Mostrando publicaciones por etiqueta: Lana

La producción de lana subió un 0,28 % en España en 2017, con 22.789 toneladas procedentes de 12,8 millones de ovejas esquiladas, un +0,74 % respecto a 2016.
El informe anual publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) detalla que Extremadura fue la región con más producción (5.377 toneladas), seguida por Castilla y León (4.567 toneladas) y Castilla-La Mancha (3.516 toneladas).
Por provincias, encabeza la lista fue Badajoz, con 3.572 toneladas, seguida por Cáceres (1.806 toneladas) y por Córdoba, donde se obtuvieron 1.320 toneladas.
En lo referente a tipos de lana, en 2017 se consiguieron 11.439 toneladas de entrefina, seguida por los 6.929 toneladas de fina; 4.164 toneladas de lana basta y 257 toneladas de negra.
En cuanto a animales, 2,8 millones se esquilaron en Extremadura; 2,4 millones en Castilla y León y 2,09 millones en Castilla-La Mancha.
La provincia con más animales esquilados fue Badajoz (1,8 millones); a continuación figuran Cáceres (980.330 animales) y Zamora (538.252 animales).
Por tipo de lana, 6,8 millones de oveja dieron lana entrefina; 3,5 millones, lana fina; 2,3 millones, lana basta y de 167.445 animales se obtuvo lana negra.

La baja calidad de la lana Merina que fue esquilada en las explotaciones hace unos meses está teniendo su repercusión en la comercialización de la lana que realizan los transformadores y almacenistas durante el otoño y el invierno. Las especiales condiciones meteorológicas que se vivieron en la primavera de 2017, con una ausencia pertinaz de lluvias, provocó esa mala calidad de la lana esquilada hace unos meses en el campo español. Las lluvias de la presente primavera llegaron tarde para esa lana esquilada en 2018, aunque tendrán su repercusión en una mayor calidad en 2019.

“Desde mi experiencia en el sector, nunca había visto una lana Merina de tan baja calidad, por lo que está siendo muy difícil que nos podamos defender en el mercado y la comercialización está siendo bastante complicada”, asegura Marco Antonio Calderón, director de Comercial Ovinos, cooperativa extremeña de ulterior grado que es el principal operador de lana en España.

Esta baja calidad no evitó que los ganaderos de Merina recibieran un alto precio por su lana, como consecuencia de la tendencia de subida de precios que se arrastraba de años anteriores. Así, a pie de campo la lana Merina se llegó a pagar hasta 2,50 euros por kilogramo.

El 90% de la lana producida en España se dedica a la exportación, con China como principal cliente del sector lanero español.

 

 

La lana entrefina corriente tiene un precio estable de 350,00 euros por tonelada desde el inicio del presente año, según la cotización que se marca en la Lonja Agropecuaria de La Mancha, situada en Albacete y considerada como de referencia por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), como recoge en su informe semanal de precios.

Este precio sin cambios desde el inicio del año es un 14,7% inferior a la media semanal de precios que se registró de la lana entrefina corriente en el pasado ejercicio 2017, ya que los precios de 500,00 euros por tonelada durante los cuatro primeros meses del año empujaron a una cotización media de 410,58 euros por tonelada en el pasado ejercicio.

De este modo, se produce un importante descenso en los precios reflejados en la Lonja de Albacete para este producto, que es uno de los tipos de lanas que se comercializan en España. Procede normalmente de razas como Manchega, Castellana o Rasa Aragonesa y normalmente tiene un precio inferior a la más prestigiosa y cotizada lana de raza Merina.

 

 

La piel fina de oveja del país, producto que cotiza en la Lonja de Mercolleida y que es tomada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación como de referencia, ha experimentado un ligero descenso en el precio durante el mes de septiembre, según los datos que ha recogido el Ministerio. Así, el precio por unidad en la actualidad es de 7,25 euros, por lo que se ha producido una reducción del 6,4% frente a los 7,75 euros que se han venido registrando durante los meses de julio y agosto.

De todos modos, el precio actual aún es superior al de 2017, ejercicio en el que se marcaron mínimos históricos para este producto. En concreto, a estas alturas del pasado año, el precio era de 6,25 euros por unidad, por lo que la cotización actual es un 16% superior.

Si se realiza la comparación con el ejercicio 2014, en el que el precio de la piel fina tenía un precio excepcionalmente alto, el descenso respecto a la cotización actual es del 53,9%, ya que en aquel año el precio estuvo a 15,75 euros por unidad durante gran parte del año.

La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Merino está trabajando en la puesta en marcha de un nuevo Subprograma de Mejora Lanera, el cual favorecerá muy considerablemente la utilización de esta práctica para difundir la mejora conseguida en la raza, según destaca la asociación.

Las principales cualidades que se deben tener en cuenta en la lana de raza Merina son las siguientes: finura, longitud, resistencia, coloración, flexibilidad y peso del vellón.

Algunas como la resistencia, la longitud y el peso están influidas por el medio, alimentación y sanidad principalmente. También hay que considerar el rendimiento al lavado, que no es otra cosa que lo que queda después de efectuada esa operación. Ese rendimiento puede variar sobre un 45 % en ganaderías bien manejadas. En cuanto a finura se ha llegado a fibras de 15 micras de diámetro, pero en la práctica una pila que tenga muestras de 20 a 22 micras es ya muy estimada en ese aspecto.

 

 

EA Group y Comercial Ovinos han iniciado un proyecto de construcción de una planta en la localidad pacense de Villanueva de la Serena para el salado, clasificación y almacenaje de pieles de oveja de raza Merina. De esta forma, las cooperativas laneras de Extremadura esperan tener lista esta planta a finales del presente año para entrar en los mercados de exportación de la piel, con el objetivo de conseguir un mayor valor añadido de este subproducto ovino.

Hasta ahora, se planteaba una subasta mensual de pieles, ante la imposibilidad de venderlas directamente a sus compradores tras su procesado. Con esta nueva planta de procesamiento, se asumirá este proceso para controlar mejor la comercialización. La cooperativa Comercial Ovinos, sita en la localidad pacense de Villanueva de la Serena, es la única cooperativa de España dedicada a la transformación y comercialización de lana, con un potencial productivo que ronda los 5 millones de kilogramos de lana. Comercial Ovinos es una cooperativa de segundo grado integrada en EA Group. Por su parte, la cotización de la piel fina del país finaliza se sitúa durante el mes de julio en 7,75 euros por unidad, según el precio marcado por Mercolleida y que es considerado de referencia por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Se trata de un precio inferior a los 8,25 euros que se registraban en el mes anterior y se pone el final a un sucesivo aumento de las cotizaciones que se había venido registrando de este subproducto de la industria ovina desde las primeras semanas del presente ejercicio. En este sentido, el año 2018 se inició con una cotización de 7,25 euros por unidad.

 

El investigador del Instituto Inamat de la UPNA Borja Fernández-d'Arlas Bidegain ha desarrollado un método "sencillo y limpio" para extraer queratinas de los residuos de lana de oveja y de plumaje de pollos y fabricar con estas proteínas bioplásticos degradables.
La técnica, según precisa la UPNA en un comunicado, también es viable para producir apósitos con los que regenerar tejidos del cuerpo humano, desarrollar excipientes (sustancias que se mezclan con medicamentos) o elaborar textiles nanoestructurados que se preparan mediante una nueva técnica denominada electrohilado.
"Los problemas medioambientales asociados a la acumulación de plásticos no degradables en el medio y su huella de carbono, vinculada a su transporte y producción, han motivado la búsqueda de nuevos bioplásticos cuya producción sea sostenible y que, una vez acabada su vida útil, sean fácilmente integrados en el medio ambiente", dice el investigador, que ha contado para su proyecto con financiación de Obra Social la Caixa y Fundación Caja Navarra.
Y añade que la disminución de la huella de carbono es posible con el uso de materias primas locales y la optimización de la gestión de residuos, sin olvidar que el desarrollo de bioplásticos a partir de la revalorización de residuos agroindustriales (como la lana y el plumaje de aves) fomenta la economía circular.
"Algunos países, como España, tienen una gran tradición en la crianza de ovejas para la producción de quesos tipo Idiazábal y Manchego. Sin embargo, debido a la mala calidad de estas lanas para su uso en textiles, son considerados residuos", explica, y cifra la producción anual en España de lana en unas 50.000 toneladas y en 100.000 las de plumaje.
A ello añade que "alrededor del 50% de los plásticos consumidos en el conjunto del país son depositados en el vertedero, más de un millón de toneladas anuales, lo que supone un no despreciable porcentaje potencialmente sustituible por bioplásticos degradables derivados de residuos queratinosos".
El método de extracción de las queratinas es "sencillo y limpio" ya que se trata de un método oxidativo con el empleo de agua oxigenada en un medio básic.
A diferencia de otros, este método es altamente eficiente y no genera residuos tóxicos y además las queratinas resultantes son más solubles en medios acuosos, lo que puede ser interesante para la industria y otros campos, tales como el de la alimentación, la farmacología, el tratamiento de aguas o la cosmética.
Los siguientes pasos de este proyecto de investigación consisten en "estudiar el comportamiento térmico de estas queratinas para ver las posibilidades de procesar estas proteínas en bioplásticos mediante metodologías comunes a otros plásticos, tales como extrusión o inyección, o utilizarlos como materiales para la impresión en 3D de bioestructuras de proteínas para regenerar tejidos", comenta Borja Fernández-d'Arlas. 

 

oveja para esquilar«

 

"Parecía una criatura bíblica». Son palabras de los dueños de esta oveja rebelde cuando la encontraron. Habían pasado 6 años desde la última vez que la vieron, ya que Shrek, como se llamaba el animal, se escondió todo ese tiempo en una cueva de Nueza Zelanda para no ser esquilada.

John Perrian, su propietario, no daba crédito al verla. «Que alguien ayude a esa oveja que se la está comiendo un mostruo», dijo a la revista Modern Farmer's. Cuando Shrek fue finalmente esquilada había suficiente lana para 20 trajes.

 

 

 

 

Recuperando la tradicional aptitud productiva de la raza Merina. La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Merino tiene prevista una importante modificación de su Programa de Selección y Mejora de la raza Merina, con el objetivo de revalorizar una de las grandes producciones de esta raza de forma ancestral, como es la lana. Así, se pretende poner en marcha un nuevo Subprograma de Selección y Mejora para la aptitud Lanera. Desde la asociación se considera que esta actualización puede entrar en vigor en los próximos meses, según señala un reportaje en el número 22 de la revista TIERRAS-OVINO.

Este cambio en lana se une al ya aprobado Subprograma de Selección y Mejora para la aptitud Lechera-Quesera dentro de la raza, el cual tiene como objetivo general la mejora cuantitativa y cualitativa de la producción de leche, debido a la importancia que tiene la raza Merina en algunas destacadas figuras de calidad de queso en España. Los objetivos de selección de este subprograma son los siguientes: mejora de las características de la morfología de la ubre para conseguir una mejor adaptación al ordeño mecánico; incremento de la producción lechera; mejora y uniformización del potencial de producción quesera con las características actuales de los quesos con las Denominaciones de Origen Torta del Casar y Queso de la Serena; mantenimiento y en su caso mejora, de las características raciales, evitando desviaciones del prototipo racial.

 

 

La fiebre transmitida por garrapatas, causada por la bacteria ‘Anaplasma phagocytophilum’ y transmitida por la garrapata ‘Ixodes ricinus’, tiene considerables consecuencias para el bienestar y la economía de los animales en la industria ovina. Se necesitan métodos no invasivos y objetivos para cuantificar el estrés crónico a fin de evaluar el impacto en el bienestar de la enfermedad.

Así, se realizó un estudio con el objetivo de evaluar el cortisol del cabello y la cortisona del cabello como biomarcadores de estrés crónico en ovejas con esta fiebre.

Los resultados indican producción local y/o metabolismo de glucocorticoides en los folículos capilares. Este estudio refuerza el hallazgo anterior de un mérito potencial de la cortisona del pelo como un biomarcador de estrés crónico en las ovejas.

Se ha publicado un artículo en la revista Small Ruminant Research, firmado por los siguientes autores: Solveig Marie Stubsjoen, Kristin Sorheim, Matteo Chincarini, Jon Bohlin, Emma Brunberg, Boris Fuchs, Rubert Palme y Lise Grova.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder