Mostrando publicaciones por etiqueta: Pastos

El mundo debe ampliar la respuesta frente al cambio climático, en particular en los sectores agrícolas y ganaderos, aseguró la Directora General Adjunta de la FAO, María Helena Semedo, en un evento paralelo de alto nivel celebrado hoy dentro de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP24) en Katowice, Polonia.

Según Semedo, ello requerirá invertir en el diseño de políticas multisectoriales, en capacidad de implementación y en las personas, información, innovaciones y liderazgo, en especial en las mujeres.

En el evento, centrado en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 2, lograr el Hambre Cero, Semedo advirtió sobre el aumento de los niveles mundiales de hambre, impulsado en gran medida por el impacto del cambio climático, los conflictos y la desaceleración económica, y señaló que “nuestra labor para acabar con el hambre será aún más ardua si el calentamiento alcanza los dos grados centígrados”.

Sin embargo, “lograr el Hambre Cero todavía es posible”, subrayó, añadiendo que para tener éxito es esencial “definir acciones transformadoras que transformen nuestros sistemas alimentarios, de manera sostenible y equitativa para todos”.

En su intervención, Semedo hizo hincapié igualmente en la importancia de conservar los ecosistemas para proteger el medio ambiente y abordar los impactos del cambio climático, afirmando que “nuestros suelos, bosques y océanos son nuestros aliados para apoyar de forma eficaz la mitigación del cambio climático y la adaptación de las comunidades más vulnerables”, por lo que instó a una mayor inversión en la gestión integrada y sostenible de los recursos naturales.

Enfoque en la agricultura y ganaderia climáticamente inteligente

En otro evento paralelo de la COP 24 de la Alianza mundial para una agricultura climáticamente inteligente (GACSA, por sus siglas en inglés) celebrado a principios de esta semana, la FAO presentó una nueva publicación que analiza diez historias de éxito de todo el mundo que revelan cómo la gestión de las explotaciones agrícolas, cultivos, ganado y acuicultura puede satisfacer las necesidades de seguridad alimentaria, mientras se logra la adaptación al cambio climático y se contribuye a la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

La agricultura “climáticamente inteligente” (CSA) pretende transformar los sistemas agrícolas para garantizar la seguridad alimentaria y apoyar el desarrollo rural en un contexto de cambio climático.

El objetivo de la publicación es ofrecer los mejores ejemplos liderados por la FAO de cómo la CSA no es un enfoque de “talla única” que pueda aplicarse universalmente, sino que involucra diferentes elementos integrados en contextos locales.

El uso de la tierra: el eslabón perdido para hacer frente al cambio climático

Semedo también intervino en el evento paralelo conjunto de la ONU sobre el ODS 15: “Vida en la tierra” en la COP24 a principios de esta semana.

Tras señalar que actualmente el sector del uso de la tierra es responsable de casi una cuarta parte de las emisiones globales de GEI, Semedo subrayó que también tiene un gran potencial para almacenar vastas cantidades de carbono en suelos, bosques y humedales.

“Podemos hacer reducciones significativas en las emisiones de gases de efecto invernadero –dijo- adoptando sistemas agrícolas integrados más inteligentes, mediante la protección y gestión de los bosques y el cambio a enfoques que utilizan los recursos naturales de manera sostenible y eficiente”.

“De esta manera, -añadió- el sector del uso de la tierra puede pasar de ser parte del problema climático a convertirse en parte de la solución y aportar hasta el 30 por ciento de la mitigación del clima necesaria para 2030”.

Semedo también destacó el papel vital de las asociaciones, las innovaciones y la tecnología para ampliar los esfuerzos conjuntos para gestionar mejor los bosques y la tierra.

En el evento, la FAO y la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos (NASA) presentaron una nueva herramienta de acceso abierto, Collect Earth Online (CEO), que permite a cualquier persona rastrear el uso de la tierra y los cambios del paisaje en cualquier parte del mundo. CEO permitirá a los países fortalecer las capacidades de medición, monitoreo y presentación de informes sobre los bosques y uso de la tierra.

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP24) en Katowice, la FAO ayuda a los países a garantizar que se establezcan vínculos entre la adaptación al cambio climático, la mitigación, la agricultura y la seguridad alimentaria para mejorar la adopción de medidas para combatir el cambio climático y sus efectos.

 

 

El Grupo Operativo GoDehesa ha iniciado ya su andadura en Extremadura con el reto convertir la dehesa en un agroecosistema sustentable mediante el desarrollo e implementación de buenas prácticas acreditables con una norma de calidad, a la par que se mejora la rentabilidad de las explotaciones agropecuarias.
GoDehesa es un Grupo Operativo cofinanciado por los fondos europeos Feader, la Junta de Extremadura y el Gobierno de España y puesto en marcha por la Asociación para el Desarrollo del Tajo-Salor-Almonte (Tagus), Actyva Sociedad Cooperativa, Fundación Global Nature, la cooperativa Cooprado, Cynara Cardúnculus, la Fundación Fernando Valhondo Calaff y Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura.
A través de GoDehesa se han visitado ya numerosas fincas para hacer un diagnóstico inicial a fin de implementar después en ellas el modelo de gestión del manejo holístico del ganado, que consiste en el pastoreo gestionando los recursos existentes para conservar la dehesa y revertir la desertificación del territorio, según ha explicado el grupo en un comunicado.
Con ello, se pretende diseñar modelos de gobernanza y gestión público-privada a implementar en una serie de fincas piloto mancomunadas, basados en principios de restauración ambiental con máxima rentabilidad, que se plasmarán en una guía de buenas prácticas para el uso y gestión de esos espacios comunales.
Asimismo, se potenciará formación para capacitar a los productores en el desarrollo de habilidades en la planificación del pastoreo según el manejo holístico.
El grupo pretende además, según ha informado en un comunicado, generar una nueva norma de calidad Go-DEHESA basada en la restauración del ecosistema, en la que se incluye una mayor rentabilidad y empleabilidad de las fincas de dehesa, unas condiciones indispensables para asegurar la supervivencia del sistema.
Finalmente, se realizará también un análisis de mercado y una planificación estratégica para los productos de calidad diferenciada Go-DEHESA, con atributos relacionados con la restauración del medio ambiente y la generación de servicios de ambientales.
Se analizará su complementariedad con otras certificaciones, como pueden ser la ecológica, Razas Autóctonas, Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas.
Todo ello supondrá la obtención de múltiples beneficios ambientales al incidir en el aumento de la biodiversidad y la conservación de hábitats prioritarios que supone la dehesa.
Pero también beneficios sociales, porque mejorará la gobernanza en las explotaciones de dehesa y favorecerá el relevo generacional, según este grupo.
A ello se suman además beneficios económicos, al traducirse esta importante apuesta por la dehesa extremeña en un aumento de la productividad en la ganadería extensivo y un valor añadido en los productos finales. 

El Departamento de Agricultura de Cataluña hizo ayer efectivo el pago de los importes correspondientes a la campaña 2018 de la ayuda de mejora y fomento de prados y pastos naturales en zonas de montaña y la ayuda de mejora de pastos en zonas de montaña para la protección del paisaje y la biodiversidad.
Según ha informado hoy este departamento, el importe total del pago en relación con la ayuda del fomento de prados y pastos naturales es de 43.541,68 euros a 47 beneficiarios de 10 comarcas y tiene un impacto sobre 2.117 hectáreas.
Por su parte, la bonificación para la mejora de pastos en zonas de montaña para la protección del paisaje y la diversidad es de 39.076,40 euros, y se ha hecho efectivo a 18 beneficiarios de 7 comarcas, con un impacto sobre 540 hectáreas.
El objetivo de las ayudas es fomentar la introducción o continuación de métodos de producción agrícola compatibles con la protección y mejora del medioambiente.
Asimismo, también se pretende fomentar la conservación del paisaje y sus características, recursos naturales, la tierra y la diversidad genética, con el fin de conseguir los objetivos comunitarios en materia de agricultura y medio ambiente.
Estas ayudas, con compromisos a cinco años vista, se enmarcan dentro del PDR.cat2020, y cuentan con la cofinanciación del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural

Científicos del Centro de Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG) de Barcelona han descubierto cómo generar plantas resistentes a la sequía sin perjuicio de su crecimiento modificando la señalización de sus hormonas esteroides.
La investigación, liderada por Ana Caño-Delgado, se publica hoy en la revista "Nature Communications" y es la primera en encontrar una estrategia para incrementar la resistencia de las plantas al estrés hídrico sin perjudicar su crecimiento.
Los investigadores ya están trabajando para aplicar este conocimiento en cereales y especies hortícolas.
Ana Caño-Delgado lleva más de 15 años estudiando como los esteroides vegetales, los brasinoesteroides, regulan el desarrollo y el crecimiento de la planta modelo por excelencia, la 'Arabidopsis thaliana'.
Desde 2016 y gracias a un proyecto financiado por el Consejo Europeo de Investigación (ERC, de las siglas en inglés), su laboratorio busca estrategias para incrementar la resistencia de las plantas a la sequía.
Modificando la señalización por brassinoesteroides, los investigadores habían logrado hasta el momento plantas de 'arabidopsis' más resistentes a la sequía, pero debido a la acción compleja de estas hormonas sobre el crecimiento de la planta, las plantas resistentes al estrés hídrico eran mucho más pequeñas que las de control.
Ahora, los investigadores han estudiado la resistencia a la sequía y el crecimiento de plantas de Arabidopsis thaliana con mutaciones en los distintos receptores de brasinoesteroides y han descubierto que las que sobre-expresan el receptor de brasinoesteroides BRL3 en el tejido vascular son más resistentes a la falta de agua que las plantas control y que no presentan defectos en su desarrollo y crecimiento.
"Hemos descubierto que modificando la señalización de brasinoesteroides solo de manera local en el sistema vascular, logramos que la planta sea más resistente a la sequía y crezca igual que las plantas no modificadas", ha resumido Caño-Delgado.
Así, los investigadores del CRAG, en colaboración con investigadores de Europa, EEUU y Japón, analizaron los metabolitos de las plantas modificadas genéticamente y evidenciaron que producían más metabolitos osmeoprotectores (azucares y prolina) en las partes aéreas y en las raíces en condiciones de riego normales.
Cuando estas plantas fueron expuestas a condiciones de sequía, estos metabolitos protectores se acumularon rápidamente en las raíces, protegiéndolas de la desecación.
Según Caño-Delgado, de esta manera, la planta se prepara para la situación de sequía, "lo que se puede comparar con el efecto de las vacunas, que preparan el cuerpo para hacer frente a patógenos".
Si bien este descubrimiento se ha hecho con una pequeña hierba utilizada como planta modelo, el equipo de investigación liderado por Caño-Delgado ya está trabajando en aplicar esta estrategia en plantas de interés agronómico, especialmente en cereales.
"La sequía es uno de los problemas más importantes de la agricultura actual. Hasta el momento los esfuerzos que se han hecho en biotecnología para producir plantas más resistentes a la sequía no han sido muy exitosos porque como contrapartida a un incremento a la resistencia a la sequía siempre había una disminución en el crecimiento y productividad de la planta", ha dicho la investigadora.
"Parece que finalmente hemos encontrado una estrategia que se podría aplicar y queremos seguir explorándola", ha concluido Caño-Delgado.
Además de los investigadores del CRAG Norma Fàbregas, Fidel Lozano-Elena, David Blasco-Escámez, Mariana Bustamente, José Luis Riechmann y Ana Caño-Delgado, también han participado en el estudio Takayuki Tohge y Alisdair R. Fernie del Max Planck Institute of Molecular Plant Physiology (Alemania), Cristina Martínez-Andújar, Alfonso Albacete y Francisco Pérez Alfocea del CEBAS-CSIC de Murcia, Sonia Osorio, de la Universidad de Málaga, Takahito Nomura, de la Utsunomiya University (Japón), Takao Yokota, de la Teyko University (Japón), y Ana Conesa, de la University of Florida (EEUU). 

Un grupo de investigadores europeos del proyecto LIFE LiveAdapt, coordinado por la Universidad de Córdoba (UCO) y que estudian la adaptación de la ganadería al cambio climático en el sur de Europa, celebran desde hoy su primer encuentro para establecer el plan de actuación de los próximos años.
La UCO ha explicado en una nota que hasta mañana los investigadores expondrán los impactos negativos que está generando el cambio climático en la industria ganadera y que afectan en gran medida al sur de Europa, provocando situaciones de estrés animal debido a las altas temperaturas.
Esto lleva a una disminución de la productividad y sobrecostes por parte de los productores, que deben realizar mayores esfuerzos para mantener la calidad de vida del animal, mientras que la escasez y baja calidad del agua y el deterioro de los pastos por las olas de calor y la erosión del suelo que se deja ver tras las lluvias torrenciales empeoran aún más este escenario.
Por ello, el equipo multidisciplinar que integra el proyecto tiene como objetivos principales la implementación de una estrategia basada en tecnologías y prácticas innovadoras que permitan la adaptación del sector al cambio climático.
Innovaciones en la mejora de la recolección y el uso del agua o uso de TIC para el manejo del ganado se perfilan como las líneas de actuación a seguir en este sentido.
Además, la identificación de buenas prácticas en los modelos de producción ganadera que contemplen la eficiencia energética, el manejo de desechos, de agua y la mejora de la biodiversidad reforzarán la sostenibilidad medioambiental a largo plazo.
Durante la inauguración, la delegada de Proyectos Internacionales de la UCO, María del Mar Delgado, ha destacado la relevancia de proyectos de este calado para la sociedad y la importancia de incluir a los ganaderos en el equipo, ya que estos serán "quienes finalmente cambien sus prácticas y consigan adaptarse al cambio climático".
El proyecto cuenta con un presupuesto de algo más de dos millones de euros, cofinanciados por el programa LIFE17 Climate Change Adaptation de la Unión Europea, instrumento que apoya la conservación medioambiental y los proyectos de acción climática. 

Lunes, 22 Octubre 2018 11:35

“Caravana Negra”

Uno de los rebaños de oveja merina negra más grandes del mundo, varios pastores y siete reconocidos artistas van a protagonizar entre el 4 y 6 de noviembre una trasterminancia que les llevará a recorrer pastos de La Serena y La Siberia extremeña. Una iniciativa insólita para vincular cultura y naturaleza conmemorando los 25 años de la aprobación de la Ley de Vías Pecuarias (3/1995, de 23 de marzo). “Caravana negra” es el nombre de esta iniciativa que va a permitir que creadores como el director de cine Agustín Villaronga, la ilustradora Carla Berrocal, el pintor Ángel Mateo Charris, el guionista y director de cine de animación Mario Torrecillas, los fotógrafos Gema Arrugaeta y Carles Mercader y el escritor Gabi Martínez acompañen a las ovejas negras.

Este rebaño, que forma parte de la ganadería de Miguel Cabello, también se distingue por estar criado siguiendo criterios exclusivamente ecológicos, de modo que la Caravana negra es a su vez una apuesta por los valores que este tipo de cría representa. A lo largo del recorrido, los artistas solo consumirán productos ecológicos junto a Nico Jiménez, el mejor cortador de jamón del mundo. Cada uno de los artistas viajeros interpretará la experiencia según su imaginación convirtiéndose en embajador o embajadora de las vías pecuarias y la cría en ecológico. Más adelante, podrán ceder temporalmente las obras resultantes para ser exhibidas en festivales, museos, etc.

“Caravana negra” es una idea del escritor Gabi Martínez y el ganadero extremeño Miguel Cabello que va a poner en valor la cría en ecológico y las vías pecuarias, subrayando la calidad de unos espacios naturales únicos a través de algo tan gráfico como un color. Una iniciativa que reivindica la asociación de cultura y naturaleza como una llave decisiva para educar la mirada sobre el territorio.

Se ha realizado un estudio en Brasil, en concreto en el Estado de Sao Paulo, en el que se ha evaluado la eficacia de los medicamentos antihelmínticos disponibles comercialmente calculando el porcentaje de reducción de huevos por gramo y las pruebas estadísticas apropiadas.

Se hicieron pruebas con cinco antihelmínticos: albendazol, clorhidrato de levamisol, ivermectina, moxidectina y closantel.

Se observó que prácticamente todos los fármacos probados tenían algún nivel de resistencia parasitaria, mientras que la moxidectina fue la más efectiva durante el tratamiento. Los resultados muestran la necesidad de adoptar procedimientos sostenibles dirigidos a reducir la resistencia antihelmíntica en rebaños ovinos, como el sistema de rotación de pastos, productos de origen vegetal y ciertos hongos y lombrices para reducir el parasitismo.

El artículo está publicado en la prestigiosa revista científica Small Ruminant Research y está firmado por los siguientes autores: Walter Bertequini Nagata, Mariele Fernanda da Cruz Panegossi, Katia Denise Saraiva Bresciani, Jancarlo Ferreira Gomes, Carlos Noriuki Kaneto y Silvia Helena Venturoli Perri.

 

OVEJAS-660x330.jpg LAGUNA

Los pastos de la actual zona de Prado Boyal fueron, durante siglos, un recurso minuciosamente explotado por los vecinos de la aldea de Laguna, llegando a contar con privilegios reales, generando múltiples beneficios y sirviendo de sustento para miles de cabezas de ganado que recorrían, año a año, el pueblo, en la práctica de la trashumancia. Debemos remontarnos al período de la reconquista y las repoblaciones -a partir del siglo XI- para entender el origen de una cría de ganado que debía ser capaz de moverse al lado de los ejércitos a causa de las constantes incursiones enemigas. Posteriormente, con el fomento de la agricultura, la oveja se convertiría en un patrón de intercambios, al tiempo que los propietarios del ganado lanar vieron incrementada su riqueza, según la Web Laguna al día.

Ello ocasionó un incremento del número de cabezas de ganado que originaba continuos enfrentamientos por los pastos, pasos y cursos de agua, entre los distintos concejos, al chocar además agricultores y ganaderos, lo que ocasionó la asociación de los ganaderos (denominadas mestas en Castilla), para defenderse del pago de aranceles por el paso y uso de los pastos del ganado en sus desplazamientos.

Así, siendo necesario coordinar esta actividad y observando la rentabilidad que suponía la percepción de aranceles por el paso de los ganados, Alfonso X el Sabio fundó, en 1273, el Honrado Concejo de la Mesta, recogiendo muchas de las funciones que desarrollaban las mestas creadas anteriormente: señalando las rutas o cañadas, velando por el respeto a las mismas, resolviendo los litigios o protegiéndose de cualquier agresión. Los senderos usados para el paso de estos animales pasaron a denominarse vías pecuarias, es decir, caminos que unían lugares para llevar el ganado a mejores pastos aprovechando el clima de la montaña en verano y zonas templadas en invierno.

Concretamente, por Valladolid transcurrían tres Cañadas Reales, la Leonesa Occidental, la Real Burgalesa -con dos trayectorias diferentes- y la Leonesa Oriental. Y en lo que respecta a la aldea de Laguna, por nuestro actual municipio discurrían tres veredas que finalizaban en los descansaderos existentes junto al antiguo casco urbano, las cuales han permanecido en el tiempo, dando actualmente nombre a las calles de la población que las ocupa, o a los caminos rurales que actualmente continúan su mismo trazado en el extrarradio.

Estas tres son conocidas como la Cañada de la Nava, la Cañada de Las Lobas y la Cañada de la Arboleda. Los descansaderos finales de estas tres cañadas o veredas se enlazaban entre sí, por medio de una colada de 12 metros que los unía y finalizaba en el Prado Bueyal, los prados que bordeaban por su parte norte a la laguna, ocupando los actuales parque de Valladolid y la totalidad de la barriada de Prado Boyal. Otra reminiscencia del antiguo trazado de las cañadas reales está presente en la denominada calle Aragoneses, cuyo nombre se debe a que unía el paso entre Zamora y Zaragoza a través de este enclave.

Pastos con privilegio de Juan II

Los pastos de Prado Boyal llegaron incluso a estar protegidos en una carta de privilegios confirmada por Juan II en el año 1442. El prado, propiedad del concejo vecinal, y su uso estaba regulado mediante el nombramiento de un guarda de ganados mayores y menores, adjudicado cada año en remate público. Desde el 29 de septiembre hasta el 1 de mayo el prado quedaba vedado para recuperarse hasta la siguiente temporada. Se arrendaban entonces los pastos de invierno, en los eriales del término municipal, admitiendo a ganaderos de otros municipios. A pesar de todo, los pastizales de Laguna estuvieron siempre escrupulosamente protegidos por sus vecinos, quienes protestarían, allá por el año 1787, al ver sus pastos menguados con la llegada de toros de lidia utilizados en la feria de la capital vallisoletana.

El grupo operativo Siega ha presentado en Quirós un proyecto piloto para crear un sistema de información geográfica que permita monitorear el estado de los pastos por imagen satélite (teledetección) y la posición del ganado por GPS.
El grupo Siega está integrado por la asociación de agricultores Asaja de Asturias, Cantabria y Galicia; el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario de Asturias(Serida); el Instituto Gallego de Calidad Alimentaria; el Centro de Investigación y Formación Agrarias de Cantabria, y el departamento de Geografía de la Universidad de Alcalá.
La herramienta combinaría el seguimiento de los pastos por teledetección y la posición del ganado por GPS, y con ello se mejoraría la toma de decisiones en la ganadería extensiva y la gestión de los pastos, ha informado el Gobierno del Principado en un comunicado.
A la presentación ha asistido la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, quien ha destacado la importancia de las nuevas tecnologías en el medio rural, ya que "están aportando soluciones que mejoran la vida de los ganaderos".
La consejera, que ha valorado el trabajo de los grupos operativos, "asociaciones de diferentes ámbitos que se unen para dar soluciones innovadoras a problemas concretos", ha explicado que la creación de esta herramienta informática "supondrá un importante avance para la mejora del trabajo, de los beneficios económicos y de la calidad de vida de los ganaderos".
Entre los objetivos de la primera fase de la investigación, Álvarez se ha referido a "las funcionalidades que ha de cumplir la herramienta en función de las necesidades de los ganaderos y las opiniones de la Administración y de los organismos de investigación".
En su opinión, un mayor conocimiento del comportamiento de los pastos, los recursos y el ganado, "supondrá una ventaja competitiva para el sector ganadero".
Se busca que el dispositivo informe, en tiempo real, del estado de las dos variables principales del sistema (el ganado y el estado de los pastos) y puede ser útil tanto para ganaderos como para los técnicos y gestores.
"Esta aplicación tecnológica servirá de gran ayuda en la toma de decisiones al facilitar formas de trabajar que permitirán una mayor eficiencia y rentabilidad, y se producirá mejor carne con un mejor aprovechamiento de los recursos naturales", ha añadido la consejera. 

 

Los bomberos de la ciudad de Madrid han hecho en el primer semestre del año un total de 452 intervenciones por incendios de vegetación y pastos, dos fuegos de árboles y otros 16 por incendios de vertederos o escombreras, menos que el año anterior gracias a las lluvias primaverales.
Estos incendios se dan, según explican fuentes municipales, en "zonas que no se limpian, que están descuidadas". Como detallan desde la Unidad de Comunicación de Bomberos estos fuegos también ocurren "en solares no urbanizados todavía, donde los matojos alcanzan unos 40 o 50 centímetros de altura".
El problema, subrayan desde el Consistorio, es que el fuego de este tipo de vegetación "se propaga muy rápidamente, más que en los incendios forestales habituales", lo que obliga a intervenir con celeridad ya que estos fuegos alcanzan velocidades de entre 8 y 12 kilómetros por hora, e incluso mayores con viento, lo que puede causar contratiempos en caso de que haya viviendas o vehículos cercanos a estos pastos.
Este año ha sido atípico ya que mientras que en junio de 2017 se hicieron cerca de 300 intervenciones, en esta ocasión han 99 gracias a que las lluvias primaverales han mantenido verdes los pastos hasta bien entrado el mes.
También los fuegos en escombreras o vertederos pueden complicarse debido a que se depositan residuos indebidos y en estos fuegos puede haber productos inflamables tales como aerosoles o mecheros, algo "desgraciadamente bastante habitual". Estos profesionales también se encuentran con neumáticos que deberían llevarse a puntos de reciclaje y que al arden provocan humo muy denso.
Estos fuegos se complican en caso de estar situados junto a vías de circulación, añaden desde el Consistorio.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder