Mostrando publicaciones por etiqueta: Sanidad animal

 

 

Las enfermedades zoonóticas brindan un ángulo único de observación de la actitud de ‘One Health’ hacia las enfermedades infecciosas. One Health es un enfoque reciente adoptado por la comunidad para abordar los diferentes riesgos ambientales, dependiendo de la patogenicidad (manifestación de la enfermedad por una bacteria en un huésped) y la forma en que la enfermedad se disemina en el entorno humano. Aquí, las enfermedades zoonóticas añaden perspectivas únicas a los patógenos que aprovechan sus huéspedes animales para propagarse en la naturaleza a través de su leche, placenta y órganos viscerales, respectivamente, añadiendo riesgos zoonóticos a las enfermedades transmitidas por los alimentos que involucran materiales no pasteurizados o crudos.

Un proyecto de investigación internacional ha elegido ‘Brucella’, ‘Mycobacterium’ y ‘Chlamydia’ como tipos de enfermedades que representan parásitos intracelulares facultativos frente a parásitos de células eucariotas, respectivamente. Las bacterias facultativas, aunque se replican como parásitos intracelulares, se propagan debido a su capacidad de existir fuera de sus huéspedes. ‘Chlamydia’, por otro lado, sobrevive en las células eucariotas. ‘Brucella’ explota los trofoblastos como un recurso de replicación celular hasta que una masa celular crítica puede estallar por inducción del aborto, diseminando las bacterias en el ambiente más cercano y manteniendo la infección en poblaciones no tratadas, respectivamente. ‘Mycobacterium’ explota un mecanismo similar de desarrollar un inóculo bacteriano masivo como una dosis infecciosa que se propaga por aerosoles. La clamidia, como parásitos intracelulares obligados, solo puede establecer un pasaje exitoso después del contacto directo entre sus huéspedes. Comprender estos principios en la diseminación de la enfermedad proporciona diferentes pistas para controlar la enfermedad mediante el desarrollo de herramientas científicas relevantes. Por lo tanto, se han explorado estas tres enfermedades zoonóticas que exploran el diagnóstico bacteriano, la epidemiología, los trabajos de laboratorio con muestras clínicas y la investigación, y el desarrollo involucrado en el avance de los diagnósticos y en el desarrollo de nuevas vacunas.

Un resumen de esta investigación se ha publicado en la prestigiosa revista científica Frontiers in Veterinary Science y está firmada por los siguientes autores: Jiabo Ding, Menachem Banai, Shenqqing Yu y Xin Ting.

 

 

El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) ha puesto en marcha ocho nuevos proyectos financiados por el Instituto de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA).

Los estudios se centrarán en aspectos de interés para la agricultura y la ganadería de la comunidad autónoma. Estos trabajados tendrán una duración de uno a tres años.

Los proyectos en la unidad de Producción y Sanidad Animal son: ‘Conservación in situ de ovino y vacuno de carne de Aragón’, ‘Estrategias de prevención y control a lo largo de la cadena alimentaria para reducir el riesgo por aflatoxinas en leche de ovino y productos derivados’, ‘Optimización del uso de recursos proteicos mediterráneos en la cría de corderos ligeros’, y ‘Desarrollo de nuevas estrategias de vacunación, mediante el uso de nuevas especies de Brucella para el control de la brucelosis animal vacunas DIVA’.

 

 

La enfermedad de la estomatitis vesicular (EV) afecta de manera natural a bovinos, porcinos y equinos y en algunas ocasiones, en ovejas y cabras. Se han encontrado anticuerpos neutralizantes, además, en burros, perros, antílopes, cerdos ferales o jabalíes, alces, ciervos de cola blanca, mapaches, zorros, ardillas, conejos, pequeños roedores, monos, murciélagos y una gran variedad de aves, entre otros.

Desde el punto de vista epidemiológico, todos estos animales podrían estarimplicados en el ciclo natural de la EV, ya sea como hospedadores, portadores, amplificadores o reservorios.

Sin embargo, hasta el presente la participación de estos en las diferentes zonas del continente donde se presenta la enfermedad de manera enzoótica o epizoótica no ha sido aún posible identificarla con claridad. En un brote el virus puede afectar a unos y a otros no, indiferentemente, hay brotes en los que se afectan únicamente los suidos, aún estando en contacto con bovinos y equinos, otras veces son los bovinos o los equinos solamente. Por lo general los síntomas clínicos se dan más en animales adultos que en jóvenes, aunque no siempre es así.

Existen dos vías de transmisión. Una sería por contaminación de heridas vía transcutánea o a través de las mucosas, es decir contacto directo entre animal enfermo y sano. La otra sería a través de artrópodos vectores como en el trópico la mosca de la arena en la que se ha demostrado transmisión transovárica. El virus se ha aislado también en mosquitos del género ‘Aedes’ y ‘Culex’ además de en ácaros y pulgas de roedores.

También se ha aislado en insectos que se alimentan de las plantas, lo que ha hecho pensar incluso en la posibilidad de que se trate de un virus vegetal que pasaría de las plantas a los animales a través de un vector invertebrado que permitiría este cambio de especificidad en el virus.

Existen teorías de que la fuente del virus podría estar en los pastos. Los animales al pastar se infectarían a través de las mucosas o de heridas. Los animales podrían estar crónicamente infectados, sin presentar síntomas y cuando se dan unas condiciones ambientales concretas el virus se activaría y se producirían los síntomas. Esto podría explicar el patrón de presentación a saltos en áreas epizoóticas, es decir que se dan casos al mismo tiempo en áreas lejanas unas de las otras y sin relación epidemiológica aparente.

Las fuentes del virus son la saliva, exudado o epitelio de las vesículas abiertas, vectores y se sospecha que el suelo y las plantas también podrían estar involucrados en el ciclo de transmisión. La enfermedad probablemente llega a un rebaño a través de vectores y una vez está presente, se extiende de unos animales a otros a través del contacto directo y/o indirecto.

Presenta una marcada estacionalidad, siendo más frecuente en la estación de lluvias en las zonas tropicales enzoóticas, aunque en algunos países también se da en la estación seca después de las lluvias. En las zonas templadas normalmente desaparece con las primeras heladas lo cual corrobora la participación de algúntipo de vector invertebrado en su ciclo.

Aún hoy no se tiene claro el mecanismo concreto de transmisión, así como tampoco lo están los vectores/reservorios que participan en su ciclo.

 

 

La aparición de resistencia a los antibióticos se ha visto favorecida por el abuso en la aplicación de antimicrobianos en medicina humana y animal. Los aceites esenciales son un gran recurso para lidiar con esta crisis. ‘Melaleuca armillaris’ pertenece a la familia de ‘Myrtaceae’, rica en especies con aceites esenciales. Los extractos de plantas han demostrado actividad antimicrobiana en muchas investigaciones. Por su parte, cloxacilina es un antibiótico ampliamente utilizado en medicina veterinaria contra ‘Staphylococcus aureus’, responsable de mamitis en los rumiantes.

Un estudio publicado en la revista científica Frontiers in Veterinary Science tuvo como objetivo evaluar la interacción farmacodinámica establecida mediante la combinación de aceite esencial de ‘M. armillaris’ con cloxacilina en busca de un efecto sinérgico que maximiza la actividad antibacteriana contra ‘S. aureus’. Se demostró una clara actividad sinérgica entre los dos componentes, lo que permite reducir la concentración mínima inhibitoria y reducir las dosis de antibióticos para luchar contra este patógeno.

El artículo está firmado por los siguientes autores: Daniel Buldain, Andrea V. Buchamer, María L. Marchetti, Florencia Aliverti, Arnaldo Bandoni y Nora Mestorino.

 

 

La revista Small Ruminant Research ha publicado un estudio en el que se evaluó la seroconversión posterior a la vacunación contra el virus de la peste de los pequeños rumiantes desde la implementación de la campaña de vacunación masiva anual en una zona endémica de India.

Se observó una diferencia significativa en la tasa de seroconversión entre los grupos de edad y no entre especies, raza, sexo y otros factores de gestión. Además, el análisis de regresión logística reveló que los grupos de edad de los animales estaban significativamente asociados con la peste de los pequeños rumiantes.

Por otra parte, la seroconversión observada en la población mediante el método de muestreo aleatorio estratificado fue menor durante 2016-2017 que las recomendaciones de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), lo que indica que la estrategia anual vacunación masiva anual adoptada no ha proporcionado los niveles de protección deseados.

El artículo está firmado por los siguientes autores: V. Balamurugan, D. Muthuchelvan, G. Govindaraj, Gautam Roy, Varsha Sharma, S. Sowjanya Kumari, Dheeraj Choudhary, B.S. Mohanty, K.P. Suresh, K.K. Rajak, D. Hemadri y Parimal Roy.

 

 

Tres nuevos casos de tembladera o scrapie han sido notificados en las últimas semanas por las autoridades veterinarias españolas, a través de la página web de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Son tres focos que tienen diferente fecha de confirmación pero que no se han notificado hasta ahora de forma oficial. El primero por orden cronológico se ubica en el municipio toledano de Santa Cruz de la Zarza, de la comarca veterinaria de Ocaña, con fecha del 24 de mayo. Más de un mes después, en concreto el 27 de junio, apareció otro caso en Escorca, en la zona de la isla de Mallorca cercana a Inca. Por último, la provincia de Alicante ha sido el escenario del último caso de scrapie confirmado, esta vez con fecha del 4 de julio. La explotación afectada por esta patología se encuentra en el municipio de Aspe, dentro de la comarca veterinaria de Vinalopó.

Con estos tres nuevos casos, se eleva a 19 el total de los que han sido confirmados durante el presente año 2018 en la geografía española.

 

 

Transcurrido un mes desde la puesta en marcha de la campaña de erradicación de la tuberculosis caprina, COAG Andalucía valora positivamente esta iniciativa “necesaria” de la Consejería de Agricultura, pero considera que es importante mejorar algunos aspectos para que su funcionamiento sea óptimo y facilite la gestión de las explotaciones ganaderas.

En este sentido, el secretario de sectores ganaderos de COAG Andalucía, Antonio Rodríguez, reconoce que la Orden “incorpora cuestiones que llevábamos años reclamando, como la posibilidad de sacrificar a los animales positivos en los mataderos que soliciten formar parte del programa”. No obstante, considera por ejemplo que pasa demasiado tiempo desde que se hacen las pruebas a los animales y salen de la explotación. Igualmente, señala Rodríguez, sería importante que la campaña contara con personal suficiente para agilizar las actuaciones, ya que los retrasos, unidos al carácter voluntario del programa, no motivan a los ganaderos a sumarse.

 

 

La Fiebre del Valle del Rift es una enfermedad vírica aguda que puede afectar gravemente a los animales domésticos (bovinos, cabras u ovejas) y al hombre, en el que suele cursar de forma leve, aunque en ocasiones puede producir un cuadro grave. Según el Ministerio de Agricultura, aunque España está libre de la enfermedad, “la amplia distribución geográfica en territorios cercanos a la cuenca del Mediterráneo hace que resulte una enfermedad de importante riesgo de introducción para España”.

Ahora, un consorcio de científicos de la Universidad de Cambridge y de la Universidad de Surrey, en Reino Unido, junto con el Instituto Internacional de Investigación Ganadera, han hallado nuevos factores que tienen un impacto en la propagación de esta enfermedad, según publica Animal´s Health.

Concretamente, una investigación pone de relieve que las medidas de control sanitario por sí solas podrían ser ineficaces en la lucha a largo plazo contra esta enfermedad, ya que hay factores medioambientales que contribuyen a su propagación. A diferencia de estudios previos, los investigadores examinaron el efecto de la estacionalidad y cuestionaron cómo el cambio estacional de los estanques de agua y la temperatura del aire afecta a la propagación de la fiebre. De esta forma, la propagación de la enfermedad aumenta si hay una gran cantidad de mosquitos infectados.

Usando grabaciones de temperatura del aire de estaciones meteorológicas e imágenes satelitales, los investigadores pudieron monitorizar el crecimiento, la ubicación y la duración de la vida de las poblaciones de mosquitos en Kenia. Identificaron niveles promedio de áreas de agua y temperatura del aire que pueden llevar a la eliminación permanente de las poblaciones de mosquitos y la fiebre del Valle del Rift.

Gianni Lo Iacono, profesor de bioestadística y epidemiología en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Surrey, explica que "con el aumento de las temperaturas debido al cambio climático, los patrones de enfermedades transmitidas por vectores como la fiebre del Valle del Rift cambiarán y potencialmente se volverán una amenaza para la población en general”. Por ello, añade, los métodos temporales, como el uso de insecticidas, son útiles para eliminar las amenazas a corto plazo; sin embargo, el peligro aún persiste ya que las poblaciones de mosquitos se volverán a cultivar y una vez más se propagará la enfermedad.

 

 

La revista científica Small Ruminant Research ha publicado un estudio cuyo objetivo fue evaluar la farmacocinética de ceftriaxona después de la administración intravenosa del antibiótico en ganado ovino.

Este estudio demostró que la ceftriaxona puede usarse a intervalos de 12 horas para dosis de 20, 40 y 80 mg / kg para mantener la concentración inhibitoria mínima (CMI) de> 40% para el tratamiento de infecciones causadas por bacterias con valores. Los parámetros farmacocinéticos estimados se compararon con los valores mínimos de concentración inhibitoria informados para la mayoría de los patógenos susceptibles comunes. Esta información puede ser útil para ajustar el régimen de dosificación, pero existe la necesidad de un trabajo futuro.

En general, la ceftriaxona fue bien tolerada y mostró una farmacocinética lineal y proporcional a la dosis.

El estudio está firmado por los siguientes autores de Turquía: Duygu Durna Corum, Orhan Corum, Feray Altan, Hatice Eser Faki, Emre Bahcivan, Ayse Er y Kamil Uney.

La vigilancia del consumo de antibióticos de uso veterinario es imprescindible y debe estar basada en una buena red que proporcione una fuente de datos fiable y representativa del consumo real. Un buen sistema de vigilancia debe cubrir todos los ámbitos relacionados con el consumo de antibióticos: las ventas de antibióticos desde los laboratorios hasta los niveles de comercialización más cercanos al consumidor final y, por otro lado, las prescripciones veterinarias y el uso de antibióticos en granjas.

Una de las seis líneas estratégicas del PRAN es la Vigilancia del consumo de antibióticos y su resistencia. Dentro de esta línea, el sistema de vigilancia nacional del consumo de antibióticos veterinarios está basado en el sistema de análisis de consumo del ESVAC, bajo la coordinación de la EMA; se trata de un proyecto de ámbito europeo de recogida y evaluación de datos sobre la venta y el consumo de medicamentos veterinarios que contienen en su composición antibióticos como principio activo, según recoge la web Avicultura.

Algunas de las conclusiones que pueden extraerse son las siguientes:

- El consumo total de antibióticos en salud humana en España ha permanecido relativamente constante durante los últimos tres años, aunque comparativamente, según EARS-Net, se sitúa entre los más elevados de Europa. Sin embargo, en el ámbito hospitalario se ha observado un aumento del consumo de antibióticos del 10% desde el año 2012.

- El análisis global de consumo de antibióticos y de resistencias (consumo comparado con resistencia), tanto en personas comparadas con personas, como en animal comparado con animal y en animal comparado con personas, demuestra la existencia de correlaciones positivas entre los consumos de antibióticos y los porcentajes de resistencia, máxima en el caso animal comparado con animal y mínima entre animal comparado con personas. Sin embargo dichas correlaciones son sobre todo ecológicas y no indican necesariamente causa-efecto.

- La reducción en el consumo de antibióticos tendría su mayor repercusión en la reducción de resistencias del mismo conjunto poblacional, personas o animales, pero también, aunque en menor medida, la reducción del uso de antibióticos en medicina veterinaria tendrá efectos beneficiosos sobre los porcentajes de resistencias en bacterias aisladas de personas.

Página 1 de 11

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder