Mostrando publicaciones por etiqueta: Antibióticos

 

Inés Romero Gil, jefa del Área de Higiene Ganadera de la Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), fue la encargada de cerrar el cuarto seminario del Foro Nacional de Ovino, con una ponencia titulada ‘Presvet: radiografía de la prescripción en las granjas de ovino. Las reformas de la nueva regulación’.

 

“Presvet es una herramienta para ver dónde están los problemas en el uso de antibióticos”, señaló la ponente. En el año 2019, se presentaron 1,84 millones de notificaciones a Presvet en todas las especies. Son datos de prescripciones. “Cuenta lo mismo si es una dosis individual o una tonelada de pienso medicamentoso, pero nos sirve para hacernos una idea muy precisa del consumo de antibióticos en España”, señaló Romero.

 

Por especies, las que más notificaciones realizaron fueron vacuno (43,9%) y porcino (42,5%), mientras que ovino se encuentra en tercer lugar (8%), mientras que el caprino es el 1,4%.

 

Por sustancias activas, destaca el caso de la presencia de antibióticos críticos, los de la categoría B, con gran presencia de las cefalosporinas de tercera y cuarta generación y las fluoroquinolonas.

 

 

 

 

FORO 2020- Seminario 1

 

Valentín Almansa de Lara, director general de Sanidad de la Producción Agraria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), fue el encargado de inaugurar el Foro Nacional de Ovino, que en esta edición de 2020 se celebra de forma online con seis seminarios distribuidos durante las próximas tres semanas, consolidando su protagonismo como el evento de referencia del sector ovino en España. Almansa aprovechó el escenario del FORO para hacer un llamamiento al optimismo en este sector y aseguró que, después de unos años anodinos y con una caída continuada de censos, ahora se dan las condiciones para un resurgir del ovino en España, que puede alcanzar de nuevo el esplendor de sus mejores tiempos.

Esta edición del FORO, que es la número 22, ha conseguido un éxito notable de inscrpciones (casi 700) y con una nutrida asistencia a la primera sesión, que se centraba en el uso de vacunas como principal herramienta de prevención sanitaria en el sector. La próxima sesión se desarrollarás mañana jueves, a partir de las 18h, y después se convocarán otras dos sesiones por semana hasta el 9 de julio, con el siguiente programa:

■ Día 23 de junio / 18:00-19.45 horas- ‘Las Vacunas: La clave de la Prevención en Ovino’

■ Día 25 de junio / 18:00-19.45 horas- ‘La nutrición y la eficiencia reproductiva. Nuevos métodos reproductivos’

■ Día 30 de junio / 18:00-19.45 horas- ‘El poder del calostro y su microbiota para conseguir una Recría 10 en ovino’

■ Día 2 de julio / 18:00-19.45 horas- Bioseguridad, bienestar y patologías en pequeños rumiantes

■ Día 7 de julio / 18:00-19.45 horas- Innovación en la nutrición del ovino

■ Día 9 de julio / 18:00-19.45 horas- ‘Oportunidades de las nuevas tecnologías para mejorar la gestión del

El detalle del programa puede consultarse en el siguiente enlace

 https://www.tierrascongresos.com/ForoOvino2020/programa

En su intervención inaugural, el representante del Ministerio de agricultura hablo de los retos de la sanidad del ovino en el futuro inmediato, señalando que la palabra clave es la bioseguridad, porque la enfermedad que mejor se cura y que más barata sale en una granja de ovino, es la que no consigue entrar. Eso obligará a modificar algunos de los actuales sistemas de manejo y hasta la propia estructura de muchas explotaciones -señaló Almansa-, pero merecerá la pena el esfuerzo, porque ayudará a resolver dos de los principales retos que tiene el sector para el futuro inmediato: potenciar las exportaciones, ayudando a eliminar las barreras sanitarias que ahora nos plantean desde importantes mercados del mundo a los que estamos intentando acceder, y reducir el uso de antibióticos.

 Almansa incidió ante un público compuesto mayoritariamente por veterinarios de campo, que la sanidad es un elemento clave para la rentabilidad general de las explotaciones y, además, permite vender mejor los productos en los mercados exteriores. “El desarrollo del sector ovino en estos momentos está ligado a los mercados internacionales y a la posibilidad de exportar, y para ello la sanidad es algo básico". Como ejemplo, recordó que en el reciente envío de animales a Arabia Saudí en Semana Santa, que ha ayudado a salvar el atasco del sector en estos meses de pandemia, el principal requisito era estar libre de brucelosis, algo que ahora se puede garantizar pero que hace quince años era impensable. Y de cara el futuro, anunció que se está negociando con China la entrada de carne ovina española, una decisión que será clave para la expansión del sector, y en ese proceso de negociación el principal problema que plantea China no son los precios, sino el scrapie.

Todo esto, recordó Almansa a los asistentes al FORO, indica que cualquier enfoque de la sanidad en el ovino debe pasar por la prevención y la bioseguridad. Y éste es un sector, señaló, que debe trabajar más en esos aspectos, como ya hacen otros sectores ganaderos. Para conseguir esos avances, los planes vacunales en cada explotación son una herramienta básica

Como colofón, el director general recordó que en estos momentos todo el mundo ganadero, y la sociedad en general, están inmersos en una ofensiva para reducir el uso de antibióticos y evitar resistencias. En esa dirección, el ovino estará obligado también a hacer un esfuezo, aunque tiene a su favor que el punto de partida no es malo, porque es un sector que no tiene unos niveles elevados de consumo de antibióticos. Según las estadísticas que refleja la plataforma electrónica Presvet. Si no se tienen en cuenta los piensos medicamentosos, el ovino sólo significa el 1,79% del consumo de antibiótico en ganadería en España. La media es de 23 miligramos por kilogramo. En ese contexto general, hay medias más altas en Cataluña, Castilla y León y Castilla-La Mancha, en estas dos últimas ligado al ovino de leche. El 64% de los antibióticos en ovino son de ‘categoría D’, de los de menor riesgo, auque se usan un 18% de ‘categoría B’, que son los más críticos y los que habría que plantearse eliminar. 

Para cerrar, Almansa quiso dejar de nuevo un mensaje de optimismo, asegurando que “En España el ovino triunfará y será un sector muy potente”.

Las inscripciones para participar seguirán abiertas hasta la última sesión en el siguiente enlace

 https://www.tierrascongresos.com/ForoOvino2020/inscripcion

 

 

 

 

El uso inadecuado y la continua exposición a los antimicrobianos han provocado que los microorganismos hayan desarrollado mecanismos de resistencia para asegurar su supervivencia. Como consecuencia, muchos antibióticos están perdiendo su eficacia frente a algunas bacterias. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido una lista de antimicrobianos de importancia crítica (aquellos que son la única o una de las pocas terapias disponibles para tratar a pacientes con infecciones causadas por bacterias multi-resistentes). En ella se incluyen antibióticos β-lactámicos como las cefalosporinas de 3ª y 4ª generación y los carbapenemes.

 

En el caso de ‘Escherichia coli’, el mecanismo más importante de resistencia a los β-lactámicos es la producción de enzimas tipo β-lactamasas de espectro extendido (BLEE), cefalosporinasas AmpC y carbapenemasas.
Con objeto de estimar la prevalencia de ‘E. coli’ productoras de BLEE/AmpC y carbapenemasas en el ganado bovino y ovino de la comunidad autónoma del País Vasco, en Neiker se ha llevado a cabo un estudio transversal en 300 explotaciones. En ninguna de ellas se encontró ‘E. coli’ productor de carbapenemasas, pero sí E. coli productor de BLEE/AmpC con unas prevalencias de explotaciones positivas del 32,9% en bovino de leche, 9,6% en bovino de carne y 7,0% en ovino. Muchos de los aislados resistentes a cefalosporinas mostraron co-resistencia a otros antimicrobianos, fundamentalmente a tetraciclina, sulfametoxazol, trimetoprima y ciprofloxacina. Sin embargo, todos los ellos fueron sensibles a tigeciclina, imipenem, meropenem y colistina.

El análisis del genoma completo de 66 aislados de ‘E. coli’ permitió identificar 52 genes de resistencia adquirida y mutaciones puntuales en otros 4 genes. El gen blaCTX-M-14 fue el más común entre los genes tipo BLEE, mientras que entre los tipo AmpC se detectó principalmente blaCMY-2. La mayoría de los genes BLEE/AmpC se localizaron en plásmidos que además portaban una gran variedad de otros genes de resistencia. La presencia de genes de resistencia en plásmidos supone un mayor riesgo puesto que facilita la transferencia de dichos genes a otras bacterias.

El incremento de ‘E. coli’ resistentes a cefalosporinas de 3ª y 4ª generación es un problema en medicina humana, algo que como se demuestra en este estudio, también afecta al ganado bovino y ovino. Los datos relativos al ganado ovino derivados de este estudio suponen una importante contribución, ya que no existen demasiados estudios en pequeños rumiantes.

 

La ausencia de ‘E. coli’ resistentes a carbapenemes en rumiantes del País Vasco es tranquilizador, puesto que las cepas de ‘E. coli’ productoras de carbapenemasas se han convertido en un grave problema de salud pública.

 

 

 

 

La Comisión Europea adopta una nueva y estrategia ‘De la granja a la mesa’ que, en consonancia con el Pacto Verde Europeo, propone acciones y compromisos ambiciosos de la UE para poner coto a la pérdida de biodiversidad en Europa y en el mundo. La crisis provocada por la pandemia de COVID-19 ha demostrado hasta qué punto la sociedad es vulnerable al aumento de la pérdida de biodiversidad y es crucial un sistema alimentario que funcione correctamente para la sociedad.

 

Las dos estrategias dan prioridad a los ciudadanos en su compromiso de aumentar la protección del suelo y el mar, regenerar los ecosistemas degradados y hacer que la UE lidere la escena internacional, tanto en lo que se refiere a la protección de la biodiversidad como a la creación de una cadena alimentaria sostenible.

 

La estrategia ‘De la granja a la mesa’ facilitará la transición a un sistema alimentario sostenible de la UE que proteja la seguridad alimentaria y garantice el acceso a dietas sanas con origen en un planeta sano. Reducirá la huella ambiental y climática del sistema alimentario de la UE y reforzará su resiliencia, protegiendo la salud de los ciudadanos y garantizando los medios de subsistencia de los agentes económicos. La estrategia establece objetivos concretos para transformar el sistema alimentario de la UE, por ejemplo, reducir un 50% el uso y el riesgo de plaguicidas, reducir como mínimo un 20% el uso de fertilizantes, reducir un 50% las ventas de los antimicrobianos utilizados en la ganadería y la acuicultura, y alcanzar un 25% de tierras agrícolas dedicadas a la agricultura ecológica.

 

 

 

Reducir el uso de antibióticos para frenar la aparición de resistencias que dificultan el tratamiento eficaz de las infecciones bacterianas es uno de los principales retos sanitarios a nivel global, tanto en la medicina humana como en la veterinaria. Un equipo de investigadores de la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, liderado por el profesor Ángel Gómez Martín, ha testado por primera vez el empleo de probióticos en ovejas para prevenir infecciones urogenitales, como las vaginitis.

Los resultados, publicados en un número especial de la revista científica internacional Animals, han mostrado efectos positivos de esta estrategia alternativa a los antibióticos, disminuyendo los porcentajes de neutrófilos asociados al uso de esponjas vaginales, que pueden causar infección e inflamación, y sin afectar al estado de salud general de los animales, ni a su fertilidad.

En el ámbito de la ganadería ovina, las infecciones genitales en las ovejas repercuten en su capacidad reproductiva, afectando a la sostenibilidad del sector y a los esquemas de selección genética de razas selectas. El tratamiento de este tipo de infecciones es cada vez más complejo, por el aumento de las resistencias bacterianas a los antibióticos conocidos, la escasez de desarrollo de nuevos antibióticos y la reducción en el número de antibióticos que ahora se permiten para uso ganadero.

Las esponjas vaginales pueden causar alteraciones en la microbiota vaginal de estos animales, lo que favorece la aparición de patógenos oportunistas que pueden causar infecciones. “Este trabajo ha evidenciado además que el empleo de esponjas vaginales en corderas produce una inestabilidad de la microbiota vaginal que favorece la aparición de vaginitis ocasionadas por enterobacterias y que la presencia de estas bacterias está relacionada de forma estadísticamente significativa con una pérdida en la biodiversidad bacteriana vaginal. En resumen, hay un problema infeccioso de considerables repercusiones reproductivas que ha de ser abordado”, destaca Ángel Gómez.

El equipo investigador ha estado íntegramente compuesto por profesores de la Facultad de Veterinaria de la CEU UCH de Valencia, que forman parte el Grupo de Investigación Agentes Microbiológicos asociados a la Reproducción (ProVaginBio): Ángel Gómez Martín, Juan José Quereda, Empar García Roselló, Marta Barba, María L. Mocé, Jesús Gomis, Estrella Jiménez Trigos, Esther Bataller, Rebeca Martínez Boví, Ángel García Muñoz y Ángel Gómez Martín.

 

Un total de 96 aislados de ‘Trueperella pyogenes’, un patógeno oportunista de rumiantes productores de alimentos, obtenidos de bovinos, ovinos y caprinos, e identificados por PCR en tiempo real, se analizaron para determinar la susceptibilidad a 12 antimicrobianos comúnmente utilizados en ganado.

La distribución de concentración inhibitoria mínima fue unimodal para la mitad de los antimicrobianos probados, con la excepción de apramicina, gentamicina, estreptomicina, oxitetraciclina, tilosina y eritromicina, todos los cuales mostraron distribuciones MIC bimodales.

De acuerdo con los puntos de corte específicos de ‘T. pyogenes’ para penicilina, sulfametoxazol/trimetoprima y eritromicina, el 93,7% de los aislamientos fueron susceptibles a la penicilina y el 77,2% a eritromicina, mientras que el 92,7% no fueron susceptibles al sulfametoxazol/trimetoprima. Se observaron diferencias significativas en la distribución MIC de casi todos los antimicrobianos, excepto la enrofloxacina, la tilosina y la eritromicina contra los aislados de bovinos, ovinos o caprinos, aunque todos los antimicrobianos mostraron valores MIC90 similares, excepto la apramicina y la oxitetraciclina que mostraron valores más altos cuando se probaron contra los aislados de bovinos.

Estos datos proporcionan información interesante sobre los antimicrobianos de elección para el tratamiento de infecciones causadas por ‘T. pyogenes’ en rumiantes.

El artículo se ha publicado en la revista científica Veterinary Microbiology, con la firma de los siguientes autores: A. Galán Relaño, L. Gómez Gascón, B. Barrero Domínguez, I. Luque, F. Jurado Martos, A.I. Vela, C. Sanz Tejero y C. Tarradas.

La problemática existente en relación con la resistencia a los antibióticos a nivel mundial ha determinado que los principales organismos internacionales encargados de la salud pública y la sanidad animal hayan puesto en marcha, medidas para promover el uso responsable y prudente de los antibióticos, tanto en medicina humana, como en medicina veterinaria. 

El Plan Nacional de Resistencia a Antibióticos establece seis líneas estratégicas que abarcan diferentes aspectos de relevancia para cumplir su objetivo y que son: la vigilancia del consumo de antibióticos, el control de las resistencias antibacterianas, las medidas de prevención, el fomento de la investigación, la formación e información de los profesionales sanitarios y la comunicación y sensibilización de la población.

Dentro de la ‘Línea estratégica I de Vigilancia del consumo de antibióticos’, se encuadra la Medida I.1 para la ‘Monitorización del consumo de antibióticos en Salud Animal’, en la que se llevan a cabo una serie de acciones entre las que se encuentra el desarrollo de sistemas informáticos de control de los tratamientos de antibióticos ligados a la explotación ganadera.

El Sistema Informático Central de Control de Prescripciones Veterinarias de Antibióticos (Presvet) es una herramienta eficaz en la monitorización y vigilancia de las prescripciones que se realizan de antibióticos en las explotaciones ganaderas para poder adoptar las medidas que se precisen para su control. Presvet centraliza la información de las prescripciones veterinarias de antibióticos incluyendo parte de la información que compone la receta veterinaria, y que es fundamental para cumplir el objetivo de vigilar y controlar el uso de los antibióticos en los animales productores de alimentos. 

Para dar cumplimiento a la normativa, todos los veterinarios en ejercicio clínico que prescriban antibióticos, o piensos medicamentosos formulados en base a premezclas medicamentosas que sean antibióticos, en explotaciones que no estén ubicadas en comunidades autónomas con un sistema centralizado de notificación, deberán comunicar a la base de datos de Presvet los datos mínimos que figuran en el anexo I del Real Decreto 191/2018.

Estos datos serán igualmente de obligada comunicación en el caso de antibióticos que se prescriban para su aplicación o administración directamente por el veterinario, o bajo su responsabilidad con destino a los animales bajo su cuidado, de acuerdo con el artículo 93 del Real Decreto 109/1995, de 27 de enero, sobre medicamentos veterinarios.

Esta comunicación debe realizarse, al menos, una vez al mes, sea la prescripción ordinaria o excepcional. En cada comunicación realizada a la base de datos, el veterinario prescriptor procederá a asignar a cada receta su número de colegiado siguiendo el formato definido en el Real Decreto 191/2018.

En su compromiso REDUCE del Plan Nacional de Resistencias a Antibióticos (2016-2019)

El compromiso de Nanta con la sostenibilidad de las producciones ganaderas, ha quedado plasmado en su proyecto Nutrición sostenible, puesto en marcha en 2016. En virtud del mismo, y tras su adhesión a la iniciativa REDUCE del Plan Nacional de Resistencias a Antibióticos, la compañía lidera el cambio hacia unas producciones más responsables y sostenibles, a través de la comunicación y formación a sus clientes, ganaderos y veterinarios, para conseguir, entre otros, disminuir el uso de antibióticos en sus producciones.

Han sido varias las acciones llevadas a cabo por Nanta en este sentido, publicando en www.nutricionsostenible.com infografías destinadas a la mejor compresión por parte de ganaderos y veterinarios sobre “El compromiso Reduce”, así como sobre los objetivos REDUCE en general y para cada una de las principales especies de abasto: conejos, corderos y cabritos, terneros, porcino y aves.

 

 

Nanta como ha reducido en 2019 001

Un proyecto en movimiento que ya ha obtenido importantes resultados

Fruto de esta iniciativa de adhesión voluntaria por parte de las explotaciones a las que Nanta da servicio son las excelentes cifras de reducción conseguidas en el periodo 2016-2019:

Reducción del 78 por ciento en el uso de antibióticos en todas las especies:

95 por ciento en aves.

82 por ciento en ovino.

77 por ciento en porcino y vacuno.

69 por ciento en conejos.

Además se ha conseguido reducir un 100 por cien el uso de colistina y un 60 por ciento el óxido de zinc, relegando la mayoría de los antibióticos empleados (el 84 por ciento) a los de categoría D (“Usar con prudencia”: antibióticos que pueden usarse de manera prudente, evitando su uso innecesario, en tratamientos largos y/o grupales).

Nanta reduccion antibioticos 2019 ES 001

Nanta anima a veterinarios y ganaderos a seguir incorporándose y a avanzar en el compromiso REDUCE y recuerda que son cinco los pilares básicos y generales en la lucha contra la resistencia a los antibióticos:

Incorporar un correcto programa de alimentación.

Analizar los programas de vacunación y desparasitación.

Disponer de unas buenas instalaciones.

Velar por garantizar el bienestar animal.

Incluir planes de formación en materia de bioseguridad.

Súmate y REDUCE: www.nutricionsostenible.com 

El Departamento de Sanidad Animal de Neiker realiza labores de diagnóstico y desarrolla proyectos de I+D enfocados a la investigación epidemiológica, el control, la prevención y el tratamiento de las enfermedades de mayor impacto y que afectan a las especies ganaderas, de compañía y silvestres de la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV), realizando en particular labores de vigilancia de las principales zoonosis, que son aquellas enfermedades que también afectan a las personas.

Los proyectos que estarán en marcha en 2020 son los siguientes:

- Uso racional de antibióticos en ganadería (Uragan). Financiación: Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco. Líder: Ana Hurtado. Ejecución: 2018-2021.

- Estrategia ‘Una sola salud (One health)’ para el estudio de la fiebre Q en la interfaz animales-humanos-medio ambiente en el norte de España (Healthyq). Financiación: INIA RTA2017-00055-C02-00. Líder: Ana L García-Pérez. Ejecución: 2018-2020.

- Control de la paratuberculosis y otras enfermedades mediante nuevos inmunógenos: protección, diagnóstico DIVA e interferencia con la tuberculosis (Probak). Financiación: INIA RTA2017-00089-00-00. Líder: Natalia Elguezabal. Ejecución: 2018-2020.

- Vigilancia sanitaria de las especies silvestres en la CAPV (Vepifaus). Financiación: Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco. Lider: Marta Barral. Ejecución: 2019-2021.

- Entender y cuantificar el efecto de la densidad de ungulados silvestres como determinante de patógenos emergentes multi-hospedador bajo una perspectiva de Salud Global (Wild Drive). Financiación: Mineco CGL 2017-89866R. Líder: IREC – Jesse Barandika investigador colaborador. Ejecución: 2018-2021.

La resistencia a los antibióticos se ha convertido en un gran problema a nivel global, por lo que el desarrollo de nuevos antibacterianos es urgentemente necesario. Por esa razón, el Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet), de la Universidad Complutense de Madrid, ha organizado un seminario en el que se habló sobre el diseño de ‘antibióticos inteligentes’, que consisten en un sistema de biología sintética que reconoce y mata específicamente a las bacterias que son patógenas y resistentes a los antibióticos en poblaciones mixtas. Rocío López Igual, de Visavet, ofreció una ponencia en ese seminario con el título ‘Construyendo un nuevo antibiótico inteligente utilizando biología sintética’. El nuevo sistema está basado en el acoplamiento de toxinas con inteinas. Las toxinas han sido artificialmente cortadas en dos mitades, las cuales no son tóxicas separadamente. Cada una de esas mitades se han asociado con la mitad de una inteína. Las inteínas son secuencias proteicas que se encuentran naturalmente insertadas dentro de otras proteínas hospedadoras (llamadas exteínas) y que catalizan espontáneamente su propia escisión por un proceso llamado ‘protein splicing’, reconstituyendo la exteína y, por tanto, su función. Las inteínas son como los intrones, pero a nivel proteico. En nuestro sistema, hemos fusionado las toxinas con las inteínas, de manera que cada mitad toxina-inteína, no mata a la célula. Sin embargo cuando las dos fusiones se encuentran dentro de la misma célula, las partes de ínteína se reconocen y llevan a cabo el ‘splicing’, reconstituyendo la toxina que provoca la muerte celular. Mediante la utilización de la inteína como proceso de maduración previo a la reconstitución de la toxina podemos realizar un mejor control de la toxicidad. La bacteria patógena elegida para ser diana de este sistema es ‘Vibrio cholerae’, una bacteria gram-negativa causante de la enfermedad del cólera que sigue causando actualmente un importante número de muertes pudiendo llegar hasta 140.000 por año. Para el reconocimiento de esta bacteria, en este nuevo sistema sintético se han clonado las fusiones toxina-inteina bajo secuencias de ADN promotoras que están controladas por reguladores transcripcionales involucrados en la patogenicidad.

En conclusión, este nuevo sistema reconoce y mata de manera muy precisa a bacterias patógenas y/o resistentes a antibióticos en comunidades bacterianas. Este importante hallazgo plantea distintas posibilidades para trabajar en la resolución de problemas asociados a los tratamientos con antibióticos clásicos, como son el efecto indiscriminado atacando no sólo a las bacterias infecciosas, sino también a las beneficiosas, y la emergencia de resistencias.

Página 1 de 16

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder