Mostrando publicaciones por etiqueta: Trashumancia

La localidad de Mestanza (Ciudad Real) acogerá las I Jornadas de Trashumancia y Ecoturismo en el Valle de Alcudia y Sierra Madrona, que se celebrarán los próximos 13 y 14 de mayo.
El evento dentro del Plan de Dinamización Turística que se ha comenzado a ejecutar por parte del Ayuntamiento de Mestanza, un municipio situado en pleno Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona.
Este plan persigue como finalidad posicionar al municipio como destino turístico, dentro del territorio del Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, según han informado en una nota de prensa los promotores de la iniciativa.
Las jornadas cuentan con el patrocinio de la Diputación Provincial de Ciudad Real y con la colaboración del Parque Natural Valle de Alcudia y de la Asociación por el Desarrollo Sostenible del Valle de Alcudia.
Se han programado un conjunto de actividades como ponencias, exposición fotográfica y material etnológicos, talleres demostrativos de esquileo y elaboración de queso artesanal, degustación de gastronomía local y experiencias astronómicas vinculadas a la interpretación del cielo por parte de los pastores.
También se ha incluido en el programa una visita a una de las fincas de invernada para conocer de primera mano cómo es la el día a día de los últimos pastores trashumantes que continúan usando las vías pecuarias, los hermanos Cardo que anualmente se desplazan desde la Serranía de Cuenca hasta el Valle de Alcudia conduciendo a pie su rebaño de ganado ovino.
Las jornadas incidirán en la sostenibilidad y servirán para reclamar la conservación, mejora y mantenimiento de la red de vías pecuarias y su importancia para contribuir al desarrollo socioeconómico del Valle de Alcudia y la necesidad de poner en valor la Red Natura 2000.
Sus organizadores buscan que se reconozca la labor de los ganaderos del territorio que aún trabajan en este oficio y poner de manifiesto la problemática existente en el sector que demanda soluciones urgentes que aseguren su futuro.
Asimismo, pretenden acercar a la población local y a todos los vecinos y vecinas de la comarca del Valle de Alcudia y Sierra Madrona la tradición y cultura de la que forman parte.

El Patronato de la Alhambra y el Generalife suma hoy a sus peculiaridades 660 ovejas, un rebaño que se alimentará en la Dehesa del recinto monumental durante un mes como iniciativa para recuperar el pastoreo que antaño se ganó hasta un trozo de monumento, la Puerta de los Carneros.
Un día y media noche de camino por vías pecuarias ha permitido a las 660 ovejas de raza segureña mezclada con murciana que dirige el pastor Francisco Plaza pacer como sultanas en la Dehesa del Generalife, el parque periurbano que blinda la Alhambra plagado de olivos ecológicos.
Este rebaño trashumante convertirá los terrenos nazarís en su particular prado durante un mes o mes y medio, el tiempo que tarden en comerse lo que hasta ahora se desbrozaba a mano, "que el pastor tiene que ir donde está la hierba".
Y el pastor, Francisco Plaza, ha encontrado el manjar de su rebaño en este protegido espacio gracias a un proyecto para recuperar el pastoreo en el recinto alhambreño que han impulsado el Patronato y las delegaciones de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta.
El objetivo persigue reconquistar las vías pecuarias y la ganadería que reinó en la zona hace ocho siglos, esas idas y venidas de pastores con ovejas o cabras que representaban un pilar básico de la economía bereber y nazarí y que le valieron hasta su trocito de monumento, la Puerta de los Carneros.
El director del Patronato de la Alhambra, Reynaldo Fernández, ha explicado que el siglo XX sirvió para plantar las bases científicas de la rehabilitación de inmuebles del monumento, el más visitado del país, pero que el XXI será clave para la recuperación de paisajes y enclaves históricos, como histórico era hasta hoy pastar en el entorno.
El ganado trashumante que pretende reconquistar el Generalife suma desde hoy el sonido de cencerros y balidos a la paz del entorno y volverá dos veces al año, si la hierba lo permite, para reducir el peligro de incendios y recuperar tradiciones ancestrales.
Lo hará con la dirección recta de su pastor, un hombre de 62 años, la tercera generación en el oficio, que se apoya en un burro para espantar zorros y un perro al que "con la bulla" se ha dejado en casa, y que quiere aprovechar las tres horas de descanso al día para ver la Alhambra.
"La Alhambra la he visto pero no mucho, y es preciosa. No la he visitado mucho porque no tengo tiempo pero hay unos patios de los leones que son preciosos, unos arcos...", ha explicado Plaza deseoso de alimentarse de los secretos del monumento tras "la paliza" de siete kilómetros que llevan hoy "las ovejas y yo".
El delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Manuel García Cerezo, ha recordado que lo inusual de estas ovejas servirá para dar mayor visibilidad a la trashumancia y reforzará la apuesta por una agricultura y ganadería ecológicas.
La responsable provincial de Medio Ambiente de la Junta en Granada, Inmaculada Oria, ha considerado que esta apuesta por recuperar el pastoreo refrenda la importancia de este patrimonio inmaterial pero juega además un papel importante en la prevención de incendios y en la conservación medioambiental.
Desde hoy, Plaza y sus 660 criaturas habitarán la Dehesa del Generalife y sumarán balidos y cencerros, llamadas, ladridos y rebuznos, a un entorno que ahora suma un rebaño monumental. 

 

María Ruiz

La séptima edición de la Escuela de Pastores de Andalucía, centrada en la comarca jiennense de Santiago de la Espada-Pontones, la trashumancia y la oveja de raza segureña, ha iniciado sus primeras clases teóricas.
Los cinco primeros módulos se desarrollarán en el centro Ifapa de Camino de Purchil (Granada) hasta mediados de mayo, abordando los conceptos de pastor, ganadería y pastoreo; el manejo de las reproducción, lactación, cría y recría; instalaciones y manejo de ganado; sanidad e higiene del ganado y relaciones empresariales y prevención de riesgos laborales.
Tras este bloque teórico, a partir del 15 de mayo se desarrollará en Santiago de la Espada-Pontones (Jaén) el primer periodo de prácticas, coincidiendo con la subida del ganado desde Sierra Morena hasta la zona de pastos de verano del municipio jiennense.
El 29 de mayo se retomarán las clases teóricas, con materias como la alimentación, producción y conservación de forrajes; alimentación en pastoreo-papel medioambiental del pastor y empresa agraria; y del 19 al 23 de junio tendrá lugar la práctica en centros de trabajo.
El asociacionismo y comercialización y la contabilidad e iniciación a la informática son las últimas materias teóricas que se impartirán para concluir la formación, del 17 al 29 de julio, con otro periodo práctico en diferentes empresas.
Las prácticas se llevarán a cabo en explotaciones bajo la tutela de ganaderos profesionales. Para formar a estos tutores, la Junta organiza un curso para ganaderos que quieran colaborar en la iniciativa y que se desarrollará en el mes de mayo, con 20 plazas disponibles para profesionales, que trasladarán sus conocimientos y experiencia a los futuros pastores de la escuela.
Santiago de la Espada-Pontones, que centra esta acción formativa en 2017, se ubica en una comarca con tradición trashumante, y con este proyecto la Junta busca, entre otros objetivos, proporcionar una alternativa laboral en la actividad ganadera que favorezca el relevo generacional al tiempo que avanza en la dignificación y el reconocimiento social de una profesión tradicional como es el pastoreo.
La iniciativa, en la que colaboran entidades públicas y privadas, contribuye además a mejorar la rentabilidad de las explotaciones a largo plazo, al promocionar entre los ganaderos las ventajas de apostar por productos con valor añadido gracias a una adecuada transformación y comercialización.
Asimismo, la Escuela de Pastores contribuye a evitar la desaparición de razas autóctonas en peligro de extinción e incide en la conservación de los espacios naturales, ya que la ganadería extensiva realiza una importante labor en el mantenimiento del paisaje y de las áreas cortafuegos, ayudando a prevenir incendios.

Podrán ser beneficiarios de las mismas los ganaderos titulares de explotaciones agrarias inscritas en el Registro de Explotaciones Ganaderas de Extremadura

El Diario Oficial de Extremadura ha publicado la orden de convocatoria de ayudas a los ganaderos que realicen con sus animales trashumancia a pie por el territorio de la Comunidad Autónoma de Extremadura, para lo que existe una dotación presupuestaria inicial de 100.000 euros.

Podrán ser beneficiarios de las mismas los ganaderos titulares de explotaciones agrarias inscritas en el Registro de Explotaciones Ganaderas de Extremadura.

La cuantía de la ayuda que se conceda se determinará en virtud de los datos que se hagan constar en la memoria que se presente conforme al Anexo II de la orden de convocatoria, en relación con el tipo de ganado y los días de realización de la trashumancia, según los siguientes criterios: vacuno, 4 euros/día, hasta un máximo de 125 cabezas; ovino, 0,60 euros/día, hasta un máximo de 850 cabezas; caprino, 0,60 euros/día, hasta un máximo de 850 cabezas; equino: 4 euros/día, hasta un máximo de 125 cabezas. El importe máximo de la ayuda en ningún caso superará el límite de 5.000 euros.

El plazo de presentación de solicitudes será de 15 días hábiles contados a partir del viernes 7 de abril

Las imágenes estuvieron expuestas durante toda la Feria en el espacio conjunto Todos en FIGAN y fueron presentadas por su autora, Mª del Carmen García

El espacio conjunto Todos en FIGAN, espacio promovido por la Federación Española de Asociaciones de Ganado Selecto (FEAGAS), fue el escenario elegido para mostrar las fotografías de la exposición Las razas autóctonas en la trashumancia y en la gestión del territorio, una muestra de Mª del Carmen García que pretende poner en valor la trashumancia y las razas ganaderas así como resaltar la figura del pastor.

Durante la inauguración de la exposición, que tuvo lugar el pasado miércoles 29 de marzo, Mª del Carmen estuvo acompañada por el subdirector de Medios de Producción Ganaderos, Arnaldo Cabello, el presidente de FEAGAS, José Luis Urquijo, y el director gerente de la Federación, Manuel Luque.

En el acto de presentación de la muestra, el director gerente de FEAGAS hizo una presentación de la exposición y repasó la trayectoria de Mª del Carmen, actualmente directora de la OCA de Baza. Posteriormente tomó la palabra Cabello, que habló de la trashumancia y destacó el importante papel de las razas ganaderas en esta actividad y también en la gestión del territorio.

Por último, la autora tomó la palabra y expuso lo que significa para ella la trashumancia y todo lo que la misma conlleva, haciendo menciones a los pastores, a sus familias, al territorio y a los beneficios sobre el medio ambiente, entre otras cuestiones.

“Mi participación en FIGAN ha supuesto una gran satisfacción personal y profesional. Agradecer el trato recibido por parte de FEAGAS y dar las gracias especialmente a José Luis Urquijo y Manuel Luque”, declara Mª del Carmen cuando habla de su paso por la Feria.

“Me emocionó especialmente la presentación que hizo Arnaldo, por el sentimiento mostrado y por la sensibilidad hacia la trashumancia y las razas autóctonas”, concluye cuando se le pregunta por cómo vivió el acto inaugural de la exposición.

“Esta experiencia ha hecho fortalecer mi creencia de que tengo que seguir fotografiando a la ganadería extensiva, a las razas autóctonas y la gestión del territorio que realizan”, afirma Mª del Carmen, contenta con la gran acogida que ha tenido la muestra.

Las fotografías estuvieron a disposición de los visitantes del Certamen durante los días que duró la Feria y muchos fueron los que se interesaron ya no sólo por las imágenes sino por la historia que hay detrás de cada una de ellas, lo que ha supuesto que la exposición cumpliera su objetivo de resaltar la trashumancia y todo lo que la rodea.

FRAN SAURA ARMELLES

Hace 5 años se inició en la Universidad de Zaragoza una actividad docente basada en la Trashumancia, que pretendía dar a conocer a los estudiantes de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza una forma de vida tradicional y una forma de entender o manejar el ganado ovino. Es así como nació esta verdadera joya que pueden experimentar y vivir durante 6 días los estudiantes del último curso de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza.

La oveja es uno de los animales más vinculados a nuestra historia y a los hábitos y costumbres de nuestra tierra. La trashumancia es una forma de explotación extensiva del ganado ovino que supone el desplazamiento de los animales, conducidos por el hombre, desde los pastos de verano, en zonas de montaña, hasta las dehesas de invierno y viceversa.

Esta práctica milenaria se consolidó legalmente en Castilla en 1273 con la creación, por Alfonso X “El Sabio”, del Concejo de la Mesta, asamblea de ganaderos para defender sus privilegios e intereses, y tuvo su momento de esplendor en los siglos siguientes. Sin embargo, la Mesta ya desapareció en el siglo XIX y las circunstancias sociolaborales y productivas de la ganadería ovina y  caprina han propiciado  que la actividad trashumante se haya reducido sensiblemente en comparación a tiempos pasados. En la actualidad, la importancia de esta actividad no procede tanto del número de animales que trashuman sino de los nuevos valores que ha adquirido por su estrecha vinculación con el territorio.

Conscientes del valor añadido que genera esta actividad ganadera, desde la Facultad de Veterinaria se puso en marcha este proyecto en el que los estudiantes del último año del Grado en Veterinaria acompañan a uno de estos rebaños trashumantes en su caminar, desde la Sierra de Albarracín (Teruel) hacia las estribaciones de Sierra Morena en la provincia de Jaén, con la finalidad de vivir en primera persona la problemática y la complejidad que supone la trashumancia de un rebaño de más 3000 ovejas, haciendo un recorrido de casi 600 kilómetros durante 24 días en convivencia estrecha con el medio. Esta actividad se desarrolla entre los días 1 (salida de Guadalaviar – Teruel) y 24 de noviembre (llegada a Vilches – Jaén), y tiene un recorrido de unos 580 Km.DSC 0272 web

Por tanto, durante el pasado mes de noviembre se realizó  por quinto año consecutivo la actividad que viene a denominarse “La Trashumancia como elemento integrador entre conocimientos teóricos y prácticos en la producción ovina y la adquisición de competencias transversales” en la que participan, año tras año, estudiantes de la Facultad de Veterinaria y varios  profesores  de  la  Universidad  de  Zaragoza.  Como  de  costumbre,  la  actividad  dio comienzo el día 31 de Octubre, en el que los ocho primeros estudiantes se desplazaron hasta Guadalaviar para encontrarse con los pastores y empezar la vereda. Ese primer día se les brinda a los estudiantes con una visita al museo de la Trashumancia de Guadalaviar guiada por Humi Martinez, quien lo hace con maestría y cariño, como hija y hermana de pastores trashumantes.

Durante  la  primera  quincena  los  dos  grupos  de  estudiantes  que  participaron no  tuvieron grandes incidencias, a excepción de una avería en el coche del pastor hatero, el cual tuvo que pasar dos días en el taller. Pero gracias a la colaboración de todos, una furgoneta de los estudiantes se convirtió en el vehículo de apoyo para esos días. A este problema, solo se unió las noches heladas y las mañanas de escarcha sobre las tiendas de campaña, pero eso no es nada para la emoción con que viven los estudiantes este magnífico proyecto.

El tercer periodo transcurrió con normalidad, y unos bonitos y soleados días les acompañaron a los ocho estudiantes por las llanuras manchegas. Sin embargo, el cuarto y último grupo en el que fueron los últimos ocho estudiantes, tuvieron que padecer las inclemencias del tiempo en la entrada a tierras andaluzas. Varios días seguidos de lluvia sin cesar y un paso por el que tenían que pasar las 3000 ovejas cortado por inundación. Pero gracias a la ayuda de algunos agricultores de la zona, con sus tractores cortaron la riada y pudieron pasar todos, personas y animales.Avalancha web

El día 15 de diciembre, al igual que en las ediciones anteriores, tuvo lugar en la Facultad de Veterinaria la jornada de clausura de la actividad docente: “Trashumancia”. La sesión se inició a las 18 horas en el salón de actos con una gran asistencia de alumnos y profesores.

Los alumnos participantes en dicha actividad expusieron sus experiencias con apoyo de videos e imágenes. En las diferentes exposiciones hicieron referencia a la diversidad del territorio atravesado, la orografía y el paisaje cambiantes, al estado de la Cañada Conquense, especialmente  deteriorada  por  la  acumulación de escombros  y  basuras  a  su paso  por  La Mancha, a los tratamientos aplicados a algunas ovejas y a uno de los perros, que sufría un hematoma  en  el  pabellón  auricular,  a  las  anécdotas  de  la  vereda  y,  sobretodo,  a  las dificultades ocasionadas por la lluvia en los últimos días, ya en la provincia de Jaén. Asimismo, al igual que en otras ediciones, destacaron lo que había supuesto la experiencia vivida, el buen ambiente y la amistad surgida de la convivencia con los compañeros, profesores y pastores.

A continuación, D. Manuel Rodríguez Pascual (Instituto de Ganadería de Montaña de León), impartió la conferencia titulada: “Trashumancia y producción de lana. El viaje de las merinas a las antípodas”. D. Manuel Rodríguez, nacido en León, es Veterinario e Ingeniero Técnico Agrícola e investigador de la trashumancia y el pastoreo. Fue distinguido con una beca del programa “Scholars in residence”, dirigido a expertos e intelectuales de todo el mundo, que le permitió estudiar el pasado y presente del ganado merino en España y en Australia. Asimismo, es un gran divulgador de la trashumancia, la mesta y el pastoreo. Ha publicado varios libros como:  “La  trashumancia,  cultura,  cañadas  y  viajes”,  “De  Babia  a  Sierra  Morena. Un viaje ancestral por la Cañada Real de la Vizana o de la Plata y otras vías pecuarias”, “Los puertos y la trashumancia en los valles de Sajambre y Valdeón: tradición y perspectivas de futuro”, y también ha participado y es coautor de otras obras y artículos científicos.

Para finalizar, se procedió a la entrega de diplomas a los participantes y D. Juan José Badiola, Catedrático del Departamento de Patología Animal y Presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, clausuró la jornada.

Descripción de un día de Vereda

Se  realiza  la  organización  de  los  grupos  que  acompañarán  a  los  pastores  en  los  cuatro periodos, siendo cada uno de ellos de 6 días. La conformación de cada uno de los grupos se compone de 8 estudiantes y 2 profesores de la Universidad de Zaragoza como responsables.IMG 0173 web

El primer día de cada periodo se parte de la facultad con los vehículos de alquiler, y se dirigen al punto de encuentro donde les esperan los pastores con su rebaño. Es aquí donde empieza la actividad y el trabajo de los alumnos y del profesorado. Cada día, el grupo camina junto con los pastores y las 3000 ovejas, a excepción de dos personas que   acompañan al hatero. Serán estos últimos, los que se encarguen de comprar los víveres en los pueblos más cercanos, cortar las carreteras por las que debe cruzar el ganado y montar el campamento donde se dormirá esa noche. Los ocho restantes, colaborarán a lo largo de toda la jornada, a que el ganado no invada los campos sembrados, en el tratamiento de algún animal y en la toma de datos y muestras para la realización de algunos Trabajos Fin de Grado. Al día siguiente, los hateros serán otros y así sucesivamente hasta terminar el periodo. Llegado el sexto día, los estudiantes y profesores se dirigen de nuevo cargados con todo el material, hacia la facultad de Veterinaria para  realizar  el  intercambio  con  el  grupo  del  siguiente  periodo,  quienes  partirán  un  día después desde la misma facultad.

 

…y así sucesivamente, hasta completar los 4 periodos!

En la Península Ibérica los pastores llevan más de 1.000 años cuidando a sus rebaños de corderos y ovejas. Un trabajo con el que los han guiado a los mejores pastos través de cañadas, cordeles, caminos y veredas. Un total de 125.000 kilómetros que atraviesan la Península Ibérica ocupando más de 400.000 hectáreas distribuidas por todo el territorio nacional.  En el pastoreo tradicional, aún sobreviven algunas prácticas ancestrales, como la trashumancia. Los corderos con sus rebaños pasan el invierno, de diciembre a mayo, en la zona más cálida, pero en cuanto llega el verano, se vuelve a los valles montañosos en busca de pastos frescos y allí permanecen de mayo a diciembre. Una actividad enfocada a aprovechar los recursos naturales y los mejores y más abundantes pastos.

Las prácticas tradicionales se han adaptado a los sistemas industriales y son enriquecidas con las nuevas tecnologías. Sin embargo, el cordero de campo sigue saliendo de sus rediles diariamente hacia paisajes autóctonos diferentes, donde los pastos ofrecen alimentos distintos. La alimentación de unos y otros se trasmite caracterizando el sabor de la carne de cordero que tanto nos gusta.

El pastor silba alentando al rebaño para continuar su camino. Marcha a la cabeza, mientras el rebaño es recorrido sistemáticamente por el perro que los mantiene unidos. Sus ladridos se pierden entre el ruido cadencioso de los cencerros. Las ovejas avanzan, van a pastar al campo. Un terreno donde se observa la mano del hombre y en el que se mezclan bosquetes, con pastizales, con zonas de matorral y sembrados. Dicen los expertos que en los terrenos bien gestionados por una cultura pastoril la biodiversidad aumenta.

La naturaleza de la Península Ibérica tiene un vínculo inquebrantable con las culturas locales. No solo porque se preserva la continuidad de razas ovinas autóctonas, sino  también, porque a su paso, ovejas y corderos contribuyen a una mayor proliferación animal y el cuidado del entorno vegetal. Los pastores han modelado durante siglos con su trabajo  los paisajes que hoy conocemos. Pero, ¿cómo la hacen?

La ganadería extensiva, que así es como se llama al pastoreo que se produce en terrenos de gran extensión, favorece la polinización de las plantas. En las épocas de floración, el polen se adhiere a la lana de las ovejas y en ella viajan de un lado a otro trasladado por los animales a distintos emplazamientos donde florecer. Pero hay más.

Según la asociación Trashumancia y Naturaleza, un rebaño de 1.000 ovejas  aporta diariamente  alrededor de tres toneladas de estiércol. Este, a su vez, está cargado con cerca de cinco millones de semillas y como la digestión de corderos y ovejas tarda alrededor de cinco días, las semillas pueden ser diseminadas a kilómetros de distancia, lo que facilita su germinación.

En sus salidas al campo, los corderos y ovejas caminan por diferentes terrenos, y al hoyarlo, remueven la tierra. De esta manera evitan que los pastos se agosten. Los animales en su rumiar, limpian de maleza los bosques,  los montes   y los campos de cultivo. Esto también es tremendamente beneficioso para el ecosistema rural, ya que de cara al verano, se evitan incendios que devasten los terrenos.

Como parece lógico, todo este movimiento afecta irremediablemente a la topografía y la estructura de la vegetación, más rica, nutritiva y abundante, gracias a la cría de corderos. Pero también el resto de animales (grandes y microscópicos) se ven beneficiados por la actividad pastoril.

Ovejas y corderos necesitan instalaciones especialmente preparadas para ellos, estas instalaciones implican la siembra de praderas para el pasto y la construcción de bebederos. Pues bien, además de ellos, corzos, ciervos, gamos y otros rumiantes silvestres se aprovechan de estas facilidades.

Terminamos, aunque no por ello es un punto menos importante, con las consecuencias beneficiosas que el pastoreo aporta al suelo. El estudio ‘Ecología del pastoreo e interacción suelo-planta-herbívoro’ de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) han demostrado que los corderos ayudan a conservar la riqueza microbiológica del suelo donde pisan. Los investigadores comenzaron el proyecto hace 10 años e instalaron cercados capaces de impedir el paso a los herbívoros de las diferentes zonas. 5 años después comenzaron a evaluar las diferencias entre estos cercados y otros donde sí se producía la actividad del pastoreo.

Pues bien, los resultados demuestran un cambio en la actividad de los microorganismos del suelo. Primeramente, los investigadores observaron que el suelo estaba menos compactado y como el ganado no se había comido el manto vegetal, esté era mayor, pero con muy poca calidad nutritiva, que además impedía que el calor llegase al suelo. Con ello, durante el verano la temperatura del suelo descendía y a consecuencia los microorganimos reducían su actividad, la producción de biomasa. Así,  las emisiones CO2 aumentaban.  Además, el exceso de hierba impedía el crecimiento de otras especies vegetales.

El pastor, es por tanto el director de los campos, que usa su cayado como una batuta indicando a los corderos por dónde pasar. En su trajinar va haciendo camino y ayudando a la riqueza de la biodiversidad tal y como la conocemos. Ya no podemos pasar sin darnos cuenta, que sin su trabajo, ya no habrá sendero, porque todo habrá cambiado.

FUENTE CANAL CORDERO

 

 

Una exposición sobre la trashumancia muestra a través de 14 paneles y diversos objetos la vida de los ganaderos extremeños en la alta Edad Media, una actividad que ha sido presentada hoy en Don Benito por el jefe de sección del Centro de Estudios Agrarios de la Junta, José Luis Mosquera.
Tras pasar por ciudades como Zafra y Cáceres, y la Asamblea de Extremadura, en Mérida, llega ahora a Don Benito para dar a conocer los objetos que utilizaban los pastores de la época, así como diferentes piezas talladas y manufacturadas como un homenaje a la cultura pastoril y lo que esta significó para Extremadura.
La exposición se titula "Trashumar. Oveja que anda... bocado halla" y la acoge el Museo Etnográfico dombenitense.
Las piezas proceden del Centro de Estudios Agrarios, el Museo Etnográfico de Don Benito y el Museo Etnográfico de Olivenza (Badajoz), que recogen el patrimonio generado alrededor de las vías pecuarias de la región, en concreto más de 7.500 kilómetros de cañadas, cordeles o coladas.
Llegados desde León o Segovia hasta Extremadura los pastores dejaron un legado de piezas que regalaban a sus familias a la vuelta de sus viajes o en sus llegadas, además de "verdaderas" muestras de amor que ofrecían a sus novias.
Así, esta exposición explica lo que fue la trashumancia, según Mosquera, una cultura "propia" que abarca ámbitos muy diversos, desde la gastronomía hasta las devociones, pasando por un vocabulario "específico" y una arquitectura "singular" dominada por la "sencillez y la funcionalidad".
Con esta muestra, la Junta de Extremadura pretende poner en valor bienes de dominio público conservador por el Gobierno regional como una de las "mejores" formas de disfrutar del entorno de la región y vivir la "irrepetible " experiencia de trashumar. 

La ancestral tradición de la trashumancia, el pastoreo en busca de las mejores dehesas en verano o en invierno, se ha reivindicado hoy Mérida por sus beneficios ecológicos y económicos con el "paseo" de cerca de 400 ovejas merinas por entre los viejos monumentos romanos.
Las 389 ovejas, 60 de ellas carneros, han llegado en camión de Esparragosa de Lares (Badajoz) y tras beber en las aguas del río Guadiana ha comenzado su recorrido por el Puente Romano de Mérida, por el que transcurre la Cañada de Santa María.
Tras la lluvia y nieblas de los días anteriores, la mañana se ha levantado luminosa para recibir al rebaño, encabezado por pastores y carneros engalanados para la ocasión.
Jesús Garzón, de la Asociación trashumancia y Naturaleza, ha defendido el uso de las vías pecuarias y que no se pongan tantas trabas burocráticas a la libre circulación de los ganaderos de unas regiones a otras.
Ha comentado a Efe que la trashumancia en camión es "un desperdicio económico y ecológico".
En ese caso, se pierde el "impresionante" recurso de 400.000 hectáreas de pastizales en bienes de dominio público.
Según los últimos censos, la trashumancia mueve un millón de cabezas anuales, la mayor parte de ovejas y un cuarta parte de vacas, de varias razas autóctonas, como la negra avileña.
Un rebaño de esta raza pasaba ayer por Aljucén, cerca de Mérida, procedente de la Sierra de Gredos.
También hay trashumancia de vacas de lidia, desde los valles del Guadalquivir hasta Teruel y Albarracín, ha apuntado Garzón.
Esta práctica ganadera es, a su juicio, la mejor forma de adaptarse al cambio climático, a la sequía que pueda existir en el sur o el peor tiempo en el norte.
La merina es la oveja que mejor se adapta a la zona, ha señalado a Efe el ganadero Lorenzo Sánchez, que tiene más de 4.000 ovejas, a las que también ha dirigido por la Puerta del Sol de Madrid.
Esta raza dio a España mucha riqueza durante siglos por ser la única de lana fina, aunque ahora el valor está en la carne y sobre todo de la leche, según Garzón, que ha destacado que los dos quesos más famosos de merina son las tortas extremeñas del Casar y de la Serena
La Cañada de Santa María se sigue usando por ganaderos locales y desde el año 1993 Garzón y el fallecido Cesáreo Rey, otro de los grandes pastores defensores de la trashumancia, la han recorrido en varias ocasiones.
Manuel Moreno, otro de los ganaderos que acompañaba a las ovejas, recordaba que el año pasado estuvieron los tres meses de verano en Riaño (León).
Este ganadero se ha quejado hoy a Efe de que la trashumancia se encuentra con caminos cortados o incluso sembrados.
A ver el paso de la comitiva se han acercado niños del Colegio Maximialiano Macías y del Centro de Educación de Adultos de Mérida.
El rebaño ha despertado la curiosidad de dos estudiantes chinas que llevan varios años en Mérida aprendiendo el castellano.
Son de Jilin, una gran ciudad al norte de China, y no lo habían visto nunca, han comentado a Efe.
El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara; la consejera del ramo, Begoña García Bernal; el director general de Turismo, Francisco Mastín; y el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, han mostrado su apoyo a esta iniciativa.
Incluida en las actividades de la Capitalidad Iberoamericana de la Cultura Gastronómica de Mérida, ha finalizado en el Acueducto de Los Milagros con un homenaje a los pastores participantes y una degustación de migas. 

 

Carlos González de Rivera

El pasado sábado 19 de noviembre las localidades pacenses de Siruela y Tamurejo celebraron la quinta Fiesta de la Traterminancia. Este evento contó con un numeroso público que realizó a pie o a caballo el recorrido de 9,5 km que separan ambos municipios extremeños.V FIesta de la Trasterminancia Siberia Extremeña 2

La cita comenzaba a primera hora de la mañana con la degustación en la población tamurejana de unos dulces típicos de la comarca. Seguidamente se iniciaba el recorrido donde los participantes disfrutaron de excelentes paisajes y vistas a su paso por la “Cañada Real de las Merinas” acompañando un espectacular rebaño de más de 800 ovejas de Raza Merina variedad Negra, cabras Retintas, Veratas y ejemplares de Raza Asnal Andaluza propiedad de la Familia Cabello Bravo, denominadas todas estas razas en peligro de extinción según el Catálogo Oficial de Razas de España del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Sin duda fue una jornada de gran interés donde se puso de manifiesto el mantenimiento de las cañadas reales, cordeles y veredas tan importantes para la actividad trashumante.

A su vez este encuentro sirvió para mostrar a la sociedad y a los más jóvenes los entresijos de la actividad trasterminante ligada a los oficios tradicionales, los sistemas de producción en extensivo y la ganadería autóctona española. La cita contó con numeroso público de todos los rincones de España, y de países europeos como Inglaterra, Alemania, Portugal y Suiza, así como con un elevado despliegue mediático siendo noticia en el Telediario de Televisión Española del domingo, en informativos y programas de Canal Extremadura y en distintos medios de comunicación. La asistencia se ha cifrado en unas mil personas constatándose el rotundo éxito del evento que cada año va creciendo y consolidándose.V FIesta de la Trasterminancia Siberia Extremeña 3

Destacada presencia de la Junta de Extremadura, Asamblea de Extremadura, Ayuntamientos de distintos puntos de la geografía española y representantes del sector

Esta fiesta de la Trashumancia, contó con  la presencia de numerosas autoridades del gobierno extremeño, como el Director General de Desarrollo Rural de la Junta de Extremadura, Manuel Mejías Tapia, el Director General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, Pedro Muñoz Barco, el Diputado parlamentario y miembro de la comisión de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias, Territorio, Administración Local e Interior, Urbanismo y Transporte de la Asamblea de Extremadura, Felipe Redondo Milara y la Diputada Parlamentaria de Agricultura y Ganadería de la Asamblea de Extremadura, María Teresa Macías Mateos, quien expuso “la importancia del medio natural y de lo autóctono por el inmenso valor que tiene, el del esfuerzo de quienes lo han conservado de generación en generación con generosidad para entregarlo a las generaciones futuras”. Por su parte los directores generales destacaron “la importancia de la cabaña autóctona y la actividad trashumante como fuente de riqueza para la región extremeña”.

 

V FIesta de la Trasterminancia Siberia Extremeña 6

En la imagen de la derecha, de izqda. a dcha., Lorenzo Ramos, Secretario General UPA, Antonio Prieto, Responsable de Ganadería UPA Extremadura, Miguel Cabello, Ganadero– Productor de razas autóctonas, María Teresa Macías, Diputada Parlametaria de la Asamblea de Extremadura, Pedro Muñoz, Director General de Medio Ambiente de Extremadura, Manuel Mejías, Director General de Desarrollo Rural de Extremadura, Regino Barranquero,  Alcalde–Presidente de Siruela y Jesús Garzón, Presidente de la Asociación Trashumancia y Naturaleza y Concejo de la Mesta.

Todos ellos coincidieron y valoraron el potencial genético que supone una reserva-explotación de razas autóctonas en peligro de extinción como la de la Familia Cabello Bravo y agradecieron “la profesionalización y labor de conservación y preservación para el conjunto de Extremadura”. A su vez estuvieron presentes el Alcalde de Herrera del Duque (Badajoz) y Diputado de Fomento de la provincia de Badajoz, Saturnino Alcázar Vaquerizo, el Alcalde de Trujillo (Cáceres), Alberto Casero Ávila, el Alcalde de Puebla de Alcocer (Badajoz) Manuel Moreno Delgado, el Alcalde de Garbayuela (Badajoz), José Manuel Romero Moreno y representantes de municipios de distintas provincias españolas, así como el Alcalde de Siruela y Presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Siberia, Regino Barranquero Delgado, y la Alcaldesa de Tamurejo y Presidenta del Ceder La Siberia, Rosa María Araujo Cabello.V FIesta de la Trasterminancia Siberia Extremeña 7

A nivel sectorial, asistieron a este evento el Secretario General de UPA, Lorenzo Ramos Silva, el Responsable de Ganadería de UPA-UCE Extremadura, Antonio Prieto Risco, el Presidente de Ecovalia y Fundación Savia, Francisco Casero Rodríguez, el ex Presidente–Consejero Técnico IFAPA Junta de Andalucía, Víctor Ortiz Somovilla, el Director Ejecutivo de la Asociación de Gestores de la Dehesa (AGEDREX), Raúl Cabello Bravo, el Presidente de la Asociación Trashumancia y Naturaleza y Asociación Concejo de la Mesta, Jesús Garzón Heydt, el secretario de la Fundación Savia, Antonio Aguilera Nieves, el ex Presidente del Comité Ejecutivo de la Feria Agroganadera de Trujillo, Manuel González Álvarez y el Gerente Ceder La Siberia, Gonzalo Romero Barba, entre otros.

Mención especial en el acto de clausura a las razas autóctonas en peligro de extinción y galardón al Presidente de la Asociación Trashumancia y Naturaleza y Concejo de la Mesta, Jesús Garzón Heydt.

Este evento puso fin a su edición número cinco con la degustación de migas extremeñas y vino de la tierra para todos los asistentes, tras el paso de los ejemplares por la Plaza de España (Foto superior) y diversas calles de la localidad de Siruela. En el acto de clausura, tanto el Alcalde de Siruela, Regino Barranquero Delgado, como la Alcaldesa de Tamurejo y Presidenta del Ceder La Siberia, Rosa María Araujo Cabello, agradecieron la presencia de todos los asistentes de los distintos municpios españoles, tanto de pueblos limítrofes como de otras comunidades autónomas y de países vecinos. El Alcalde de Siruela, Regino Barranquero expuso que es  “una jornada muy importante para los municipios de Tamurejo y Siruela y que es un honor que este día congregue a tantas personas de distintos puntos de España y de países de Europa, y que cada año este evento va 

Siruela Capital de Invierno de la Trashumancia

acrecentándose”. Concluyó su intervención señalando que en esa línea se continuará trabajando para “dar a conocer, promocionar y difundir el municipio de Siruela y el conjunto de la comarca extremeña por todos los rincones de la geografía española”. Por su parte la Alcaldesa de Tamurejo y Presidenta del Ceder La Siberia, Rosa María Araujo, destacó el gran éxito de esta edición que cada año va mejorando en calidad organizativa y cantidad de asistentes, exponiendo que “la Siberia es tierra de solidaridad que se prepara para una aventura ilusionante como es la de trasladar a la ciudadanía una oportunidad de desarrollo que tanta falta hace, encontrándose actualmente en el proceso de información y participación más amplio de nuestra historia, para dar a conocer el proyecto de Reserva de la biosfera de la Siberia Extremeña”, un reconocimiento que según la Presidenta de ser concedido supone “posicionar la comarca en el mapa del mundo con grandes oportunidades para todos los sectores productivos potenciando el sector turístico y realizando destacadas mejoras que logren evitar el despoblamiento, con un claro desarrollo económico y social para el territorio”.

Ambos dirigentes destacaron la gran tarea y trabajo de conservación y preservación que la Familia Cabello Bravo realiza con su reserva de razas autóctonas en peligro de extinción, exponiendo que “es un honor que nuestra comarca sea conocida también en toda España por este exquisito trabajo de conservación que esta familia realiza y lleva a cabo, conservando las raíces de nuestra comarca”.

Por parte de la Familia Cabello Bravo, intervino Miguel Cabello Cardeñosa, exponiendo que “un evento como éste muestra los valores y señas de identidad de nuestros antepasados, de nuestro presente y también del futuro como es la actividad trashumante, las razas autóctonas, la ganadería extensiva tradicional, los oficios antiguos y como no un paisaje propio que es joya de la tierra extremeña y española: la dehesa”. Cabello destacó y agradeció la participación, asistencia y presencia en este evento de cientos de personas de todos los lugares de la región, del país y de vecinos europeos, ayudando y contribuyendo a difundir estos valores, puesto que es fundamental “que las personas compartan y defiendan con sentimiento y orgullo su territorio, identificándose con la tierra donde nacieron, vivieron o desarrollan su vida diaria: el mundo rural, nuestros pueblos y comarcas”, y avanzó que él y su familia continuarán en esta firme apuesta y tarea de defensa y conservación de "aquello que es originario de todos y todas, aquello que es patrimonio nacional, que identifica y da nombre a nuestra región extremeña y país España.Premio - Galardón a Jesús Garzón Heydt -V FIesta de la Trasterminancia Siberia Extremeña-

 Esta Fiesta de la Trasterninancia, según anunciaron los regidores de Siruela y Tamurejo, contará en cada edición con un premio–galardón a aquella persona o entidad que realice méritos destacables con su actuación en favor de la defensa y preservación de la actividad trashumante, de la ganadería extensiva tradicional y del medio ambiente. Este año se ha acodado hacer entrega de ese galardón a Jesús Garzón Heydt, Presidente de la Asociación Trashumancia y Naturaleza y de la Asociación Concejo de la Mesta (Foto derecha), fruto de su incansable labor, tarea y vida diaria por la actividad trashumante a nivel nacional e internacional, así como su defensa por el medio ambiente. Garzón agradeció enormemente tal distinción y expuso que continuará trabajando en fortalecer y dar mayor visibilidad y difusión a la práctica trashumante tanto en Extremadura y España, como en el exterior. Finalizó destacando el reconocimiento y concesión del título de "Capital de invierno de la trahumancia", otorgado al municipio pacense de Siruela en el año 2012.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder