmente en las zonas más deprimidas de la región, abocando al despoblamiento rural y aumentando la brecha social urbano-rural". 

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder