interovic 1000x120 junio19

Mostrando publicaciones por etiqueta: Bienestar animal

En los esquemas de evaluación de bienestar animal en las granjas, la mortalidad es una medida comúnmente utilizada para evaluar los estados de bienestar, así como para determinar la efectividad de diferentes estrategias de manejo. Si bien las disminuciones en el bienestar y la mortalidad están directamente vinculadas, es probable que el monitoreo y la medición de los factores que influyen en la mortalidad sean clave en el uso de esta relación para mejorar el bienestar animal.

Por lo tanto, se ha realizado un estudio cuyo objetivo fue identificar varios factores que influyen en la mortalidad en ovejas adultas. Una vez identificados, estos factores pueden ser adecuados para su inclusión en una evaluación de bienestar en la granja o para un marco más amplio diseñado para gestionar los riesgos de mortalidad.

Dados los resultados, los factores de riesgo para la mortalidad que pueden ser valiosos para la inclusión en una evaluación de bienestar en la granja incluyen el peso al destete, el puntaje de condición corporal y la incidencia de parásitos. Además, los factores que se han identificado como útiles para un marco de gestión de riesgos incluyen factores genéticos y de influencia ambiental.

El artículo se ha publicado en la revista Small Ruminant Research y está firmado por los siguientes autores: Amanda K. Doughty, Brian Horton, Ross Cokrey y Geoff N. Hinch.

 

 

Dos inspectores de la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea y un experto nacional visitaron recientemente el Puerto de Cartagena para comprobar las condiciones en que se produce la carga de animales y las instalaciones del buque que los traslada a terceros países, a fin de asegurar que todo se realiza conforme a lo estipulado en la legislación comunitaria. Uno de los requisitos es la comprobación del estado sanitario de los animales, separando aquellos que presentan algún tipo de anomalía o enfermedad, según publica Murcia.com.

El director general de Agricultura, Ganadería, Pesca y Acuicultura de la Región de Murcia, Francisco González Zapater, destacó que “el de Cartagena es el primer puerto del Mediterráneo en la carga de animales vivos”. Añadió que “está prevista la construcción de unas instalaciones que permitirán la estabulación de los animales, lo que permitirá optimizar las operaciones de revisión de estos antes del embarque, mejorando así el bienestar animal”.

El elevado número de graduados que sale de las facultades de Veterinaria en España es el principal problema para esta profesión, según un estudio publicado por el Colegio de Veterinarios de Madrid (Colvema).
El Colegio ha informado hoy en un comunicado de que estos datos se desprenden del informe "Veterinaria 2030: Libro Blanco sobre el futuro de la profesión veterinaria", que recoge encuestas a más de 1.500 veterinarios y estudiantes.
De acuerdo al estudio, el 52,7 % de los encuestados considera que el principal problema es ese excesivo número de facultades y, por tanto, de graduados que salen cada año.
Desde Colvema han señalado que han denunciado "reiteradamente" esta problemática y se han llevado a cabo iniciativas con el objetivo de "frenar" varios proyectos de apertura de nuevas facultades en España, ya que en su opinión conlleva una "grave precariedad laboral".
La segunda preocupación en importancia para los estudiantes es el escaso reconocimiento social que ellos perciben de la profesión.
En el Colegio admiten que son "conscientes de ello" y por eso se han llevado a cabo en los últimos años varias campañas en medios de comunicación para dar a conocer a la sociedad la "amplia formación científica" de sus profesionales.
En el caso de los colegiados, coinciden en el problema del exceso de graduados como el más preocupante, pero en un porcentaje menor (27,9 % de los encuestados).
Sin embargo, relegan a un séptimo puesto el escaso reconocimiento social de la profesión, lo que según Colvema se acerca más a la realidad, ya que otros estudios han demostrado que la sociedad valora satisfactoriamente la labor de dichos profesionales. 

El tejido linfoide asociado al intestino (GALT, por sus siglas en inglés) es el órgano linfoide más extenso del organismo. Está involucrado en la protección del hospedador frente a los agentes patógenos y en la maduración del sistema inmune postnatal. La microbiota del GALT actúa en el desarrollo y maduración de la inmunidad a nivel de mucosa intestinal y contribuye a la salud del hospedador colonizando las mucosas, evitando así, la entrada de los patógenos, jugando, por tanto, un papel importante en la exclusión selectiva de éstos. La dieta es un factor clave que afecta a la composición de la microbiota del tracto digestivo. Así pues, la dieta, la microbiota y la inmunidad están estrechamente conectadas aunque el conocimiento sobre los mecanismos que hay detrás de su acción conjunta es limitado.

Investigadores del Departamento de Sanidad Animal de Neiker, en colaboración con investigadores de la Universidad de León y la Universidad de Manitoba, acaban de publicar un estudio que muestra cómo los cambios en la dieta afectan a la composición celular del GALT, concretamente al número de células M y de macrófagos activados, indicando que la exclusión selectiva de patógenos se puede ver reforzada o limitada dependiendo de la composición de la dieta.

Estos hallazgos tienen interés tanto para animales de producción como para el ser humano pues abren las puertas a nuevas investigaciones dirigidas al diseño de estrategias de prevención o tratamiento de ciertas enfermedades, basadas en modificaciones en la dieta y/o microbiota.

 

 

La Alianza Tripartita, formada por la OIE, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), colabora desde hace varios años para el establecimiento de normas internacionales armonizadas, alentando las iniciativas de fomento de capacidades y el seguimiento y evaluación en apoyo de un uso responsable y prudente de los agentes antimicrobianos. En 2015, los miembros de las tres organizaciones adhirieron al Plan de Acción Mundial sobre la Resistencia a los Antimicrobianos (RAM), subrayando las responsabilidades de las partes interesadas en cada sector con el fin de combatir este problema mundial mediante el enfoque “Una Sola Salud”. La Alianza Tripartita también promueve este enfoque a través de las actividades del Grupo de Coordinación Interinstitucional sobre la Resistencia a los Antimicrobianos, establecido por las Naciones Unidas en 2016.

Los agentes antimicrobianos son herramientas esenciales para proteger la salud y bienestar de los animales. También contribuyen a satisfacer una demanda mundial creciente de alimentos de origen animal seguros y producidos respetando el bienestar de los animales. Para garantizar la sostenibilidad de la producción pecuaria, se debe preservar la eficacia de los agentes antimicrobianos usándolos con responsabilidad y prudencia. La OIE, en su calidad de líder mundial de la salud y bienestar animal, participa en la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos a través del establecimiento de normas y el fomento de capacidades de los Servicios veterinarios, productores ganaderos y otros actores del sector de producción animal. Estas actividades se esbozan en líneas generales en los cuatro objetivos de la Estrategia de la OIE sobre la resistencia a los antimicrobianos y su uso prudente, y reflejan los principios del Plan de Acción Mundial sobre la RAM. Los objetivos son: 1) Mejorar la concienciación y la comprensión; 2) Reforzar los conocimientos a través de la vigilancia y la investigación; 3) Apoyar la buena gobernanza y el refuerzo de competencias; 4) Promover la aplicación de normas internacionales.

Al término de la primera Conferencia Mundial de la OIE sobre el Uso Responsable y Prudente de los Agentes Antimicrobianos en los Animales (13-15 de marzo de 2013), se formularon recomendaciones que condujeron directamente a un fomento continuo de capacidades en los Países Miembros mediante el Proceso PVS de la OIE, una intensificación de la colaboración con la OMS y la FAO a través de la alianza tripartita y la creación de la primera base de datos mundial sobre el uso de agentes antimicrobianos en animales.

Desde entonces, las actividades de seguimiento de la OIE han puesto de manifiesto los progresos impresionantes de sus Países Miembros en la lucha contra la RAM en animales. En 2012, un cuestionario de la OIE mostró que el 27% de los 152 Países Miembros que respondieron tenían establecido un sistema oficial para recoger datos cuantitativos sobre los agentes antimicrobianos usados en animales. Para la segunda fase de recopilación de información por la OIE, concluida en mayo de 2016, el 73% (107 de los 146 países que respondieron) pudo suministrar datos cuantitativos respecto a los antimicrobianos que se utilizan en animales.

Estas mejoras notables demuestran el impacto significativo que puede alcanzar un enfoque intergubernamental armonizado para enfrentar este problema mundial, a la vez que saca a relucir las áreas que será necesario mejorar en el futuro. El trabajo actual de lucha contra la resistencia a los antimicrobianos está enfocado principalmente en los antibióticos, aunque los datos muestran que la resistencia a los antiparasitarios suscita una preocupación creciente para la salud, el bienestar y la productividad animal. Las declaraciones de los países respecto a la vigilancia y seguimiento y la evaluación por la OIE y sus socios de la Alianza Tripartita han puesto en evidencia igualmente el problema de los antimicrobianos veterinarios falsificados y de baja calidad, que se sustraen a la reglamentación y vigilancia gubernamentales destinadas a reducir la resistencia a los antimicrobianos, y cuya composición desconocida plantea un riesgo para salud animal y humana.

A fin de garantizar una respuesta a la resistencia a los antimicrobianos exitosa, coherente y sostenida, es preciso aplicar las normas internacionales a todo nivel y en todos los ámbitos relacionados con la salud y producción animal. Dado que los Países Miembros trabajan en la aplicación de las normas de la OIE a escala nacional, resulta esencial el compromiso de todas las partes interesadas como, por ejemplo, la industria farmacéutica veterinaria, los distribuidores mayoristas y minoristas de antimicrobianos veterinarios, los fabricantes de alimentos para animales, los veterinarios y productores pecuarios en el terreno. Lograr un consenso y la colaboración entre las diversas partes interesadas es la siguiente etapa en el desarrollo de las capacidades nacionales.

Para alcanzar resultados mensurables a escala mundial, regional y nacional, la OIE y los Países Miembros deben obtener un compromiso firme de los diferentes componentes del sector zoosanitario, establecer una comunicación continua entre ellos y asegurar su formación. Con este motivo, se celebrará la II Conferencia Mundial de la OIE sobre la Resistencia a los Antimicrobianos, del 29 al 31 de octubre en Marrakech (Marruecos).

El Ministerio de Agricultura ha decidido revisar los procedimientos existentes para la exportación de animales vivos por barco desde España y se ha concluido que es necesario actualizarlos a fin de disminuir los riesgos que pueden poner en peligro el bienestar de los animales.

Este método de venta de animales vivos a terceros países está siendo una de las grandes oportunidades comerciales que tiene el sector ovino en España en los últimos años, debido a que permite obtener unos precios adecuados y también permite reducir la oferta de animales en España.

Según esta normativa puesta en marcha por el Ministerio, el ganadero tiene una serie de obligaciones, como es entregar al transportista la documentación necesaria para que se pueda realizar el movimiento de los animales (documentación sanitaria, documento de movimiento, documentos de identificación). También debe entregar al organizador del viaje los certificados sanitarios y resultados analíticos que vengan establecidos en el acuerdo de exportación del país de destino. Por último, debe asegurarse de que los animales que se van a cargar son aptos para el transporte hasta su descarga final en el lugar de destino, con lo que se utilizará el documento ‘Criterios de aptitud para el transporte’ que puede encontrarse en la página web del Ministerio de Agricultura.

 

 

Arturo Anadón, académico de Honor y presidente de la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España, ofreció en el Colegio de Veterinarios de Vizcaya un curso titulado ‘Uso de antimicrobianos en animales’, con el objetivo de detallar los aspectos que afectan diariamente a los profesionales por el posible abuso en la utilización de antimicrobianos. Durante el mismo, se ofrecieron soluciones para ayudar a los veterinarios a hacer un buen uso de antimicrobianos, sujetas a los requerimientos y normativas actuales.

El temario presencial abordó los siguientes aspectos:

- Antibacterianos. Clases, vías de administración y aplicaciones clínicas.

- Resistencia a antibacterianos. Tipos de resistencia observada en bacterias y mecanismos de resistencia antimicrobiana. Riesgos sobre la salud pública por el uso de antibacterianos en animales. Estrategias y planes de acción.

- Principios farmacológicos para el diseño de pautas posológicas de antimicrobianos. Factores que afectan al éxito de la terapia antimicrobiana y que influencian su elección clínica.

- Uso responsable de antimicrobianos en animales. Principios básicos y guías para el uso de antimicrobianos. Prescripción veterinaria y responsabilidad.

La seguridad alimentaria y la lucha contra las resistencias antimicrobianas fueron temas tratados por los responsables de ambas instituciones

Los responsables de Veterindustria se reunieron en Madrid con Marta García, la nueva directora ejecutiva de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), a la que acompañaba Victorio Teruel, subdirector general de Promoción de la Seguridad Alimentaria de la agencia.

Al encuentro celebrado el 17 de septiembre, acudieron en representación de la Asociación el presidente, Juan Carlos Castillejo, al que acompañaban el vicepresidente, Andrés Fernández, el director general, Santiago de Andrés, y el director técnico, Pablo Hervás que trataron con García diversos de interés para ambas organizaciones.

Así, y tras hacer un repaso a las actividades que lleva a cabo la patronal y los últimos datos económicos del sector, especialmente las cada vez mayores cifras de exportación y su actividad industrial por la que la directora de AECOSAN mostró gran interés, se habló sobre la seguridad alimentaria y las resistencias antimicrobianas.

En este sentido, los representantes de la patronal explicaron las diversas actuaciones que lleva a cabo el sector en lo relativo a la mejora de la seguridad alimentaria para, entre otras cosas, evitar la transmisión de enfermedades animales al ser humano a través de los alimentos, su labor contra las resistencias antimicrobianas, la promoción del uso responsable de medicamentos veterinarios, de manera especial los antibióticos, o el trabajo que en esta línea realiza también la Fundación Vet+i que lidera Veterindustria. 

Luis Romero, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, participó el pasado 13 de septiembre en una jornada organizada por Vet+i sobre las conexiones sanitarias entre el ganado doméstico y la fauna silvestre. Romero participó con una ponencia titulada ‘Enfermedades compartidas entre animales domésticos y silvestres en España: su importancia sanitaria y económica’.

El ponente señaló una serie de consecuencias directas de estas enfermedades:

- Muerte y reducción de índices de producción de animales afectados.

- Medidas oficiales de control y erradicación en animales domésticos y fauna silvestre (vacíos sanitarios, eliminación de cadáveres, investigación y vigilancia epidemiológica, vacunación, limpieza y desinfección de explotaciones vacías, repoblaciones, compensaciones…).

- Fauna silvestre por pérdida de biodiversidad y mortalidad de especies cinegéticas.

- Tratamientos veterinarios de los animales.

Además, señaló una serie de consecuencias indirectas:

- Restricciones comerciales impuestas a los países afectados.

- Pérdidas de cuota de mercado en relación a competidores.

- Caída de los precios de los animales y de los productos en mercados nacionales e internacionales.

- Pérdidas por bajada de turismo en zonas restringidas.

‘Clostridium perfringens’ es una causa importante de enfermedades entéricas en ovejas, cabras y otros animales, ya que produce varias toxinas potentes en los intestinos del animal, algunas de las cuales han demostrado estar involucradas en la patogénesis de las enfermedades.

Con estos antecedentes, se ha realizado un estudio con el objetivo de investigar la presencia de genes importantes de toxinas junto con algunas de las toxinas menores en los aislamientos obtenidos a partir de muestras intestinales en ovejas sanas y enfermas.

Los resultados de este estudio mostraron que el tipo genes de de toxinas era importante para establecer un programa de control adecuado.

Este estudio está publicado en la revista Small Ruminant Research y está firmado por los siguientes autores: Yadegar Fahimeh, Nakhaei Peyman, Hashemtabar Gholamreza, Kalidari Gholamali, Rashtibaf Mohammad y Razmyar Jamshid.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder