Mostrando publicaciones por etiqueta: Antibióticos

- Sin antibióticos eficaces para combatir las infecciones, tratamientos como el trasplante de órganos, la quimioterapia o la cirugía podrían verse comprometidos. Si no solucionamos este problema, en el año 2050 los expertos prevén un total de 40.000 muertes anuales por infecciones que antes eran fácilmente curables [1].

- Las vacunas son una primera línea de defensa contra la resistencia a los antibióticos.

Madrid a 21 de noviembre de 2019. Desde MSD Animal Health nos queremos sumar a la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antibióticos promovida por la OMS (Organización Mundial de la Salud), que tiene como objetivo hacer frente a la resistencia a los antibióticos, ya que supone a día de hoy una de las mayores amenazas para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo. [2]

La llegada de los antibióticos marcó el inicio de una nueva era en el campo de la medicina. Ahora, sin embargo, estamos retrocediendo, volviendo a ese mundo en el que las infecciones a menudo tenían un desenlace mortal porque no se disponía de tratamientos específicos para combatirlas. Vivimos tiempos en los que las bacterias están alcanzando niveles de resistencia elevados, y donde los antibióticos dejan de ser una alternativa eficaz frente a ciertos tratamientos. El aumento de infecciones causadas por bacterias resistentes, principalmente motivado por tratamientos indiscriminados o incorrectos con antibióticos contribuye sin duda a la aparición de resistencias. Entendiendo por resistencia, cuando la bacteria sigue multiplicándose haciendo cada vez más difícil tratar las infecciones, y en consecuencia se produce un aumento de los costes médicos, que se prolonguen las estancias hospitalarias y que aumente la mortalidad.

Los antibióticos son medicamentos utilizados para prevenir y tratar las infecciones bacterianas. Estas bacterias farmacorresistentes pueden causar infecciones en el ser humano y en los animales y esas infecciones son más difíciles de tratar que las no resistentes.

No debemos olvidar que los animales portan determinados microorganismos que pueden ser transferidos desde éstos al hombre. Estos microrganismos producirán enfermedades denominadas zoonosis. Los antibióticos son herramientas esenciales para su tratamiento y control de enfermedades infecciosas; proteger la salud de los animales contribuye, por lo tanto, a proteger nuestra propia salud. La salud animal es, además, fundamental para la obtención de alimentos sanos y seguros para el consumo humano. Sin antibióticos eficaces para el tratamiento de las infecciones en animales está en riesgo la obtención de estos alimentos.

Es necesario concienciarse sobre un correcto uso de los antibióticos, evitando el autoconsumo y los tratamientos erróneos. Aunque se desarrollen nuevos medicamentos, si no se modifican los comportamientos actuales, la resistencia a los antibióticos seguirá representando una grave amenaza. Los cambios de comportamiento también deben incluir medidas destinadas a reducir la propagación de las infecciones, como es la prevención a través de la vacunación tanto en personas como en animales.

Las vacunas son una primera línea de defensa contra la resistencia a los antibióticos, ya que prevenir es mejor que curar. El aumento mundial de las enfermedades causadas por bacterias farmacorresistentes, consecuencia del uso incorrecto y excesivo de antibióticos, es una gran amenaza para la salud pública. Actualmente la mejor alternativa es la prevención a través de la vacunación.

La inmunización a través de la vacunación evita entre dos y tres millones de muertes al año en todos los grupos de edad. Es una de las intervenciones de salud pública más costoeficaces y exitosas. Si se mejora la cobertura vacunal mundial, se podrán evitar otros 1,5 millones de defunciones [2].

Vacunas

Para entender su funcionamiento, debemos tener en cuenta que una vacuna es cualquier preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad o varias enfermedades estimulando la producción de anticuerpos. Puede tratarse, por ejemplo, de una suspensión de microorganismos muertos o atenuados, o de productos derivados de microorganismos. El método más habitual para administrar las vacunas es la inyección, aunque algunas se administran con un aplicador nasal u oral.

Los anticuerpos son partículas del sistema inmune que reconocen lo ajeno al propio cuerpo, con el objetivo de neutralizarlo. Con una vacuna, el sistema inmune adquiere una capacidad de “memoria” que le permite responder ante una infección y proteger frente a esa enfermedad.

Existen vacunas disponibles para numerosas enfermedades tanto en salud animal como en salud humana, éstas han sido previamente aprobados por las autoridades sanitarias competentes (AEMPS, EMA…) las Agencias Española y Europea del Medicamento y cumplen, por lo tanto, con los estrictos estándares de calidad, eficacia y seguridad exigidos.

Es importante remarcar, que tanto en el caso de los animales, el volumen de dosis de vacuna que se administra es independiente del peso y tamaño de éstos, en medicina humana, las mismas vacunas son administradas a neonatos como a adultos sin diferenciar dosis.

Los representantes de las asociaciones nacionales de veterinarios y profesionales del sector de producción de ganado ovino y caprino de carne firmaron junto al Plan Nacional de Resistencia de Antibióticos (PRAN) el denominado ‘Acuerdo para el desarrollo del Programa para el Uso Razonable de Antibióticos en Ovino y Caprino’, centrado en los cebaderos de corderos.

En la actualidad, y según la información que figura en la página web del PRAN, un total de 45 empresas y 3 asociaciones están adheridas a este programa.

El objetivo principal de esta alianza es promocionar el uso prudente de los antibióticos y desarrollar e implantar nuevas medidas preventivas que contribuyan a la reducción del consumo de estos medicamentos. En concreto, en el caso de los cebaderos y los centros de tipificación, aunque el acuerdo está abierto a otras explotaciones que quieran participar, se ha planteado la reducción de un 60% en tres años del consumo de antibióticos administrados en forma de premezcla medicamentosa. También se limitará la administración de estas premezclas medicamentosas a los animales mayores de más 20 kilogramos en el primer año de vigencia del programa, mientras que el listón se rebajará a los 19 y 18 kilos en el segundo y tercer año, respectivamente. Por otra parte, se establecerán programas de mejora, tanto de instalaciones como de manejo higiénico-sanitario.

El programa es de carácter voluntario, aunque las explotaicones participantes obtendrán un certificado de su participación y de la reducción de antibióticos lograda mediante este programa.

 

Listado de adheridos

- Empresas: Abel Giral Arcas, Agroganadera Berges SL, Agroganadería Broto Broto SC, Alaser Soc. Coop. Lda., Antonio Arasanz Fumanal, Benito Sampietro Olivera, Carne Fresca, Cárnicas Cohiver SL, Cárnicas González Lorca SL, Casa de Ganaderos de Zaragoza, Corderos Campiña del Sur SL, Covap, Dehesas Cordobesas SCA, Enrique Sin de Antonio, Fomento del Ovino Extremeño, Franco y Navarro SA, Gabriel Lacambra Mata, Ganados China SCP, Ganados Galcerá SL, Javier Grasa Monocús, Javier Soro Bes, Jesús Laborda Jarque, Joaquín Martín Guillamón, Jorge Campo Carrossa, José Luis Barbanoj Olivera, José Luis González Ruiz de Valbuena, José Manuel Lanau Marsal, José Manuel Leciñena Monterde, José Sin Solanilla, Juan Bautista Benavente del Valle, La Muntanyeta Cooperativa Valenciana, Los Chengos SL, Lourdes Silles Sazatornil, Luis Cosculluela Teruel, Luis Fantona Campo, María del Carmen Ayneto Puisac, Manuel Trallero Cerejuela, Merinos del Sur Soc. Coop. Andaluza, Miguel Arasanz Bolea, Pedro Ángel Arnal Aguilar, Rafael Miñano Montoya, Ramón Castillou Canal, Raúl Ceruelo Sazatornil, Sociedad Cooperativa Castillo de Herrera y Susana Lanau Altemir.

- Asociaciones: Anafric/Ovicebo, Coop. Agroalimentarias de España e Interovic.

Aunque ‘Streptococcus suis’ ha atraído la atención pública como uno de los principales patógenos porcinos y humanos, esta bacteria también se ha aislado de otros animales, incluidos los rumiantes. Sin embargo, estudios taxonómicos recientes revelaron la existencia de otras especies previamente identificadas como ‘S. suis’, y algunos de estos aislamientos se reclasificaron como la nueva especie ‘Streptococcus ruminantium’. En algunos países, ‘S. suis’ identificado bioquímicamente se aísla frecuentemente de rumiantes enfermos; sin embargo, tales aislamientos aún no se han identificado con precisión, y su importancia etiológica en rumiantes no está clara.

Por lo tanto, para comprender la importancia de ‘S. suis’ y las bacterias similares en los rumiantes, se ha elaborado un estudio en Japón para reclasificar los aislados de ‘S. suis’ de los rumiantes de acuerdo con la clasificación actualizada e investigar su diversidad genética.

Aunque los dos patógenos se aislaron de rumiantes sanos y enfermos, la mayoría de los aislamientos de animales enfermos fueron ‘S. ruminantium’, lo que implica que probablemente está más asociado con la enfermedad de rumiantes que ‘S. suis’. Sin embargo, los aislados de animales enfermos se clasificaron en diversos genotipos en lugar de pertenecer a ciertos grupos clonales.

Por su parte, el análisis de la secuencia del genoma de 20 aislados de ‘S. ruminantium’ proporcionó información sobre la resistencia a los antibióticos, la virulencia potencial y la diversidad serológica de esta especie. Se desarrolló un ensayo de PCR específico de ‘S. ruminantium’ para ayudar en la identificación de esta bacteria. La información obtenida y el método establecido en este estudio contribuyen al diagnóstico preciso de las infecciones estreptocócicas de rumiantes.

El artículo se ha publicado en la revista científica internacional Veterinary Research con la firma de los siguientes autores: Masatoshi Okura, Fumito Maruyama, Atsushi Ota, Takeshi Tanaka, Yohei Matoba, Aya Osawa, Sayed Mushtaq Sadaat, Makoto Osaki, Atsushi Toyoda, Yoshitoshi Ogura, Tetsuya Hayashi y Daisuke Takamatsu.

Christian de la Fe, catedrático de Sanidad Animal de la Universidad de Murcia, participó este lunes, día 18 de noviembre, en la jornada organizada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar con motivo del ‘Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos’. Aunque subrayó el importante descenso en el uso de antimicrobianos en la ganadería española, De la Fe también incidió en la importancia de la bioseguridad, según publica Animal’s Health.

“Tenemos un trabajo enorme que hacer en bioseguridad”, señaló el profesor de la Universidad de Murcia resaltando, sin embargo, los grandes esfuerzos en tecnificación que han realizado las ganaderías españolas, las cuales, según el catedrático, han hecho un trabajo “muy importante” en este aspecto, sobre todo en algunos sectores ganaderos.

“La bioseguridad tiene mucho que ver con la sanidad de los animales”, subrayó el catedrático, ya que los animales más sanos necesitarán menos antibióticos. Por ello ha señalado que se debe continuar mejorando la bioseguridad de las ganaderías, con el fin de mejorar la sanidad de los animales. Además, De la Fe señaló que el sector ganadero español se encuentra “concienciado” con la reducción de antimicrobianos en animales.

 

 

Las instalaciones de CorSevilla, ubicadas en Cazalla de la Sierra, se ampliarán próximamente gracias a las obras que se están llevando a cabo. En concreto, se está trabajando en la mejora del Centro de Tipificación de Corderos de la cooperativa. La primera mitad del año se ha dedicado a trabajos administrativos de análisis de alternativas, solicitud de ayudas, obtención de permisos y licencias. No obstante, a mitad de año comenzaron las obras y actualmente ya están las naves cubiertas.

Las nuevas instalaciones incrementan en 1.470 metros cuadrados la capacidad de estabulación. Con esta ampliación se pretende mejorar el bienestar animal, reducir bajas, mejorar los índices de transformación, mejorar la sanidad preventiva y estudiar la viabilidad de tipificación y comercialización de cordero ecológico.

Se obtendrán resultados en la mejora del bienestar animal pues una mayor capacidad permitirá mejorar el espacio disponible por animal, especialmente en las épocas del año de mayor producción.

En lo que respecta a los índices técnicos de la actividad, facilitará realizar vacíos sanitarios en las naves, ampliar el espacio de enfermería, programar con facilidad las limpiezas de camas y en definitiva aplicar una adecuada prevención sanitaria. Todo ello debe traducirse en una reducción importante de corderos enfermos, de la necesidad de uso de antibióticos y del porcentaje de bajas y una mejora de los índices de transformación del pienso.

Estas nuevas obras también favorecerán la producción, transformación y comercialización de ovino ecológico. CorSevilla se dotará de unas instalaciones innovadoras y altamente eficientes que garantizan el bienestar animal y una producción de ovino ecológico rentable para la cooperativa. Además, se da respuesta a la demanda de los ganaderos de la comarca que tienen interés en el desarrollo de la ganadería ecológica, la transformación, comercialización y producción de un producto de alta calidad.

Se trata de estandarizar y divulgar esta práctica en el sector con el objetivo de reducir al mínimo la utilización de antibióticos

Zoetis pone a disposición de sus clientes la herramienta de Cultivo en Granja, sistema de diagnóstico rápido de la causa de mamitis que ayuda a los profesionales veterinarios a tomar decisiones basadas en evidencias con el fin realizar un uso racional de antibióticos en las explotaciones.

El Cultivo en Granja permite identificar en 18-24 horas al agente causal de la mamitis y elegir de forma ágil el tratamiento más eficaz, basado siempre en evidencias científicas. Además, este proceso se desarrolla en la propia granja, lo que permite agilizar la toma de decisiones.

Se trata de un medio de cultivo selectivo que permite identificar el crecimiento de microorganismos gram positivos (Estreptococos o Estafilococos en la mayor parte de los casos), gram negativos (E. Coli, Klebsiella, Serratia) o ausencia de crecimiento, y tomar decisiones basadas en esos resultados.

Una vez tomada la muestra de leche y realizado el cultivo, solo habrá que optar por un tratamiento antibiótico cuando, tras el paso de 18-24 horas, se produzca crecimiento de algún agente gram positivo: S. aureus, Streptococcus spp., Staphylococcus spp., S.agalactiae. En los otros dos casos, cuando haya crecimiento de microorganismos gram negativos o ausencia del mismo, no está indicado el uso de antibiótico, ya que está demostrado que la tasa de curación es la misma.

De esta manera, este sistema reduce considerablemente el uso de antibióticos ya que tradicionalmente, ante cualquier indicio de mamitis clínica (fiebre, ausencia de apetito, alteración en ubre y/o leche, etc.) se optaba siempre por el uso de antibióticos, siendo en ocasiones no necesario.

Esta herramienta está destinada a veterinarios, poniendo de esta forma en valor el trabajo desarrollado por estos profesionales y haciendo de su trabajo un método más científico.

Con esta iniciativa, Zoetis ofrece un mejor servicio a las granjas que adopten ese sistema, dotándoles de todo el material y medios necesarios para poder instaurarlo con todas las garantías.

Por último, con la implementación de esta técnica, la compañía contribuye a cumplir con las directrices marcadas por la Comisión Europea en materia de utilización prudente de antimicrobianos, y promoviendo pruebas de diagnóstico rápido que permitan una ágil toma de decisiones.

La Feria Ganadera, Industrial y Agroalimentaria de Lorca (SEPOR) ha inaugurado esta tarde su programa técnico con la jornada sobre avances en resistencia antimicrobiana en sanidad animal y seguridad alimentaria, organizada conjuntamente con la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia.

La coordinadora del Plan Nacional de Antibióticos, Sara Sacristán, ha sido la primera en intervenir hablando sobre la situación actual de la resistencia a los antibióticos y el nuevo PRAN 2019-2021 que plantea dos estrategias generales: reducir el consumo
de antibióticos y disminuir la necesidad de utilizar antibióticos en medicina humana y veterinaria.

“La resistencia a los antibióticos es hoy en día la principal prioridad de salud pública. En este grave problema estamos implicados todos: la sociedad en general, los médicos, los veterinarios, los farmacéuticos…Es necesario que hagamos un uso responsable de los antibióticos. De hecho, es necesario que siempre hagamos caso a nuestro médico, siempre compremos los antibióticos con receta y nunca nos automediquemos.

España está haciendo grandes esfuerzos, tanto en sanidad animal y salud humana para reducir el uso de antibióticos. En los últimos años hemos reducido más de un 50% el uso de antibióticos en sanidad animal, pero es necesario que sigamos
haciendo un uso responsable y concienciemos a todos los profesionales que están implicados”.

La experta en bioquímica y biología molecular Carmen Torres Manrique ha expuesto como la bacteria Staphylococcus aureus puede afectar a la seguridad alimentaria por su resistencia a la meticilina. Ha apuntado como la alteración de la microbiata, tanto animal como humana, puede ser perjudicial para la salud por la conversión de bacterias amigas en patógenos oportunistas.

Por su parte, la profesora de Microbiología y Parasitología de la Universidad de Santiago de Compostela, Azucena Mora Gutiérrez ha descrito la situación actual de la colibacilosis porcina. La jornada ha concluido con una mesa redonda coordinada por la presidenta del Colegio de Farmacéuticos, Isabel Tovar Zapata.

La ONG Justicia Alimentaria-Veterinarios sin Fronteras (JA-VsF) ha reclamado este lunes, a través de la publicación de un vídeo, prohibir el uso de antibióticos en animales que no tenga un fin terapéutico y frenar la sobre-medicación de la ganadería española, que considera "crítica" y la más alta de Europa.
La ONG considera "prioritario" restringir el uso de antibióticos en animales sanos, "excepto en los casos autorizados por la administración y debidamente justificados", ya que aduce que el desarrollo de bacterias resistentes a este tipo de medicamentos "constituye una de las amenazas más serias para la salud pública mundial".
"La industria ganadera abusa del suministro de antibióticos en animales, ya que la mayor parte de los antibióticos no se administra a animales enfermos, sino sanos", asegura la organización, que denuncia que esta práctica se utiliza "para poder mantener las condiciones actuales de hacinamiento de miles de animales en las granjas industriales de cerdos, pollos o bovinos".
Según JA-VsF, "el hacinamiento favorece la aparición de patologías, básicamente por la misma acumulación animal y de densidad de agentes infecciosos y por la situación de estrés, que genera una inmunosupresión crónica".
"Antes de que los animales se pongan enfermos se le suministran antibióticos. Esto supone que pagamos la sobremedicación de los animales con nuestra salud", ha comentado el director de JA-VsF Javier Guzmán.
La ONG recuerda que la UE ha aprobado el Reglamento 2019/6 para reducir el consumo de antibióticos en la ganadería industrial, aunque éste no será completamente efectivo hasta el año 2022.
Este reglamento estipula que los medicamentos antimicrobianos no se aplicarán de manera rutinaria y reitera que no se pueden usar como promotores del crecimiento ni para aumentar el rendimiento.
"La novedad estriba en que, además, indica que no se deben usar para la profilaxis y, en el caso de la metafilaxis, solo cuando el riesgo de propagación de una infección en el grupo de animales sea alta y no existan otras alternativas apropiadas disponibles", según Guzmán.
Además, en todos los casos, estos productos solo deberían estar disponibles con receta veterinaria y será el equipo veterinario quien decida, después del diagnóstico correspondiente, que no existe otra opción.
Sin embargo, la ONG se queja de que el Reglamento no detalla las medidas de control y fiscalización que aseguren que esa recomendación se cumpla en las granjas industriales ni fija objetivos de reducción en el uso de antibióticos, por lo que teme que quede en "papel mojado".
Por ello, exige al gobierno español que complemente el Reglamento europeo con medidas que aseguren su cumplimiento, incluyendo también sanciones, y que fije objetivos de reducción drástica en un corto período de tiempo ante la gravedad del problema y la posición de España que, según la ONG, es el país europeo con más abuso de antibióticos en ganadería.
Según la ONG, la industria ganadera española usa 402 miligramos de antibióticos por kilo de carne, cuatro veces más que Alemania, que tiene el doble de vacas y el mismo número de cerdos, y seis veces más que Francia, que tiene tres veces más vacas. 

La Feria Ganadera Industrial y Agroalimentaria (Sepor), que se celebra del 4 al 7 de noviembre en la localidad murciana de Lorca, acogerá dentro de su programa oficial la III Jornada de Formación para Ganaderos de Caprino, que asesorará a los ganaderos en algunos aspectos importantes de la producción caprina, con especial incidencia en esta edición a la necesidad de la reducción en el uso de antibióticos en las explotaciones ganaderas y a los principios básicos de la bioseguridad.

La jornada se celebrará durante el último día de la Feria, es decir, en la tarde del jueves 7 de noviembre. El moderador de la jornada será Francisco Javier López Párraga, veterinario de la Sección de Piensos y Lácteos de la cooperativa murciana Alimer.

 Programa

16.00 horas. Inauguración de la jornada. Julián Díaz García, presidente de Alimer.

16.10 horas. ‘Reducción y alternativas al uso de antibióticos en caprino de leche’. Javier Marcos Sainero, director técnico de Vetia.

16.30 horas. ‘Nutrición en la recría de cabritas’. Antonio Hernández Conde, veterinario del Departamento Técnico de Rumiantes del Grupo Omega de Nutrición Animal.

17.00 horas. ‘Bioseguridad en pequeños rumiantes’. Andrés Zabala García, veterinario del Servicio Técnico de MS Schippers.

17.30 horas. ‘Importancia de la toma de datos en granjas de caprino’. Pedro Martínez Prieto, director técnico veterinario del Núcleo de Control Lechero Oficial de la Región de Murcia (Nucolemur).

18.00 horas. Clausura.

Debido a que los antibióticos son ineficaces cuando se usan para tratar la linfadenitis caseosa, a menudo se requiere la escisión quirúrgica de las lesiones. La solución de yodo (10%) es actualmente la opción para el tratamiento posquirúrgico; sin embargo, puede causar histotoxicidad. Los propóleos son sustancias resinosas compuestas por una mezcla de diferentes partes de plantas y moléculas secretadas por las abejas. Como el propóleo verde ya ha demostrado poseer propiedades antibacterianas y de cicatrización de heridas, se ha realizado un estudio en Brasil con el objetivo evaluar el uso de un ungüento a base de propóleo verde como agente terapéutico para el tratamiento posquirúrgico de la linfadenitis caseosa.

Las lesiones caseosas de 28 ovejas fueron extirpadas quirúrgicamente antes de dividir a los animales en dos grupos: (1) animales tratados con yodo y (2) ovejas tratadas con una pomada hecha con un extracto de propóleo verde previamente caracterizado. Se analizaron los datos clínicos de los animales, el tamaño del área de la cicatriz, la presencia de humedad y secreción en la herida quirúrgica, la respuesta inmune humoral contra la bacteria y la susceptibilidad de los aislados clínicos de’ C. pseudotuberculosis’ al extracto de propóleo verde. El grupo tratado con propóleos verdes presentó curación completa de la herida quirúrgica una semana antes que el grupo tratado con yodo. Además, los animales tratados con el ungüento de propóleo verde tuvieron menos casos de secreción de heridas, pero no fue estadísticamente diferente del grupo tratado con yodo.

No se encontraron signos clínicos que indicaran toxicidad del propóleo verde u otros efectos secundarios, asociados con una recuperación del cabello más rápida y organizada por el uso de propóleos. Se llegó a la conclusión de que el propóleo verde es un agente terapéutico prometedor para ser utilizado en el tratamiento posquirúrgico de la linfadenitis caseosa en pequeños rumiantes debido a sus efectos sobre la cicatrización de heridas quirúrgicas, la recuperación del cabello, la inhibición de la contaminación de las heridas y el crecimiento bacteriano.

El artículo se ha publicado en la revista científica Frontiers in Veterinary Science y está firmado por los siguientes autores: Mauricio A. Kalil, Laerte M. Santos, Thiago D. Barral, Daniela M. Rodrigues, Neila P. Pereira, Marcelo A. Umsza-Guez, Bruna A. Machado, Roberto Meyer y Ricardo W. Portela.

Página 1 de 15

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder