interovic 1000x120 junio19

Mostrando publicaciones por etiqueta: Peste

La peste de los pequeños rumiantes es una enfermedad viral que afecta predominantemente a ovino y caprino. Debido a su naturaleza transfronteriza, la coordinación regional de las estrategias de control será clave para el éxito de la campaña de erradicación de esta enfermedad. Investigadores de varios países africanos han estudiado explorar el alcance del movimiento transfronterizo de la peste de los pequeños rumiantes en África Occidental, utilizando análisis filogenéticos basados en secuencias de genes virales parciales.

Los análisis filogenéticos mostraron que la mayoría de las secuencias de virus obtenidas en este estudio se colocaron dentro de grupos genéticos que reagruparon muestras de múltiples países de África Occidental y África Central. Algunos de estos grupos contenían muestras de países que comparten fronteras. En otros casos, los grupos agruparon muestras de países muy distantes.

Por lo tanto, los resultados sugieren movimientos transfronterizos extensivos y recurrentes de peste de los pequeños rumiantes dentro de África Occidental, apoyando la necesidad de una estrategia regional coordinada para la vigilancia y control de la enfermedad en la zona. Los análisis filogenéticos simples basados en datos fácilmente disponibles pueden proporcionar información sobre la dinámica transfronteriza de la patología y, por lo tanto, podrían contribuir a mejorar las estrategias de control. Los proyectos en curso y futuros dedicados a la peste de los pequeños rumiantes deben incluir una caracterización genética extensa y análisis filogenéticos de cepas virales circulantes en su esfuerzo por apoyar la campaña para la erradicación mundial de la enfermedad.

Este estudio se ha publicado en la prestigiosa revista científica internacional Frontiers in Veterinary Science y está firmada por investigadores de países afectados por la enfermedad como Mali, Senegal, Mauritania y Burkina Faso, además del apoyo del Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo (Cirad) de Francia.

Una investigación realizada por el experto internacional Paul Rossiter propone que se establezca una red de intercambio de información para el personal de campo involucrado en el impulso global para erradicar la peste de los pequeños rumiantes. La propuesta evolucionó a partir de las contribuciones realizadas durante el desarrollo de la Red Global de Investigación y Experiencia de la Peste de los Pequeños Rumiantes - Programa de Erradicación Global (PPR-GEP GREN) y argumenta que las actividades de campo deben ser abordadas por esta red con el mismo esfuerzo que en el laboratorio.

Una mayor incorporación del personal de campo de primera línea dentro del programa global aumentará el interés, la moral y la participación del personal con un aumento resultante en la notificación de enfermedades, la retroalimentación sobre los programas de control y la alerta temprana de problemas y dificultades emergentes.

Esta investigación ha sido publicada en forma de artículo de opinión en la revista científica Frontiers in Veterinary Science.

La peste de los pequeños rumiantes es una enfermedad viral que afecta a pequeños rumiantes domésticos y salvajes. Endémica en grandes partes del mundo, esta enfermedad causa graves daños a la producción animal y a las economías domésticas. En 2015, la FAO y la OIE lanzaron un programa de erradicación mundial basado en campañas de vacunación. El éxito de la erradicación dependerá de la implementación de las campañas de vacunación, la gestión correcta de las prácticas de manejo, la movilidad y la periodicidad de la renovación de la población de pequeños rumiantes.

En Mauritania, los brotes de peste de los pequeños rumiantes se producen anualmente a pesar de las campañas de vacunación anuales en curso desde 2008. Aquí, una investigación desarrolló un modelo matemático para evaluar el impacto de cuatro estrategias de vacunación (incluida la de la campaña de FAO y OIE), la importancia de su tiempo de implementación y la utilidad de la identificación de cada animal.

Los resultados del modelo mostraron que la estrategia internacional evitó el mayor número de muertes (9,2 millones frente a 6,2 millones para la estrategia aleatoria) y proporcionó uno de los rendimientos económicos más altos entre todas las estrategias. Además, la identificación sería una inversión viable que podría reducir la cantidad de dosis de vacunas entre un 20% y un 60%.

Si bien la implementación del sistema de identificación es crucial para el control de la PPR, su éxito también depende de un enfoque coordinado a nivel regional.

El artículo se ha publicado en la revista internacional Frontiers in Veterinary Science y está firmada por los siguientes autores franceses, senegaleses y mauritanos: Ahmed Salem ElArbi, Yaghouba Kane, Raphaelle Metras, Pachka Hammami, Mamadou Ciss, Assane Beye, Renaud Lancelot, Adama Diallo y Andrea Apolloni.

Investigadores de Estados Unidos y Uganda han descrito una evaluación de los patrones de circulación del virus de la peste de pequeños rumiantes en la subregión de Karamoja de Uganda realizada para identificar las comunidades que mantienen el virus e informar el desarrollo de una estrategia de vacunación dirigida.

La evaluación epidemiológica participativa incluyó el mapeo de riesgos con los ganaderos, los trabajadores comunitarios de sanidad animal y los veterinarios e indicó que había dos focos críticos de transmisión de virus en la frontera entre Uganda y Kenia.

La genómica indicó que diferentes grupos de virus estaban asociados con los focos norte y sur que estaban más estrechamente relacionados con otros aislados del este de África. Se trata de dos sistemas separados de circulación de virus que deben abordarse explícitamente en la erradicación como sistemas transfronterizos separados que requieren intervenciones transfronterizas integradas.

El artículo se ha publicado en la revista Frontiers in Veterinary Science y está firmado por los siguientes autores: Joseph Nkamwesiga, Jeanne Coffin-Schmitt, Sylvester Ochwo, Frank Norbert Mwiine, Annabella Palopoli, Christian Ndekezi, Emmanuel Isingoma, Noelina Nantima, Peninah Nsamba, Rogers Adiba, Saskia Hendrickx y Jeffrey C. Mariner.

La peste de los pequeños rumiantes es una enfermedad vírica cuyos hospedadores naturales son las ovejas y las cabras, aunque también se ha descrito la enfermedad en otras especies de ungulados salvajes. Además, puede infectar también a ganado bovino, búfalos, camellos y cerdos, en los que no se desarrollan signos clínicos y no pueden transmitir la enfermedad a otros animales, según describe un análisis de situación publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Desde su identificación inicial en Costa de Marfil en 1942, la peste de los pequeños rumiantes se ha descrito de forma endémica en el África Subsahariana, Oriente Medio (Península Arábiga, Turquía, Irán e Irak) y sur de Asia (India, Nepal y Bangladesh). Se ha expandido rápidamente en los últimos 15 años y está presente en alrededor de 70 países en el sur y el este de Asia, África y Medio Oriente. En junio de 2018 la enfermedad llegó a la Unión Europea, con un primer caso detectado en Bulgaria.

Desde comienzos de 2019 han sido declarados resueltos focos en Israel y Libia, y actualmente se encuentran en situación estable (aunque no resueltos) focos en China, Comoras, Kenia, Maldivas, Túnez y Uganda, mientras que siguen en curso focos declarados en Argelia, Bulgaria, Burundi y Sierra Leona.

Además, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) puso en marcha la primera fase del programa de quince años para erradicar la enfermedad en el año 2030. El plan para la primera fase de cinco años consiste en una estrategia mundial apoyada en nueve hojas de ruta a nivel regional y se centra en los países en los que se sabe que existe peste de los pequeños rumiantes o en aquellos en los que nunca se ha evaluado su situación.

Se incluyen iniciativas para sensibilizar a los agricultores, aumentar su capacidad para prevenir y contener la enfermedad, fortalecer los servicios veterinarios nacionales y los sistemas para combatir la peste de los pequeños rumiantes y otras enfermedades, y la puesta en marcha de campañas de vacunación selectiva.

El plan va más allá de la erradicación de la enfermedad y se plantea también como objetivo mejorar los modelos de producción nacional y ayudar a los ganaderos a alcanzar medios de subsistencia lo más fuertes y resistentes posibles gracias a sus recursos animales.

La peste de pequeños rumiantes (PPR) es una enfermedad endémica de los pequeños rumiantes y la vacunación de rutina es el pilar de su prevención y control en muchas partes del mundo. Este estudio tuvo como objetivo evaluar los anticuerpos contra la PPR en mujeres embarazadas vacunadas y la posterior inmunidad materna en sus hijos después del parto (PP), con el objetivo de descartar su carácter zoonótico. Doce mujeres embarazadas se utilizaron para este estudio. El embarazo se confirmó mediante ecografía.

Los resultados mostraron que el 100% de los vacunados tenían y mantuvieron anticuerpos protectores contra la PPR. Por lo tanto, se recomienda la vacunación para conferir inmunidad a la descendencia.

El artículo se publicó en la revista Small Ruminant Research y está firmado por los siguientes autores: Talatu Patience Markus, Jibril Adamu, Haruna Makanjuola Kazeem, Olushola Samuel Olaolu y Timothy Yusufu Woma.

La peste de los pequeños rumiantes es una enfermedad viral grave, altamente infecciosa y mortal de los pequeños rumiantes. Se han identificado cuatro serotipos de virus de la peste de los pequeños rumiantes globalmente en base al análisis de secuencia del gen de la nucleoproteína y la fusión, por lo que es importante conocer el serotipo activo en cada zona para poder establecer adecuadas medidas de prevención y control.

Según una investigación realizada en Etiopía, con esta enfermedad existen riesgos de propagación potencial de la enfermedad a áreas actualmente libres. Por lo tanto, los expertos recomiendan la vacunación sistemática para contener los brotes en los distritos afectados por la patología y los distritos circundantes vinculados geográficamente, a los que la enfermedad podría propagarse debido a diferentes vínculos epidemiológicos.

El artículo se ha publicado en la revista BMC Veterinary Research y está firmado por varios investigadores etíopes y franceses: Biruk Alemu, Getachew Gari, Genevieve Libeau, Olivier Kwiatek, Menbere Kidane, Rediet Belayneh, Bewuket Siraw, Barbara Wieland, Wondwoson Asfaw y Reta D. Abdi.

La creación de un banco de vacunas contra la peste de pequeños rumiantes (PPR) en África era uno de los objetivos de la Organización de la Sanidad Animal (OIE) y en el proceso quedó demostrado que dicho banco de vacunas es indispensable para llevar a cabo con éxito el programa de control y erradicación de la PPR. Las vacunas, que contienen el virus PPR75 modificado y liofilizado para proteger a los pequeños rumiantes (ovejas y cabras) de la PPR, son envasadas en frascos de 100 dosis.

El programa puso de manifiesto las ventajas del banco de vacunas contra la PPR:

1. La gestión de los bancos regionales de vacunas por parte de una organización normativa como la OIE garantiza que las vacunas suministradas a los países interesados sean de alta calidad y cumplan las normas intergubernamentales.

2. Una reducción de los riesgos asociados a la conservación de grandes cantidades de vacunas en condiciones que pueden ser no adecuadas, ya que el almacenamiento está a cargo del proveedor o los proveedores seleccionados y no de los países que compran las vacunas. Por otro lado, los mecanismos virtuales de reconstitución de reservas garantizan la utilización de la vacuna antes de su fecha de caducidad.

3. Una logística flexible: envío oportuno de reservas de emergencia en función de las necesidades sobre el terreno, posibilidad de entregar cantidades relativamente pequeñas, simplicidad de los sistemas de aprovisionamiento y entrega, simplicidad de las formalidades aduaneras, reservas virtuales, producción a petición, responsabilidad del almacenamiento a cargo del proveedor o los proveedores y no de los países que compran las vacunas.

4. Beneficios financieros (economías de escala: reducción de los costes fijos al realizar una sola licitación y un solo contrato para grandes cantidades), una mejor coordinación (por ejemplo, armonización y coordinación de programas regionales de control, apoyo a las campañas de vacunación de múltiples partes interesadas, alianzas público-privadas), fuertes sinergias y mecanismos de fortalecimiento.

 

 

 

 

 

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado una ficha técnica sobre la peste de los pequeños rumiantes, en el que uno de los puntos más interesantes es la descripción de los síntomas de la forma aguda:

* Aparece fiebre de 40-41°C, que dura de 5 a 8 días, para posteriormente volver a valores normales de temperatura con recuperación del animal, o bien disminuir por debajo del animal poco antes de la muerte del animal.

* Descarga nasal y ocular sero-mucopurulenta, que puede llegar a formar costras que obliteran los orificios nasales o pegar los párpados.

* Bronconeumonía y alteraciones respiratorias con disnea y estornudos.

* Inflamación de la mucosa gastrointestinal causante de diarreas no hemorrágicas, anorexia y emaciación.

* Abortos.

La muerte suele ocurrir en 5-10 días, encontrándose en la necropsia lesiones principalmente en:

- Aparato digestivo, con inflamación y necrosis en boca, faringe y tracto gastrointestinal.

- Aparato respiratorio, con petequias y erosiones en mucosa nasal, cornetes, laringe y tráquea, pleuritis e hidrotórax.

- Linfadenitis y bazo congestivo, ligeramente aumentado de tamaño.

También se encuentra la forma subaguda o crónica, en la que la enfermedad se desarrolla durante 10-15 días, con neumonía y otros síntomas inespecíficos.

 

Documento completo: https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/temas/sanidad-animal-higiene-ganadera/pprfichaenfermedad_tcm30-111347.pdf 

La peste de los pequeños rumiantes es una enfermedad altamente contagiosa causada por el virus de la peste de los pequeños rumiantes. Después de la erradicación exitosa del virus de la peste bovina, la FAO y la OIE lanzaron un programa para controlar y erradicar esta enfermedad. La peste de los pequeños rumiantes está hoy presente en muchos países tropicales donde el mantenimiento de la cadena de frío para el transporte de muestras es una de las principales barreras para el procesamiento oportuno. En este sentido, el transporte de muestras en papel de filtro es un método simple y rentable, sin embargo, se requiere validación y optimización para adaptar completamente este enfoque.

Por esa razón, se ha realizado un estudio cuyo objetivo fue evaluar y validar el uso de papel de filtro en el diagnóstico serológico de la peste de los pequeños rumiantes. Tras varias muestran y la validación de las analizadas con la técnica Elisa, los resultados demuestran que los papeles de filtro son un método de transporte aceptable y rentable de muestras de sangre total para su uso posterior en el análisis serológico.

Un artículo sobre este estudio se ha publicado en la revista Small Ruminant Research y está firmado por los siguientes autores: Emeli Torsson, Muhammad Abubakar, Karin Alvasen, Shumaila Manzoor, Nils Roos, Tebogo Kgotlele, Aamer Bin Zahur, Gerald Misinzo, Mikael Berg y Jonas Johansson Wensman.

Página 1 de 2

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder